¿Confesar nuestros propios pecados?

Queridos amigos, nos volvemos a juntar pero esta vez para conversar algo profundo, mis amigos hace unas semanas me dieron una tarjeta amarilla, en la que estaban escritas 11 preguntas a responder, básadas según dice en la misma tarjeta en Proverbios 27:17, (que habla sobre la amistad sincera), sobre conversaciones serias, y la confesión de pecados, dentro de las 11 preguntas, hablaban del testimonio, pecados sexuales, integridad, la honorabilidad, comprensión, habitos, ira, enojo, entre otros tantas preguntas que me hicieron pensar y ponerme a estudiar al respecto, mis amigos, es bueno y como decía un gran hombre hace muchos siglos: «Richard Baxter», la confesión de pecados es para arrepentimiento, de lo contrario, de nada sirve, (me lo van a decir a mi).

Todo un grupo de pastores y líderes de iglesias acordaron humillarse solemnemente, pero se hicieron una pregunta ¿cómo humillarnos sin una clara confesión de pecados? Se trataba principalmente de la confesión de nuestros propios pecados. ¿Quién se puede ofender con nosotros por confesar nuestros propios pecados y asumir la culpa y la verguenza de ellos según el dictado de nuestras conciencias?

Cuando el pecado es evidente ante los ojos del mundo, es inútil intentar esconderlo; todo intento de hacerlo solo aumenta y agrava la verguenza.

La libre confesión es la condición para la plena remisión; cuando el pecado es público, la confesión también debe serlo.  El pecado sin perdonar no admite ni descanso ni prosperidad, por mucho que nos esforcemos en taparlo; tarde o temprano nuestro pecado se descubrirá. El fin de la confesión es reconocer el pecado, asumiendo la verguenza que supone; y si es verdad que «el que […] confiesa y se aparta [de sus pecados] alcanzará misericordia», no resulta sorprendente que «el que encubre sus pecados no prosperará» (Proverbios 28:13). Si somos tan remilgados que nos cuesta confesar nuestros pecados, Dios tendrá que plasmarlos por nosotros. O nos llevará a confesar por conciencia o su juicio proclamará nuestra iniquidad ante el mundo.

Demasiados que han emprendido la obra del minsiterio se obstinan en el interés personal, la negligencia, el orgullo, la egolatría, la vanidad, la manipulación entre otros pecados, de manera que nos vemos obligados a amonestarlos. Si viéramos que los tales se presentaran a reformarse sin esta reprensión, de buena gana evitaríamos hablar de sus faltas. Pero cuando la amonestación resulta tan ineficaz que se ofenden más por ella que por el pecado en sí, y prefieren que dejemos de reprenderlos en lugar de dejar ellos de pecar.

Aquí te escribo un ejemplo que será esclarecedor, Si miles de persons estubiesen en un barco que se estubiese hundiendo, y los que debían baldear o cerrar las entradas, estubiesen jugando o dormidos, e incluso buscando su provecho en perjuicio de todos los demás, ¿acaso no los despertarías a su labor, animándolos a trabajar por sus vidas? Y si usaras un tono perentorio o importuno con los perezosos, ¿acaso tendrías por cuerdo a aquel que se ofendiera, acusándote de orgullo, arrogancia, o falta de educación porque presumieras hablar francamente con tus colegas, o que te dijeran que menoscabas su reputación? ¿No le responderías más bien, «Hay que trabajar o todos moriremos. El barco se hunde, !y tú hablas de tu reputación! ¿Acaso prefieres correr peligro a ser reprendido por tu torpeza?». Hermanos en este caso hay que hacer la obra de Dios. Las almas no deben perderse mientras te ocupas de tus negocios y placeres mundanos, descansando o riñendo con tus hermanos. Tampoco debemos guardar silencio mientras tú ayudas a la gente a condenarse.

Por ello mis amigos, si eres médico y estas en medio de una epidemia de la peste y duermes o tus intereses personales son más importantes que el salvar vidas, desde este blog hablaremos, porque me llamó a decir la verdad a cualquier precio, por ellos los milagros no se venden ni siquiera para levantar un ministerio, por ellos levantaremos nuestra mano al oponernos de engañar a la gente diciendo que Dios quiere hacerte rico, de que tu necesidad es primero y de que tiene que recibir lo que pides porque eso lo ha prometido, seguiremos orando por ese carro que quieres o por el marido que buscas, vemos muchas veces por interes que desde el pulpito dicen cosas que agradan a la gente, pero si estudias tu Biblia te daras cuenta de que la otra parte o las condiciones para obtener el milagro no te la enseñan y vivimos engañados, pero por ellos hay aún hombres y mujeres que debemos levantar nuestra mano para decir y enseñar la verdad. A muchos no les va a gustar, o se arrepienten y no tendremos palabras que decir o seguiremos mientras existan personas que llevan a nuestros hermanos al precipicio del infierno. nos quedaremos con menos amigos, pero dime ¿a quién quieres agradar?. Pero igualmente nos arrepentimos de nuestros pecados, luchando cada día por caminar en la misma senda que nos enseña la Palabra de Dios, díficil camino, porque hay que dejar cosas que nos gustaría repetir,  el que diga que es fácil que me mande la receta.

Aqui quiero hacerles unas preguntas ¿Acaso no es el deber incuestinable de pastores, el emprender la labor de instruir a todos los que tiene a su cargo?, ¿Crees que la santa sabiduría lo negará? ¿Acaso el celo por las cosas de Dios, o el deleite de su servicio, o el amor por las almas lo negaran?.

Hay que enseñar a la gente los principoios de la fe, y los asuntos más necesarios para la salvación; de esto no cabe duda. Espero que estemos de acuerdo en que hay que enseñárselo de la manera más edificante y provechosa. No cabe duda que debemos desempeñar esta gran labor con todas las personas posibles. Por ellos amigos pastores, maestros, profetas, evangelistas, líderes de iglesias, en el nombre de Cristo, y por el amor de su Iglesia y las almas inmortales que el Padre nos ha entregado, les ruego que emprendamos esta labor de manera eficaz. He visto hace años que si cumplimos nuestra encomienda, el Espíritu Santo tocará corazones y expulsará la ignorancia reinante; quebrantará corazones endurecidos de los pecadores; responderá a sus vanas objeciones y quitará sus prejuicios; reconciliará sus corazones con los pastores fieles y hará eficaz la predicación, haciendo que la verdadera piedad sea mucho más común que antes, mi amigo con todo esto le aseguro que demoleremos el reino de las tinieblas porque todos serán conocedores de la Palabra de Dios, empezando a compartir de familia en familia de casa en casa y al final de año a toda la congregación, las cual le aseguro que ninguna familia rechazará recibirlo en el ceno de su hogar, si alguno se excusa de recibirte, no importa, solamente que no sea por culpa de los pastores o maestros, pero mi amigo pastor si aún así rechazan tu ayuda, que no sea excusa de prestársela a los que la aceptan de buen grado, preparando estudios sencillos desde el principo hasta que conozcan la Palabra y como a los niños desde lo básico hasta lo más profundo, formando dicípulos que se conviertan en maestros, evangelistas, pastores, que hagan la obra del ministerio desde sus casas y asi hasta la eternidad.

Hay una exhortación escrita hace cientos de años en Westminter que hoy es mucho más válida: «Es el deber del pastor no solamente enseñar a las personas a su cargo, amonestárlas, exhortarlas, corregirlas, consolarlas y amarlas en todo momento».

Bueno amigos los dejo, aquí, solamente un pensamiento, si tu pastor, profeta, maestro, lider de alguna iglesia, no te ha gustado lo que escribo, lo siento perdóname, pero no puedo callar lo que siente mi corazón cuando veo y escucho el sufrir de hermanos que reciben una enseñanza diferente y deficiente a la que esta escrita en la Biblia y que son tratados como cristianos de segunda clase, cuando pastores ni la Biblia leen y que sus predicas del domingo terminan hablando de su vida, contando chistes, y sobre todo de todos los muertos que resucitaron y siempre en otra iglesia, es tiempo de clamar al cielo y arrepentirse, y hacer la obra para la cual fuimos llamados, cada uno en el lugar donde se encuentra, por ello ¿A qué fuiste llamado? y ¿estas haciendo la obras para la cuál Dios te llamó? o simplemente te metiste para decir que eres lo que no eres.

Nos vemos, seguimos, quizás siendo menos, pero sabe, mucho de lo que se escribió aquí, fue dicho hace más de 500 años, y la iglesia de Jesucristo, sigue viviendo los mismos problemas, pero de uno en uno, ¿estas usted dispuesto a hacer la diferencia, o solamente seguir por la puerta ancha?, bendiciones y nos vemos mañana, domingo, tengo servicio a las 9 de la mañana y de allí a la 1:30 voy camino a mi congregación para el servicio de las 2 de la tarde, alabaremos a Dios, luego por la tarde celebraremos el cumpleaños de mi hijo, ya cumple 10, felicidades, aunque me levanatrá temprano porque quiere desayunar en el McDonnals, para gustos se rompen géneros.

Ya por la tarde, con un buen capuchino Starbucks, (sin ca..fé es imposible agradar a Dios) un pastelito de chocolate, nos sentaremos Biblia en mano, es volver a ver y escuchar lo que se predicó, tomar nuestro iPad y hacer nuestro buen devocional y una preparación de algún post con lo que escuchamos, quizás nos puedas acompañar, te estaremos esperando, bendiciones y buenas noches.

¿Cómo es Dios? ¿Tú lo sabes?

Regresamos, mi amigo ahora agarre su Biblia, tenemos tiempo para leer y aprender un poco más, nos dieron en el trabajo, vacaciones obligatorias, por lo que nos dedicamos a estudiar, leer, mirar y escuchar, por lo que prepárese porque seguimos, ¿Usted sabe cómo es Dios? muchos dirán, !claro! como estamos espirituales, diremos, es el que me perdonó todos mis pecados, y me ha dado vida eterna, El es el que va a cumplir todas mis oraciones, es el que quiere traer paz a mi vida, y porque abrira todas las puertas, y me concedera las peticiones de mi corazón, es el que desea que todo me salga bien, sanará mis heridas, me hará prospero y cubrira todas mis necesidades, bueno mi hermanito y hermanita, si usted piensa así, es media verdad, pero tengo que decirle que se va a decepcionar, no es tan así como se lo han enseñado y a usted le a gustado creer, pero mis amigos, la Biblia dice otras cosas que es necesario que usted aprenda, ojo si tiene dudas, corra a su pastor, profeta, maestro, y preguntéle al respecto, pero si quiere leer le propongo un libro Cara a cara con Su majestad de John Macarthur.

Voltaire, el agnóstico francés, dijo cierta vez, irónicamente, que Dios creó al hombre a Su propia imagen y el hombre le devolvió el favor. «No sólo esto es típico de los hombres impíos», escribe un autor de comentarios, «sino que también muchos cristianos a menudo son culpables del mismo error». Por ser seres finitos, tenemos la tendencia de percibir el infinito a la luz de nuestras propias limitaciones. Aun la Escritura misma presenta la verdad en un lenguaje y pensamientos que se acomodan al entendimiento humano.

Pero aun cuando se nos dirija en esa forma, la Biblia también nos anima a ir más allá de nuestras limitaciones y tener pensamientos exaltados sobre Dios. «Es absolutamente esencial que nuestras ideas sobre Dios sean lo más exactas posibles con lo que El es en realidad. En lugar de ello, a menudo ponemos a Dios en una especie de caja -¡y la nuestra es increíblemente pequeña!-. Tenemos la tendencia de dejar que nuestra cultura, en lugar de nuestro Dios, determine nuestros valores. Estos valores influencian nuestros pensamientos acerca de Dios, y dan forma a la manera en que nos relacionamos con El en nuestra experiencia diaria» (Gregg Cantelmo, «Criminal Concepts of God», Masterpiece Sept./ Oct. 1989, p. 5).

La única manera de saber cómo es Dios, es descubrir lo que Él ha revelado acerca de Sí mismo en las Escrituras. La revelación de la naturaleza de Dios tiene distintas categorías de atributos, los cuales son definiciones de Su carácter. ¿Qué dice la Escritura acerca de Dios? Para empezar, en el sentido más amplio de la palabra, Él es incomprensible. Zofar expresó este hecho verdadero en su réplica errónea dirigida a Job: «¿Descubrirás tú las profundidades de Dios? ¿Alcanzarás el límite de la perfección del Todopoderoso? Es más alta que los cielos; ¿qué harás? Es más profunda que el Seol; ¿cómo la conocerás? Su dimensión es más extensa que la tierra, y más ancha que el mar. Si él pasa, y aprisiona, y llama a juicio, ¿Quién podrá contrarrestarle?» (Job 11:7-10). David lo dijo de esta manera: «Grande es Jehová, y digno de suprema alabanza, y su grandeza es inescrutable» (Sal. 145:3). Dios es infinito -y no hay para Él fin. Saber cómo es Dios es fundamental para conocer Su Persona; y conocerle es la esencia de la vida cristiana. El Apóstol Juan escribió: «Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado» (Jn. 17:3). Cuando la mayoría de la gente oye el término vida eterna, piensan en una vida que dura para siempre. Sin embargo, la Escritura afirma que más que eso, se trata de una calidad especial de vida para aquel que conoce a Dios. Trágicamente, muchos creyentes de hoy día tienen puesto su afecto en las cosas temporales de este mundo, cambiando su gran privilegio de conocer a Dios por las cosas mundanas. Dios mismo reprende esta clase de pensamiento cuando dice: «No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque en estas cosas me complazco, dice Jehová» (Jer. 9:23-24).

¿En qué se deleita el Señor? No en nuestra jactancia de la sabiduría mundana, ni en la habilidad humana, ni en las riquezas materiales. El se deleita en que le conozcamos. Debemos aprender a decir con David: «Oh Dios, mi Dios eres tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, cual tierra seca y árida donde no hay aguas, como te contemplaba en el santuario, para ver tu poder y tu gloria».

Por ello mi amigo y hermano, teniendo en cuenta lo que dijo David, no es cuestión de que Dios nos de el carro de nuestros sueños, ni el dinero, ni siquiera la salud, ni tu iPhone, ni tu iPad, mucho menos tu Mac book Pro con retina display, el viaje o inclusive el hombre o la mujer de tus sueños, es que te deleites, en buscarlo, que todo tu ser anhele encontrarlo, que puedas decir,  me deleito en la presencia de Jehová, no porque te va a hacer o te ha hecho un milagro, sino simplemente porque El es tu Dios, debemos llegar a ese nivel de cristianismo en donde lo único importante es Dios, búscalo, aprende de Su Palabra y sigue los pasos de Jesús, lo demás es lo de menos, y nos vemos pronto, deja un comentario, y sobre todo llega a conocerlo en toda su inmensidad, bendiciones, nos vemos luego.

El intercesor

Amigos empezamos, hoy sábado, temprano, nos levantamos con desgano y buscando un buen café, una donna, no encontramos tiramizu, y nos pusimos a estudiar, tomamos en nuestras manos la separata de Intercesión, y vemos cómo y cuáles son las cualidades de un intercesor, y vamos a hacer un comentario al respecto y la razón básicamente es que siempre escuchamos que ora, pide, ordena, declara, visualiza, en fin siempre es que tenemos la autoridad para hacer esto y aquello, pero muy poco o muy superficialmente tratamos sobre el estado del que ora, la relación que debe tener el intercesor con Dios, el compromiso en su caminar que debe tener el que empieza a pedir, por eso aquí mi hermano veremos justamente eso que desde los pulpitos falta, y es que muchas veces cambiamos el mensaje de arrepientete por el de todo esta bien, entonces vamos a darle una miradita a la Biblia y empecemos, ahora si a usted le intereso el post, escríbanos un comentario, gracias.

Todo intercesor tiene que negarse a sí mismo, negar su yo y la voluntad propia, pero eso sólo puede lograrse a través del Espíritu Santo, de su fe en Cristo y de permanecer con Jesús. El intercesor da su vida en amor y dolor por el otro; siente misericordia, sufre, llora, gime «Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento» (Mateo 9:13), «Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles» (Romanos 8:26) «Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santo» (Romanos 8:27), el intercesor, debe conocer la voluntad de Dios para los santos y en base a eso es como debemos interceder, muchas veces nuestros propios buenos deseos, nuestro cariño por la persona nos hace pedir de acuerdo a nuestros propios sentimientos, allí es cuando nos equivocamos, debemos conocer la voluntad de Dios (para ello esta la Biblia) y en base a eso orar, porque no es lo que yo quiero, ni lo que creó que es lo mejor para tal o cual persona, sino cuál es la voluntad de Dios en esta situación para dicha persona, allí nuestra oración es cuando es escuchada y respondida.

Requisitos para que la oración del intercesor sea escuchada, 1) Que su relación con Dios sea la base de su vida, 2) Identificarse con la causa de la persona y saber la voluntad de Dios al respecto, sintiendo dolor, sufrimiento por esa causa, 3) Fe. Debemos discernir por qué vamos a interceder y no ponernos a orar a ciegas siguiendo a alguien o lo que es peor orando por cosas que nada tienen que ver con el Reino. Esto trae confusión, debe conocerse, identificarse, sentir amor y dolor pero sobre todo conocer lo que dice Dios al respecto, y cuál es su voluntad y sobre ello orar.

Un intecedor debe

1) Permanecr en la perfecta voluntad de Dios

2) Mantener una comunión profunda con Jesús

3) Ser santo como Jesús es santo

4) Morir al yo, diariamente

5) Creer y vivir la Palabra de Dios

6) Fe

7) Ayunar

8) Vencer toda influencia del mundo

9) Orar sin cesar

10) Amar a tu prójimo

11) Ser perseverante.

Pero de todos estos puntos el más importante es Permanecer en la perfecta voluntad de Dios, porque allí si cualquiera cosa que pidiereis al Padre en nombre de Jesús, El lo hará.

Nos seguimos comunicando, bendiciones y los dejo por unos momentos, pero seguimos, la intercesión es importante dentro de la vida de la iglesia, pero mis hermanos, el intercesor se acerca a Dios con las manos limpias, para que su pureza sea aún más blanca, cuidese. bye

Alguna vez te has preguntado

Queridos hermanos, nos volvemos a juntar, pero hoy no traigo ni respuestas, ni afirmaciones, hoy vamos a empezar a hacernos preguntas, no sé si usted se las ha hecho y no esa pregunta de ¿me sacaré la loteria el sábado? no, allía vamos mal, porque no tengo la respuesta y si la tubiera no se la doy ni loco, porque yo ya tendría el boleto con los números y me voy a España con el dinero, en fin seguimos, sientése tranquilito, y vea si estas preguntas son iguales o se parecen a las que aquí escribo, no leo la mente, ni siquiera el períodico, por lo que cualquier parecido es pura coincidencia.

Empecemos, ¿Cuáles son las buenas nuevas de Dios?, ¿Cómo es Dios? ¿Cómo puede enviar Dios a las personas al infierno, no qué es amor? ¿Porqué los hombres rechazan a Dios y a su Hijo, Jesucristo? ¿Por qué hay religiones falsas e idolos? ¿Porqué existe el odio, la venganza, el egoismo, la maldad? ¿Cuán malvado es el hombre? ¿Cómo puede una persona saber que es pecador? ¿Cuál es la importancia para el cristiano la muerte y resurrección de Jesús? ¿Qué tan importante es la obediencia a la Palabra de Dios? ¿Cuál es la relación del cristiano con el pecado? ¿Por qué existe el sufrimiento? ¿Qué tan segura es la salvación del creyente? ¿Qué es la libertad verdadera? ¿Qué tan importante es la unidad en la iglesia? ¿Qué es el amor verdadero? ¿Cambiará el mundo? ¿Llegaremos todos a ser salvos? ¿Cómo puedo llegar a ser un verdadero cristiano? ¿Es mi caminar de acuerdo a lo que dicta Dios? ¿Qué me impide seguir a Cristo? ¿Por qué me es tan díficil cambiar?.

Mi amigo, si alguna de estas preguntas, han pasado por tu mente, bueno, vamos a empezar un estudio el día de mañana, aquí no te pediremos el diezmo, ni al orar por ti te tiraremos al suelo una y otra vez, ni mucho menos te diremos que vas a ser rico, ni millonario, ni que vas a tener el carro de tus sueños, ni mucho menos te diremos que harás realidad tus sueños postumos de tener una casa que te la va a quitar el banco porque no pagas y porque con engaños se consiguió, no, te diré la verdad, tal cual fue escrita y llegó a nosotros, pero no se si hiciste la tarea que te di hace unos cuantos post, aquí te la doy nuevamente, ¿qué significa y qué vas a hacer? cuando se dice «tu y yo leemos la Biblia de tarde y mañana, más tu lees lo que dice y yo leo lo que calla» meditalo, busca la respuesta y nos vemos mañana para empezar nuestros estudios, bendiciones y preparese mañana un café Starbucks (ya le voy a pedir regalias por hacerle tanta propaganda), en fin no creo que se entere, y si se entera, se harán los locos, nos vemos.

La intersecion que agrada a Dios (2da parte)

Queridos amigos continúamos, tubimos que dividirlo en dos partes, porque en una sola era demasiado larga y se nos pueden dormir, por lo tanto continúamos (si es que aún esta por allí).

Yo se también que Dios en su misericordia hace unos milagros que nos deja con la boca abierta, pero su palabra es muy clara «Si haces todo lo que hoy te mando, todas estas bendiciones vendran sobre ti» ojo «Todo», y lo repetimos una vez más «Todo», entonces la cuestión es primero que usted verdaderamente conozca a Dios, eso mi querido amigo le dajara con mas preguntas que respuestas, y sabe porqué, porque ya no ira tras los milagros, como muchas veces viene al templo a ver que milagrito le cae hoy, o como dicen trae tu diezmo y siembra y se te tiene que hacer, ahora tengo otra preguntita, digamos que yo no estoy caminando bien con Dios, pero doy mi diezmo, ¿me hará mi milagro el Señor?, entonces mi hermnito y amigo, primero es hacer la voluntad de Dios escrita en su Palabra y luego conversamos de lo otro, porque si usted conoce a Dios, todo lo que va a pedir de alli en adelante, siempre sera lo que Dios quiere para usted, ya no le importara hacerse millonario, ni comprarse el carro último modelo, ni la TV de 90 pulgadas para el partido del domingo, ni sacarse un pasaje para las Olimpiadas, todo lo que pida sera de acuerdo a la voluntad de Dios y sobre todo al Espiritu Santo que mora en usted y ya no sera usted sino Cristo que viven dentro suyo, pero primero, antes de todo el laberinto de cosas que vamos haciendo, es necesario conocer a Dios, saber de El y sobre todo llegar a la estatura del varón perfecto que es Cristo, y ahora mi amigo, qué hacemos para continuar en la interseción, primero conocer a Dios y luego haremos su voluntad. Y ojo quiero dejar claro algo, yo creo en la interseción, debemos orar por nuestro pueblo, por las necesidades de cada uno de nuestros hermanos, por aquellos que recien llegan y se incorporan a la iglesia, por los nuevos, que muchas veces ni nos acordamos de ellos, (ojo esto hay que rectificar) pero debe existir un orden, primero los intersesores deben estar en el mismo canal que el Espíritu Santo, para que al pedir sea de acuerdo a la voluntad de Dios, y allí se hará, porque lo que pides es lo que Dios ha puesto en tu corazón.

Bueno seguimos, mis queridos hermanos y amigos (si hay alguno que queda por alli, despues de leer esto) nosotros somos esclavos por amor, y el esclavo no tiene ningun derecho, para pedir primero es reconocer y actuar como tal. Ahora sé que mas de uno me va  a salir con algún texto biblico, bueno yo tengo aqui uno que he sacado del folleto, lo encontrara en Santiago 4:3 que a la letra dice «Pedis y no recibis, porque pedis mal» y alli lo dejamos, suena bien, tremendamente biblico y sobre todo: no !ya con esta la hicimos!, vamos a pedir bien, y sacamos nuestra lista de navidad, parecemos a los niños, como mis hijos que ya me entregaron una lista para los regalos de navidad, (y estamos en Junio, imagínese como estará para Diciembre) y parece que van a poner una tienda en la pulga, pero no mi amigo, vamos a escudriñar la Palabra de Dios de una manera sencilla y fácil, vamos a leer unos versículos antes y unos después, leamos desde Santiago 4:1-8 y saque un pañuelo, porque vamos a moquear de las cosas que nos han enseñado y que hoy vamos a descubrir que no eran tan ciertas, la Biblia no es para agarrar un  versiculo y hacer lo que se quiera con él, no, por ello es un todo, cada versículo tiene una relación con los anteriores y posteriores e inclusive con libros dentro del Nuevo y Antiguo Testamento por eso es Palabra viva y eficaz en todo tiempo, pero bueno ahora por favor tomémonos un pequeño tiempo y leamos estos 8 versiculos que a la letra dicen asi,  «¿De donde vienen las guerras y los pleitos entre vosortros? ¿No es de vuerstras pasiones, la cuales combaten en vuestros miembros? Codiciais, y no teneis; matais y ardeis de envidia, y no podeis alcanzar; combatis y luchais, pero no teneis lo que deseais, porque no pedis. Pedis, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. !Oh almas adulteras! No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye en enemigo de Dios. ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamene? Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes. Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y el se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones» Bueno mi hermano si nos ponemos a estudiar estos versículos uno por uno y lo detallamos, nos llega el servicio del domingo y no acabamos, pero vamos a tomar algunos puntos importantes de lo que tiene relación con nuestro tema de interseción, primero mire a quienes les esta hablando, hay pleitos entre vosotros, a sea habla a los de adentro, no al mundo, o sea es a nosotros, que hemos metido al mundo a la iglesia de Jesucristo, tenemos pleitos y ofensas, de palabra y obra, tranzamos como buenos, nos aprovechamos de los demás, pero fijese son por nuestras pasiones que aún no hemos podido refrenar, aún estamos presos, estamos llenos de enviadias, orgullo, odio, rencor, venganza, vanidad, egolatría (y encima cree usted que después de decirnos el Señor como somos, tenemos el descaro de pedir, y claro que pedimos mal, o usted cree que después de tranzar a alguien llegamos a casa y nos arrodillamos y pedimos bendición para nuestro trabajo, para nuestros hijos, prosperidad, salud, que nos bendiga en gran forma y salimos contentos porque Dios tiene que constestar nuestra oración, mi amigo, hay que ser cara dura) y luego nos dice que no tenemos porque no pedimos, y cuando pedimos, pedimos mal, y aqui es donde justamente vienen los pastores, profetas, evangelistas, maestros y nos ayudan a pedir bien, pero mi amigo, como vamos a pedir bien si aún no hemos quitado todo lo anterior, nos dice que no recibimos porque es para nuestro deleite, o sea el carro del año, el viaje, la universidad, ropa, tu nuevo iPhone5, tu iPad3, en fin, entre tantas cosas, como una vida licensiosa, y nos repiten una y otra vez que debemos de pedir bien, y hasta nos enseñan a hacer nuestra propia lista y ser específicos hasta el color del carro y la marca, o sea que pedimos salud, prosperidad, bienestar, trabajo, carro para la familia y cubrir todas nuestras necesidades y poder dar el diezmo, bueno mi amigo sigamos leyendo: almas adulteras la amistad con el mundo, o sea seguimos en lo mismo, nuestros pleitos, nuestras envidias, nuestros odios y rencores, no han cambiado porque seguimos siendo adulteros, si cambiamos a Dios apenas recibimos el milagro (¿será de Dios?) por lo que verdaderamente nos gusta es la amistad del mundo y todos felices, pero seguimos pidiendo mal, el pedir de acuerdo a la voluntad de Dios, es que se nos quite lo vanidosos, lo mentirosos, lo amargados, lo enojón, entre otras miles de cosas que si las escribo derrepente quieren mandarme al profesor Jirafales para que no escriba obsenidades, pero mis hermanos, pedimos mal porque somos malos, entonces tenemos que rectificar, dar vuelta a la moneda y vivir de acuerdo a las normas de Dios y alli si pediremos bien, porque al estar llenos del Espiritu Santo nuestros objetivos ya no seran los mismos o por lo menos serán en base a la voluntad de Dios.

Aqui me voy a saltar un poquito a esos que les encanta libreación, y dar de brincos, «resistid al diablo y huirá de vosotros» ojo «resistid», vuelvalo a leer «resistid» no dice, salte, no dice atalo, ni declara que huya, ni mucho menos saca las maracas y pisale la cabeza al diablo, ya les dejo un video al respecto, no «resistid», ¿conqué? con la Palabra de Dios en tu boca, en tu vida y en tus actos, resistid, eso significa que no lo vas a agarrar a cachetadas, simplemente con La Palabra, como dijo Jesús «escrito esta, escrito esta y escrito esta» y huirá de vosotros, ahora se también que dijo «este solo sale con ayuno y oración» pero es un caso especial, los demás con resistid y huirá, tengo aquí una preguntita: desde la última vez que saltaron, gritaron, le pisaron la cabeza al diablo, ¿se solucionaron los problemass, se fueron los demonios, huyó Satanás?, entonces ¿qué pasó?, lo mejor es que guardemos las maracas, el penacho de guru y empecemos a conocer a Dios y a nuestra Biblia, alli esta todo, pero les voy a dejar ar un pensamiento de alguien que no recuerdo quien fue, «todos leemos la Biblia de tarde y mañana, pero tu lees lo que dice, más yo leo lo que calla» esta es su tarea de la semana o del mes, cuando la entienda y busque del Espiritu Santo para poder leer la Biblia, la va a entender.

Y bueno aqui nos quedamos creo que salio mas extenso de lo deseado y se me viene acabando el tintero para los próximos, pero amigos, hermanos en Cristo por el amor que le tenemos y debemos tener a Dios, es necesario que lo conozcamos, es necesario entender la Biblia en su totalidad, es bueno leerla, es bueno aprenderla y quizás sea bueno saberla de memoria, pero sabe mi querido hermano y hermana, es mejor que usted pida revelacion al Espiritu Santo para poder entenderla y ponerla por obra, todo es bueno, pero luchar por vivir como nos lo ordena Jesús, es mucho mejor, aunque mucho mas dificil, porque si nuestro diario vivir es fácil, no creo que caminemos hacia la puerta angosta que es dificil de hallar, y nos seguimos comunicando, aunque no se si volveran por aqui, yo seguire, a eso me mandó, quizás me quede sin amigos, pero como dice la Biblia con respecto a los que se fueron «nunca fueron de nosotros» pues si me quedo sin amigos «es que nunca lo fueron» y seguir, total, ¿a donde puedo ir?, en fin a tiempo y fuera de tiempo, predicad la verdad a toda criatura, bendiciones.

¿Tiene una regla a la mano?

Bueno mi amigo vamos a hablar de medidas, por lo tanto, busque en su armario, un centímetro, o una regla, o un metro, si no hay nada, busque entre las mochilas de sus hijos, me imagino que encontrará una reglita, necesitamos ello, para el tema de hoy, le aseguro que le va a dejar pensando, por lo cual primero para empezar, un buen café, si ya tomó demasiados por hoy, empiece con un Jamba Juice y si encuentra un pastelito, invite, porque volvi de cabeza mi cocina y no encontré ni siquiera una galletita, en fin con hambre seguimos.

«Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó» (Efesios 2:4)

La mejor vara de medir el amor en la vida de un cristiano puede ser el perdón. Es porque Dios nos demostró su amor desde el punto de vista del perdón. La Biblia pudo habernos enseñado que de tal manera amó Dios al mundo que ha hecho flores o árboles o montañas. Pero ella enseña que «de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna» (Juan 3:16). El dio a su Hijo para perdonarnos. Eso muestra sin dudas el amor de Dios más que las flores, los árboles o las montañas.

Entonces mi amigo, si usted cree, ya la hizo, pero tengo una pregunta ¿qué significa creer? porque hasta los demonios creen, entonces, el creer viene con algo más, todo aquel que cree en Jesús, está haciendo su voluntad (ojo la voluntad de Jesús), allí es la diferencia, muchos creen, pero no todos son sus discípulos, muchos dicen creer, y van los domingos al templo, pero de allí no pasan, cuando ven el costo, cuando sacan cuentas, cuando ven el compromiso, prefieren seguir siendo visitantes y pertenecer a la multitud, pero no convertirse en discípulos. El discípulo, cree, entiende lo que significa que el Padre haya dado a su unico Hijo para el perdón de nuestros pecados, y eso se llama amor.

Ahora si, saque su reglita de juguete, o su metro, o simplemente su Biblia, y mida su amor. Pregúntese; ¿Amo? Si no ama, no es de Dios, porque los hijos de Dios aman a los demás (1 Juan 4:7-8). ¿Cómo puede saber si usted se caracteriza por el amor? Pregúntese: ¿Estoy enojado con alguien por algo que me hizo? ¿A menudo  me enojo con los demás, ya sea que exprese o no mi enojo? ¿Hablo de los demás lo que no debo hablar? ¿Si alguien no piensa igual que yo, me enojo y no escucho? ¿Siempre quiero hacer lo que yo pienso, sin pensar que otros tienen opiniones diferentes? ¿Verdaderamente he dejado todo aquello que digo que he dejado, o me molesto cuando alguien me reclama mi proceder?, Esas son las características de su antigua manera de vivir; características de las que debe librarse a fin de amar y perdonar a los demás.

Bueno amigos, los dejo pensando, ya regresamos, pero, en su lugar secreto, en ese sitio en donde usted y Dios se encuentran solos, hagase las preguntas y tiene dos opciones, seguir como hasta hoy o cambiar, arrepentirse, pedir perdón a Dios y levantarse y seguir adelante convertido en un discípulo de Jesucristo, bendiciones y nos seguimos viendo. Lo espero.

¿Conocemos la voz de Dios?

Queridos amigos, ya nos vamos a meter en problemas, pero ni modo me encanta el pleito, le pido mis queridos hermanos que tenga su Biblia a la mano, porque deseo no solamente que usted lea los versículos que aquí trataremos, sino que pida revelación y pueda seguirnos en esta pequeña conversación que haremos, como siempre, preparese una jarra de café, para que no nos quedemos dormidos, en mi caminar he escuchado a mucha gente esa frase celebre (recuerde siempre que tengo miles de palabras celebres y poco a poco ire escribiendolas aquí), «Dios me dijo» cada vez que escucho esto dicho, por líderes, pastores o profetas, realmente me da miedo, siento escalosfrios, porque muchas veces son cosas que se alejan de la Palabra de Dios, pero como suena bien, es en beneficio de algo, o simplemente me da buena imagen ante el resto de la congregación, pues muy alegremente se suelta lo que alguien siente.

Para muestra un botón, me invitaron a llevar la palabra en una iglesia y terminando la alabanza una señora se levanto y acercándose al microfóno dijo: «Asi dice el Señor: que todas las mujeres vengan el próximo domingo de rojo, porque el rojo representa la sangre de Cristo, Asi dice el Señor» !Aleluya!, me jale los pelos porque todos en la congregación gritaron a una voz: !Amen!, y el siguiente domingo, me imagino que ya sabe como vinieron al servicio, Si, aunque usted no lo crea !de rojo!, a pesar de conversar con el pastor, él estaba contento con su profeta. Bueno mis amigos, asi estan las cosas, muchas veces nuestros oídos no saben o no estan preparados o asumen, o creen que Dios nos habla, pero la pregunta en cuestión es ¿verdaderamente conocemos la voz de Dios?, Si usted dice que: si conoce la voz de Dios, viene mi repregunta ¿porqué cree usted eso? ¿Cuál cree usted que es la diferenia con otras voces? ¿Cómo puede estar seguro de que es la voz de Dios? ¿Cómo puede estar seguro de que Dios habla hoy?, interesantes preguntas, si usted en algún momento ha dicho la frase celebre tratada aquí, ¿podría responderse estas preguntas aqui expuestas?

Le voy a contar otra historia que esta sacada de la Biblia, Satanás desde el principio ha querido reemplazar la voz de Dios, sino recuerde lo que pasó en el Edén, fue Satanás quien engaño a la mujer con ciertas palabras que parecían medio inocentes, pero que hicieron que pecaran y empezara todo lo que usted y yo hasta hoy vivimos. Entonces mi amigo vamos a ver que hay en la Palabra de Dios que nos muestre que Satanas quiere tener la atención de la gente, y que su respuesta, sea cualquiera, menos seguir a Cristo.

«Porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quién devorar» (1 Pedro 5:8) Debe darse cuenta de esto, Satanás anda por todo lugar buscando a quien destruir, engañando, le promete cosas que parecen buenas y que son dulces a nuestros oídos y a nuestro corazón, para poderlos destruir y que al final del tiempo pasen la eternidad en el infierno.

Pero usted dirá, mi amigo con todo lo que viene haciendo Satanás ¿qué está haciendo Dios?, bueno mi amigo, le voy a dar muchas respuestas que han sido generadas por enseñanzas que nosotros líderes, pastores, maestros y demás estamos pidiendole a Dios, esta muy ocupado haciendo los milagros que le pide la gente, buscando el carro o el marido que le pidio una hermana, buscando trabajo para algún hermanito, cumpliendo los deseos de tu corazón o de algún otro cristiano o esperando que algún pastor le cuente hasta tres para descender en alguna congregación para hacer los milagros que le pide el evangelista. No mi hermano, no, «Y el Señor hara oír la majestad de su voz» (Isaías 30:30) desde el principio de todo Dios ha estado hablando al hombre.

En Génesis 3:8 «Y oyeron la voz de Jehová, Dios» o en Génesis 3:10 «Oí tu voz en el huerto». si usted se da una vuelta y mira la vida de Abraham, Moises, Caleb, Josue, Samuel, David, en cada caso usted encontrará la frase «Y Dios dijo», entonces siempre Dios hizo oír su voz. Recuerda mi querido amigo que la Biblia dice: «Y las ovejan oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre y las saca, Y cuando ha sacado afuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Más al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de extraños» (Juan 10:3-5). Juan 18:37 dice: «Todo aquel que es de la verdad oye mi voz»

Aqui nos vamos a detener un momento, mire mi hermano el mensaje es bien claro, pero cada uno o cada líder le da una interpretación diferente, nosotros decimos y lo gritamos «nosotros somos de Cristo» y todos deberían decir WOW WOW que tremendo, pero sabe mi hermano no necesariamente es así, usted y yo siempe decimos que no somos tan malos como…., o decimos que siempre estamos en victoria, que estamos a los pies de Cristo, que todos en la congregación somos uno en Cristo ¿seguro? ¿si?, y de ¿de qué sabor quiere su raspado? Recuerde bien, mi amigo, El nos conoce por nombre, y nos llama porque sabe que somos de su rebaño, entonces una de las condiciones para que Dios nos hable es saber y ser de su rebaño, o sea haciendo su voluntad.

Bueno aquí empieza el problema, porque al creernos eso, o al hacernos creer eso, y es que muchas veces los cristianos nos comemos todo lo que nos dicen, siempre y cuando venga del pulpito, no nos ponemos a comparar lo que nos dicen con la Biblia y por lo tanto asumimos que las cosas son asi, que puedes pedir y se te dara, que tocas y se te abrira, que simplemente declaralo y se hara, ata o desata y todo se hara como tu dices, y muchas veces y estoy de acuerdo con ello tienen apoyo bíblico, pero sacamos las cosas de contexto, o sea no leen lo escrito en la Palabra de Dios antes o después de lo que utilizamos para apoyarnos o no leemos una concordacia que nos lleva a otros lados de la Biblia. «Toca y se te abrirá» ¿si?, ¿porqué? por tu linda cara de  espiritualoide, no, porque en la Biblia dice que sus ovejas, o sea los que pertenecen a su rebaño, o sea los que estan haciendo su voluntad (ojo la voluntad de Dios), a ellos se les abrira las puertas, pero para seguirlo. Y El caminara delante de nosotros y seguiremos sus huellas, haciendo lo que El hizó.

Muy facilmente utilizamos la frase «Dios me habló y me dijo:» y lo gritamos, pero muchas veces es para que los demás nos miren como muy espirituales o cuando queremos afirmar algo por conveniencia o porque le sacamos algún provecho a esa frase, muchos de los cuales es por los privilegios que nos dara ese hecho en la congregación, y seguimos ya luego en una competencia y la congregación se llena de espiritualoides que si testificaran de lo que Dios les dijo, nos faltarian horas al servicio para que terminen, desde el gato que me enseño a hablar en lenguas, hasta que cuando Dios me sano de la gripe y me dejo el cancer.

Y ojo mi hermano, yo sé que Dios habla, no me malinterprete, pero hay que enseñar y aprender cuando es de Dios y cuando es de Satanás o cuando somos nosotros que creemos que Dios nos habla y Dios quiera que es por ignorancia y no por malicia. Pero mi amigo sea por lo que sea, cuando no es de Dios, la congregación empieza por confundirse y puede traer más problemas que soluciones, por ello los líderes deben enseñar para que todos puedan entender cuando es que Dios habla.

Ahora sigame, mire usted que cree ¿Cuándo está en pecado, Dios le hablará?, nunca oíra la voz de Dios, justamente porque su pecado le hará cerrar sus oídos a cualqueir cosa que sea arrepentirse, fijese bien y repitamoslo, en pecado usted no querra oír la voz de Dios, y aún así a muchos les sale lo espiritualoides y empiezan a decir y proclamar a quien quiera escucharlos, «Yo he sido lavado con la sangre de Cristo» pero solo usted y Dios saben la verdad. O sea en palabras vulgares y silvestres, Se tiran el Cristo a la espalda y siguen en sus cosas.

Pero también te voy a contar de que cuando estas orando, me ha pasado, escuchas miles de voces, ideas, visiones, trabajo, la comida, los chicos, los pagos y todo lo que pueda sacarte de la comunión que puedas o quieras tener con Dios, y esa mezcla de voces muchas veces hacen que sea dificil discernir cuál es la Palabra de Dios.

Un versículo más, Génesis 3:9-10 «Mas Jehová Dios llamó al hombre y le dijo ¿dónde estas tu? y él respondió, Oí tu voz en el huerto, y tube miedo, porque estaba desnudo y me escondí» Por lo tanto piense en la situación, como usted o como yo sabemos cuando hemos hecho algo malo delante de Dios, tratamos de escondernos, de no orar, de no tener una comunión con Dios, justamente porque sabemos de que al haber hecho algo malo, Dios lo sabe y nos lo dira, creemos que podemos escondernos, como Moises se saco la sandalias porque pisaba tierra santa, debemos sacarnos todo aquello que esta mal de nuestras vidas para poder estar delante de Dios escuchando su voz, entonces no es que «Dios me dijo» sino como esta tu vida para que Dios te hable, y yo sé que en la Biblia habló un burro, aqui te esta escribiendo uno, pero fue en algo puntual, no todos los domingos en medio del servicio. Entonces, mi hermano, Dios habla, pero si dejó a su hijo cuando murio en la cruz por llevar consigo todos los pecados del mundo, entonces a ti y a mi ¿cuándo nos hablará?

Para terminar mi amigo, usted y yo debemos de empezar a dejar nuestras sandalias llenas de pecado o sea arrepentirnos, hacer la voluntad de Dios para poder escuchar su voz, a mas cerca de Dios estemos su voz será más audible, pero también significa que estaremos mucho más limpios de todo pecado y allí con razón y con toda autoridad podrá decir «Asi dice el Señor» o «Dios me dijo» Arrepientete y no peques más.

Bendiciones y nos seguimos comunicando.

For every mountain

Mi amigo aqui te dejo una adoración, escuchala, cierra tus ojos y te daras cuenta de todo lo que Dios ha hecho por ti, bendiciones

Que Dios los bendiga y que ustedes se comprometan con su obra. Aqui les dejo otra versión, mi amigo verdaderamente si entendiesemos, si solamente por una vez nos diesemos cuenta de todo lo que Dios ha hecho por nosotros, seriamos diferentes.

La iglesia de Dios

El honor más grande para todo cristiano es servir a Cristo, servir a la iglesia de Cristo, esto para usted y para mi debe ser lo más importante y todo un honor. Pero mi hermano usted debe empezar por concocer los principios bíblicos para poder hacer esa tarea, ahora para que todos podamos aprender le digo que tenga su Biblia a la mano, de pasada un papel y un lápiz para tomar sus apuntes, yo se que tiene buena memoria, y un excelente sentido de recordar todas las cosas, por lo tanto espero que recuerde donde dejo su Biblia desde el domingo pasado que la llevo a la congregación y tome asiento, tomese un  café y empecemos.

«Edificaré mi iglesia» (Mateo 16:18).

Este punto es importante, mi hermano solo Dios edificará la iglesia, Su iglesia, y nosotros no podemos competir con Dios, ni tampoco darle una ayudadita, nosotros, líderes, evangelistas, pastores y maestros hemos venido incorporando métodos y formas para hacer crecer las iglesias, desde aquellos que quieren repetir el método de tener 12 líderes para que hagan la obra y empezando a reproducirse como si la iglesia de Jesucristo fuera un vulgar y triste negocio, en donde usted tiene doce y esos doce sus doce y esos otros sus doce, y quiere sacar demonios hasta de los armarios, sin entender que lo que debemos de hacer es discípulos y predicar la Palabra a tiempo y fuera de tiempo y que Dios traera a la iglesia a los que serán salvos, y es que muchas veces queremos meter gente a la iglesia a como de lugar, sin interesar que es de Dios y que no lo es, lo importante son los resultados y creemos que en 40 días si nos lo proponemos, podremos hacer hombres y mujeres entregadas a Dios, sin pensar que solo el Espíritu Santo tiene el poder de transformar las vidas de cada uno de nosotros.

«Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre» (Hechos 20:28).

Aqui debemos de entender que el dueño de la iglesia es el Señor y no nosotros, pero muchas veces creemos que es al revés, los pastores o líderes de las congregaciones creemos que somos los dueños de la iglesia y como tal actuamos, damos y ponemos las normas que nosotros queremos y sobre todo lo que se debe y no debe hacerse en medio de la congregación, (con la frase celebre «me lo dijó el Señor», o es que El lo ha puesto en mi corazón y me trajo una paz, sin darse cuenta de que esta en Bolivia), por lo cual debemos entender que nadie solo Jesús es el dueño de la iglesia y que para poder verdaderamente apacentar la grey, debemos conocer las normas escritas en el manual dado a nosotros por el Espíritu Santo, pero un conocimiento real, escudriñando y teniendo los oídos abiertos a la verdad, no a la nuestra, sino a la verdad de Dios para nosotros, por eso vemos que cuando cerramos nuestros oídos y no somos sensibles a escuchar la voz de Dios, tenemos congregaciones estancadas y que no solamente no crecen en número sino sus propios miembros a pesar de los años siguen tomando leche y haciendo tertulias y actividades que nada tiene  que ver con la Palabra de Dios, Parece que se predica la Palabra de Dios pero solo son placevos temporales y palabra que no nutre, y a pesar de los años siguen sin entender los principios del cristianismo. Pero la sordera se hace mas aguda cuando son los líderes quienes cierran sus oídos a la verdad.

«Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra» (Mateo 6:10)

Aquí mi hemano en la iglesia es donde Dios quiere que se haga su voluntad, ojo mi hermano en la iglesia, o sea en usted y en mi, no en el templo, sino en la vida de cada uno de aquellos que nos autoproclamamos cristianos, ¿cómo? bueno aquí empezamos con problemas, Jesús es el verdadero pastor y dejó la Palabra a sus siervos para que la cumpliesen, pero no de una forma llamemosle «como nos convenga y cuando nos convenga». No hay terminos medios o se hace o no se hace, no esto si y aquello no, es total, o la cumplimos o no, pero en nuestros tiempos han querido y algunos han logrado cambiar las cosas, y han hecho creer a muchos de que nosotros somos los que dictamos la voluntad de lo que se debe y no debe hacer, hasta tenemos la desfachatez de decirle a Dios qué tiene que hacernos nuestros milagros (tu lo prometiste, le decimos y hasta se lo sacamos en cara) por muy espirituales que estos parezcan, y algunos evangelistas hasta le cuentan a Dios para que haga nuestra voluntad. Yo soy su ayudante, yo soy su siervo y el siervo o esclavo (que en otro post hablaremos del esclavo) solo tenemos derecho a hacer lo que nuestro Señor nos manda.

«Las puertas del Hades no prevalecerán contra ella» (Mateo 16:18)

Por más de 2,000 años la iglesia ha recibido toda clase de ataques, pero mi hermano, nada ha podido vencerla ni destruirla como Satanás ha intentado en innumerables veces, pero sabe mi hermano hoy han cambiado las cosas, porque creemos que somos nosotros los que hemos hecho prevalecer la iglesia con nuestros ministerios, le voy a decir una palabra dura, a nadie le importa tu y lo repito tu o mi ministerio, si por mas de 2,000 años la iglesia verdadera de Jesucristo ha vivido sin TU o MI ministerio, lo puede hacer por miles de años más, entonces no es cuestion de levantar el minsiterio de tal o cual pastor o evangelista o cantante, es levantar la iglesia de Jesucristo, predicando la verdad del evangelio. No se si usted ha visto pero hay evangelistas, profetas maestros y pastores que oran y en medio del pulpito dice «Yo te pido, Ahoraaaa» y Dios corriendo debe hacer lo que se le pide, (¿qué es eso?) como otros le cuentan, «uno, dos, tres, que se haga» Dios mio perdónalos porque no saben lo que hacen, si mi hermano, hemos creído que ahora nosotros tenemos el control de todo y eso es idolatría y es de Satanás, si Dios es el dueño de la iglesia, sus siervos, o sea nosotros debemos de hacer primero lo que dice el amo, para ello debemos conocer sus normas escritas en Su Palabra, pero si al leerla, para nosotros solo es letra, y nos hay revelación por medio del Espíritu Santo, es cuando nos ponemos a formular credos y creencias con las cuales ganamos el favor de la gente y el aplauso de la multitud, pero hay una diferencia entre la multitud y los discípulos. ¿usted lo cree? veremos.

«Para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y valuarte de la verdad» (1ra. Timoteo 3:15)

Querido hermano, tengo la tristeza de decirle que el día de hoy en muchos lugares no se proclama la verdad, se habla de un evangelio diluido, anorexico, en donde muchas veces ni del pecado se predica, en donde todo es bendición, en donde Dios te dara todo lo que le pidiereis, en donde debes ser positivo, en vez de arrepentirte de tus pecados, en donde debes orar por lo que quieres en vez de orar para que la voluntad de Dios se haga en tu vida, las verdades de Dios han sido transformadas, donde aparecen falsas doctrinas como si la risa fuera la relación que uno debe de tener con el Espíritu Santo o de que aparecen profetas de algún supuesto Dios, que ni la Biblia conocen, solo porque alguien les dijo o se autoproclamaron, pero sabe mi hermano, no vaya porque su mamá le dijó, ni hable porque su abuelito le dijó que hablase, vaya y hable porque Dios lo llamó, pero el profeta de Dios que tiene una vida entregada al servicio de su iglesia, y que es a esa iglesia a la que se debe enseñar la verdad escrita en Su Palabra.

Aqui nos quedamos por unas horas, vamos a seguir, pero mi hermano quiero dejarle una historia, a mi me encantan las historias y esta no recuerdo donde la leí o escuche:

Un hombre cansado de ver que las cosas en el mundo caminaban mal, las guerras entre países, las luchas, por una supuesta democracia, las muertes de inocentes, la crisis económica y tantas cosas que suceden todos los días, se sentó y decidió hacer algo para cambiar al mundo, y puso todo su esfuerzo en ello, conferencias, organizaciones y recorrio el mundo tratando de ayudar a que todo cambiara, pasaron los años y se dio cuenta de que era una tarea demasiado grande y decidió  enfocarse en su país, para lo cual nuevamente puso todo aquello con lo que contaba y quería asi dar ejemplo a su familia de que se podían hacer grandes cosas, paso el tiempo y la obra ni siquiera era tomada en cuenta, entones volvio a sentarse y decidió de que aún su país era muy grande y empezó por su ciudad, pasaron los años, viejo y cansado, casi abandonado por su familia a la cual descuido por luchar por cambiar al mundo, se dio cuenta de algo que cada uno de nosotros debemos llegar a entender, antes de querer convertir a la gente, antes de orar por los demás, antes de querer levantar un ministerio, este hombre dijo «Si hubiese cambiado YO, quizás por mi testimonio hubiese cambiado mi familia, y por ellos mi ciudad y por mi ciudad mi país, pero me dedique a querer cambair a otros en vez de rendirme yo a los pies de Jesucristo, hoy viejo y por entregar mi alma he perdido el tiempo, en vez de servir al Señor, y de ser feliz con mi familia. Usted y yo debemos de entregarnos verdaderamente a Cristo, no es el tiempo que me quede libre lo dedicare a Ti, es: mi vida te pertenece, cambiar nosotros, primero y después ir a la guerra, nadie construye una casa sin tomar en cuenta el costo, pero todo empieza en nosotros, oremos para que la voluntad de Dios se haga en usted y en mi y por medio de nosotros y digamosle, aquí estoy yo, yo me pongo en la brecha, yo ire, enviame a mí.

Nos vemos cambiemos nosotros, usted y yo para que otros al ver el verdadero testimonio de nuestra vida, deseen también tener lo que nosotros tenemos, pero recuerde, otros lo miraran a usted, no es esa frase celebre que dicen algunos «No me mire a mi, vea a Jesús» SI, yo lo mirare a usted porque si es un líder debe ser ejemplo a seguir, recuerda esta frase de Pablo, «no me miren a mi, vean a Jesús que vive en mi» ahí esta todo, que el Jesús que vive en usted sea al que vemos, pero en usted, ahora viene la pregunta ¿Jesús vive en usted?, nos vemos y bendiciones.

Vivir nuestro mensaje

Bueno mis amigos, aqui una reflexión, terrible, dura, interesante, pero que me ha dejado pensando, si usted amigo, hermano o hermana en Cristo, visitante extraviado, visitante diario, lea este post, al igual que yo lo voy a hacer, varias veces, muy detenidamente porque hay mucho por hacer.

«Todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias al Padre por medio de él» (Colosenses 3:17)

Los incrédulos prestrarían más atención a nuestro mensaje evangélico si le diéramos algo especial a observar. Pudiéramos comenzar por no mentir y por decir siempre la verdad. ¿Qué sucedería si nunca nos enojáramos hasta pecar, sino que siempre obráramos con amor; que nunca robáramos, sino que siempre compartiéramos lo nuestro; y que nunca dijéramos vulgaridades, sino que siempre pronunciáramos palabras edificantes? ¿Puede imaginarse cómo reaccionarían los perdidos si nunca nos amargáramos, ni enojáramos, ni mostráramos resentimiento, ni fuéramos violentos, ni calumniadores, sino que siempre nos caracteriza la bondad, la compasión y el perdón? Tal vez entonces presentarían más atención.

Examine su conducta. ¿Dice usted la verdad? ¿Controla usted su enojo de tal modo que solo actúa con justicia? ¿Comparte con otros lo que tiene? ¿Habla con misericordia? ¿Es usted bondadoso, compasivo y clemente? Si usted es un nuevo hombre o una nueva mujer en Cristo, vivirá de esa manera.

Aqui nos quedamos por el momento, pero ahora, salga usted a caminar, le aseguro que si verdaderamente lo que usted ha leído, le ha llegado al corazón, entonces estara arrastrando los pies por la amargura, tristeza, de saber que algo estaba mal en su vida y que tenemos que cambiar, hagamoslo mi amigo o amiga, es por ser o convertirnos en verdaderamente «cristianos».

Nos vemos y ya sabe, un comentario, sería muy bueno, pero mejor sería que ponga por obra lo que usted leyó aquí.

Bendiciones.