¿Qué pasó en la fiesta?

Les cuento, hace un par de días trabaje en una función de banquetes, y fue interesantísimo, casi al final como para llorar, les cuento, llegamos en escalera, un grupo a una hora, otro grupo media hora más tarde y otro grupo una hora más tarde, bueno hasta allí todo parecía bien, pero a medida que llegaban los trabajadores (meseros) algunos con cara de perdidos y no saber a ciencia cierta en donde estaban, pero bueno, corriendo porque muchas cosas faltaban, no estaban las mesas, no habían los materiales para hacer los buffets, como siempre digo “en el más perfecto caos” al final una de las meseras no llego y nadie desde el capitan encargado (asi se le llama al jefe de los meseros) ni al manager (gerente de área) se dieron cuenta que faltaba una estación de comida, la que tenía que preparar la mesera que nunca llegó, ¿razón? solo Dios sabe y los capitanes y/o manager también, 5 minutos antes de empezar la función alguien grito ¿Y la estación 4, donde está? y a correr se ha dicho, para tener todo listo, unos traían, los platos, otros las fuentes, otros la comida, otros solo miraban con cara de tontos, algunos con la boca abierta y otros ni cuenta se dieron de lo que pasaba, como siempre existe en todo lugar, alguien que no sabe ni que esta pasando, que al final es el que más habla y cuenta la historia según su imaginación, la cocina no mando cierta comida, que el pure, que el pan con ajo, que mi capuchino nadie me lo trae, que esto y aquello, salsas, olimpicamente se olvidaron del asunto y como siempre si la cocina se olvida no es problema, si nosotros nos olvidamos, imaginese como nos va, en fin se abren las puertas y todo resuelto, pero ¿que pasó? simplemente, desorden, falta de organización, muchos mandan, nadie se fija, muchos corren, pero para nada, en fin, se debe mejorar, lo mal es que venimos trabajando en lo mismo por años y aún no aprendemos, pero no falta quien diga, pero si salio perfecto, la culpa fue de fulano o sutana, que aquí o alla, pretextos, simplemente para no aceptar nuestra responsabilidad, y de que a más arriba, mas descuido, en fin probablemente llamaron la atención a más de uno, porque las ojeras a algunos parece que se las jalaron, pero seguimos tratando de sobrevivir a esta crisis que empieza por un perder de valores y un ganar de improvisación.

Recuerdo hace algunos años, en donde la responsabilidad era importante, cada uno trataba de hacer las cosas como debe de ser, el set up de las mesas era parte del trabajo, inclusive la posición de las mesas con respecto a las sillas, la dirección del mantel, eran puntos importantes, recuerdo de una capitana que a muchos no les gustaba, media las distancia entre los cubiertos, en donde la presentación era importante, en cambio, hoy no importa como quede, la cuestión es terminar e irnos al break, las mesas que hace un tiempo se compraron para tener una mejor presentación, de metal y colores, hoy en base al descuido y maltrato, ralladas, golpeadas, desportilladas, en fin, un maltrato que a nadie le importa, total es del hotel y no mio, ya perdimos esa responsabilidad por nuestro centro de trabajo, tristemente se han perdido ciertos valores que antes teníamos (o quizas creíamos tener). Triste si, irresponsables, lo somos todos. En fin continuaremos con otra historia mas adelante, hay muchas en el tintero.