Principio de un liderazgo pastoral: humildad

mug-mr-taza3Mis queridos amigos, nuevamente nos volvemos a encontrar por estos lares, han pasado unos días tremendos, aparte del frio que esta haciendo, que hemos llegado casi a los 0 grados centígrados o sea uno 33 grados Farenheit, y encima soy friolento, por lo que vengo pasado terrible, al salir por la mañana a dejar a mi hijo al colegio a eso de las 7:00 am, los dos encontramos el carro cubierto de hielo y tenemos que hecharle agua a manguerasos para poder sacarle todo el hielo y poder subir e irlo a dejar al colegio, sale sol, pero seguimos teniendo frio, por lo menos un tiempo más, ya ni el Starbucks nos calienta, encima que salir de casa por un café como que lo pienso dos veces, pero bueno por un capuchino, un tiramizu y un nan, pues a sufrir un poco y regresamos para seguir escribiendo o irnos al trabajo. En fin mis queridos amigos, seguimos aquí.

Vamos a darle una miradita a 1 Pedro 5:1-3, aquí expresa los principios fundamentales de un liderazgo pastoral; sed humildes y haced la obra de apacentar el rebaño, Juan el Bautista y Pablo fueron dos buenos ejemplos de humildad en el Nuevo Testamento. Las claves para Biblia 33ser humilde incluyen confianza en el poder de Dios, compromiso con la verdad de Dios, una comisión por la voluntad de Dios, una coacción por la omnisciencia de Dios y una pasión que consume por la gloria de Dios. El objetivo primordial de un pastor es alimentar. Además de esto, un pastor debe vigilar el rebaño y proveerles una vida ejemplar a la que puedan mirar. No puede hacer su trabajo con un espíritu indispuesto, tampoco puede hacerlo por ganancias monetarias. Más aún, debe obedecer los mandatos de las Escrituras a ser fiel a la verdad bíblica, intrépido en exponer y refutar el error, ejemplar en piedad, diligente en el ministerio y estar dispuesto a sufrir en su servicio.

Hoy mis amigos, usted entra a una libreria cristiana y encuentra libros por cientos sobre liderazgo, desde “Sea positivo”, “Saque adelante el líder que hay en usted” “Manual del perfecto pastor” y un sin número de títulos al cual más comercializable, lógicamnete dentro de todas esa maraña de títulos y autores, hay algunos que verdaderamente sirven de ayuda al líder o pastor, pero usted podría pasarse años enteros absorbiéndo tanta información y no le digo nada de lo que puede encontrar en Internet, que le quedaría muy poco tiempo para el ministerio real, para lo cual lo llamó Dios. Entonces a medida que pasa el tiempo, algunos pastores tratan de ir a seminarios, formar grupos de estudios del método cual o tal, de ver el iglecrecimiento, correr tras la última moda y llenarse de cassettes, videos, de tal o cual pastor o evangelista para ver si de esa manera puede aprender a hacer la obra que Dios le encomendo, inclusive viajamos a tal o cual ciudad e inclusive a tal país en busca de unción, de métodos entre los cuales honestamente (recuerdelo) podamos hacer la obra de Dios, igualmente y parodiando, si la iglesia tal presentó un millonario-dinerocongreso de “cualquier cosa” corremos, compramos el método y lo tratamos de repetirlo en nuestras congregaciones, si aparece el libro unjido de algún iluminado, lo enseñamos para que cambie la vida de nuestros feligreces y así un día tras otro buscamos algo para tener entretenida a nuestra congregación, intentando hacerla crecer en número y creyendo que hacemos la voluntad de Dios.

Pero sabe mi hermano, la pregunta debe de ser: ¿Cómo puede un pastor escudriñar dentro de este mar de infomación y luego poder discernir lo que verdaderamente es importante en el ministerio? ¿Se podría resumir lo que un pastor debe ser y hacer en unos cuántos principios básicos? Y es que a medida que avanzamos en este mundo globalizado, intentamos buscar lo último en tecnología o conocimiento para tratar de hacer la obra de Dios, sin darnos cuenta de que debemos volver al principio, si usted es un asiduo lector de la Biblia se abra dado cuenta de que Pedro, no leyó libros, ni tenía internet, no asistió ni al seminario del último ungido del Jordán, ni tenía su iPod con las últimas predicas del ungido del valle, Pedro, sabe mi hermano entendio en dos sencillas palabras todo sobre el pastorado: “sé humilde y haz la obra de apacentar el rebaño”, para ello busque en su Biblia 1 Pedro 5:1-3, o mejor leamoslo juntos para que usted me crea que está escrito y lo que está escrito, escrito está. “Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos,… Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorio sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey”.

Aquí mi amigo está el meollo del asunto y la respuesta a nuestras interrogantes: Pedro era himilde y de allí debemos aprender, de la forma en que los hombres tomen el pastorado y ahuellas las personas que Dios ponga en nuestras congregaciones. Lo que Dios requiere para poder dirigir su rebaño son pastores humildes, y no como usted puede ver hoy a hombres que se enseñorean de la grey y que están por intereses personales por ego y ganancias deshonestas, por ello mi amigo un pastor debe de ser un hombre humilde, aunque eso se ha venido perdiendo poco a poco en los últimos tiempos. Mire a los alrededores, lea algunos diarios, mire los noticieros, e inclusive vea algo de las tarado novelas de la TV, la gente trabaja duro para ser famosa, popularidad, fama y fortuna, y sabe mi amigo o hermano, esto se ha introducido en la iglesia, ahora hay reuniones a la personalidad porque los pastores y líderes cristianos se esfuerzan por ser celebres, buscan ser reconocidos, admirados, y tratados como los representantes de Jesús, exigen hotles 5 estrellas, inclusive hasta la marca de agua que beben, y entregan su tarifa por entregar toda su unción en un servicio de sanidad, profesía, o alabanza, si usted viera los miles de dolares que cobran por dar un conciertos “dizque” para alabar a Dios, sino preguntése ¿porqué esos famosos, pastores, evangelistas o cantantes, jamás llegan a pequeñas congregaciones que verdaderamente alaban a Dios día a día?, primero porque no tendrían para pagar lo que piden y segundo porque no llegarían a vender ni media docena de CDs.

FAMILIA ORANDOPero sabe mi amigo, el verdadro hombre de Dios, busca en todo la aprobación de Dios, en vez de la adulación temporaria de todo el mundo, es así como la humildad se convierte en el punto central de referencia de cualquier siervo de Dios útil, cada lider o pastor debe recordar siempre “Somos siervos de Cristo, no señores sobre su heredad. Los ministros son para las iglesias y no las iglesias para los ministros. Cuida no exaltarte desmedidamente, para que no llegues a ser nada”.

Mi amigo, lo dejo, creo que hablamos un poco, pero nos deja mucho para pensar, tiene usted todo el día y parte de la noche, ¿qué viene pastoreando, cómo, cuándo? es tiempo de pensarlo, sabe, hay buenos líderes, seguidores de la voluntad de Dios, pero hay también algunos equivocados que creyendo en doctrinas falsas se han desviado, pero pueden volver a su primer amor, pero hay otros que a sabiendas creen que el ministerio es para hacerse grandes porque “son hijos del rey” (pero del rey de vastos), estos ya tienen su pago, piénselo, usted líder, ya tiene su tarea, bendiciones y nos vemos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: