Principio de un liderazgo pastoral: humildad

mug-mr-taza3Mis queridos amigos, nuevamente nos volvemos a encontrar por estos lares, han pasado unos días tremendos, aparte del frio que esta haciendo, que hemos llegado casi a los 0 grados centígrados o sea uno 33 grados Farenheit, y encima soy friolento, por lo que vengo pasado terrible, al salir por la mañana a dejar a mi hijo al colegio a eso de las 7:00 am, los dos encontramos el carro cubierto de hielo y tenemos que hecharle agua a manguerasos para poder sacarle todo el hielo y poder subir e irlo a dejar al colegio, sale sol, pero seguimos teniendo frio, por lo menos un tiempo más, ya ni el Starbucks nos calienta, encima que salir de casa por un café como que lo pienso dos veces, pero bueno por un capuchino, un tiramizu y un nan, pues a sufrir un poco y regresamos para seguir escribiendo o irnos al trabajo. En fin mis queridos amigos, seguimos aquí.

Vamos a darle una miradita a 1 Pedro 5:1-3, aquí expresa los principios fundamentales de un liderazgo pastoral; sed humildes y haced la obra de apacentar el rebaño, Juan el Bautista y Pablo fueron dos buenos ejemplos de humildad en el Nuevo Testamento. Las claves para Biblia 33ser humilde incluyen confianza en el poder de Dios, compromiso con la verdad de Dios, una comisión por la voluntad de Dios, una coacción por la omnisciencia de Dios y una pasión que consume por la gloria de Dios. El objetivo primordial de un pastor es alimentar. Además de esto, un pastor debe vigilar el rebaño y proveerles una vida ejemplar a la que puedan mirar. No puede hacer su trabajo con un espíritu indispuesto, tampoco puede hacerlo por ganancias monetarias. Más aún, debe obedecer los mandatos de las Escrituras a ser fiel a la verdad bíblica, intrépido en exponer y refutar el error, ejemplar en piedad, diligente en el ministerio y estar dispuesto a sufrir en su servicio.

Hoy mis amigos, usted entra a una libreria cristiana y encuentra libros por cientos sobre liderazgo, desde “Sea positivo”, “Saque adelante el líder que hay en usted” “Manual del perfecto pastor” y un sin número de títulos al cual más comercializable, lógicamnete dentro de todas esa maraña de títulos y autores, hay algunos que verdaderamente sirven de ayuda al líder o pastor, pero usted podría pasarse años enteros absorbiéndo tanta información y no le digo nada de lo que puede encontrar en Internet, que le quedaría muy poco tiempo para el ministerio real, para lo cual lo llamó Dios. Entonces a medida que pasa el tiempo, algunos pastores tratan de ir a seminarios, formar grupos de estudios del método cual o tal, de ver el iglecrecimiento, correr tras la última moda y llenarse de cassettes, videos, de tal o cual pastor o evangelista para ver si de esa manera puede aprender a hacer la obra que Dios le encomendo, inclusive viajamos a tal o cual ciudad e inclusive a tal país en busca de unción, de métodos entre los cuales honestamente (recuerdelo) podamos hacer la obra de Dios, igualmente y parodiando, si la iglesia tal presentó un millonario-dinerocongreso de “cualquier cosa” corremos, compramos el método y lo tratamos de repetirlo en nuestras congregaciones, si aparece el libro unjido de algún iluminado, lo enseñamos para que cambie la vida de nuestros feligreces y así un día tras otro buscamos algo para tener entretenida a nuestra congregación, intentando hacerla crecer en número y creyendo que hacemos la voluntad de Dios.

Pero sabe mi hermano, la pregunta debe de ser: ¿Cómo puede un pastor escudriñar dentro de este mar de infomación y luego poder discernir lo que verdaderamente es importante en el ministerio? ¿Se podría resumir lo que un pastor debe ser y hacer en unos cuántos principios básicos? Y es que a medida que avanzamos en este mundo globalizado, intentamos buscar lo último en tecnología o conocimiento para tratar de hacer la obra de Dios, sin darnos cuenta de que debemos volver al principio, si usted es un asiduo lector de la Biblia se abra dado cuenta de que Pedro, no leyó libros, ni tenía internet, no asistió ni al seminario del último ungido del Jordán, ni tenía su iPod con las últimas predicas del ungido del valle, Pedro, sabe mi hermano entendio en dos sencillas palabras todo sobre el pastorado: “sé humilde y haz la obra de apacentar el rebaño”, para ello busque en su Biblia 1 Pedro 5:1-3, o mejor leamoslo juntos para que usted me crea que está escrito y lo que está escrito, escrito está. “Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos,… Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorio sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey”.

Aquí mi amigo está el meollo del asunto y la respuesta a nuestras interrogantes: Pedro era himilde y de allí debemos aprender, de la forma en que los hombres tomen el pastorado y ahuellas las personas que Dios ponga en nuestras congregaciones. Lo que Dios requiere para poder dirigir su rebaño son pastores humildes, y no como usted puede ver hoy a hombres que se enseñorean de la grey y que están por intereses personales por ego y ganancias deshonestas, por ello mi amigo un pastor debe de ser un hombre humilde, aunque eso se ha venido perdiendo poco a poco en los últimos tiempos. Mire a los alrededores, lea algunos diarios, mire los noticieros, e inclusive vea algo de las tarado novelas de la TV, la gente trabaja duro para ser famosa, popularidad, fama y fortuna, y sabe mi amigo o hermano, esto se ha introducido en la iglesia, ahora hay reuniones a la personalidad porque los pastores y líderes cristianos se esfuerzan por ser celebres, buscan ser reconocidos, admirados, y tratados como los representantes de Jesús, exigen hotles 5 estrellas, inclusive hasta la marca de agua que beben, y entregan su tarifa por entregar toda su unción en un servicio de sanidad, profesía, o alabanza, si usted viera los miles de dolares que cobran por dar un conciertos “dizque” para alabar a Dios, sino preguntése ¿porqué esos famosos, pastores, evangelistas o cantantes, jamás llegan a pequeñas congregaciones que verdaderamente alaban a Dios día a día?, primero porque no tendrían para pagar lo que piden y segundo porque no llegarían a vender ni media docena de CDs.

FAMILIA ORANDOPero sabe mi amigo, el verdadro hombre de Dios, busca en todo la aprobación de Dios, en vez de la adulación temporaria de todo el mundo, es así como la humildad se convierte en el punto central de referencia de cualquier siervo de Dios útil, cada lider o pastor debe recordar siempre “Somos siervos de Cristo, no señores sobre su heredad. Los ministros son para las iglesias y no las iglesias para los ministros. Cuida no exaltarte desmedidamente, para que no llegues a ser nada”.

Mi amigo, lo dejo, creo que hablamos un poco, pero nos deja mucho para pensar, tiene usted todo el día y parte de la noche, ¿qué viene pastoreando, cómo, cuándo? es tiempo de pensarlo, sabe, hay buenos líderes, seguidores de la voluntad de Dios, pero hay también algunos equivocados que creyendo en doctrinas falsas se han desviado, pero pueden volver a su primer amor, pero hay otros que a sabiendas creen que el ministerio es para hacerse grandes porque “son hijos del rey” (pero del rey de vastos), estos ya tienen su pago, piénselo, usted líder, ya tiene su tarea, bendiciones y nos vemos pronto.

¿Qué pasó con los nuestros músicos cristianos?

Caminando por youtube, me encontre con esta entrevista, sería bueno que mas de un pastor y/o líder de alabanza le dé una miradita, con detenimiento, para poder llegar a entender verdaderamente ¿qué pasó??, ¿qué vienen haciendo y cómo poder volver al camino dejado?, cuando entregamos nuestros pulpitos a gente que con el afan de hacerse famosos, no tienen temor de nada y se convierte en un vulgar cantante, que quiere vender sus CDs y poner su escuelita, adueñandose de un lugar de privilegio dentro de la iglesia de Jesucristo, recuerden pastores, al final daremos cuenta de lo que hemos hecho y enseñado.

¿Qué hacemos con estos líderes?

Mis queridos amigos, visitantes, hermanos en Cristo y uno que otro extraviado que llego por aqui sin saber como, buenas, he regresado desde el inframundo, este blog se moría a pedazos y nada hacía que resucitara, pero en las últimas semanas y días, han ocurrido cosas, que me pareció necesario contarlas, y de una vez por todas, regresar a seguir escribiendo, a pesar de todo.

Bueno como siempre usted recordará, en estas charlas no puede faltar nuestro buen café, si es Starbucks sería mucho mejor, un Tiramizu o dos, relajese, ojo, no haga un relajo y sobre todo sientése, porque quizás se caiga antes de terminar de leer. Si aún esta por allí, empecemos.

Sabe mi querido amigo, aunque quizás para usted no sea noticia, yo le aseguro que muchos se asombraran, he caminado por algunas iglesias en los últimos tiempos y he visto cada cosa que me ha dejado con la boca abierta (no piense mal) y es que en muchas, hay un común denominador, quieren los pastores o líderes de las iglesias llenar los templos (aunque suena bien) pero a cualquier precio, o sea no importa lo que se haga, con tal de que la gente venga, desde hacer milagros, sanar (???) y hasta presentar payasos que nos diviertan y entretengan, ¿no lo cree?, pues dese una vueltesita por algunas iglesias cristianas de por aqui y va a ver espectáculos para todos los gustos. Pastores vestidos con ropas que más se asemejan a presentadores del Oscar, hasta maquilladitos para que salgan bien en el video, a vender al final del servicio, luciendo sus trajes de 2 mil dolares y ostentándolos y diciéndonos que si nosotros no tenemos algo asi, es porque no tenemos fe, o aquellos que ponen hasta luces de discotekas para atraer a los jovenes, y hasta bailes les hacen, u otros que dicen que las iglesias son empresas, o aquellos músicos que entran disfrazados para que se vean mas bonitos o monitos, o aquel pastor que entró en su moto allá por los Buenos Aires antes de que se viniera a Los Angeles, en un congreso de jovenes, o el que se disfrazo de Matrix y hasta los lentes se puso y humo y el teléfono y mucha acción para divertir a la gente, o sea hacer de todo lo que se les pueda ocurrir. Conozco uno que entro con su pasito tun tun para amenizar la alabanza y todo el pueblo contento con el pastor.

Recuerdo por alli que se sacó una visión que prometia una multiplicación sorprendente, que termino al final dándose cuenta de que los creadores eran vulgares vendedores de ofertas, que lo único que querían era hacerse ricos a costa de las ovejas, y si se te ocurría decir la verdad, te tachaban de hereje y hasta te hechaban de la congregación, muchos que pasamos por esa visión, vimos como con tristeza, mucha gente se alejaba de la iglesia y de Dios, “heridas”, y aquellos que cometieron los errores, jamás se acercaron a pedir perdón ni mucho menos rectificar su error, porque el supuesto líder le interesaba más llenar las arcas de la iglesia y tener números de asistentes que verdaderos discípulos de Jesucristo, y que por el hecho de gritar más fuerte los demonios corrian, pero al final oh sorpresa, los demonios pululaban en las iglesias de esa visión, y lo que empezó con el fuego de Dios terminó consumidos con el fuego del infierno, de lo cual hasta la fecha no han podido desprenderse, otro, con su método de hacer líderes y discípulos por el simple hecho de pasar 40 días viendo, escuchando CDs y siguiendo un programa que mas se ocupaba en invitar a la tertulia (conversación y vida social) que estudiar la Biblia, otros vienen ofreciendo milagros, otros sanidades, otros, un puesto, y muchos se quedan con su lugarcito a pesar de que allí no siguen a Cristo, pero lo peor que puede ocurrir, es cuando damos los pulpitos a neofitos, recuerdo a uno que anda por allí y que lo hicieron pastor, que una vez le preguntaron ¿qué era lo que mas recordaba de un hermanito? y dijo sacando pecho lleno de orgullo: “Nos hemos venido reuniendo con el hermano por varios años en los estudios biblicos semanales, y lo que más recuerdo y jamás olvidare, son las pupuzas que hacía” Dios mio dije, eso es lo que recordara por la eternidad, de todos los años de estudios biblicos semanales, tan solo recuerda las pupuzas, ¿cómo estara esa iglesia y que enseñará? “estudios biblicos de: el arte de cocinar”. Amén. Y lo hicieron pastor, y dice que seguimos a Jesús, ¿pero a cuál?, el de la Biblia era arrepientente de tu vida pasada y sigueme, pero hoy es: no te preocupes, Dios es amor y tu sigue no mas, Dios perdona todo. O como aquella amiga, que me dice que es dificil seguir a Cristo y que sufre, que se golpea el pecho, pero no puede cambiar, la verdad es que no quiere dejar su vida pasada, ni conocer a Dios, tan solo entregarle como muchos su lista de pedidos como los niños en navidad y de que Dios haga el resto, que facil, asi yo quiero los cinco números de la loteria y todos contentos, No, no es asi. O como aquellas amigas que me contaron, que un día, su pastor permitio que predicara un domingo un tipo (no se le puede llamar predicador) y empezó que el dia 7 del mes 7 del año que termina en 7 y si traes los $777.00 dolares, Dios te va a bendecir, y muchos corriendo, pasaron al altar a dejar su dinero, su cheque, y luego contentas se fueron a hacer el lunes su negocio, sin darse cuentra de que eso no es de Dios, o sea Dios te bendice porque traes dinero, recuerda “Tu dinero perezca contigo” no puedes comprar los milagros de Dios con dinero, eso es de Satanás, y encima, porque creen que son cristianas (???), pueden hacer lo que quieran y Dios tiene, ojo tiene que bendecirlo, porque le ponemos la frase “Es que esto es de Dios”, no amigas, esto no es de Dios, primero arrepentimiento y luego seguirlo, pero en base a las normas escritas en la Biblia, no en el libro ese tan famoso “el que no tranza no avanza” no, ese es un error y debemos todos rectificar.

Y entonces, ahora entregamos los pulpitos, a comicos y sé de uno que es imitador, aunque trae unas librotas más que el original y esta mas morenito, pero se jala los pelos igual y tiene una vanidad que no puede con ella y lo hacen líder, porque, bueno, hace un tiempo lo conoci, en una iglesia de las muchas que ha recorrido, y lo han corrido, por el simple hecho de quererse adueñar en todas del pulpito, para aparte de cantar, vender sus CDs y hacer la escuelita de canto, y de musica, y algunos pagaron por las clases y jamas la recibieron (doy fe de ello), pero en fin, y si se llenaba, pero, escuché un comentario que hizo que levantara mi dedito diciendo que las cosas estaban mal: Una señora le decía a su amiga, “Te dije que cantaba bonito, y venimos el proximo domingo, ya se acabo el show nos vamos”, o sea en palabras cristianas, se acabo la alabanza y bueno ya la predica no nos interesa, nos podemos ir, o sea el pastor pensaba y algunos hoy piensan, llenaremos la iglesia a como de lugar, escuche de un pastor que invitaba a la iglesia, porque la gente que venga la pasaria bien y que se hiba a divertir, la iglesia mis queridos amigos no es el club de mujeres desesperadas, ni de la familia Peluche, es el lugar donde algunos vamos a buscar y a adorar a Dios, ¿usted a que va? aunque para algunos pastores es el lugar perfecto para poder sacar dinero para el ministerio. Como si a Dios le interesara tu ministrio. Ha podido seguir extendiendose la Palabra de Dios sin tu ministerio y puede seguir asi.

Entonces, entre el pastor que quiere llenar la iglesia a cualquier precio, transformando el altar donde se hacen los sacrificios a Dios en un show, donde desde payasos, cantantes, homosexuales, travestis, mariachis, y uno que otro malabarista sube, creo que no vamos a ninguna parte y encima gritan todo es en el nombre de Dios, amigos algo camina mal, debemos volver a retomar nuestro primer amor, y preguntarnos, ¿cuál es la verdadera razón por la que vamos o estamos o lideramos una congregación? ¿qué nos motiva a estar allí? ¿qué hay en nuestro corazón? para permitir todo aquello por lo que Jesús díjo, “han convertido la casa de mi padre en una cueva de ladrones”.

Amigos debemos rectificar, aún es tiempo, de lo contrario tan solo veremos iglesias caminando por montones al infierno, y los pastores tan solo les dirán: Amen. Aqui los dejo, seguimos el viernes, no se lo pierdan que vengo nuevamente.

Victor