Principio de un liderazgo pastoral: humildad

mug-mr-taza3Mis queridos amigos, nuevamente nos volvemos a encontrar por estos lares, han pasado unos días tremendos, aparte del frio que esta haciendo, que hemos llegado casi a los 0 grados centígrados o sea uno 33 grados Farenheit, y encima soy friolento, por lo que vengo pasado terrible, al salir por la mañana a dejar a mi hijo al colegio a eso de las 7:00 am, los dos encontramos el carro cubierto de hielo y tenemos que hecharle agua a manguerasos para poder sacarle todo el hielo y poder subir e irlo a dejar al colegio, sale sol, pero seguimos teniendo frio, por lo menos un tiempo más, ya ni el Starbucks nos calienta, encima que salir de casa por un café como que lo pienso dos veces, pero bueno por un capuchino, un tiramizu y un nan, pues a sufrir un poco y regresamos para seguir escribiendo o irnos al trabajo. En fin mis queridos amigos, seguimos aquí.

Vamos a darle una miradita a 1 Pedro 5:1-3, aquí expresa los principios fundamentales de un liderazgo pastoral; sed humildes y haced la obra de apacentar el rebaño, Juan el Bautista y Pablo fueron dos buenos ejemplos de humildad en el Nuevo Testamento. Las claves para Biblia 33ser humilde incluyen confianza en el poder de Dios, compromiso con la verdad de Dios, una comisión por la voluntad de Dios, una coacción por la omnisciencia de Dios y una pasión que consume por la gloria de Dios. El objetivo primordial de un pastor es alimentar. Además de esto, un pastor debe vigilar el rebaño y proveerles una vida ejemplar a la que puedan mirar. No puede hacer su trabajo con un espíritu indispuesto, tampoco puede hacerlo por ganancias monetarias. Más aún, debe obedecer los mandatos de las Escrituras a ser fiel a la verdad bíblica, intrépido en exponer y refutar el error, ejemplar en piedad, diligente en el ministerio y estar dispuesto a sufrir en su servicio.

Hoy mis amigos, usted entra a una libreria cristiana y encuentra libros por cientos sobre liderazgo, desde “Sea positivo”, “Saque adelante el líder que hay en usted” “Manual del perfecto pastor” y un sin número de títulos al cual más comercializable, lógicamnete dentro de todas esa maraña de títulos y autores, hay algunos que verdaderamente sirven de ayuda al líder o pastor, pero usted podría pasarse años enteros absorbiéndo tanta información y no le digo nada de lo que puede encontrar en Internet, que le quedaría muy poco tiempo para el ministerio real, para lo cual lo llamó Dios. Entonces a medida que pasa el tiempo, algunos pastores tratan de ir a seminarios, formar grupos de estudios del método cual o tal, de ver el iglecrecimiento, correr tras la última moda y llenarse de cassettes, videos, de tal o cual pastor o evangelista para ver si de esa manera puede aprender a hacer la obra que Dios le encomendo, inclusive viajamos a tal o cual ciudad e inclusive a tal país en busca de unción, de métodos entre los cuales honestamente (recuerdelo) podamos hacer la obra de Dios, igualmente y parodiando, si la iglesia tal presentó un millonario-dinerocongreso de “cualquier cosa” corremos, compramos el método y lo tratamos de repetirlo en nuestras congregaciones, si aparece el libro unjido de algún iluminado, lo enseñamos para que cambie la vida de nuestros feligreces y así un día tras otro buscamos algo para tener entretenida a nuestra congregación, intentando hacerla crecer en número y creyendo que hacemos la voluntad de Dios.

Pero sabe mi hermano, la pregunta debe de ser: ¿Cómo puede un pastor escudriñar dentro de este mar de infomación y luego poder discernir lo que verdaderamente es importante en el ministerio? ¿Se podría resumir lo que un pastor debe ser y hacer en unos cuántos principios básicos? Y es que a medida que avanzamos en este mundo globalizado, intentamos buscar lo último en tecnología o conocimiento para tratar de hacer la obra de Dios, sin darnos cuenta de que debemos volver al principio, si usted es un asiduo lector de la Biblia se abra dado cuenta de que Pedro, no leyó libros, ni tenía internet, no asistió ni al seminario del último ungido del Jordán, ni tenía su iPod con las últimas predicas del ungido del valle, Pedro, sabe mi hermano entendio en dos sencillas palabras todo sobre el pastorado: “sé humilde y haz la obra de apacentar el rebaño”, para ello busque en su Biblia 1 Pedro 5:1-3, o mejor leamoslo juntos para que usted me crea que está escrito y lo que está escrito, escrito está. “Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos,… Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorio sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey”.

Aquí mi amigo está el meollo del asunto y la respuesta a nuestras interrogantes: Pedro era himilde y de allí debemos aprender, de la forma en que los hombres tomen el pastorado y ahuellas las personas que Dios ponga en nuestras congregaciones. Lo que Dios requiere para poder dirigir su rebaño son pastores humildes, y no como usted puede ver hoy a hombres que se enseñorean de la grey y que están por intereses personales por ego y ganancias deshonestas, por ello mi amigo un pastor debe de ser un hombre humilde, aunque eso se ha venido perdiendo poco a poco en los últimos tiempos. Mire a los alrededores, lea algunos diarios, mire los noticieros, e inclusive vea algo de las tarado novelas de la TV, la gente trabaja duro para ser famosa, popularidad, fama y fortuna, y sabe mi amigo o hermano, esto se ha introducido en la iglesia, ahora hay reuniones a la personalidad porque los pastores y líderes cristianos se esfuerzan por ser celebres, buscan ser reconocidos, admirados, y tratados como los representantes de Jesús, exigen hotles 5 estrellas, inclusive hasta la marca de agua que beben, y entregan su tarifa por entregar toda su unción en un servicio de sanidad, profesía, o alabanza, si usted viera los miles de dolares que cobran por dar un conciertos “dizque” para alabar a Dios, sino preguntése ¿porqué esos famosos, pastores, evangelistas o cantantes, jamás llegan a pequeñas congregaciones que verdaderamente alaban a Dios día a día?, primero porque no tendrían para pagar lo que piden y segundo porque no llegarían a vender ni media docena de CDs.

FAMILIA ORANDOPero sabe mi amigo, el verdadro hombre de Dios, busca en todo la aprobación de Dios, en vez de la adulación temporaria de todo el mundo, es así como la humildad se convierte en el punto central de referencia de cualquier siervo de Dios útil, cada lider o pastor debe recordar siempre “Somos siervos de Cristo, no señores sobre su heredad. Los ministros son para las iglesias y no las iglesias para los ministros. Cuida no exaltarte desmedidamente, para que no llegues a ser nada”.

Mi amigo, lo dejo, creo que hablamos un poco, pero nos deja mucho para pensar, tiene usted todo el día y parte de la noche, ¿qué viene pastoreando, cómo, cuándo? es tiempo de pensarlo, sabe, hay buenos líderes, seguidores de la voluntad de Dios, pero hay también algunos equivocados que creyendo en doctrinas falsas se han desviado, pero pueden volver a su primer amor, pero hay otros que a sabiendas creen que el ministerio es para hacerse grandes porque “son hijos del rey” (pero del rey de vastos), estos ya tienen su pago, piénselo, usted líder, ya tiene su tarea, bendiciones y nos vemos pronto.

Entre la Salvación y el Señorio de Cristo

Que tal mis queridos amigos, nos volvemos a encontrar, luego de un día completo de preparar el pavo,  con la familia y mi esposa a la cabeza, el pure, el relleno, el chocolate con la receta de mi abuelita, (receta secreta, se lo aseguro, no sabe a chocolate de calcetín, sino a puro y real chocolate, si quiere se la vendo, no a mi abuelita sino la receta, la necesidad tiene cara de chocolate) bueno pasamos horas, el pavo como debe saber, dura horas para hornearse, si no lo sabe, ya para navidad estrénese para prepararlo, bueno a punta de las 6:00 pm, ya estabamos todos sentados, con las gracias de rigor, pero sabe, mi amigo aquí quiero decirle algo, las gracias son en todo, en lo bueno, en lo malo, porque todo actúa para bien, pero solo a los que son sus Hijos (allí viene el problema, no es para todo el mundo, como muchos creen) entonces nos sentamos, comimos y se acabo, menos de una hora, y es que estabamos con un hambre feroz, todos felices y contentos, con su lista en mano para papá Noel, si mi amigo, era nuestro jueves azul, me llamaré Noel, para irme de domingo de ramos a terminar de comprar sus regalos y es que han pedido como los buenos, desde el WiiU, con sus juegos, claro esta, pasando por juegos para PS3, más juegos para Wii, ni decir la lista de juegos y accesorios para el iPad y el touch, mi mujer ropa y su teclado para su tablet, otro quiere su Maquina de impresión, el problema es que la máquinita de marras viene con sus materiales y bueno si antes costaba un ojo de la cara (bueno de ¿dónde más?) ahora me tendre que comprar un lazarillo porque mi perrito que tambien tiene su lista, debe cambair de cama y cobija, pues aún no aprende a llevarme, solo sabe acercarme al refrigerador en donde está su comida y cuando tiene hambre.

Pero bueno mis amigos, nos estamos alejando del tema (¿cuál era?), en fin veremos que todo salga bien, pero sabe, muchos no celebran navidad, otros como nosotros, comemos nuestro pollo (olvidese de pavo, nuevamente !NO! gritan todos inclusive Kiba, en engreído) vemos una película navideña, Winnie Poh, nos sentamos en la sala, calientitos con un chocolate y abrimos los regalos, muchos ya saben lo que son, pero siempre la ilusicón de abrirlos da muestras de felicidad, por otro lado hay gente que su celebración nada tiene que ver con el nacimiento de Jesús, a pesar de tener listos los reglaos, porque entre celebración y brindis, pierden la noción para lo cual se reunieron, pero sabe mi amigo, hermanito, en un par de días vamos a hablar más seriamente al respecto, hoy solo quiero adelantarle lo que nosotros venimos haciendo, el arbolito de Charlie Brown está medio anémico, pero quién no lo está.

Mi amigo, he venido escuchando desde hace mucho tiempo una frase y empece a buscar de dónde provenía y me dí con la sorpresa en una de mis lecturas que fue un tal Chafer en 1918, quien la instituyó, escribiendo “El cristianismo carnal… se caracteriza por un andar que está en el mismo plano que el del ho9mbre natural (o sea no salvo)”. En esos años era algo extraño, pero dele una miradita a su alrededor, hoy que hay servicio, ¿qué diferencia hay entre los que está afuera, con los que hay adentro? (ojo no con todos), ambos tienen una misma vida, lo único es que unos llegan al templo y ya no hablan palabrotas, (pero las piensan). Lo malo de esto es que esas dos tendencias, el verdadero cristiano que hasta esas fechas profesaba seguir a Jesús y aquel que estaba en la iglesia pero su vida nada diferenciaba de los de afuera, y tanto se comenzó a meter en nuestras congregaciones, que se empezó a cruzar una línea que separaba la salvación del discípulado, la iglesia y el reino, la predicación de Cristo, la fe y el arrepentimiento y entre la era de la ley y la era de la gracia, se dividió a tales extremos que una hacía cancelar la otra y entramos a la era de la gracia, todo lo obtenemos por gracia, ¿no se ha dado cuenta?, por lo que usted debe recordar que la salvación ha sido siempre por gracias mediante la fe, no por las obras de la ley. (Gálatas 2:16) (Romanos 4:3, 6-8, 16), Jesús vino a buscar y salvar a los perdidos (Lucas 19:10), vino para que el mundo fuera salvo por él (Juan 3:17). Proclamó el evangelio de la salvación, Su evangelio es el único mensaje que hemos de predicar, cualquier otro evangelio está bajo la maldición de Dios. (Gálatas 1:6-8)

Entonces mis amigos, los “carnales”, son aquellos que para empezar su vida está llena de emociones y no de compromiso, viven inclusive trabajando en un ministerio, pero su vida es igual a los de afuera, entonces eres tibio y me imágino que sabe que le pasará a todos los que somos tibios, exacto. Pero le voy a dejar una tarea, que con el hecho de leerla, se le van a parar los pelos, hay gente que cree en Jesús como Salvador y Señor, (¿vamos bien?) bueno pero muchos quieren separar estas dos palabras, aceptan que Jesús es el Salvador y que nos ha dado la vida eterna y que si oramos en su nombre recibiremos todo aquello que pedimos, que podemos hechar fuera demonios, que haremos milagros y bueno un sin fin de cosas, pero no quieren reconocer a Jesús como “Señor”, (¿lo duda?, se lo pruebo), Señor significa amo, esto lo hemos visto muchas veces, le voy a hacer unas preguntas ¿qué tan grande es su compromiso con Cristo? está usted dispuesto a dejarlo todo por seguirlo ¿seguro?, y entonces podemos contar, que usted por lo menos ha predicado la Palabra a unas cuantas personas esta semana, usted líder está  discípulando a miembros de su congregación y ya ha formado, hombres que hablen la Palabra en las casas, ¿cierto? o es usted el buen Samaritano que me va a ayudar a pagar los juguetes de mis hijos, gracias, ya tengo una tarjeta más), ¿y, porqué no llegan a la congregación, es por timidez, bueno usted líder está haciendo la obra para lo cual fue llamado, “pastoreando sus ovejas”, ¿cuántos años lleva en SU ministerio y todo lo que hace es eso? ¿a cuántas personas le ha hablado de Cristo?, viene, cumple y se va con la satisfacción del deber cumplido, cree usted ¿qué eso es ser discípulo de Cristo? y se nos va al cielo con zapatitos y todo, use botas de mecánico duran más al quemarse, pero mi amigo creemos que porque servimos al Señor en un Ministerio ya la hicimos, Pablo era apóstol, no estaba ni en panderos, ni el power point, ni en la ofrenda, entre otros lugares en donde vegetamos sudorosos por la responsabilidad que tenemos, ante el pastor, ante los hombre, pero no ante Dios, predique, hable a tiempo y fuera de tiempo, socorra alas almas perdidas, sane heridas del alma, cubra necesidades, (pero ojo no a los mismos cristianos de siempre) ¿a cuántos? yo llevo casi un año y solo me han llamado para pedirme, que vaya a grabar un servicio, aunque bueno si está leyendo estos post, no van a querer reunirse conmigo, ¿porqué?, bueno, dejémoslo así, y si, mis amigos, muchos pastores y maestros y bueno les voy a dar la teoría de la duda, lo hacen por desconocimiento, bueno pero una, no puede separarse de la otra, la Salvación esta ligada al Señorío, de nada te sirve repetir una oración en donde aceptas a Cristo como tu Salvador, sino llegas a reconocer que Jesús es el Señor, y dueño de tu vida, y no venir a decir no importa total Dios perdona, y cada domingo lo mismo, entonces toma tu ostía y vamonos la palenque.

Por último y ya para terminar, he visto que nos falta compromiso, no con el pastor, sino con Dios, y muchas veces es porque vivimos igual que los demás, no hay ese fuego que reaviva el alma moribunda solo hay esa llama que mueve las emociones que no sirven para hacer la obra de Dios, “tremendo mensaje” pero y luego ¿qué?, allí quedó, por lo que como siempre digo, líderes, aquí estoy, quizás con menos tiempo, pero siempre dispuesto, para estudiar, deseo conocer más de Dios, deseo conocer a Jesús, pero no para pedirle que estire mi cheque, ni me regale un carro, ni me arregle mi muela careada, porque es quien es, y sé que necesito muchas cosas materiales y salud, pero por encima de todo ello: “el conoce mi necesidad y si mi prioridad es El, entonces todo mis necesidades serán cubiertas, pero ojo necesidades, no hablo, del nuevo iPad, mucho menos de mi viaje a España, ni siquiera del viaje a Disney, si no puedo pagar luego mi renta, no, mucho menos ese nuevo computador que esta saliendo iMac, “Señor tu sabes que es para expandir el reino tuyo”, (mentiras) lo suficiente como para vivir, para que mis hijos sin hambre lleguen a la escuela, abrigados si hace frío, en donde pueda arrodillarme y darle gracias, porque hoy me permitió acercarme a él, y abrir mis ojos por la mañana, aún con dolor, aún, con frío, aún temblando por la fiebre, gracias, por que te puedo seguir llamando “Mi Señor”,  porque derrepente si me dás todo lo que deseo, me lleno de orgullo y te desconozco, y eso no lo puedo permitir, bendiciones y nos vemos muy pronto, quizás más por este blog porque en mi congregación (bueno lo de mía es una fábula) ya estoy creo yo en los minutos extras del partido, bendiciones, y Amén.