Principio de un liderazgo pastoral: humildad

mug-mr-taza3Mis queridos amigos, nuevamente nos volvemos a encontrar por estos lares, han pasado unos días tremendos, aparte del frio que esta haciendo, que hemos llegado casi a los 0 grados centígrados o sea uno 33 grados Farenheit, y encima soy friolento, por lo que vengo pasado terrible, al salir por la mañana a dejar a mi hijo al colegio a eso de las 7:00 am, los dos encontramos el carro cubierto de hielo y tenemos que hecharle agua a manguerasos para poder sacarle todo el hielo y poder subir e irlo a dejar al colegio, sale sol, pero seguimos teniendo frio, por lo menos un tiempo más, ya ni el Starbucks nos calienta, encima que salir de casa por un café como que lo pienso dos veces, pero bueno por un capuchino, un tiramizu y un nan, pues a sufrir un poco y regresamos para seguir escribiendo o irnos al trabajo. En fin mis queridos amigos, seguimos aquí.

Vamos a darle una miradita a 1 Pedro 5:1-3, aquí expresa los principios fundamentales de un liderazgo pastoral; sed humildes y haced la obra de apacentar el rebaño, Juan el Bautista y Pablo fueron dos buenos ejemplos de humildad en el Nuevo Testamento. Las claves para Biblia 33ser humilde incluyen confianza en el poder de Dios, compromiso con la verdad de Dios, una comisión por la voluntad de Dios, una coacción por la omnisciencia de Dios y una pasión que consume por la gloria de Dios. El objetivo primordial de un pastor es alimentar. Además de esto, un pastor debe vigilar el rebaño y proveerles una vida ejemplar a la que puedan mirar. No puede hacer su trabajo con un espíritu indispuesto, tampoco puede hacerlo por ganancias monetarias. Más aún, debe obedecer los mandatos de las Escrituras a ser fiel a la verdad bíblica, intrépido en exponer y refutar el error, ejemplar en piedad, diligente en el ministerio y estar dispuesto a sufrir en su servicio.

Hoy mis amigos, usted entra a una libreria cristiana y encuentra libros por cientos sobre liderazgo, desde “Sea positivo”, “Saque adelante el líder que hay en usted” “Manual del perfecto pastor” y un sin número de títulos al cual más comercializable, lógicamnete dentro de todas esa maraña de títulos y autores, hay algunos que verdaderamente sirven de ayuda al líder o pastor, pero usted podría pasarse años enteros absorbiéndo tanta información y no le digo nada de lo que puede encontrar en Internet, que le quedaría muy poco tiempo para el ministerio real, para lo cual lo llamó Dios. Entonces a medida que pasa el tiempo, algunos pastores tratan de ir a seminarios, formar grupos de estudios del método cual o tal, de ver el iglecrecimiento, correr tras la última moda y llenarse de cassettes, videos, de tal o cual pastor o evangelista para ver si de esa manera puede aprender a hacer la obra que Dios le encomendo, inclusive viajamos a tal o cual ciudad e inclusive a tal país en busca de unción, de métodos entre los cuales honestamente (recuerdelo) podamos hacer la obra de Dios, igualmente y parodiando, si la iglesia tal presentó un millonario-dinerocongreso de “cualquier cosa” corremos, compramos el método y lo tratamos de repetirlo en nuestras congregaciones, si aparece el libro unjido de algún iluminado, lo enseñamos para que cambie la vida de nuestros feligreces y así un día tras otro buscamos algo para tener entretenida a nuestra congregación, intentando hacerla crecer en número y creyendo que hacemos la voluntad de Dios.

Pero sabe mi hermano, la pregunta debe de ser: ¿Cómo puede un pastor escudriñar dentro de este mar de infomación y luego poder discernir lo que verdaderamente es importante en el ministerio? ¿Se podría resumir lo que un pastor debe ser y hacer en unos cuántos principios básicos? Y es que a medida que avanzamos en este mundo globalizado, intentamos buscar lo último en tecnología o conocimiento para tratar de hacer la obra de Dios, sin darnos cuenta de que debemos volver al principio, si usted es un asiduo lector de la Biblia se abra dado cuenta de que Pedro, no leyó libros, ni tenía internet, no asistió ni al seminario del último ungido del Jordán, ni tenía su iPod con las últimas predicas del ungido del valle, Pedro, sabe mi hermano entendio en dos sencillas palabras todo sobre el pastorado: “sé humilde y haz la obra de apacentar el rebaño”, para ello busque en su Biblia 1 Pedro 5:1-3, o mejor leamoslo juntos para que usted me crea que está escrito y lo que está escrito, escrito está. “Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos,… Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorio sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey”.

Aquí mi amigo está el meollo del asunto y la respuesta a nuestras interrogantes: Pedro era himilde y de allí debemos aprender, de la forma en que los hombres tomen el pastorado y ahuellas las personas que Dios ponga en nuestras congregaciones. Lo que Dios requiere para poder dirigir su rebaño son pastores humildes, y no como usted puede ver hoy a hombres que se enseñorean de la grey y que están por intereses personales por ego y ganancias deshonestas, por ello mi amigo un pastor debe de ser un hombre humilde, aunque eso se ha venido perdiendo poco a poco en los últimos tiempos. Mire a los alrededores, lea algunos diarios, mire los noticieros, e inclusive vea algo de las tarado novelas de la TV, la gente trabaja duro para ser famosa, popularidad, fama y fortuna, y sabe mi amigo o hermano, esto se ha introducido en la iglesia, ahora hay reuniones a la personalidad porque los pastores y líderes cristianos se esfuerzan por ser celebres, buscan ser reconocidos, admirados, y tratados como los representantes de Jesús, exigen hotles 5 estrellas, inclusive hasta la marca de agua que beben, y entregan su tarifa por entregar toda su unción en un servicio de sanidad, profesía, o alabanza, si usted viera los miles de dolares que cobran por dar un conciertos “dizque” para alabar a Dios, sino preguntése ¿porqué esos famosos, pastores, evangelistas o cantantes, jamás llegan a pequeñas congregaciones que verdaderamente alaban a Dios día a día?, primero porque no tendrían para pagar lo que piden y segundo porque no llegarían a vender ni media docena de CDs.

FAMILIA ORANDOPero sabe mi amigo, el verdadro hombre de Dios, busca en todo la aprobación de Dios, en vez de la adulación temporaria de todo el mundo, es así como la humildad se convierte en el punto central de referencia de cualquier siervo de Dios útil, cada lider o pastor debe recordar siempre “Somos siervos de Cristo, no señores sobre su heredad. Los ministros son para las iglesias y no las iglesias para los ministros. Cuida no exaltarte desmedidamente, para que no llegues a ser nada”.

Mi amigo, lo dejo, creo que hablamos un poco, pero nos deja mucho para pensar, tiene usted todo el día y parte de la noche, ¿qué viene pastoreando, cómo, cuándo? es tiempo de pensarlo, sabe, hay buenos líderes, seguidores de la voluntad de Dios, pero hay también algunos equivocados que creyendo en doctrinas falsas se han desviado, pero pueden volver a su primer amor, pero hay otros que a sabiendas creen que el ministerio es para hacerse grandes porque “son hijos del rey” (pero del rey de vastos), estos ya tienen su pago, piénselo, usted líder, ya tiene su tarea, bendiciones y nos vemos pronto.

Tan solo palabras, palabras y más palabras

Capuchino 002Nuevamente nos volvemos a encontrar pero hoy vamos a hablar algo interesante, como pienso diariamente, dejaremos la charla sobre el diezmo para la próxima, pero saben mis amigos, hoy tenemos que conversar, porque sigo caminando, arrastrando los pies por estas calles que sobre ellas ha pasado tanta gente y me doy cuenta de que entre esta gente los cristianos seguimos caminando sin verdadramente darnos cuenta del paso que hemos dado, por ello pense que era lo mejor empezar a conversar al respecto, como siempre les digo, vamonos al Starbucks por un capuchino Venti, mucha azúcar, un poquitín de canela, buscamos un Tiramizu, o un Nan o aunque sea un pan con queso, pero al horno, regresamos a casa y con la Biblia en la mano, empecemos a escudriñar al respecto, pero como siempre me gusta contarles historias, hoy voy a decirles que, nos fuimos a la fiesta que por navidad dan a todos los hijos de los trabajadores en el hotel Hyatt en donde desde hace más de 12 años trabajo (bueno esto último es un decir) por lo que nos fuimos todos, a tomar chocolate, comer pizza, pollo, galletas, palomitas, pie de manzana, café, (yo solo comí, un pastelito de chocolate), y al final terminamos almorzando en iHop, porque teníamos hambre casi todos, por lo cual, no pude como comprenderan asistir al servicio del día de hoy domingo de mi congregación, ¿de qué hablaron? ni idea, pero probablemente siguieron hablando sobre el diezmo y del honor y la integridad u obediencia. Porque como dijo el pastor hace una semana, las finanzas estan mal, vamos para los números rojos, y bueno hay que jalarle las orejas a aquellos que no aportan su diezmo, (no lo dijo tan claro, pero a buen entendedor pocas palabras) en especial los servidores, hombres y mujeres a quienes se dice que se viene pastoreando, cuidando, corrigiendo y enseñando en amor, llevándolas a pastos verdes, preparándolos, para que puedan hacer la obra para la que Dios los llamó, bueno hay que hacer el intento, yo creo que si enseñamos la verdad, Dios velara por su iglesia. En fin luego volveremos a intentar empezar el tema sobre el diezmo.

Pero comencemos, mis amigos, durante años he venido viendo de que la manera de convertirse en cristiano es lo mas fácil del mundo, tan solo repite la oración, o pasa al frente y intercessao 01oraremos por ti, reconoce que el Señor es tu Señor, inclusive algunos se atreven un poco más y quieren que seamos llenos del Espíritu Santo y hablemos en otras lenguas (ya estaremos conversando al respecto más adelante) y casi a la fuerza, debemos, tenemos o inclusive hasta nos fuerzan a que tenemos que hablar en otras lenguas para que exista un sello de haber recibido a Cristo en nuestro corazón o sea como siempre digo vivimos de experiencias, debe existir cosas espectaculares, para que podamos creer, inclusive luego de hacerte hablar en lenguas, pasas directamente a la piscina para bautizarte y dejarte limpito como niño de pecho para que entres al cielo, solo falta el talco johnson para dejarte hasta purificadito y blanco como la nieve.

Te cuento mi hermano, pero por favor leelo lentamente y mastica cada una de las palabras aquí escritas, la salvación para los pecadores le costó a Dios su propio Hijo, le costó al Hijo de Dios su vida, y a usted le costará lo mismo. La salvación no es el resultado de un ejercicio intelectual, en donde por el hecho de pasar al frente o recitar a voz en cuello y con frases entrecortadas por la emoción de que usted se ha convertido en cristiano, de que por el simple hecho de que oraron por usted, ya se encamina a recibir todas bendiciones que dicen que Dios tiene para usted. La salvación mis queridos amigos viene de una vida (ojo por favor) que se vive en obedicencia y servicio a Cristo según esta en las Escrituras. Es el fruto de acciones, no de intenciones, mire mi amigo aqui debe usted entender que si su vida no cambia, y no hablo de portarse bien, ni de ya no tomar su cervecita diaria, ni de gastarse su dinero en mujeres y fiestas pasioneales los fines de semana y llegar arrepentido el domingo para volver a empezar dificuldade6el lunes con el día del zapatero y volver a las mismas andadas, no, es que su vida desde el momento en que asegura haber recibido a Cristo, una vida de obediencia a la Biblia y de una vida en la que Jesús es su Señor y de que usted simplemente es un esclavo sumiso, que solo hace lo que Su Señor le ordena. No hay lugar para pensamientos raros ni para objetar ni preguntar ¿y porqué?, no hay momento para ser simplemente asistentes y espectadores pasivos e inoperantes, porque todos tenemos buenas intenciones, pero muy pocos, poquísimos son aquellos que las palabras las transforman en acciones, y no como aquellos que el domingo gritan y danzan, se levantan diciendo soy hijo del Rey y terminando el servicio vuelven a sus casas con el corazón lleno de orgullo y vanidad, pero que el lunes vuelven a la monotonía degradante de volver a no hacer nada de lo que se comprometieron a hacer para conocer a Cristo y expandir el evangelio. Recordará mi querido amigo si le ha dado una leída al libro de Apocalipsis (de lo contrario dese una vueltita por allí, no muerde), Juan vio en su visión del juicio un Libro de la Vida, no es un libro de palabras, ni de buenas intenciones, ni de promesas no cumplidas, ni siquiera de buenas ideas, ni mucho menos de promesas que hacemos los domingos, no es un libro de reflexiones cuando nos sentamos en nuestro lugar secreto y a solas decimos que vamos a cambiar. La vida que vivimos, si mi amigo, lo que es usted día a día y noche a noche, no las palabras que decimos por muy agradables que estas sean, es lo que determina nuestro destino eterno, como siempre digo, “de buenas intenciones esta poblado el infierno, pero de lo que eres todos los días de tu vida, es lo que te puede llevar a la vida eterna”, ¿lo cree? si usted cree que porque asiste a la iglesia y da su diezmo, asi como pertenecer a algún ministerio o inclusive es pastor o profeta o es esposa del pastor, ya se gano el cielo, pues mi amigo se equivoca, lo que es usted delante de Dios y comparado con lo que dice la Biblia, es lo que a usted le dará la corona de poder llegar al cielo, de lo contrario, estamos vendiendo unos bronceadores que son una maravilla, lo dejan oscuritos, oscuritos de la noche a la mañana y si compra en envase familiar, le regalamos otro para sus más allegados.

Usted y yo debemos acudir a Dios, reconociendo nuestra total indignidad e incapacidad, y escuchelo bien, debemos morir al orgullo y abandonar el yo, muchos dicen !pero si yo ya lo woman_9he hecho! eso se llama orgullo, te crees humilde, pero aún tu corazón esta orgulloso, por eso se llena de vanidad cuando se autonombra !humilde!, por eso le voy a hacer una preguntita ¿usted ama a Dios, más que a usted mismo? yo creo que la respuesta de la gran mayoría es un rotundo !SI!, entonces, ¿porqué en su corazón hay envidia? ¿ira, contienda?, ¿orgullo, vanidad?, porque nos creemos mejores, que el resto de personas, porqué no podemos ser como el buen Samaritano y siempre seguimos de largo y solo ayudamos a aquellos que conocemos y que nos agradan, pero a los demás, seguimos de frente, y es que nuestras acciones demuestran lo contrario a lo que decimos con palabras, ¿buscas de Dios?, ¿expandes la Palabra a toda criatura?, ¿verdaderamente si Jesús te llama, lo seguirías, sin preguntar a donde?, interesante ¿verdad?, ¿estas dispuesto o dispuesta a a dar tu vida por Cristo?, entonces porque no eres capas de juntarte con El todos los días, ya sé, estás cansado de un día de trabajo, pero en el momento de necesidad, corres a buscarlo, ¿cierto? entonces eres cristiano buscador de milagros, no de Dios. Pero no te preocupes, habemos muchos como tu, pero estamos a tiempo de arrepentirnos y buscarlo en tiempos de necesidad, de abundancia, de penas y alegrías, y El estará allí, para recibirte en sus brazos llenos de amor.

Deseo en este momento que vaya conmigo a Mateo 7:21-23 y le dé una mirada con comparación con su propia vida, esto se encuentra luego del Sermón del Monte, “ahora permíteme advertirte otra cosa: cerciórate de no engañarte a tí mismo. ¿Eres en realidad miembro del reino de los cielos?” “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, mentirassino el que hace la VOLUNDAD de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en ese día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”. Por eso mis amigos a esos que les encanta hechar fuera demonios, eso no garantiza que eres cristiano, no es por el espectáculo, ni por las emociones o por las experiencias, esto se llama orgullo, yo hice esto, yo hice lo otro, mis hermanitos, si usted escucha mucho eso de que “yo hice, yo heche, yo libere”, yo aquí, yo allá”, desconfie, lo más probable es que usted este delante de una persona que en el mejor de los casos se engaña a sí mismo del poder que tiene o dice tener viene de Dios, pero sabe es orgullo y vanidad que delante de Dios son pecado, por lo tanto no les crea, compare su vida, ojo su vida, no lo que dice, sino como vive con la Palabra de Dios y luego pueda usted decidir si es o no un hombre o mujer de Dios.

Mis hermanitos amados, Jesús nos enseñó un evangelio de fuertes principios y compromiso a todos aquellos que deseen llegar al cielo, pero sabe todo se puede resumir en una palabra, si mi amigo si usted entiende su significado y lo que significa para Dios, le asegurio que no solo su vida va a cambiar, sino podrá darse cuenta de que Dios lo empieza a bendecir porque es ya un Hijo del Altísimo, la palabra es “justicia”, ¿no me cree?, bueno volvamos a nuestra Biblia, “Os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos” (Mateo 5:20). Para ahondar un poquito más,”el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” entrará en el Reino, y ya para acabar, mi amigo, si usted y yo no vivimos una vida genuinamente recta, no importa lo que haga, ni lo que diga, mucho menos importa que usted de su diezmo o pague todas las deudas de su congregación, usted no llegará al cielo ni de panzaso, no se engañe, ni porque pone cara de angelito, lo van a dejar entrar, para mayor seguridad siga leyendo su Biblia en los versículos 21-26 y podrás praydarte cuenta de cuál es el camino por donde cada día transitas, como empece este post, caminando por esas calles en donde los cristianos creemos que nos llevan al cielo y son caminos de perdición porque nuestro estilo de vida es lo que afianza nuestro camino, ¿a dónde vas? mira por donde caminas.

Bueno los dejo, nos vemos pronto, seguimos estudiando, pero sabe luchando por cambiar, por escudriñar la Palabra y versículo a versículo, frente al espejo, mirar los resultados, no le cuento cuales son, solamente que el espejo como en el retrato de Dorian Grey no nos muestra toda nuestra realidad, tan solo el Espíritu Santo nos muestra nuestro pecado, pero seguimos, perseverando por ser algo, esperamos lograrlo, tan solo Dios juzgara, bendiciones y nos vemos pronto.

Llena la tarjeta y nos vamos al cielo

Buenas noches o tardes o mañana, dependiendo de donde viva usted, pero gracias por darme la oportunidad de volvernos a ver, sali a caminar hoy por la mañana y me meti a una iglesia, luego a otra, pase por varios lugares por el centro de mi ciudad, San José, California y para retomar fuerzas, me meti a un Starbucks a tomarme un buen capuchino con su sandwich de carne con queso derretido y para terminar me compre un nan y me puse a estudiar y recorde algunas cosas interesantes, como para hacer una serie de ciencia ficción o alguna comedia, pero como siempre le digo, busque su Biblia, que nos pondremos a conversar con nuestra taza de café, y siéntese en confianza para poder conversar entre amigos o conocidos, esperando que siga con nosotros hasta el final, por lo que empecemos.

Sabe mi amigo he asistido a varias congregaciones, a innumerables estudios bíblicos, a incontables clases de discípulado, e igualmente he estado en grupos de hogar y/o células, tanto de maestro como de asistente, y en muchas de ellas he escuchado lo siguiente al finalizar la predica o enseñanza, “llene la tarjeta”, “alce la mano quienes quieren recibir a Cristo”, “Pase al frente para que oremos por usted y reciba al Señor”, “Repita está oración”, “Haga hoy una desición por Cristo”, entre otras decenas de tipos de invitación teniendo como común denominador lo mismo “Reciba al Señor”, si usted lo exámina es tán sencillo que usted dice, “¿no qué decían que seguir a Jesús era díficil y complicado?”. El único problema mi querido amigo, si usted es uno de aquellos que realizó lo que hemos descrito aquí, que le ruego que lea detenidamente este y los anteriores post, porque algo esta mal y lo han engañado, si es que su vida no ha cambiado desde que acepto según usted a Jesús como su Señor y Salvador, nada de estas declaraciones e inclusive oraciones, tiene que ver con la salvación verdadera ni con pasar por la puerta estrecha que tantas veces se viene hablando, y algunos dicen, ¿pero si es fácil encontrarla?, estas invitaciones mi querido amigo nos habla de un Jesús que está esperando por nosotros, a que demos el primer paso para permitirle hacer su obra. Implica que la salvación depende de usted o yo, de la desición que usted tome, como si el poder de la salvación naciera de nosotros, y eso mi querido amigo es totalmente falso, algunos pastores y maestros nos muestran a un Jesús que está sufriendo a la puerta y que debemos abrirle de pura lástima como si le hicieramos un favor, y mi amigo, estamos totalmente equivocados, por eso luego creemos que Dios es aquel que tiene la obligación de resolver todos nuestrs problemas y de escuchar y responder como nosotros queremos a nuestras oraciones que terminan siendo declaraciones de lo que debe y tiene que hacer nuestro creador, queridos hermanitos, estamos totalmente equivocados.

Aquí en Estados Unidos en donde el sistema nos dice que lo más importante después de los bancos somos nosotros y que desde hace más de un sigloe nos han venido poniendo en la mente de que la salvación era un producto de nuestra fuerza de voluntad. Por lo que cualquier cosa utilizada para manipular sus voluntades como el consabido “llamado al altar” se hizo y sigue siendo popular para que usted pueda dar ese paso de fe y aceptar al Señor, antes de esto siempre se creía que los pecadores se salvaban al oír el mensaje del evangelio, en donde Dios y el Espíritu Santo los despertaba de su estado de pecado, mostrándoles mediante la exposición de la Palabra, cuál erá su verdadero estado ante Dios. Pero Finney hace más de un siglo decía que la salvación no exigía una regeneración soberana obrada por Dios, sino solamente el acto de la voluntad humana, la gente pasaba a ríos al frente bajo el ímpetu de su pericia y habilidad para mover las emociones. Pero sabe mi amigo había gente que se convertía verdaderamente, pero muchos jamás sufrieron un cambio en sus vidas, porque muchos de ellos jamás regresaron a buscar de Dios y otros tantos en sus vidas no ocurrio nada, eran convertidos temporales, pero mi amigo usted imáginese que de un estadio lleno, miles pasaran adelante a “recibir al Señor”, era un espectáculo convincente, pero para agradar a los hombres, no a Dios.

Si usted recuerda o me imágino que ha asistido a algunos conciertos, o inclusive a congresos, o encuentros donde de esos miles que llegaron, de los cuales más de la mitad pasó al altar, ¿dónde están hoy?, le cuento una historia (me encantan las historias) estaba en el líderazgo en una iglesia de la Familia, y aparecio el pastor un día invitándonos a participar en unión con otras iglesias a una reunión evángelistica en el HP Pavilion, creó que entran más de 10,000 personas, bueno, algunos pastores y líderes de varias iglesias nos juntamos para organizar y bueno luego de charlas interminables, llege a retirarme porque era demasiada la unción y yo no estaba preparado, (¿suena irónico?) diciéndole al pastor de nuestra congregación que era mejor no particpar porque el desorden y la falta de interés en la razón por la cual hacer esa tarde de evangelismo no valía la pena asistir, me llamaron hereje entre otras cosas y los demás líderes apoyaron y fueron a llenar entre todas las iglesias la mitad del HP Pavilion, al final y para hacerla corta o mejor larga, llegó el día soñado, miles llegaron y luego de la alabanza y adoración respectiva, la ofrenda del caso y el sermón motivacional, cientos pasaron al frente y todos al día siguiente contentos felices por lo logrado, de las experiencias, de los milagros, de los testimonios, de la ofrenda, de esto y aquello, y yo pregunté “¿bueno y dónde estan todos aquellos que pasaron al frente?” todos se callaron, me miraron feo, si de esos cientos, ojo cientos, si el uno o dos porciento estan en las iglesias es mucho, y sabe ¿porqué?, todo fue emoción, se hizo en nuestras fuerzas, se organizó para decir y sacar pecho de lo que hicimos, pero los frutos son como los de la higuera, nada, entonces mis amigos, esto que empezó hace más de un siglo, sigue, manipulamos a la gente, les hacemos saltar gritar, movemos con predicas sensacionalistas o emotivas, llorar o reir, con ello, los hacemos pasar al frente y decimos “recibe al Señor” y todos contentos se van a casa creyendo que ya estan preparados para irse al cielo y sabe eso es un engaño, ahora debo aclarar, no es el cien porciento, hay gente que, verdaderamente se ha convertido y es ahora discípulo de Jesucristo y está haciendo la obra para la cual fue llamado, pero el resto, la gran mayoría sigue su propio camino o su propia religión en donde todo es permitido, en donde no importa que haces ni que piensas ni si sigues como antes de hacer tu oración total ya eres salvo, eso se llama engaño y a Dios no podemos engañarlo.

Usted habrá escuchado de Moody del cual aprendieron evangelistas que llenaban estadios, y como en mi historia, nos encanta llenar estadios, y hacemos de todo para lograrlo, recuerdo un dizque pastor en Argentina lleno el Estadio de River casi 100,000 personas, entro en moto para motivar a los jóvenes, o sea les dimos circo para ganarnos a los jóvenes, les predicamos emociones y la gente se quiere comer el mundo, pero el lunes luego del espectáculo, todo vuelve a la normalidad, pero salimos en los periodicos y nos contratan como presentadores de televisión por lo que hemos hecho, damos emoción tras emoción, pero al final regresan a sus casas creyendo que el circo es cristiano y que Pedro es uno de los payasos, no mis amigos, no es así, la mayoría de estas actividades no rinde el fruto esperado, solamente en el ego del evangelista que lo pone en su resume (curriculum) y es su carta de presenciatación, aquel que llenó el estadio, y saca pecho lleno de orgullo y sabe el orgullo es pecado.

Dentro de ese mar de gente que llena su tarjeta, que pasa al frente, que hace la oración, hay de verdad personas que estan quebrantadas de corazón, que se han dado cuenta de su pecado y que estan separadas de Dios, y quieren dar el paso de fe para poder ser llamados Hijos de Dios y que toman su cruz y están dispuestas a pagar el precio, son personas que son recibidas en la puerta estrecha por el poder de Dios mediante la verdad, y que se hallan camino al cielo, pero mi amigo son los pocos, pero todos salen engañados creyendo que ya están en el camino angosto que lleva al cielo, y cuando miran pasados  los días a su alrededor, ven a muchos de los que pasaron al frente y creen que todos caminan el camino angosto, pero no ven a esos que recibieron vedaderamente al Señor, porque estos últimos vienen pagando el precio, vienen haciendo la voluntad de Dios, porque se han convertido en discípulos, los demás siguen su vida como siempre y siguen engañados y no pueden aceptar su error hasta que es demasidao tarde y están el el abismo de perdición. Por un instante mi querdio amigo, vea a su alrededor, es cierto, ya no toma, ya no fuma, no es parrandero, pero y ¿es honesto?, ¿hace trampas?, ¿cobra lo justo?, ¿ama a su familia?, ¿tiene los frutos del Espíritu?, ¿su primera prioridas aparte de Dios, es su familia?, entonces mi amigo, ¿para donde se camina?

Según Jesús es muy, pero muy díficil ser salvo, Mateo 7:14 dijo que la puerta estrecha “pocos son los que la hallan”, entonces mi amgio, ¿se le hizo díficil?, yo sé que le costo dejar de fumar y tomar, pero eso no es todo, el amor por los demás, la vida de compromiso con Dios, el estar dispuesto a dejar todo por seguirlo, el ser un buen samaritano, o simplemente dar la vida por Jesús, entonces, el seguir a Jesús, ¿es fácil o díficil?, “Creo en Jesús”, “Excelente, usted es parte de la familia, ya es un cristiano, felicidades” No, los pocos, ojo lealo nuevamente, “los pocos” (quizás ni usted ni yo estemos dentro de ese pequeño grupo), tienen que buscar mucho para hallarla y luego pasar por ella uno por uno, no hay iglesia, ni predicador, ni evangelista, ni profeta, ni maestro que lo lleve hasta la puerta, quizás ese ciego ni siquiera ha encontrado el camino, el Reino es para los que agonizan por entrar en él, cuyos corazones están destrozados por el pecado, que lloran en mansedumbre, que tienen hambre y sed de justicia y anhelan que Dios cambie sus vidas. Le voy acontar un cuento, sabe Satanás quiere que usted y miles y millones de personas que llegan a las iglesias, crean y aseguren de que es fácil convertirse en cristianos y mantenerlos así de engañados, para que cuando se den cuenta sea demasiado tarde, y se pregunten pero si yo acepte a Jesús, ¿qué pasó?, yo pase al frente y hasta oraron por mi, yo llene la tarjeta, yo hice esto y aquello, ¿porqué me ocurre esto?, mi amigo, (si aún está allí), no es nada fácil, es una puerta muy estrecha la que usted tiene que hallar y pasar por ella solo, angustiado por sus pecados y anhelando el perdón.

Ahora y ya para terminar, le cuento, si usted llega al quebrantamiento, al reconocer de que usted no puede pasar por la puerta estrecha, es cuando Cristo lo fortalece para que pueda entrar, cuando usted se quebranta y entiende quién verdaderamente es usted y quién es Dios, es cuando el poder de Cristo se convierte en su principal fuente de energía, usted y yo debemos reconocer nuestro pecado, entender que si seguimos ese camino terminaremos en el infierno y suplicar misericordia y poder de lo alto para poder llegar a los pies de Cristo.

Bueno nos seguimos comunicando, nos vemos pronto, pero sabe líder de mi iglesia, aún lo espero para empezar a estudiar, a escudrñar, aunque quizás sea para despedirme, porque como he escrito en mi hoja de membresía, yo creo en el líderazgo y lo respeto, pero también creo en la verdad, escrita en la Palabra de Dios, eso de “no toquen al unguido de Jehová” es totalmente cierto, pero y ¿si no es el ungido de Jehová? porque viene engañando al pueblo de Dios, o diciendo medias verdades, bueno levanto mi voz, total, si me demuestran que estoy equivocado, me retracto y punto, pero ¿y si no lo pueden demostrar? ¿qué haran?, bendiciones.

Escogidos por los hombres

Queridos hermanos, amigos y visitantes que hoy llegan por este su blog, buenos días, nos volvemos a juntar para conversar un poco sobre nuestro libro preferido y sobre nuestro creador, para lo cual mi amigo como siempre, vamos por un buen capuchino Venti, Starbucks, por favor, un pancito dulce, quizas un almond croissant con su respectiva mermelada de duraznos, que ya se estan por acabar, solo quedan dos frascos (aleluya), pero luego corra por su Biblia, no me diga que la olvido el domingo en la iglesia, ni que no tiene una, salga tome su bus y a la primera libreria cristiana, a comprarse una, la Reina Valera de 1960 es la que utilizamos por lo que ya es tiempo que se compre una, de lo contrario juntese con un cristiano, le aseguro que al igual que usted, tampoco la tiene a la mano, pero en fin, empecemos:

“Aconteció que habiendo Samuel envejecido, puso a sus hijos por jueces sobre Israel. Y el nombre de su hijo primogénito fue Joel, y el nombre del segundo, Abías; y eran jueces en Beerseba. Pero no anduvieron los hijos por los caminos de su padre, antes se volvieron tras la avaricia, dejándose sobornar y pervirtiendo el derecho. Entonces todos los ancianos de Israel se juntaron, y vinierona Ramá para ver a Samuel, y le dijeron: He aquí tu has envejecido, y tus hijos no andan en tus caminos; por tanto, constitúyenos ahora un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones.” (1 Samuel 8:1-5).

Queridos hermanos, aqui podemos ver cuando el hombre es quien pone, sobre la congregación a hombres que no son llamados por Dios, la Palabra nos dice que Samuel “puso” y que sus hijos “no anduvieron los hijos por los caminos de su padre”, razón: ellos no tenían el llamado, debemos entender que el llamado es personal, y de parte de Dios, hay un dicho que dice así: “No vayas porque tu mamá te llamó, no vayas porque tu papá te llamó, anda porque fue Dios quien te llamó”, no porque yo soy pastor, mis hijos y mis nietos o nietas, tienen el mismo llamado, probablemente sean cristianos, y hasta quizás puedan servir en algún ministerio, pero no necesariamente sigan mis pasos, yo creo que, en el corazón de cada pastor, maestro, profeta, siempre esta la ilusión de que nuestros hijos sigan nuestros pasos, pero aquí la Palabra de Dios nos enseña de que eso no siempre es así, el llamado querido amigo es personal, inclusive con la llamada pastora, creo y quizás me pueda equivocar, pero la esposa del pastor no por obligación o por contagio se convierte en pastora, es la ayuda idónea, perfecto, pero no creo que necesariamente sea la pastora, ese llamado debe de hacersela Dios personalmente y no es por contagio, por ello la Biblia nos enseña “buscad hombres llenos del Espíritu Santo” para servir, si la gente los nombra, ya nos salimos el orden y la voluntad de Dios, y luego nos quejamos por los errores que se cometen. Pero en este caso, existe un problema mayor, en vez de buscar la dirección de Dios y que fuese Dios quien señalara nuevos jueces, pero los hombres querían un rey, y sabe mi amigo, algo con lo que desde esos tiempos venimos luchando, queremos ser iguales al mundo, debemos tener lo que tiene el mundo y metemos a la iglesia las mismas ideas, filosofías del mundo y “queremos un rey, como tienen todas las naciones” y terminamos peor que los del mundo, porque empezamos permitiendo cosas que no estan dentro de la voluntad de Dios y terminamos haciendo nuestras propias ideas, métodos y fábulas, con el fin de tener una iglesia que nos guste y que nos sirva y decimos que Dios dijo, Dios quiere, Dios me hablo, pero como leíamos en post anteriores, a Jesús lo tenemos a la puerta tocando y no lo dejamos entrar porque destruíria con sus azotes en lo que hemos convertido su iglesia, su templo.

Y mi amigo, Dios te deja, te abandona cuando tu quieres decidir, sobre lo que es mejor para tu iglesia y congregación. “A mí me han desechado” Dios te entrega a tu pecado, hoy es lo mismo, he visto como pastores se autoproclaman, profetas, evangelistas que por ese ego, esa vanidad, se autoproclaman seguidores de Cristo y jamás han podido terminar de leer, ojo no de estudiar, sino de leer un libro de la Biblia, y que en sus mentiras, engañan al pueblo que va detras de ellos, porque les gusta como hablan, y porque dan palabras de bendición y de milagros, todos contentos y felices porque ellos mismos escogieron a sus líderes sin saber la voluntad del creador, pidieron sus propios reyes para que los juzgaran, y aunque les advierte lo que les va a suceder, están cegados a sus propias vanidades de parecerse a las demás naciones y poder presumir de que tienen un rey o un pastor ungido como todas las iglesias del área, y podemos abrir una iglesia para la gloria de Cristo ¿será? la más grande, la más bonita, con los equipos más sofisticados, con el mejor coro, que suene como suena las orquestas del mundo y le metemos luces y humo, pero dejamos tocando en la puerta a Jesús y no lo dejemos entrar porque con sus Palabras de arrepentimiento nos puede arruinar la reunión.

Pero Dios nos advierte: “Y clamaréis aquel día a causa de vuestro rey que os habréis elegido, mas Jehová no os responderá en aquel día” (1 Samuel 8:18) ¿y queremos que Dios nos conteste nuestras oraciones?, bueno mi hermano, aquí tiene una razón cuando sus oraciones no son contestadas, y como dice mi pequeño hijo ¿y ahora, qué hacemos?

Conviertase en discípulo, primeramente porque la Biblia dice “El que desea obispado buena obra desea” pero recuerde a mayor responsabuilidad mayor juicio, hay que formar a los hermanos, en la verdadera Palabra de Dios, sin medias verdades y medias mentiras, con la total Palabra de Dios, hombres honestos, santos, justos, hombres que quieran hacer la voluntad de Dios, hombres que digan: Heme aquí, enviame a mi, Conviertase en discípulo, porque solo ellos conoceran la verdad y serán libres.

Entonces mi hermano y amigo, ¿seguimos, empezamos o nos quedamos como estamos?. bendiciones y nos vemos pronto.

Orar, Si pero antes…

Queridos amigos y hermanos nos volvemos a encontrar por aquí, hoy día fue un poco largo, primero porque trabajé, por lo que nos fuimos casi de amanecida a eso de las 8:10 am con dirección a tomar el trencito para irnos a nuestro centro de trabajo, descubrí, una revista sobre diseño de Blogs, por lo que me puse inmediatamente a leerla hasta terminarla en ida y vuelta, regresamos a eso de las 5:00 pm, más cansados que despiertos, por lo que luego de un rato, recuperamos fuerzas y nos pusimos a estudiar y leer nuestra Biblia, y nos sentamos a escribir el presente post, sobre la oración, que algunos tienen creó, un error garrafal, como se dice siempre “Tú pide, eres hijo del rey y te tiene que dar todo aquello que tu corazón desea” bueno no es así, escuche hace unas semanas a una pastora decir “oraremos hasta que Dios nos responda (hasta allí, vamos bien) y él nos tiene que dar lo que le hemos pedido (allí como que no)”, pedimos de todo, como en post anteriores les comentaba, cuando me invitaron a una reunión de oración en otra congregación que no es en donde me congrego ahora, y pidieron de todo, solo faltaba, su café y el tiramizú, porque se dieron vuelo al pedir, carro, dinero, esposo, novio, de todo y con la seguridad que Dios tenía que darles lo que pedían, no, lo siento, pero no es así, y si a tí mi hermano o hermana te enseñan eso, es que te tienen engañado, ojala sea por ignorancia y no por algo oscuro en las mentes de esos maestros. Pero vayamos a la Biblia:

“Si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye” 1ra. Juan 5:14

Orar en el nombre de Cristo es más que una fórmula. Algunos piensan que tienen que terminar toda oración con la frase “En el nombre de Jesús o Cristo, amén” y ya con eso tienen la seguridad, de que lo van a recibir, creen que Jesús ahora tiene la obligación de darnos todo aquello por lo cual hemos orado y terminado con la frase celebre, como si fuera magia, porquer yo declaro y decreto, entonces lo recibo, no hermanos, tu puedes declarar lo que quieras pero hay una parte clave en toda oración que no debemos pasar por alto, ni mucho menos dejar de enseñar a todos nuestros feligreses, no te digo discípulos, porque con tristeza podemos decir que dos o tres y con suerte cuatro, pero no pasamos de allí. Pero la oración apropiada abarca mucho más que una fórmula. (esto no es 2+2=4)

¿Qué significa orar en el nombre de Cristo? ojo mi amigo, hermano, pastor, maestro, profeta, por favor ponga mucha atención, para que luego no diga, !uupps!, yo no sabía. En las Escrituras, el nombre de Dios incluye todo lo que es él. Cuando Dios le dio su nombre a Moisés, le dijo: “Yo soy el que soy” (Exodo 3:14). De igual manera, el nombre de Jesucristo incluye todo lo que él es. Cuando se ora en su nombre, lo que se pide tiene que ser consecuente con lo que El es. (Ahí está el detalle). Orar en el nombre de Cristo es orar según la voluntad de Dios. Por eso mi amigo usted puede pasarse añales (años) pidiendo algo, y no recibe y sigue terqueando, como me contaron que una viejita que oraba año tras año, y nada, hasta que llegó un nuevo pastor medio preguntón y preguntó ¿por qué ora tanto esa ancianita? y le contestarón “Es que pide que Dios salve al diablo”, y nadie le había dicho que hay que orar de acuerdo a la voluntad de Dios, sino estamos perdiendo el tiempo en oraciones que jamás serán contestadas, como queremos nosotros, sé que es una exageración, pero cuando pedimos parecemos niños chiquitos, el juguete más caro o el capricho más grande.

Cuando nuestras peticiones están en conformidad con el plan soberano de Dios. El las contestará y aumentará nuestra fe. En vez de invocar una fórmula al final de sus oraciones, tal vez pudiera decir: “Pido esto porque creo que es la voluntad de Jesús”, (porqué, sabe usted cual es la voluntad de Dios, ¿cierto?).

Por lo tanto mi amigo, antes de orar por alguna petición, exáminela y exáminese, para saber si por lo que se va a orar es la voluntad de Dios, no ore por cualquier cosa, cree usted que el Señor está preocupado por su trabajo o por su carro, más que porque su alma se salve, cree usted que le quiere dar una cuenta bancaria grande o el perdón de sus pecados, cree usted que quiere darle su milagro o llamarlo hijo y encima, que luego nunca más regrese, salvo que quiera otro milagro, (recuerde él nos conoce a la perfección) dígame, cientos, miles, me imágino que usted hermano, pastor, profeta, los ha vistyo, han pasado al altar y oraron y recibieron al Señor (según usted y ellos) pero viene la pregunta ¿dónde están hoy en día? se acercaron a Jesús por su milagro, y después, recuerda a los diez leprosos “y los otros nueve, dónde están? entonces mi amigo, cuando oremos hagamos lo primero sabiendo cual es la voluntad de Dios y cuando digamos que lo hacemos en el nombre de Jesucristo, sepamos verdaderamente a quién lo estamos pidiendo y que no es una fórmula mágica que con solo decirla y repetirla se nos cumplirán nuestros tres deseos. Y sabremos cual es la volunntad de Dios, solamente viviendo en la Palabra, escudriñándola, día a día, esto no es magia, es un estilo de vida. es llegar a parecernos cada día, más y más a Cristo.

Bueno mis queridos amigos, nos vemos ya será mañana por la tarde, porque por la mañana trabajo y bueno estare pensando en otro post para que todos conozcamos un poco más respecto anuesto creador. Bendiciones y regresamos pronto.

La voluntad de Dios, ¿qué es?

Regresamos, bastante rápido, y con una pregunta que medio mundo se la hace, hasta los que no son cristianos, ¿cuál es la voluntad de Dios para mi vida?, usted ¿no se ha hecho alguna vez está pregunta?, muchos saben, creen, entienden de que Dios tiene un plan para la vida de todo creyente, pero muchas veces hay un pequeño problema al poder determinar ¿cuál es ese propósito?, pero mi amigo, le aseguro de que las respuestas que usted puede escuchar, lo pueden hacer reir, llorar, y hasta enojarse (no lo haga, es pecado).

Uno puede buscar pautas definitvas en esta érea, pero siempre acabara con una infinidad de ideas a cada cual más atravesada. algunos, los más pesimistas, piensan que han perdido la voluntad de Dios, o por lo menos dicen que la están buscando, Para ellos, Dios debe parecerles que está participando en un juego de niños, en el que se ha escondido, su voluntad en algún lugar donde no se ve y nos mantine corriendo a través de la vida para que tratemos de encontrarla. Y él está en el cielo diciendo: “Estás cerca, estás cerca, caliente, caliente…”

Otros, esos espiritualoides, sugieren que la voluntad de Dios, debe encontrarse a través de una experiencia traumática. Voy por la calle, piso una cascara de plátano y me caigo sobre un mapa de la India, e inmediatamente le digo al Señor: “Gracias por guiarme con claridad. !Comprendo! !Es la India!”. O siempre hay una voz del cielo o una visión en sus sueños que le dice que se vaya a Qatar. O esos profetas que en medio de un servicio o en los baños recibe la revelación de que debemos vestirnos de rojo por similitud a la sangre de Cristo, en fin ideas que algunos hermanos se lo creen.

También están aquellos que en realidad le tienen miedo a la voluntad de Dios. Porque creen que Dios, les rompera las piernas, o les quitará sus pertenencias, o los mandará al desierto a comer hormigas, y piensan que Dios es un aguafiestas, acabando con la diversión de todos y achándoles a perder su gozo. La gente que tiene este punto de vista teme en realidad que la voluntad de Dios sea una manera severa de vivir que demandará el sacrificio de sus habilidades o posesiones más preciadas.

Hay cristianos que ven la voluntad de Dios como que si ganó bien, pero si no gano esta bien también, o sea no corras para ganar, solo hazte presente en la carrera y ya la hiciste.

Pero mi amigo, ¿cuál es la voluntad de Dios?, bueno aquí vamos sientesé y con Biblia en mano, y sentadito para que no se nos caiga veremos. Comencemos con una suposición sencilla. De que Dios tiene una voluntad específica para nosotros, entonces él debe querer que nosotros la conozcamos. De ser así, entonces podríamos esperar que él nos la comunicara de la manera más obvia. ¿cómo? A través de la Biblia, su revelación. Por lo tanto, creo que lo único que necesita saber acerca de la voluntad de Dios se ha revelado claramente en las páginas de la Palabra de Dios. La voluntad de Dios es, de hecho, muy explícita en las Escrituras.

A medida que veamos unos principios bíblicos en los post que iremos escribiendo en los siguientes días, nos daremos cuenta de cual es la voluntad de Dios, pero prepárese, quizás, no este preparado para aceptarlo. Nos vemos luego, yo creo que ya mañana, porque deseo que asimile lo que ha leído y sobre todo levante sus manos y alabe a nuestro creador, recuerde lea, estudie, no se conforme con los cuatro versículo del domingo, ni los dos o tres del estudio bíblico, hoy he tratado algo escrito por el pastor John Macarthur, que pienso que es uno de los pastores que mayor estudio de la Biblia tienen y de que buscan verdaderamente del Señor, por lo que es bueno leer lo que escribe, si encuentra un libro de él, tome su Biblia y empiece a leerlo, bueno nos vemos y bendiciones.

Guerra espiritual !Salta, brinca, grita, pisale la cabeza al diablo!

Amigos y hermanos que regresaron por aquí, bendiciones, volvemos a tocar el tema de la guerra, y es que en los últimos días he visto cada batalla de algunos hermanitos, que olvidese de la guerra de las galaxias, y como les dije en algún post anterior, busque debajo de la cama su resortera, agarre un par de sartenes para darle en los callos al diablo, y sobre todo agarre un par se cuerdas gruesas para atarlo y recontra amarrarlo, y por último su colaloca (super pegamento) para poder pegarlo a algún rincón en donde no haga daño, en su mochila de Bob Esponja, ponga su bola de boliche, su patita de conejo, la bola de billar y cuatro piedras si le da la onda de creerse David y ahora si preparados para la guerra, vamonos a Starbucks para tomarnos un buen café porque estamos haciendo disparates, y es que recuerdo que nos decían: 30 segundos de gritos para asustar al diablo, y como buenos gritabamos, ahora vamos a pisarle la cabeza al diablo y a saltar como haciendo la danza de la lluvia, vamos a atar al diablo, vamos a arrojarlo al fondo del abismo, no faltaban algunos pastores que caminaban con su gente al mar, simulando lo dicho, luego vamos a quemar nuestros pecados, y vamos todos a hacer nuestra fogata, no faltaba el hermanito que sacaba su carnita para un sanguchito, en fin miles de cosas y Satanás muerto de risa tan solo viendónos, y tranquilo, porque si nosotros estamos en esas cosas llamemosle espiritualoides, pues no somos contrincante, y se rie, se burla de los cristianos que aún creen que haciendo cosas para la gradería vamos a lograr algo, mi amigo, lea detenidamente y busque en su Biblia, si lo que hace es correcto, o no, ahora si quiere hacer ejercicio, bueno comprése los videos de zumba y bajamos todos de peso y sin tanto brinco desorganizado, en fin empecemos seriamente.

¿Qué es guerra espiritual? Es una guerra de proporciones universales entre Dios y su verdad, y Satanás y sus mentiras. Es una batalla de voluntades entre Dios y Satanás. Es un conflicto cósmico que involucra a Dios y a la criatura de más envergadura que jamás haya creado, y se filtra hasta llegar a todo ser humano. Satanás y su ejército de demonios están peleando con Cristo, sus ángeles santos, la nación de Israel y los creyentes. Las líneas de batalla están claramente demarcadas. En Colosenses 1:13, Pablo dijo que Dios “nos ha librado de la autoridad de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su Hijo amado”. La salvación trae verdadera liberación y protección en contra de Satanás. En Romanos 8:37, Pablo dijo que somos más que vencedores por medio de Cristo. En 1 Corintios 15:57, dijo que Dios nos da la victoria. En 2 Corintios 2:14, dijo que Dios siempre nos lleva al triunfo. En 1 Juan 2:13, Juan dijo que hemos vencido al maligno; y, en 4:4, dijo que el Espíritu Santo viviente es mayor que Satanás. ¿Cómo puede alguien afirmar estas gloriosas verdades y sin embargo creer que los demonios puedan habitar en los creyentes genuinos? Muchas de las destacadas voces en el movimiento de guerra espiritual de hoy en día se apresuran en aclamar toda declaración de fe en Cristo como prueba de salvación. Esto refleja la creencia fácil que ha terminado con esta generación. Un entendimiento bíblico completo de la doctrina de la conversión hace evidente el hecho de que los demonios nunca pueden morar o poseer a un creyente. Jonathan Edwards escribió lo siguiente acerca de la verdadera conversión:

La Escritura describe a la conversión en términos que implican o indican un cambio de naturaleza: Nacer de nuevo, transformarse en nuevas criaturas, resucitar entre los muertos, renovarse en el espíritu de la mente, morir al pecado y vivir para la justicia, despojarse del viejo hombre y vestirse del nuevo, ser participantes de la naturaleza divina, etc.

En consecuencia, si no hay cambio real y duradero en la gente que piensa que se ha convertido, su religión no vale nada, cualesquiera sean sus experiencias. La conversión es un cambio completo de dirección del hombre desde el pecado hacia Dios. Dios puede refrenar el pecado en la gente no conversa, por supuesto, pero en la conversión él cambia el propio corazón y la naturaleza de ellos desde el pecado a la santidad. La persona conversa se transforma en enemiga del pecado. ¿Qué podemos entonces decir de la persona que declara que ha experimentado la conversión pero cuyas emociones religiosas se desvanecen con rapidez, dejándola prácticamente igual a lo que era antes? Se le ve tan egoísta, mundana, necia, perversa y no cristiana como siempre.

Eso habla en su contra mucho más que lo que cualquier experiencia religiosa pueda hablar de ella. En Cristo Jesús, ni la circuncisión ni la incircuncisión, ni la experiencia dramática ni la silenciosa, ni un maravilloso testimonio, ni uno aburrido cuentan para nada. Lo único que cuenta es una nueva creación.

Por todo lo anterior mi amigo, hermano, visitante, pastor o líder, la pregunta final o para empezar sería: ¿es usted verdaderamente cristiano? ¿verdaderamente ha recibido a Jesús en su corazón? o para ponerla más díficil: ¿es usted esclavo de Jesucristo?, dependiendo de esa respuesta es la guerra espiritual, si usted no es esclavo de Jesucristo, el que vive de acuerdo a la voluntad de Dios, entonces mi amigo, no intente hacer liberación, porque el único que se saldra es usted.

Cristiano, eso solamente, hoy recuerdo a un historiador cuyó nombre no recuerdo, pero decía, luego de los golpes, luego de las torturas, cuando los sentaban en un hierro caliente, luego de todo, ellos les preguntaban ¿quienes erán? la respuesta una y otra vez era: “soy cristiano”, “soy cristiano” los tirabán a los leones para que fuesen sus cuerpos destrozados, y una y otra vez su respuesta en la agonía era: “soy cristiano” su nombre, su lugar de procedencia, todo su ser era de que es cristiano, lo más importante, era seguir a Jesús, no interesa la vida si sabes a donde te diriges, no importa tu procedencia cuando sabes que eres del cielo, no importa la vida si cuando la pierdes la vas a ganar, entonces mi hermano, debemos enseñar la verdad y ponerla por obra, díficil, claro que lo es, y cada día que me despierto y doy gracias, me es díficil, porque aún vivo en este cuerpo carnal, pero debemos proseguir hasta llegar a la estatura de Cristo, pero en el tiempo de caminar es aprender la verdad y enseñarla, para que otros también puedan llegar a entender que el camino a la exaltación es la humillación, sabiendo sobre todas las cosas que los verdaderos cristianos somos simplemente esclavos de Jesucristo. O por lo menos morimos en el intento.

Les dejo un video de una alabaza de nuestra iglesia “Manantial de vida” (aunque por lo que aquí escribo, quizás y solo quizás, pronto me inviten a despedirme de ellos, en fin asi es el fútbol, no podemos agradar a todos, con tal de que agrademos a Dios (espero) es suficiente),  levante sus manos y alabe al Señor con nuestro canto de guerra.

Bendiciones y recuerda la Biblia nos dice resistid al diablo y huirá de vosotros, porque aunque lo ates con nudo de pescador, se te desata. nos vemos al rato.

El intercesor

Amigos empezamos, hoy sábado, temprano, nos levantamos con desgano y buscando un buen café, una donna, no encontramos tiramizu, y nos pusimos a estudiar, tomamos en nuestras manos la separata de Intercesión, y vemos cómo y cuáles son las cualidades de un intercesor, y vamos a hacer un comentario al respecto y la razón básicamente es que siempre escuchamos que ora, pide, ordena, declara, visualiza, en fin siempre es que tenemos la autoridad para hacer esto y aquello, pero muy poco o muy superficialmente tratamos sobre el estado del que ora, la relación que debe tener el intercesor con Dios, el compromiso en su caminar que debe tener el que empieza a pedir, por eso aquí mi hermano veremos justamente eso que desde los pulpitos falta, y es que muchas veces cambiamos el mensaje de arrepientete por el de todo esta bien, entonces vamos a darle una miradita a la Biblia y empecemos, ahora si a usted le intereso el post, escríbanos un comentario, gracias.

Todo intercesor tiene que negarse a sí mismo, negar su yo y la voluntad propia, pero eso sólo puede lograrse a través del Espíritu Santo, de su fe en Cristo y de permanecer con Jesús. El intercesor da su vida en amor y dolor por el otro; siente misericordia, sufre, llora, gime “Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento” (Mateo 9:13), “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles” (Romanos 8:26) “Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santo” (Romanos 8:27), el intercesor, debe conocer la voluntad de Dios para los santos y en base a eso es como debemos interceder, muchas veces nuestros propios buenos deseos, nuestro cariño por la persona nos hace pedir de acuerdo a nuestros propios sentimientos, allí es cuando nos equivocamos, debemos conocer la voluntad de Dios (para ello esta la Biblia) y en base a eso orar, porque no es lo que yo quiero, ni lo que creó que es lo mejor para tal o cual persona, sino cuál es la voluntad de Dios en esta situación para dicha persona, allí nuestra oración es cuando es escuchada y respondida.

Requisitos para que la oración del intercesor sea escuchada, 1) Que su relación con Dios sea la base de su vida, 2) Identificarse con la causa de la persona y saber la voluntad de Dios al respecto, sintiendo dolor, sufrimiento por esa causa, 3) Fe. Debemos discernir por qué vamos a interceder y no ponernos a orar a ciegas siguiendo a alguien o lo que es peor orando por cosas que nada tienen que ver con el Reino. Esto trae confusión, debe conocerse, identificarse, sentir amor y dolor pero sobre todo conocer lo que dice Dios al respecto, y cuál es su voluntad y sobre ello orar.

Un intecedor debe

1) Permanecr en la perfecta voluntad de Dios

2) Mantener una comunión profunda con Jesús

3) Ser santo como Jesús es santo

4) Morir al yo, diariamente

5) Creer y vivir la Palabra de Dios

6) Fe

7) Ayunar

8) Vencer toda influencia del mundo

9) Orar sin cesar

10) Amar a tu prójimo

11) Ser perseverante.

Pero de todos estos puntos el más importante es Permanecer en la perfecta voluntad de Dios, porque allí si cualquiera cosa que pidiereis al Padre en nombre de Jesús, El lo hará.

Nos seguimos comunicando, bendiciones y los dejo por unos momentos, pero seguimos, la intercesión es importante dentro de la vida de la iglesia, pero mis hermanos, el intercesor se acerca a Dios con las manos limpias, para que su pureza sea aún más blanca, cuidese. bye

Seguimos alabando a nuestro creador

Amigos después de leer los anteriores post, si usted presto atención, debemos empezar adorando a Dios por lo que subimos una nueva alabanza de nuestro grupo de la iglesia Manantial de Vida del servicio del pasado domingo, que le sirva a usted para acercarse más a Dios, bendiones y nos vemos pronto.

Dueño de mi vida, porque la voluntad de Dios se hará en mi vida, heme aquí Señor, usame de acuerdo a Tu voluntad.

La interseción que agrada a Dios (1ra parte)

Nos volvemos a juntar nuevamente, le cuento de que el clima por aqui esta bueno, nos encontraremos cocinando a fuego lento aunque parece que recien prendieron las hornillas, dentro de poco se volvera casi insoportable, pero de todo siempre algo bueno, a bañarse seguido, sé que quizas no se pudiera tomar un cafe, pero le aseguro que un buen Jamba Juice todos se lo vamos a agradecer (sobre todo si invita), pero si es por la noche seguimos con nuestro capuchino Starbucks, he venido escuchando y asistiendo a unas charlas que acaban de empezar acerca de la interseción, aparte del folleto y la primera sesión, la segunda no he podido asistir, pero ya me estoy leyendo el folleto y aparte he empezado a buscar en mi Biblia y leer, lo que otros pastores y maestros comprometidos con Dios, dicen al respecto, hoy aquí vamos a ponernos un poco espirituales y vamos a ver que hay en todo esto, es importante, pero veremos su desarrollo.

Para empezar diremos como dice el folleto que Interceder es la acción de una persona que toma el lugar de otra, o se pone en su lugar para suplicar o defender el caso de esta, guiado solo por el amor y la misericordia.

Suena bien y en la Biblia encontramos muchos de estos casos que a medida que desarrollemos esto en varios post, iremos mostrando y enseñando al respecto.

Pero mejor vayamos directo a la Palabra de Dios para ver dos ejemplos de interseción, el primero lo encontraremos en Lucas 23:34 “Y Jesus decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” Esta es una oración en la que el propio Jesús esta intercediendo por todos aquellos que en ese momento lo golpean, insultan y van a crucificarle.

Otro ejemplo que tambien lo he sacado del folleto lo encontramos en Ezequiel 22:30, aqui quisiera detenerme unos instantes, igualmente quisiera aumentar unos versículos más, para no sacar de contexto el versículo, escribiremos aqui y por favor leamoslo desde el versículo 27 hasta el 31 “Sus príncipes en medio de ella son como lobos que arrebatan presa, derramando sangre, para destruir las almas, para obtener ganancias injustas. Y sus profetas recubrían con lobo suelto, profetizándoles vanidad y adivinándoles mentira, diciendo: Asi ha dicho Jehová el Señor; y Jehová no había hablado. El pueblo de la tierra usaba de opresión y cometía robo, al afligido y menesteroso hacía violencia, y al extranjero oprimía sin derecho. Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé. Por tanto, derramé sobre ellos mi ira; con el ardor de mi ira los consumí; hice volver el camino de ellos sobre su propia cabeza, dice Jehová el Señor”

Bueno mi hermano o visitante asiduo o líder de congregación, asi están las cosas, el ser intercesor tiene una serie de condiciones y hay que tener mucho cuidado al tomar la responsabilidad, primero yo no se si usted se ha dado cuenta pero hay alguna diferencia de esta lectura de hace cientos de años con lo que viene sucediendo en la actiualidad, parece que estuviese leyendo un periodico de la mañana y ver las noticias de lo que viene sucediendo en este y otros muchos paises, que entre hermanos se vienen matando con ese lema nunca mejor explicado “el que no tranza no avanza” hay que lograr lo que queremos a costa de lo que sea, y ojo mi amigo esto es con los de afuera y tambien con los de adentro de las congregaciones, no se ha dado cuenta, bueno le cuento, muchos toman el nombre de Dios en vano, con el consabido “Dios me dijo, o Asi dice el Senor” que luego de la perorata de te voy a llenar de bendiciones si das tu diezmo, la gente corre a dejar su dinero y Jehová nunca hablo, pero como suena bien, parece espiritual (aunque no lo sea) pues la gente quiere oir, quiere ver y si te tumban cuando oran por ti, la gente se va feliz y quieren más, si el pastor remolinea su chaqueta y la lanza contra los filigreses, que felicidad y parecen cuando entraba Michael Jackson, que todos quieren un pedacito de su camiseta, a ver si ahora donde esta nuestro Michael tambien quisieran acompañarlo, pero mejor sigamos, pero lo peor que existe es esto, Dios busco  a alguien que hicera vallado, que se pusiera delante e intercediera por todos, para que Dios no los destruya, pero tenía que ser un hombre integro, que la Palabra de Dios fuese el pan de cada día, pero no solo en la lectura diaria, ni de que puedan aprenderselo de memoria, sino en que tenía que dar frutos, pero frutos de arrepentimiento porque en otro tiempo fue pecador, pero mi amigo, Dios no encontro ni uno, hoy somos miles, dice la gente, ¿seguro?, en nuestra congregación y las miles que hay alrededor del mundo en donde todos gritan que son cristianos, ¿cuantos se pueden poner delante?, muchos dicen yo voy, pero ojo aquellos que su vida es digna de ser tomada en cuenta por Dios, no es cuestion de yo me pongo a orar y Dios debe de abrirme puertas, de hacerme mi milagro y de que yo lo pruebo dando mis diezmos y ofrendas para que mi negocio vaya bien o de que a fulanita o sutanita sean prosperos, amigo, parece santo y muchas veces lo es con la buena intencion, pero sabe parece de que estabamos caminando por el desierto junto al mar y en una de esas sin darnos cuenta pateamos las olas a la orilla de la playa, y nos damos con la sorpresa de que pateabamos una botella que al abrirla salio el genio y le pedimos o mejor dicho le ordenamos nuestros tres deseos, porque pide, ordena, declara, y El tiene que hacerlo, un momentito, hemos sacado a Dios de su trono le dimos uno de payaso y mandadero y nosotros nos sentamos en su lugar y ordenamos hasta de que sabor queremos nuestro ice cream, no mis hermanos, interceder es cierto que es orar por otros, pero para ello, es primero que nosotros los intercesores debemos de presentarnos ante Dios, limpios, arrepentidos y viviendo una vida como El nos lo ordena en las Escrituras, Dios es un Dios santo, por lo tanto saquemonos nuestras sandalias llenas de pecado, llenas de envidia, arrogancia y otras perlitas mas, para poder acercarte ante el trono de la gracia y exponer tu pedido. Recuerda a Moises, se sacó sus sandalias porque estaba en Tierra Santa, y ahora no me diga que Moises y usted son como hermanos gemelos.

Nos dicen que por sus llagas fuimos sanados y ahora ordena tu sanidad, fue pobre para que tu seas rico, pero mis queridos amigos, y quizas algún hermanito que todavia me quede, tengo ua pregunta para aquellos arrogantes que le ordenan a Dios, y ¿porqué no sano a Pablo?, tan solo esa pregunta ¿porqué permitio que Esteban muriera?, es que no tenían fe, o es que no declararon o no ordenaron o qué paso, y todos aquellos que prefirieron morir quemados, devorados por leones en el Circo Romano antes de renunciar a Jesús, sabe mi amigo es que todo lo que se pida, suceda, es de acuerdo a la voluntad de Dios, no a nuestra voluntad, por más que oremos por años, si la voluntad de Dios es diferente a la nuestra, simplemente, no se realizará, entonces, cuantas veces hemos orado por gente y esa gente se ha muerto, recuerdo un pastor que oro el y su iglesia para que a su hija no le amputaran la pierna, por semanas oraron, hicieron vigilias, ayunos y al final le amputaron la pierna a la niña, entonces ocurren dos cosas o te peleas con Dios por no escucharte a pesar de todo, aún porque declaraste y ordenaste o te das cuenta de que eres un siervo y debes aceptar la voluntad de Dios porque hay cosas que ni tu ni yo entendemos de los pensamientos del Dios eterno, solo que debemos de hacer y aceptar su voluntad. lo demás, son ideas nuestras. (Se nos va extendiendo el post, por lo cual continúa en la 2da parte, viene en unos minutos). Te esperamos.