Llena la tarjeta y nos vamos al cielo

Buenas noches o tardes o mañana, dependiendo de donde viva usted, pero gracias por darme la oportunidad de volvernos a ver, sali a caminar hoy por la mañana y me meti a una iglesia, luego a otra, pase por varios lugares por el centro de mi ciudad, San José, California y para retomar fuerzas, me meti a un Starbucks a tomarme un buen capuchino con su sandwich de carne con queso derretido y para terminar me compre un nan y me puse a estudiar y recorde algunas cosas interesantes, como para hacer una serie de ciencia ficción o alguna comedia, pero como siempre le digo, busque su Biblia, que nos pondremos a conversar con nuestra taza de café, y siéntese en confianza para poder conversar entre amigos o conocidos, esperando que siga con nosotros hasta el final, por lo que empecemos.

Sabe mi amigo he asistido a varias congregaciones, a innumerables estudios bíblicos, a incontables clases de discípulado, e igualmente he estado en grupos de hogar y/o células, tanto de maestro como de asistente, y en muchas de ellas he escuchado lo siguiente al finalizar la predica o enseñanza, “llene la tarjeta”, “alce la mano quienes quieren recibir a Cristo”, “Pase al frente para que oremos por usted y reciba al Señor”, “Repita está oración”, “Haga hoy una desición por Cristo”, entre otras decenas de tipos de invitación teniendo como común denominador lo mismo “Reciba al Señor”, si usted lo exámina es tán sencillo que usted dice, “¿no qué decían que seguir a Jesús era díficil y complicado?”. El único problema mi querido amigo, si usted es uno de aquellos que realizó lo que hemos descrito aquí, que le ruego que lea detenidamente este y los anteriores post, porque algo esta mal y lo han engañado, si es que su vida no ha cambiado desde que acepto según usted a Jesús como su Señor y Salvador, nada de estas declaraciones e inclusive oraciones, tiene que ver con la salvación verdadera ni con pasar por la puerta estrecha que tantas veces se viene hablando, y algunos dicen, ¿pero si es fácil encontrarla?, estas invitaciones mi querido amigo nos habla de un Jesús que está esperando por nosotros, a que demos el primer paso para permitirle hacer su obra. Implica que la salvación depende de usted o yo, de la desición que usted tome, como si el poder de la salvación naciera de nosotros, y eso mi querido amigo es totalmente falso, algunos pastores y maestros nos muestran a un Jesús que está sufriendo a la puerta y que debemos abrirle de pura lástima como si le hicieramos un favor, y mi amigo, estamos totalmente equivocados, por eso luego creemos que Dios es aquel que tiene la obligación de resolver todos nuestrs problemas y de escuchar y responder como nosotros queremos a nuestras oraciones que terminan siendo declaraciones de lo que debe y tiene que hacer nuestro creador, queridos hermanitos, estamos totalmente equivocados.

Aquí en Estados Unidos en donde el sistema nos dice que lo más importante después de los bancos somos nosotros y que desde hace más de un sigloe nos han venido poniendo en la mente de que la salvación era un producto de nuestra fuerza de voluntad. Por lo que cualquier cosa utilizada para manipular sus voluntades como el consabido “llamado al altar” se hizo y sigue siendo popular para que usted pueda dar ese paso de fe y aceptar al Señor, antes de esto siempre se creía que los pecadores se salvaban al oír el mensaje del evangelio, en donde Dios y el Espíritu Santo los despertaba de su estado de pecado, mostrándoles mediante la exposición de la Palabra, cuál erá su verdadero estado ante Dios. Pero Finney hace más de un siglo decía que la salvación no exigía una regeneración soberana obrada por Dios, sino solamente el acto de la voluntad humana, la gente pasaba a ríos al frente bajo el ímpetu de su pericia y habilidad para mover las emociones. Pero sabe mi amigo había gente que se convertía verdaderamente, pero muchos jamás sufrieron un cambio en sus vidas, porque muchos de ellos jamás regresaron a buscar de Dios y otros tantos en sus vidas no ocurrio nada, eran convertidos temporales, pero mi amigo usted imáginese que de un estadio lleno, miles pasaran adelante a “recibir al Señor”, era un espectáculo convincente, pero para agradar a los hombres, no a Dios.

Si usted recuerda o me imágino que ha asistido a algunos conciertos, o inclusive a congresos, o encuentros donde de esos miles que llegaron, de los cuales más de la mitad pasó al altar, ¿dónde están hoy?, le cuento una historia (me encantan las historias) estaba en el líderazgo en una iglesia de la Familia, y aparecio el pastor un día invitándonos a participar en unión con otras iglesias a una reunión evángelistica en el HP Pavilion, creó que entran más de 10,000 personas, bueno, algunos pastores y líderes de varias iglesias nos juntamos para organizar y bueno luego de charlas interminables, llege a retirarme porque era demasiada la unción y yo no estaba preparado, (¿suena irónico?) diciéndole al pastor de nuestra congregación que era mejor no particpar porque el desorden y la falta de interés en la razón por la cual hacer esa tarde de evangelismo no valía la pena asistir, me llamaron hereje entre otras cosas y los demás líderes apoyaron y fueron a llenar entre todas las iglesias la mitad del HP Pavilion, al final y para hacerla corta o mejor larga, llegó el día soñado, miles llegaron y luego de la alabanza y adoración respectiva, la ofrenda del caso y el sermón motivacional, cientos pasaron al frente y todos al día siguiente contentos felices por lo logrado, de las experiencias, de los milagros, de los testimonios, de la ofrenda, de esto y aquello, y yo pregunté “¿bueno y dónde estan todos aquellos que pasaron al frente?” todos se callaron, me miraron feo, si de esos cientos, ojo cientos, si el uno o dos porciento estan en las iglesias es mucho, y sabe ¿porqué?, todo fue emoción, se hizo en nuestras fuerzas, se organizó para decir y sacar pecho de lo que hicimos, pero los frutos son como los de la higuera, nada, entonces mis amigos, esto que empezó hace más de un siglo, sigue, manipulamos a la gente, les hacemos saltar gritar, movemos con predicas sensacionalistas o emotivas, llorar o reir, con ello, los hacemos pasar al frente y decimos “recibe al Señor” y todos contentos se van a casa creyendo que ya estan preparados para irse al cielo y sabe eso es un engaño, ahora debo aclarar, no es el cien porciento, hay gente que, verdaderamente se ha convertido y es ahora discípulo de Jesucristo y está haciendo la obra para la cual fue llamado, pero el resto, la gran mayoría sigue su propio camino o su propia religión en donde todo es permitido, en donde no importa que haces ni que piensas ni si sigues como antes de hacer tu oración total ya eres salvo, eso se llama engaño y a Dios no podemos engañarlo.

Usted habrá escuchado de Moody del cual aprendieron evangelistas que llenaban estadios, y como en mi historia, nos encanta llenar estadios, y hacemos de todo para lograrlo, recuerdo un dizque pastor en Argentina lleno el Estadio de River casi 100,000 personas, entro en moto para motivar a los jóvenes, o sea les dimos circo para ganarnos a los jóvenes, les predicamos emociones y la gente se quiere comer el mundo, pero el lunes luego del espectáculo, todo vuelve a la normalidad, pero salimos en los periodicos y nos contratan como presentadores de televisión por lo que hemos hecho, damos emoción tras emoción, pero al final regresan a sus casas creyendo que el circo es cristiano y que Pedro es uno de los payasos, no mis amigos, no es así, la mayoría de estas actividades no rinde el fruto esperado, solamente en el ego del evangelista que lo pone en su resume (curriculum) y es su carta de presenciatación, aquel que llenó el estadio, y saca pecho lleno de orgullo y sabe el orgullo es pecado.

Dentro de ese mar de gente que llena su tarjeta, que pasa al frente, que hace la oración, hay de verdad personas que estan quebrantadas de corazón, que se han dado cuenta de su pecado y que estan separadas de Dios, y quieren dar el paso de fe para poder ser llamados Hijos de Dios y que toman su cruz y están dispuestas a pagar el precio, son personas que son recibidas en la puerta estrecha por el poder de Dios mediante la verdad, y que se hallan camino al cielo, pero mi amigo son los pocos, pero todos salen engañados creyendo que ya están en el camino angosto que lleva al cielo, y cuando miran pasados  los días a su alrededor, ven a muchos de los que pasaron al frente y creen que todos caminan el camino angosto, pero no ven a esos que recibieron vedaderamente al Señor, porque estos últimos vienen pagando el precio, vienen haciendo la voluntad de Dios, porque se han convertido en discípulos, los demás siguen su vida como siempre y siguen engañados y no pueden aceptar su error hasta que es demasidao tarde y están el el abismo de perdición. Por un instante mi querdio amigo, vea a su alrededor, es cierto, ya no toma, ya no fuma, no es parrandero, pero y ¿es honesto?, ¿hace trampas?, ¿cobra lo justo?, ¿ama a su familia?, ¿tiene los frutos del Espíritu?, ¿su primera prioridas aparte de Dios, es su familia?, entonces mi amigo, ¿para donde se camina?

Según Jesús es muy, pero muy díficil ser salvo, Mateo 7:14 dijo que la puerta estrecha “pocos son los que la hallan”, entonces mi amgio, ¿se le hizo díficil?, yo sé que le costo dejar de fumar y tomar, pero eso no es todo, el amor por los demás, la vida de compromiso con Dios, el estar dispuesto a dejar todo por seguirlo, el ser un buen samaritano, o simplemente dar la vida por Jesús, entonces, el seguir a Jesús, ¿es fácil o díficil?, “Creo en Jesús”, “Excelente, usted es parte de la familia, ya es un cristiano, felicidades” No, los pocos, ojo lealo nuevamente, “los pocos” (quizás ni usted ni yo estemos dentro de ese pequeño grupo), tienen que buscar mucho para hallarla y luego pasar por ella uno por uno, no hay iglesia, ni predicador, ni evangelista, ni profeta, ni maestro que lo lleve hasta la puerta, quizás ese ciego ni siquiera ha encontrado el camino, el Reino es para los que agonizan por entrar en él, cuyos corazones están destrozados por el pecado, que lloran en mansedumbre, que tienen hambre y sed de justicia y anhelan que Dios cambie sus vidas. Le voy acontar un cuento, sabe Satanás quiere que usted y miles y millones de personas que llegan a las iglesias, crean y aseguren de que es fácil convertirse en cristianos y mantenerlos así de engañados, para que cuando se den cuenta sea demasiado tarde, y se pregunten pero si yo acepte a Jesús, ¿qué pasó?, yo pase al frente y hasta oraron por mi, yo llene la tarjeta, yo hice esto y aquello, ¿porqué me ocurre esto?, mi amigo, (si aún está allí), no es nada fácil, es una puerta muy estrecha la que usted tiene que hallar y pasar por ella solo, angustiado por sus pecados y anhelando el perdón.

Ahora y ya para terminar, le cuento, si usted llega al quebrantamiento, al reconocer de que usted no puede pasar por la puerta estrecha, es cuando Cristo lo fortalece para que pueda entrar, cuando usted se quebranta y entiende quién verdaderamente es usted y quién es Dios, es cuando el poder de Cristo se convierte en su principal fuente de energía, usted y yo debemos reconocer nuestro pecado, entender que si seguimos ese camino terminaremos en el infierno y suplicar misericordia y poder de lo alto para poder llegar a los pies de Cristo.

Bueno nos seguimos comunicando, nos vemos pronto, pero sabe líder de mi iglesia, aún lo espero para empezar a estudiar, a escudrñar, aunque quizás sea para despedirme, porque como he escrito en mi hoja de membresía, yo creo en el líderazgo y lo respeto, pero también creo en la verdad, escrita en la Palabra de Dios, eso de “no toquen al unguido de Jehová” es totalmente cierto, pero y ¿si no es el ungido de Jehová? porque viene engañando al pueblo de Dios, o diciendo medias verdades, bueno levanto mi voz, total, si me demuestran que estoy equivocado, me retracto y punto, pero ¿y si no lo pueden demostrar? ¿qué haran?, bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: