Llena la tarjeta y nos vamos al cielo

Buenas noches o tardes o mañana, dependiendo de donde viva usted, pero gracias por darme la oportunidad de volvernos a ver, sali a caminar hoy por la mañana y me meti a una iglesia, luego a otra, pase por varios lugares por el centro de mi ciudad, San José, California y para retomar fuerzas, me meti a un Starbucks a tomarme un buen capuchino con su sandwich de carne con queso derretido y para terminar me compre un nan y me puse a estudiar y recorde algunas cosas interesantes, como para hacer una serie de ciencia ficción o alguna comedia, pero como siempre le digo, busque su Biblia, que nos pondremos a conversar con nuestra taza de café, y siéntese en confianza para poder conversar entre amigos o conocidos, esperando que siga con nosotros hasta el final, por lo que empecemos.

Sabe mi amigo he asistido a varias congregaciones, a innumerables estudios bíblicos, a incontables clases de discípulado, e igualmente he estado en grupos de hogar y/o células, tanto de maestro como de asistente, y en muchas de ellas he escuchado lo siguiente al finalizar la predica o enseñanza, “llene la tarjeta”, “alce la mano quienes quieren recibir a Cristo”, “Pase al frente para que oremos por usted y reciba al Señor”, “Repita está oración”, “Haga hoy una desición por Cristo”, entre otras decenas de tipos de invitación teniendo como común denominador lo mismo “Reciba al Señor”, si usted lo exámina es tán sencillo que usted dice, “¿no qué decían que seguir a Jesús era díficil y complicado?”. El único problema mi querido amigo, si usted es uno de aquellos que realizó lo que hemos descrito aquí, que le ruego que lea detenidamente este y los anteriores post, porque algo esta mal y lo han engañado, si es que su vida no ha cambiado desde que acepto según usted a Jesús como su Señor y Salvador, nada de estas declaraciones e inclusive oraciones, tiene que ver con la salvación verdadera ni con pasar por la puerta estrecha que tantas veces se viene hablando, y algunos dicen, ¿pero si es fácil encontrarla?, estas invitaciones mi querido amigo nos habla de un Jesús que está esperando por nosotros, a que demos el primer paso para permitirle hacer su obra. Implica que la salvación depende de usted o yo, de la desición que usted tome, como si el poder de la salvación naciera de nosotros, y eso mi querido amigo es totalmente falso, algunos pastores y maestros nos muestran a un Jesús que está sufriendo a la puerta y que debemos abrirle de pura lástima como si le hicieramos un favor, y mi amigo, estamos totalmente equivocados, por eso luego creemos que Dios es aquel que tiene la obligación de resolver todos nuestrs problemas y de escuchar y responder como nosotros queremos a nuestras oraciones que terminan siendo declaraciones de lo que debe y tiene que hacer nuestro creador, queridos hermanitos, estamos totalmente equivocados.

Aquí en Estados Unidos en donde el sistema nos dice que lo más importante después de los bancos somos nosotros y que desde hace más de un sigloe nos han venido poniendo en la mente de que la salvación era un producto de nuestra fuerza de voluntad. Por lo que cualquier cosa utilizada para manipular sus voluntades como el consabido “llamado al altar” se hizo y sigue siendo popular para que usted pueda dar ese paso de fe y aceptar al Señor, antes de esto siempre se creía que los pecadores se salvaban al oír el mensaje del evangelio, en donde Dios y el Espíritu Santo los despertaba de su estado de pecado, mostrándoles mediante la exposición de la Palabra, cuál erá su verdadero estado ante Dios. Pero Finney hace más de un siglo decía que la salvación no exigía una regeneración soberana obrada por Dios, sino solamente el acto de la voluntad humana, la gente pasaba a ríos al frente bajo el ímpetu de su pericia y habilidad para mover las emociones. Pero sabe mi amigo había gente que se convertía verdaderamente, pero muchos jamás sufrieron un cambio en sus vidas, porque muchos de ellos jamás regresaron a buscar de Dios y otros tantos en sus vidas no ocurrio nada, eran convertidos temporales, pero mi amigo usted imáginese que de un estadio lleno, miles pasaran adelante a “recibir al Señor”, era un espectáculo convincente, pero para agradar a los hombres, no a Dios.

Si usted recuerda o me imágino que ha asistido a algunos conciertos, o inclusive a congresos, o encuentros donde de esos miles que llegaron, de los cuales más de la mitad pasó al altar, ¿dónde están hoy?, le cuento una historia (me encantan las historias) estaba en el líderazgo en una iglesia de la Familia, y aparecio el pastor un día invitándonos a participar en unión con otras iglesias a una reunión evángelistica en el HP Pavilion, creó que entran más de 10,000 personas, bueno, algunos pastores y líderes de varias iglesias nos juntamos para organizar y bueno luego de charlas interminables, llege a retirarme porque era demasiada la unción y yo no estaba preparado, (¿suena irónico?) diciéndole al pastor de nuestra congregación que era mejor no particpar porque el desorden y la falta de interés en la razón por la cual hacer esa tarde de evangelismo no valía la pena asistir, me llamaron hereje entre otras cosas y los demás líderes apoyaron y fueron a llenar entre todas las iglesias la mitad del HP Pavilion, al final y para hacerla corta o mejor larga, llegó el día soñado, miles llegaron y luego de la alabanza y adoración respectiva, la ofrenda del caso y el sermón motivacional, cientos pasaron al frente y todos al día siguiente contentos felices por lo logrado, de las experiencias, de los milagros, de los testimonios, de la ofrenda, de esto y aquello, y yo pregunté “¿bueno y dónde estan todos aquellos que pasaron al frente?” todos se callaron, me miraron feo, si de esos cientos, ojo cientos, si el uno o dos porciento estan en las iglesias es mucho, y sabe ¿porqué?, todo fue emoción, se hizo en nuestras fuerzas, se organizó para decir y sacar pecho de lo que hicimos, pero los frutos son como los de la higuera, nada, entonces mis amigos, esto que empezó hace más de un siglo, sigue, manipulamos a la gente, les hacemos saltar gritar, movemos con predicas sensacionalistas o emotivas, llorar o reir, con ello, los hacemos pasar al frente y decimos “recibe al Señor” y todos contentos se van a casa creyendo que ya estan preparados para irse al cielo y sabe eso es un engaño, ahora debo aclarar, no es el cien porciento, hay gente que, verdaderamente se ha convertido y es ahora discípulo de Jesucristo y está haciendo la obra para la cual fue llamado, pero el resto, la gran mayoría sigue su propio camino o su propia religión en donde todo es permitido, en donde no importa que haces ni que piensas ni si sigues como antes de hacer tu oración total ya eres salvo, eso se llama engaño y a Dios no podemos engañarlo.

Usted habrá escuchado de Moody del cual aprendieron evangelistas que llenaban estadios, y como en mi historia, nos encanta llenar estadios, y hacemos de todo para lograrlo, recuerdo un dizque pastor en Argentina lleno el Estadio de River casi 100,000 personas, entro en moto para motivar a los jóvenes, o sea les dimos circo para ganarnos a los jóvenes, les predicamos emociones y la gente se quiere comer el mundo, pero el lunes luego del espectáculo, todo vuelve a la normalidad, pero salimos en los periodicos y nos contratan como presentadores de televisión por lo que hemos hecho, damos emoción tras emoción, pero al final regresan a sus casas creyendo que el circo es cristiano y que Pedro es uno de los payasos, no mis amigos, no es así, la mayoría de estas actividades no rinde el fruto esperado, solamente en el ego del evangelista que lo pone en su resume (curriculum) y es su carta de presenciatación, aquel que llenó el estadio, y saca pecho lleno de orgullo y sabe el orgullo es pecado.

Dentro de ese mar de gente que llena su tarjeta, que pasa al frente, que hace la oración, hay de verdad personas que estan quebrantadas de corazón, que se han dado cuenta de su pecado y que estan separadas de Dios, y quieren dar el paso de fe para poder ser llamados Hijos de Dios y que toman su cruz y están dispuestas a pagar el precio, son personas que son recibidas en la puerta estrecha por el poder de Dios mediante la verdad, y que se hallan camino al cielo, pero mi amigo son los pocos, pero todos salen engañados creyendo que ya están en el camino angosto que lleva al cielo, y cuando miran pasados  los días a su alrededor, ven a muchos de los que pasaron al frente y creen que todos caminan el camino angosto, pero no ven a esos que recibieron vedaderamente al Señor, porque estos últimos vienen pagando el precio, vienen haciendo la voluntad de Dios, porque se han convertido en discípulos, los demás siguen su vida como siempre y siguen engañados y no pueden aceptar su error hasta que es demasidao tarde y están el el abismo de perdición. Por un instante mi querdio amigo, vea a su alrededor, es cierto, ya no toma, ya no fuma, no es parrandero, pero y ¿es honesto?, ¿hace trampas?, ¿cobra lo justo?, ¿ama a su familia?, ¿tiene los frutos del Espíritu?, ¿su primera prioridas aparte de Dios, es su familia?, entonces mi amigo, ¿para donde se camina?

Según Jesús es muy, pero muy díficil ser salvo, Mateo 7:14 dijo que la puerta estrecha “pocos son los que la hallan”, entonces mi amgio, ¿se le hizo díficil?, yo sé que le costo dejar de fumar y tomar, pero eso no es todo, el amor por los demás, la vida de compromiso con Dios, el estar dispuesto a dejar todo por seguirlo, el ser un buen samaritano, o simplemente dar la vida por Jesús, entonces, el seguir a Jesús, ¿es fácil o díficil?, “Creo en Jesús”, “Excelente, usted es parte de la familia, ya es un cristiano, felicidades” No, los pocos, ojo lealo nuevamente, “los pocos” (quizás ni usted ni yo estemos dentro de ese pequeño grupo), tienen que buscar mucho para hallarla y luego pasar por ella uno por uno, no hay iglesia, ni predicador, ni evangelista, ni profeta, ni maestro que lo lleve hasta la puerta, quizás ese ciego ni siquiera ha encontrado el camino, el Reino es para los que agonizan por entrar en él, cuyos corazones están destrozados por el pecado, que lloran en mansedumbre, que tienen hambre y sed de justicia y anhelan que Dios cambie sus vidas. Le voy acontar un cuento, sabe Satanás quiere que usted y miles y millones de personas que llegan a las iglesias, crean y aseguren de que es fácil convertirse en cristianos y mantenerlos así de engañados, para que cuando se den cuenta sea demasiado tarde, y se pregunten pero si yo acepte a Jesús, ¿qué pasó?, yo pase al frente y hasta oraron por mi, yo llene la tarjeta, yo hice esto y aquello, ¿porqué me ocurre esto?, mi amigo, (si aún está allí), no es nada fácil, es una puerta muy estrecha la que usted tiene que hallar y pasar por ella solo, angustiado por sus pecados y anhelando el perdón.

Ahora y ya para terminar, le cuento, si usted llega al quebrantamiento, al reconocer de que usted no puede pasar por la puerta estrecha, es cuando Cristo lo fortalece para que pueda entrar, cuando usted se quebranta y entiende quién verdaderamente es usted y quién es Dios, es cuando el poder de Cristo se convierte en su principal fuente de energía, usted y yo debemos reconocer nuestro pecado, entender que si seguimos ese camino terminaremos en el infierno y suplicar misericordia y poder de lo alto para poder llegar a los pies de Cristo.

Bueno nos seguimos comunicando, nos vemos pronto, pero sabe líder de mi iglesia, aún lo espero para empezar a estudiar, a escudrñar, aunque quizás sea para despedirme, porque como he escrito en mi hoja de membresía, yo creo en el líderazgo y lo respeto, pero también creo en la verdad, escrita en la Palabra de Dios, eso de “no toquen al unguido de Jehová” es totalmente cierto, pero y ¿si no es el ungido de Jehová? porque viene engañando al pueblo de Dios, o diciendo medias verdades, bueno levanto mi voz, total, si me demuestran que estoy equivocado, me retracto y punto, pero ¿y si no lo pueden demostrar? ¿qué haran?, bendiciones.

Señor: ¿esté sermón es para mí?

Que tal queridos amigos, nos volvemos a encontrar, en este mundo globalizado, la información corre por todas direcciones y si usted sabe buscar, obtendrá un gran tesoro para poder crecer en conocimiento, he estado estudiando detenidamente en estos últimos días, he escuchado predicas, y visto algunas predicas, he buscado en la Biblia algunas cosas que se decían desde el pulpito y verdaderamente quería ponerme a llorar, se predica cada cosa que no podría explicarlo, si es que no me pusiese a pensar en que nuestra gente, muchos de nuestros hermanos cristianos no escudriñan la Biblia, muchas veces el único tiempo en que toman su Biblia entre sus manos para leer los dos o cinco versículos que se utilizan para hacer un sermón, es el domingo durante el servicio, por lo que al no conocer la Palabra de Dios, no podemos comparar lo escrito por inspiración del Espíritu Santo, de lo que en un tiempo de oscuridad ha enseñado el predicador en cuestión, por lo tanto mucho de lo que se escucha desde los asientos de una congregación con aceptados como ciertos, a pesar de que hay algunos, (muy poquitos) que levantan su mano para decir “no es así” somos tachados de divisionistas y hasta de herejes, en fin, pero mi hermano, y les voy a poner luego el video, hay un par de pastores que al hacer una campaña monetaria (o sea pro fondos, o sea sacar dinero) llegan a decir que Maria, la madre de Jesús tenía probablemente una cantina en donde vendía vino, y la familia trabajaba allí, y la gente grita !Amen!, allí es donde les digo hay algo que tiene que cambiar, por eso aqui sigo con el libro de Richard Baxter “El pastor reformado”, algunas cosas más seguiremos transcribiendo de este libro escrito por los 1600, imáginese en esos tiempos ya debían de cambiar o cambiarlos por otros a los pastores y maestros que dirigían a las congregaciones de esos entonces, pero hoy aquí mi hermano, es igual, hay cada líder que verdaderamente no se sabe qué predica, por favor lea con detenimiento, si conoce o tiene un amigo pastor, maestro, profeta, pasele la voz a que entre en nuestro blog y lea lo que aquí está escrito y nos deje un comentario, gracias y empecemos.

Sea diligente en mantenerse en una buena y saludable condición espiritual. Primero predique sus sermones a sí mismo. Su pueblo se fijará si usted ha pasado mucho tiempo con Dios y serán beneficiados. Lo que ocupa más su corazón se comunicará más eficazmente a ellos. Confieso que cuando mi corazón está frío, entonces mi predicación es fría. Si nuestro amor, fe o reverencia disminuyen pronto se manifestará en nuestra predicación, quizás no tanto en lo que predicamos sino en la manera en que lo hacemos. Y nuestro pueblo sufrirá. Por otra parte, si estamos llenos de amor, fe y celo, entonces nuestro ministerio traerá refrigerio y aliento.

Hermanos, guarden sus corazones para mantenerlos libres de las concupiscencias, las pasiones y la mundanalidad. Mantengan su fe, su amor y su celo. Pase mucho tiempo en comunión con Dios. Si no hace esto, entonces todo irá mal. Usted debe obtener de El, el fuego celestial para consumir sus sacrificios. Si su fervor es artificial usted no puede esperar la bendición de Dios. Los pecados vergonzosos y las herejías comienzan normalmente con desviaciones pequeñas. Frecuentemente Satanás se aparece como un ángel de luz para atraerle hacia las tinieblas.

Si usted cede ante el orgullo o cae en el error, entonces usted será una maldición en lugar de una bendición para el pueblo de Dios. Por lo tanto, tenga cuidado tanto para su propio beneficio, como para el de otros. Yo pienso que un ministro debería cuidar su corazón especialmente antes de ministrar en público. Lea algún libro espiritualmente estimulante o considere la gran importancia de su mensaje o piense en las grandes necesidades espirituales de su grey. Suba al púlpito en el celo del Señor, para que los corazones de los oyentes puedan ser calentados, antes de salir del servicio.

Asegúrese de que su estilo de vida no contradiga su enseñanza, de otro modo, terminará deshaciendo todo el bien que pudiera haber hecho. Si nuestras vidas son inconsistentes, la gente pronto pensará que hay muy poca verdad en el cristianismo y que nuestra predicación es solamente palabrería. Si lo que decimos es en serio, entonces pondremos en práctica lo que decimos. Una sola palabra de soberbia, una explosión de enojo, o un solo acto egoísta pueden destruir rápido todas sus labores. Si usted no anhela el éxito del evangelio, entonces, ¿Porqué está en el ministerio? ¿Acaso no está preparado para aguantar insultos y ofensas, no está dispuesto a controlar su temperamento, a mortificar su orgullo y a acomodarse a los pobres para ganar almas? Es extraño ver como algunos predican muy cuidadosamente, pero viven descuidadamente. Debemos tener mucho cuidado de ser hacedores de la palabra y no solamente “habladores”, engañándonos a nosotros mismos (vea Stg.1:21). Debemos ser tan cuidadosos acerca de nuestra forma de vivir, tal como somos cuidadosos para predicar. Si deseamos ganar almas, entonces ésta será nuestra meta, tanto cuando estamos en el púlpito, como cuando estamos fuera de el. Sea diligente para usar toda su vida para Dios y no simplemente su lengua.

Bueno mi amigo aquí nos quedamos, regresamos pronto, espero en Dios que lo que escribimos, sea de bendición en su caminar, sabedores mi amigo de que todo lo que se diga o escriba aquí debe ser comparado con la Biblia que es nuestra Guía, bendiciones y regresamos en un rato.

Tened cuidado de vosotros mismos

Mi querido hermanito y/o hermanita y extraviado que llega a este tu blog de hoy en adelante, sin saber como poder luego librarnos de la verdad que aquí se escribe, bueno hemos regresado muy rápido y es que luego de conversar y dejarles un libro que encontrar y ponerse a leer “El pastor reformado” de Richard Baxter, pues decidí mejor dejarles algunos textos del libro, ya que me imagino que la falta de tiempo, el trabajo, los niños, el futbol y tantas cosas importátisimas nos van a impedir que busquemos el libro, pero como les digo, algo les dejo, especialmente dedicados a los pastores, maestros, profetas y tanto líder que deambulan por allí, ya sabe, tome su Biblia, un buen café y aquí le transcribo algo de dicho libro.

“Tened cuidado por vosotros mismos y por todo el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo os ha puesto como obispos, para pastorear la iglesia del Señor, la cual adquirió para sí mediante su propia sangre”. (Hechos 20:28, RVA).

Primeramente, tenga cuidado de usted mismo. Asegúrese de que ha sido verdaderamente convertido. Tenga cuidado de no estar predicando acerca de Cristo a otros, mientras que usted mismo esté sin Cristo. Se les ha prometido una recompensa gloriosa a los fieles predicadores del evangelio, pero usted jamás disfrutará de esta recompensa, a menos que usted mismo haya recibido primeramente el evangelio. Hay muchos predicadores que están ahora en el infierno, quienes advertían muchas veces a sus oyentes de la necesidad de escapar de el. ¿Acaso espera que Dios le salve a usted por haber ofrecido el evangelio a otros, mientras que usted lo rechaza? Dios nunca prometió salvar a los predicadores, sin importar cuán dotados fuesen, a menos que ellos fueran convertidos.

Ser inconverso es terrible, pero ser un predicador inconverso es mucho peor. ¿Acaso no tiene miedo de abrir su Biblia y leer acerca de su propia condenación? ¿Cuando usted predica el evangelio, acaso no se da cuenta que está incrementando su propia culpa, al rechazar al Salvador que proclama? Sin embargo, es común que un predicador inconverso no se percate de su propia condición. Diariamente tiene contacto con verdades preciosas y exteriormente vive una vida santa. El denuncia el pecado en otros y les anima a vivir una vida santa. Cuán trágico es morir de hambre teniendo el pan de vida en las manos y animando a otros para que coman de el. Si esto es verdad acerca de usted, entonces le aconsejo que se predique a sí mismo antes de continuar predicando a otros. ¿Acaso le ayudará en el día del juicio decir: “Señor, Señor, he predicado en tu nombre”, solamente para escuchar las terribles palabras “apártate de mí, no te conozco”? Le aconsejo que confiese sus pecados delante de su grey y les pida que oren por la conversión de su ministro.

No es inusual encontrar ministros que sean inconversos. Su predicación será fría y sin vida, si Cristo no está en su corazón. Ojalá que cada estudiante de teología (especialmente en los seminarios) entendieran esto. ¿De qué vale estudiar si esto no nos conduce al conocimiento de Dios y de su gracia salvadora? Si Dios en su misericordia salva a estos ministros, entonces, ellos tendrán un conocimiento de El que jamás se hubieran imaginado. No se puede conocer nada correctamente, a menos que se conozca a Dios. Nada en el universo entero puede ser conocido correctamente, a menos que sea conocido en relación con su Creador.

Cuando Dios creó al hombre era perfecto y vivía en un mundo perfecto. Todas las cosas revelaban la gloria de Dios. Si el hombre no hubiera pecado, habría incrementado continuamente su conocimiento de Dios y de sí mismo. Pero, cuando el hombre buscó el conocimiento para sus propios fines, entonces perdió el verdadero conocimiento de Dios y de su creación. El conocimiento que obtuvo resultó ser vano y vacío.

Bueno mis amigos, nos vemos luego, creo que con lo que les he dejado de “El pastor reformado” es motivo suficiente para buscarlo y leerlo con detenimiento, pero no me diga “Eso es de Satanás” hace unas semanas, estaba con mi iPad leyendo detenidamente un libro y un hermanito, me preguntó cuantas versiones de la Biblia tenía en mi iPad, le dije que ninguna y que estaba leyendo un libro, dio un paso atrás, como si no me hubiese peinado y estaba que espantaba, pero me dio a entender que “sólo la Biblia” lo demás no servia, y bueno estos hermanitos abundan y es cierto que sólo la Biblia, pero cuando la lectura no es parte de nuestro diario vivir, si los libros nos producen alergia, aparte de que leer un libro y tener que pasar las páginas como que es cansado, bueno, pretextos, la cosa es que buscamos cualquier pretexto porque simplemente no nos gusta leer, y decimos y aseguramos que queremos conocer más y tener sabiduría, mis amigos hay buenos libros, lo importante es que nosotros nos decidamos a agarrarlos, no muerden, lo peor que puede pasar es que nos enseñen la verdad y tengamos problemas con nuestra ignorancia, bueno mejor lo dejamos allí, pero mi amigo la Biblia es nuestro ABC, pero algunos pastores han escrito muy buenos libros que nos pueden servir para entender la Palabra de Dios, imáginese este libro que hoy tratamos fue escrito alrededor del 1600, y aún hoy tiene vigencia, pero que como no nos gusta leer, nunca nos enteraríamos de que existe y mucho menos sabríamos qué dice, bendiciones y nos vemos.

Siervo de Jesucristo

Bueno mi querido amigo, ayer les deje una preguntas que me imagino que alguna de ellas, sino todas usted en algún momento se las ha hecho, hoy vamos a conversar un poquitín al respecto, por lo cual aparte de la Biblia, que le servirá para ver si lo que le digo es cierto, le dije una jarra de café, sobre todo en el momento de la meditación, porque luego de leer lo que aquí escribimos, piense si tenemos o no razón y si decimos la verdad, aparte si tiene dudas, dirigase a su pastor, al profeta (estos tienen cada respuesta que mi amigo, se asombrará), al líder de varones, o de mujeres, a los ujieres, ó a la que vende las hamburguesas a la salida del templo, si hay maestro en su congregación, pues hagale las preguntas que usted tenga al respecto, pero mi amigo, es tiempo de crecer en el concocimiento de nuestro creador por medio de su Palabra, la Biblia. De lo contrario seguiremos enanos espirituales.

“Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios” (Romanos 1:1)

Mi querido hermano, Pablo era el vocero oficial encargado de anunciar el evangelio a toda criatura. Si por un momento leemos Efesios 3:4 veremos “leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo”, ese judío sobresaliente con educación griega y ciudadanía romana, con una tremenda capacidad de líderazgo, fuerte motivación y expresión bien articulada, fue llamado por Dios de manera especial y directa para su conversión y dotación.

Quiero que usted preste atención a este versículo, que debe de ser muy importante para nosotros porque nos indica lo que usted y yo debemos de ser, antes de cualquier cosa o de empezar a hacer algo para Dios, antes de un ministerio o convertirnos en pastor, o maestro o profeta, la posición de Pablo es que era un siervo de Jesucristo, lo que usted y yo debemos de ser: “siervos”, su autoridad como apóstol y su poder con base en el hecho de haber sido apartado para el evangelio de Cristo. Siervo o esclavo, alguien que no tiene libertad, o sea pertenece a su amo, el apóstol se había entregado de todo corazón y totalmente motivado por amor, al Amo divino quien le salvó del pecado y de la muerte, tal como ha ocurrido con usted y yo, si es que verdaderamente hemos aceptado a Jesús como nuestro Señor y Salvador.

Pero al saberse siervo también establece la autoridad de su ministerio, con base en el hecho de que él ha sido llamado a ser apóstol. Ojo aquí mis hermanos Pablo no se ofreció como voluntario para ejercer tal oficio, ni tampoco fue elegido por los hermanos en la fe, ni fue como hoy en día que cualquiera es apóstol, pastor, profeta, se autonombra o entre dos o tres amigos y entre gallos y medianoche, lo hacen pastor, profeta, apóstol, maestro, profeta de pacotilla que no pueden el domingo profetizar si es domingo y hasta tienen ahora el titulo de doctor en divinidad (Dios mio como anda el mundo cristiano) no, mi hermano llamado por Jesucristo, para servirlo, por ello se llama siervo, porque sirve a un propósito y a un Amo, El recibió un llamado divino por parte del Señor Jesucristo mismo, ¿y usted líder?.

Pablo dijo en 1ra de Coritntios 9:16 “Me es impuesta necesidad: y !ay de mí si no anunciaré el evangelio” (y hay iglesias que por años, oran y hacen ayunos para que Dios les de una visión, aquí la tienen: “me es impuesta necesidad de anunciar el evangelio”) Dios le había asignado una tarea que nunca había soñado ni pedido, y él sabía que estaría en serios problemas si no era obediente en el cumplimiento de su comisión divina, mi hermano si hoy los pastores, profetas, maestros de tantas iglesias, lo mismo que apóstoles, verdaderamente entendieran lo que aquí nos enseña Pablo, le aseguro que las cosas cambiarían y se enseñaría la verdad del evangelio, a toda criatura y en todo lugar, y no tendríamos tanto neofíto (por no llamarlos sinverguenzas) metido de líder que su único interés es aprovecharse de las ovejas. Porque deberíamos entender que la amistad del mundo es enemistad con Dios, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿o trato de agradar a los hombres? Pues sí todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo (Gálatas 1:10). Aquí escuchen bien líderes, y cada hermanito con detenimiento, debemos buscar la amistad con Dios, haciendo su Palabra y enseñando la verdad, y no enseñar como hoy en día un evangelio diluido que solo suena bien a los oídos pero que lleva por montones al precipicio del abismo.

Apóstol o enviado a llevar las buenas nuevas a toda criatura, Pero hoy los falsos maestros, falsos profetas y falsos apóstoles entre otros han plagado al pueblo de Dios, había uno que llegaba a una congregación y exigía su pago por el fin de semana argumentando de que el obrero es digno de su salario, y los hermanitos corrían detrás de él, Ellos corrompieron a Israel antiguo, así como hoy corrompen a la iglesia, la cual muchas veces no tiene la madurez ni el conocimiento para poder discernir la verdad de la mentira, y muchas veces es porque lo que se nos predica o enseña es bueno para nuestros oídos, pero nos aleja de la verdad, como también del cielo.

Para los pastores, maestros, profetas, apóstoles y demás sería bueno que empiecen a recorrer alguna libreria cristiana y busquen el libro “El pastor reformado” de Richard Baxter, allí mi amigo, entre otras cosas dice que el líderazgo deben estar seguros de ser en verdad redimidos, y en segundo lugar que estén seguros de haber sido llamados por Dios para ejercer su ministerio.

Pablo fue llamado y enviado por Dios como apóstol, su vida entera estaba apartada para el servicio del Señor. Incluso una persona quien ha sido llamada por Dios a ejercer un tipo u ocupar un lugar especial de servicio, no puede ser efectiva si además de eso no es separada para Dios y para el evangelio de Dios. Una de las palabras finales por hoy será y quizás la más importante “para el evangelio de Dios” ojo no es para cualquier evangelio, es para el evangelio de Dios, que nos lo ha entregado por medio de la Biblia, por eso debemos dedicarle mucho tiempo para poder escudriñar el libro de Romanos, porque ¿quién sabía mejor que Pablo mismo cuán buenas eran en realidad las buenas nuevas?

Bueno mis hermanos nos vamos, medite lo que usted aquí ha leído, y retome su Biblia, y preguntése así mismo ¿soy siervo de Jesucristo? ¿ He sido llamado para servir a Dios en el ministerio que tengo? ¿he sido apartado y estoy enseñando el verdadero evangelio de Dios?, o “profetizaron en nombre de Dios, pero Dios no habló”, Lo recuerda, bueno lo dejamos, quizás las respuestas no le gusten, sobre todo a aquellos que hacen el evangelio un negocio, en fin, Dios les pague de acuerdo a sus actos, bendiciones y nos vemos pronto.

La intersecion que agrada a Dios (2da parte)

Queridos amigos continúamos, tubimos que dividirlo en dos partes, porque en una sola era demasiado larga y se nos pueden dormir, por lo tanto continúamos (si es que aún esta por allí).

Yo se también que Dios en su misericordia hace unos milagros que nos deja con la boca abierta, pero su palabra es muy clara “Si haces todo lo que hoy te mando, todas estas bendiciones vendran sobre ti” ojo “Todo”, y lo repetimos una vez más “Todo”, entonces la cuestión es primero que usted verdaderamente conozca a Dios, eso mi querido amigo le dajara con mas preguntas que respuestas, y sabe porqué, porque ya no ira tras los milagros, como muchas veces viene al templo a ver que milagrito le cae hoy, o como dicen trae tu diezmo y siembra y se te tiene que hacer, ahora tengo otra preguntita, digamos que yo no estoy caminando bien con Dios, pero doy mi diezmo, ¿me hará mi milagro el Señor?, entonces mi hermnito y amigo, primero es hacer la voluntad de Dios escrita en su Palabra y luego conversamos de lo otro, porque si usted conoce a Dios, todo lo que va a pedir de alli en adelante, siempre sera lo que Dios quiere para usted, ya no le importara hacerse millonario, ni comprarse el carro último modelo, ni la TV de 90 pulgadas para el partido del domingo, ni sacarse un pasaje para las Olimpiadas, todo lo que pida sera de acuerdo a la voluntad de Dios y sobre todo al Espiritu Santo que mora en usted y ya no sera usted sino Cristo que viven dentro suyo, pero primero, antes de todo el laberinto de cosas que vamos haciendo, es necesario conocer a Dios, saber de El y sobre todo llegar a la estatura del varón perfecto que es Cristo, y ahora mi amigo, qué hacemos para continuar en la interseción, primero conocer a Dios y luego haremos su voluntad. Y ojo quiero dejar claro algo, yo creo en la interseción, debemos orar por nuestro pueblo, por las necesidades de cada uno de nuestros hermanos, por aquellos que recien llegan y se incorporan a la iglesia, por los nuevos, que muchas veces ni nos acordamos de ellos, (ojo esto hay que rectificar) pero debe existir un orden, primero los intersesores deben estar en el mismo canal que el Espíritu Santo, para que al pedir sea de acuerdo a la voluntad de Dios, y allí se hará, porque lo que pides es lo que Dios ha puesto en tu corazón.

Bueno seguimos, mis queridos hermanos y amigos (si hay alguno que queda por alli, despues de leer esto) nosotros somos esclavos por amor, y el esclavo no tiene ningun derecho, para pedir primero es reconocer y actuar como tal. Ahora sé que mas de uno me va  a salir con algún texto biblico, bueno yo tengo aqui uno que he sacado del folleto, lo encontrara en Santiago 4:3 que a la letra dice “Pedis y no recibis, porque pedis mal” y alli lo dejamos, suena bien, tremendamente biblico y sobre todo: no !ya con esta la hicimos!, vamos a pedir bien, y sacamos nuestra lista de navidad, parecemos a los niños, como mis hijos que ya me entregaron una lista para los regalos de navidad, (y estamos en Junio, imagínese como estará para Diciembre) y parece que van a poner una tienda en la pulga, pero no mi amigo, vamos a escudriñar la Palabra de Dios de una manera sencilla y fácil, vamos a leer unos versículos antes y unos después, leamos desde Santiago 4:1-8 y saque un pañuelo, porque vamos a moquear de las cosas que nos han enseñado y que hoy vamos a descubrir que no eran tan ciertas, la Biblia no es para agarrar un  versiculo y hacer lo que se quiera con él, no, por ello es un todo, cada versículo tiene una relación con los anteriores y posteriores e inclusive con libros dentro del Nuevo y Antiguo Testamento por eso es Palabra viva y eficaz en todo tiempo, pero bueno ahora por favor tomémonos un pequeño tiempo y leamos estos 8 versiculos que a la letra dicen asi,  “¿De donde vienen las guerras y los pleitos entre vosortros? ¿No es de vuerstras pasiones, la cuales combaten en vuestros miembros? Codiciais, y no teneis; matais y ardeis de envidia, y no podeis alcanzar; combatis y luchais, pero no teneis lo que deseais, porque no pedis. Pedis, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. !Oh almas adulteras! No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye en enemigo de Dios. ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamene? Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes. Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y el se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones” Bueno mi hermano si nos ponemos a estudiar estos versículos uno por uno y lo detallamos, nos llega el servicio del domingo y no acabamos, pero vamos a tomar algunos puntos importantes de lo que tiene relación con nuestro tema de interseción, primero mire a quienes les esta hablando, hay pleitos entre vosotros, a sea habla a los de adentro, no al mundo, o sea es a nosotros, que hemos metido al mundo a la iglesia de Jesucristo, tenemos pleitos y ofensas, de palabra y obra, tranzamos como buenos, nos aprovechamos de los demás, pero fijese son por nuestras pasiones que aún no hemos podido refrenar, aún estamos presos, estamos llenos de enviadias, orgullo, odio, rencor, venganza, vanidad, egolatría (y encima cree usted que después de decirnos el Señor como somos, tenemos el descaro de pedir, y claro que pedimos mal, o usted cree que después de tranzar a alguien llegamos a casa y nos arrodillamos y pedimos bendición para nuestro trabajo, para nuestros hijos, prosperidad, salud, que nos bendiga en gran forma y salimos contentos porque Dios tiene que constestar nuestra oración, mi amigo, hay que ser cara dura) y luego nos dice que no tenemos porque no pedimos, y cuando pedimos, pedimos mal, y aqui es donde justamente vienen los pastores, profetas, evangelistas, maestros y nos ayudan a pedir bien, pero mi amigo, como vamos a pedir bien si aún no hemos quitado todo lo anterior, nos dice que no recibimos porque es para nuestro deleite, o sea el carro del año, el viaje, la universidad, ropa, tu nuevo iPhone5, tu iPad3, en fin, entre tantas cosas, como una vida licensiosa, y nos repiten una y otra vez que debemos de pedir bien, y hasta nos enseñan a hacer nuestra propia lista y ser específicos hasta el color del carro y la marca, o sea que pedimos salud, prosperidad, bienestar, trabajo, carro para la familia y cubrir todas nuestras necesidades y poder dar el diezmo, bueno mi amigo sigamos leyendo: almas adulteras la amistad con el mundo, o sea seguimos en lo mismo, nuestros pleitos, nuestras envidias, nuestros odios y rencores, no han cambiado porque seguimos siendo adulteros, si cambiamos a Dios apenas recibimos el milagro (¿será de Dios?) por lo que verdaderamente nos gusta es la amistad del mundo y todos felices, pero seguimos pidiendo mal, el pedir de acuerdo a la voluntad de Dios, es que se nos quite lo vanidosos, lo mentirosos, lo amargados, lo enojón, entre otras miles de cosas que si las escribo derrepente quieren mandarme al profesor Jirafales para que no escriba obsenidades, pero mis hermanos, pedimos mal porque somos malos, entonces tenemos que rectificar, dar vuelta a la moneda y vivir de acuerdo a las normas de Dios y alli si pediremos bien, porque al estar llenos del Espiritu Santo nuestros objetivos ya no seran los mismos o por lo menos serán en base a la voluntad de Dios.

Aqui me voy a saltar un poquito a esos que les encanta libreación, y dar de brincos, “resistid al diablo y huirá de vosotros” ojo “resistid”, vuelvalo a leer “resistid” no dice, salte, no dice atalo, ni declara que huya, ni mucho menos saca las maracas y pisale la cabeza al diablo, ya les dejo un video al respecto, no “resistid”, ¿conqué? con la Palabra de Dios en tu boca, en tu vida y en tus actos, resistid, eso significa que no lo vas a agarrar a cachetadas, simplemente con La Palabra, como dijo Jesús “escrito esta, escrito esta y escrito esta” y huirá de vosotros, ahora se también que dijo “este solo sale con ayuno y oración” pero es un caso especial, los demás con resistid y huirá, tengo aquí una preguntita: desde la última vez que saltaron, gritaron, le pisaron la cabeza al diablo, ¿se solucionaron los problemass, se fueron los demonios, huyó Satanás?, entonces ¿qué pasó?, lo mejor es que guardemos las maracas, el penacho de guru y empecemos a conocer a Dios y a nuestra Biblia, alli esta todo, pero les voy a dejar ar un pensamiento de alguien que no recuerdo quien fue, “todos leemos la Biblia de tarde y mañana, pero tu lees lo que dice, más yo leo lo que calla” esta es su tarea de la semana o del mes, cuando la entienda y busque del Espiritu Santo para poder leer la Biblia, la va a entender.

Y bueno aqui nos quedamos creo que salio mas extenso de lo deseado y se me viene acabando el tintero para los próximos, pero amigos, hermanos en Cristo por el amor que le tenemos y debemos tener a Dios, es necesario que lo conozcamos, es necesario entender la Biblia en su totalidad, es bueno leerla, es bueno aprenderla y quizás sea bueno saberla de memoria, pero sabe mi querido hermano y hermana, es mejor que usted pida revelacion al Espiritu Santo para poder entenderla y ponerla por obra, todo es bueno, pero luchar por vivir como nos lo ordena Jesús, es mucho mejor, aunque mucho mas dificil, porque si nuestro diario vivir es fácil, no creo que caminemos hacia la puerta angosta que es dificil de hallar, y nos seguimos comunicando, aunque no se si volveran por aqui, yo seguire, a eso me mandó, quizás me quede sin amigos, pero como dice la Biblia con respecto a los que se fueron “nunca fueron de nosotros” pues si me quedo sin amigos “es que nunca lo fueron” y seguir, total, ¿a donde puedo ir?, en fin a tiempo y fuera de tiempo, predicad la verdad a toda criatura, bendiciones.

Obreros para la construcción

Nuevamente por aquí, pero ahora con un tema interesantísimo, es necesario que usted este comodo y que ponga sus cinco sentidos en lo que va a leer, he tenido un tiempo meditando lo que vamos a conversar, y sobre todo me he tomado el tiempo para preguntar, por aqui y por alla, hablar con algunos pastores, al respecto y sobre todo he buscado qué dice la Biblia al respecto (utilizo la versión Reina Valera 1960, que me parece la llamemosle más acertada), por lo cual nuevamente como es una conversación informal entre amigos, preparece un cafecito, doble, para que no se me duerma, tome su Biblia y agarreme a bibliazos si no es correcto lo que digo, pero sobre todo preste mucha atención, y si tiene dudas, corra con algún líder o su pastor para que le dé respuestas a sus incognitas.

Ahora si, con las salvedades del caso empezamos. En estos tiempos que corren que cada día nos trae una sorpresa nueva y que la crisis del ladrillo aún no nos deja y que por países de Europa estan muy mal y que así como USA los contagio hace unos años, hoy nos están devolviendo el mismo virus, lo único que este virus es más duro de frenar, pero eso ha hecho que algunos líderes de iglesias, como la que usted visita o es miembro (quizás) les gusta que se piense de ellos como hombres de empresa, porque han tenido la revelación de que la iglesia de Jesucristo, hay que manejarla como a COSCO o Safeway, otros se creen estrellas o presentadores de televisión, otros han entrado en la iglesia como filósofos, o psicoanalistas, abogados de migración y nos dan la receta para entrar al cielo, saltandonos la barda, pero mi amigo, esas ideas que a la primera mirada parecen buenas, estan en clara oposición con lo que las Escrituras nos dice, sobre los líderes que debemos tener en las congregaciónes, que algunos han convertido en tienda de remate, o de segunda mano, o en circos que hasta a payasos invitan a darnos su testimonio, incluyendo a aquellos artistas que tienen 5 meses de convertidos y los quieren hacer pastores, no, más neofitos, no necesitamos, !por el amor de Dios!.

Si usted tiene su Biblia a la mano (de lo contrario comprése una, corra, aquí lo esperamos, le prometo no irme) (¿ya regreso?, bueno seguimos) 2 Timoteo 2, Pablo usa siete metáforas diferentes para decirnos cuáles son las características esenciales del liderazgo. Como un maestro (v.2), un soldado (v.3), un atleta (v.5), un labrador (v.6) un obrero (v.15), un vaso (v.20-21), y un esclavo (v.24). En donde si usted se dá cuenta de lo que significa cada una de estas características, nos dan ideas de sacrificio, trabajo, servicio, privaciones, esfuerzo, nos hablan de las responsabilidades del liderazgo espiritual. Jamás esto nos puede hacer pensar que el liderazgo es algo fácil y encantador, recuerde que el liderazgo dado por Jesucristo es aquel que enseña la verdad de la Palabra de Dios y que guia a los miembros de una congregación por los pasos dados por el maestro.

El liderazgo en la iglesia no se supone que sea encantador ni tampoco es un manto de posición elevada que se confiere a la aristocracia de la iglesia, como algunos lo pintan y lo demuestran ubicando sillones y hasta reclinadores en el altar para que el liderazgo se siente, tratando de buscar ser reconocidos se sientan en las primeras bancas creyendo asi que Dios los va a ver en mejor forma, yo pienso diferente, el liderazo debe sentarse al final, ¿la razón? porque desde allí usted lider, podra ver si alguien tiene una necesidad, al frente, será muy díficil, de igual forma se dará cuenta quien o quienes no llegaron a la iglesia, para poder hacer la obra para la cual fue llamado, pastorear a las ovejas. En una iglesia que asistí, pasaron meses para que supieran que estaba allí, nunca conocí al lider de varones, mucho menos al de matrimonios, jamás, supieron que me fui, (que tal liderazgo, y ellos nos van a guiar al cielo). Este liderazgo, tampoco se obtiene por antiguedad, ni se compra con dinero, ni se hereda, usted puede tener el llamado de Dios, pero no por ello, ni su esposa ni mucho menos sus hijos lo tienen, porque algunos pastores entregan el mando de la iglesia a sus hijos, por el hecho de creer que Dios también los llamó a ellos, Dios llama a toda persona a que se arrepientan, pero no necesariamente a seguir los pasos del papá o del esposo. No cae necesariamente en las manos de aquellos que son exitosos en los negocios o finanzas, tampoco se entrega por la inteligencia y talento. Sus requisitos y aquí mi querido amigo, lealo dos veces, ya sea usted pastor, maestro, evangelista, etc., son: un carácter irreprensible, madurez espiritual y disposición de servir humildemente.

Si usted mis queridos amigos, recuerdan lo que leyó en su Biblia se dará cuenta de que la metáfora predilecta del Señor Jesús para el liderazgo espiritual, que El la usó a menudo para describirse a sí mismo, era la del pastor; uno que cuida del rebaño de Dios. Todo lider de la iglesia es un pastor (recuerde bien esto, y que cómo pastores daremos cuentas). Un pastor, dirige, alimenta, cuida, consuela, corrige (aunque a nadie le guste) y protege. Estas son las responsabilidades que nadie debe olvidar.

Si usted ve a su alrededor, los pastores carecen de una posición social. En la mayoría de culturas, el pastor ocupa una de las posiciones más bajas, solo dentro del reino de Dios muchos de ellos se han creído la mamá de los pollitos y creen que deben ser servidos, de merecer hoteles de cinco estrellas cuando van a predicar a otras ciudades y de cobrar por hacer la obra de Dios, otros inclusive, si no van a iglesias de renombre, o de tantos asistentes, pues simplemente no van, esto mis queridos hermanos no es de Dios, cuántos y diganme por favor en un comentario, de esos grandes televangelistas, cantantes, llegaran a una congregación de 50 personas, !Jamás!, porque allí ni venderan sus libros, ni compraran sus CDs, mucho menos dejarán una gran ofrenda, o ¿cuándo? viajarán a pueblitos en las sierras de nuestros países a promover el evangelio, ¿buena pregunta? encuentre usted la respuesta.

Bajo el plan de Dios, el liderazgo es una posición de servicio amoroso y humilde, es un ministerio, no una administración, es la iglesia de Jesucristo, no el restaurant “Tacos al pastor”, que algunos lideres creen. Aunque digan esa frase celebre “Todo lo hago en el nombre de Cristo” ¿será?. A los que, Dios verdadermente ha llamado para el minsiterio, no los ha llamado a ser monarcas reinantes, sino esclavos humildes, no individuos famosos e ingeniosos que saquen el pecho porque se pueden comprar camisas de 1,000 dolares, o tener carros último modelo, sino siervos diligentes. El hombre que dirige el pueblo de Dios debe de ser por encima un ejemplo de sacrificio, devoción, sometimiento y humildad.

Mire mi amigo, si usted esta caminando y pastoreando una iglesia debe de entender lo que aqui digo, el pastorear un rebaño espiritual no es tan sencillo, las demandas son muchas y los requisitos difíciles de satisfacer. No todos poseen las calificaciones requeridas, y entre los que las cumplen, pocos parecen brillar en la tarea. Sino mire alrededor, lideres que quieren hacerlo rico, prospero, que hasta le cuentan hasta tres a Dios para que les haga el milagro, que dicen prueba a Dios por tu milagro, que saltan, bailan, dan de gritos y te tumban para decirte que tienen la unción, sin darse cuenta de que el pastorado espiritual exige que verdaderamente sea primero un hombre piadoso, talentoso, de múltiples habilidades y de gran integridad. Recordemos que también los describe como, maestro, soldado, atleta, labrador y esclavo. Con todo, debe mantener la perspectiva y conducta de un pastor.

Bueno mis amigos, aqui nos quedamos, seguiremos, eso se lo prometo, pero mi amigo si es lider de alguna iglesia, es usted un siervo y el siervo está para servir, (como dice un dicho: “siervo que no sirve, no sirve”), reciba a la gente, mire por los que llegan y por los que no llegaron, ore por las necesidades y sobre todo que su caminar este de acuerdo a las normas escritas en nuestro libro esencial: La Biblia. Nos seguimos viendo y conversaremos más sobre este punto y muchos otros, gracias y bendiciones.