Ni una sola letra, mucho menos una palabra

Queridos amigos, hermanos, conocidos, visitantes y cuanto transeunte entre por este blog, sabe mi amigo, como en el título, no cambio ni una sola letra, mucho menos una palabra de todo lo que en este blog se ha escrito y se seguirá escribiendo con la ayuda del Espíritu Santo y Dios como Señor nuestro. Y es que me doy cuenta de cómo caminan las congregaciones de hoy en día, pastores que no se preparan para llevar el mensaje de la Palabra de Dios a sus ovejas, (quiero creer eso, porque si siempre son asi, Dios mio, agarranos confesados) que tratan de entretenerlas y darles palabras dulces, halagadoras, promesas de tiempos mejores, de bendiciones, de milagros, de historias que ni empiezan ni acaban, de sermones que no tienen ni pies ni cabeza, parece esos restaurants en donde coma lo que usted quiera y en un solo plato mezclan ensalada, carne, pollo, jamón, pan, fideos, pastel, capirotada, y al final usted sabe que comió, pero no sabe exactamente, ¿qué?, pero donde me pongo triste, dolido y hasta avergonzado, es que nos comemos todo, con una botellita de agua para que resbale, Dios mio, ¿qué hacemos con tu pueblo?, si usted ha leído los post anteriores, en donde hablamos del arrepentimiento, de la confesión de pecados, de todo aquello que debe hacer un pastor para poder llevar al buen camino al pueblo, bueno debemos de orar para hacer que el Espíritu Santo traiga convicción de pecado a aquellos neofítos que suben a un pulpito a hablar de cualquier cosa, y como le comentaba a mi esposa, “Yo creía que Cantinflas se había muerto” porque de la ensalada de cosas que se dijo desde el altar, nada pude concluir, pero como les decía, lo que más tristeza me causo, es que todos gritaban “Amén, aleluya, gloria a Dios” y eso hace que a ustedes mis queridos amigos que buscan de Dios de verdad, les pido, oren, porque el poder del Espíritu Santo, nos ayude a empezar a predicar y enseñar la verdad y podamos sacar a nuestro pueblo de la ignorancia del conocimiento de la Biblia, porque de lo contrario les seguiremos engañando de que se van al cielo con cantinflas y todo, y que la van a pasar divirtiéndose con el barredero y con Ahí está el detalle. Hoy se hace más patente eso que alguien dijo “la Biblia es un gran libro de historia, pero si el Espíritu Santo no llega a tu vida, nunca se convertirá en la Palabra de Dios, siguiendo en la ignorancia, aunque la sepas de memoria, solo es letra, jamás es vida”. Muchos ya llevan tiempo de asisitir a la iglesia por lo que he podido ver, pero no han crecido en el conocimiento de la Palabra de Dios, son caminantes de Biblia bajo el brazo, algunos asiduos asistentes, la mayoría, domingueros hermanos, que aún caminan entre gallos y media noche entre pasos noctambulos de la mundanalidad. Los pocos, con una sonrisa doliente, como yo, sufren al ver a nuestro pueblo que sigue un caminar, pero como dice la canción, “caminante no hay camino, se hace camino al andar”, pero sabe mi amigo es un error, porque Jesús es el camino, “tan solo debemos seguirlo a El”.

Por ello vengo asi como apachurrado por el camión de la ignorancia y hecho papilla el cerebro como si me hubiera pasado una estampida de elefantes por el cerebro hasta dejarlo hecho puré, pero debemos seguir, levantarnos y agarrar la Palabra de Dios y enseñar la verdad aunque se enoje la gente, en especial esos pastores, maestros, profetas que preparan sermones en 10 minutos y que terminan haciendo creer que para ir al cielo solo debes declararlo. Alguien me dijo hace un tiempo “Hermano, usted es muy exagerado”, bueno si quieres dejar la cruz y solo llevarte los milagros, entonces sigue, yo prefiero tomar mi cruz, arrepentirme cada día de mis pecados y luchar para no volverlos a cometer, aclarando que muchas veces tengo que volver a arrepentirme, y pedir nuevamente perdón al altísimo, pero creó que es mejor volver a hacerlo, que simplemente creerme bueno y seguir caminando y como se dice vulgarmente “tirarme el cristo a la espalda” osea “no me importa nada y yo vivo como creo” no, no es así, por ello nos sentaremos a meditar, y seguiremos aún con más fuerza, con más ganas, con más profundidad, escudriñando la Palabra de Dios, orando y rogando de que podamos recibir mayor revelación y ayuda del Espíritu Santo para poder enseñar desde aquí, las verdades que Dios nos ha dejado en Su Palabra.

Hace unos post deje la puerta abierta para ver cuántos de los de mi congregación en especial (nadie me ha hecho comentarios, por lo cuál no sé si me visitan, aclarando que muy pocos son los que saben de este blog, aunque vamos a hacerle un poco más de propaganda en estos días) y de otras congregaciones de San José, California querían reunirse a estudiar la Biblia una vez por semana, bueno avisen, porque seguimos, es de urgente necesidad, para hacer la obra que nos fue encomendada y para convertirnos en cristianos de verdad. Espero respuestas, gracias.

Los espero nuevamente, pero sabe mi amigo, oremos al Dios de los cielos, usted sabe que el Dios de Abraham y de Jacob, así como el suyo y mio, bajo el poder del Espíritu Santo cambie vidas, redarguya corazones, y nos ayude a seguir en el crecimiento del conocimiento de su voluntad, y que está se haga realidad en nuestras vidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: