Tan solo alaba – Así lo quiero hacer

Seguimos mis queridos amigos, pero ahora tome su pandero, no me venga a decir que no tiene uno, un par de cucharas, una sonaja, cualquier cosa que haga ruido y levante las manos y alabe al Señor, no importa si no tiene buena voz, la cosa es que tiene voz, no importa si no se graba bien el CD, sino de que cante, lo más importante es que usted sienta en su corazón alabar a nuestro creador, inténtelo le aseguro que sentira la paz de Dios en su corazón.

Bueno mis amigos si desea más, entre a Youtube, busque por: “Manantial de vida” y también bajo el nombre de: “Casa de Oracion”, bueno, bendiciones y nos vemos muy pronto, esto si lo profetizo.

Mirad por el rebaño, pero: ¿eres del rebaño?

Queridos amigos, estudiando un poco, nos dimos cuenta de algunas cosas que aquí hoy escríbimos, pero antes, les voy a contar algunas cosas de las que seguiremos subiendo, en próximos días empezaremos a subir fotos y posts respecto a lo vamos viendo por nuestra ciudad, hemos adquirido una camara Canon T4i o 650D, sea en América u Europa, con algunos lentes para poder tomar mejores fotos de nuestra San José en Califonia, tan venida a menos en los últimos años, por la crisis económica que aún seguimos sufriendo, vemos que se ha perdido una serie de valores, pero eso mi amigo es otra historia, por ahora seguimos por aquí, por lo tanto luego de servirse un buen café, de preferencia Starbucks, un capuchino Venti, con su Tiramizu de rigor y empecemos, me imagino (espero que se haga realidad) ya tiene su Biblia en la mano y empecemos.

“Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre” (Hechos 20:28)

Aunque algunos opinan que la exhortación de Pablo a estos ancianos demuestra que mandaba sobre ellos, los que hoy nos dirigimos a nuestros hermanos de parte del Señor esperamos poder hacerlo libremente, sin excitar los celos que llevan dicha conclusión. Aunque enseñamos a nuestros feligreses como líderes puestos sobre ellos en el Señor, también podemos enseñarnos mutuamente como hermanos de oficio, al igual que de fe. Si las personas que tenemos a nuestro cargo deben “enseñarse y exhortarse” unos a otros en toda sabiduría (Colosences 3:16), sin duda lo mismo pueden hacer los maestros sin supremacía alguna de grado ni de poder. Tenemos que luchar contra los mismos pecados y avivar y fortalecer las mismas virtudes que nuestros feligreses. Tenemos tareas mayores que ellos que desempeñar, y mayores dificultades que vencer; por eso necesitamos que se nos aconseje y se nos despierte al igual que ellos, si es que no necesitamos instrucción. De manera que me parece que tales reuniones deberían ser más frecuentes, si no tuviéramos otros que haceres. Deberíamos ser tan francos y abiertos en el trato mutuo como lo son los más serios de nosotros con sus feligreces; pues si solo estos reciben amonestaciones y reprensiones agudas, solo ellos tendrán una fe sana y viva. Estoy convencido de que este era el juicio de Pablo, para lo cual no necesito más pruebas que la exhoratción conmovedora y estimulante hecha a los ancianos de Efeso en Hechos 20:28 anteriormente citada. !Fue un sermón corto, que cuesta aprenderlo! Si los obispos y maestros de la Iglesia aprendiesen bien esta corta exhoratción, aunque dejaran de lado muchos libros con los cuales han ocupado su tiempo, granjeándose así los aplausos del mundo, qué gran alegría sería para la Iglesia y para ellos mismos.

Bueno mis amigos, les contaba hace unos meses en algún post anterior de que un día nos reunimos para realizar un congreso aquí al norte del área de la Bahía, algunos pastores, luego de estar reunidos por unas horas, tube la ingrata idea de pedir a mis nuevos amigos de reunirnos una o dos veces al mes, para estudiar, para aprender uno de otro, para poder crecer y hacer juntos la obra para la que Dios nos había llamado, todos a una contestaron de “que no tenían tiempo” para dedicarlo a eso, “ya sabían todo lo necesario” y lo más triste uno de ellos hace un tiempo ha sido revestido de pastor y todavía no le gusta leer, mucho menos estudiar, entonces ¿cómo podemos decir que venimos haciendo la obra? cuando ya estamos contentos a donde hemos llegado y en donde nos encontramos, me dí cuenta de que los otros, ya sabían demasiado y cuando eso llega, el principio de la decadencia ha empezado, estaban conformes con lo que tenían, eran hombres que en algún momento perdieron su primero amor, y estám cegados a su propio ego, por ello es necesario, de que pastores, maestros sigamos siendo discípulos, sigamos aprendiendo y creciendo en el conocimiento de Cristo y haciendo la voluntad de aquel que nos llamó.

Por ello mi hermano desde hace un tiempo invite a líderes, pastores y maestros empezando por los de mi congregación a reunirnos para orar y aprender más sobre la voluntad de nuestro creador, porque es un honor ser obispo, más una responsabilidad guiar al rebaño del Señor y un mandato el preparar a los santos para la obra del minsiterio. La invitación está abierta aunque debo ser “positivo” y seguir esperándolos.

Bueno mis amigos, nos seguimos comunicando, estamos en contacto y sobre todo seguimos con más fuerza, mañana hay servicio, empezamos por la mañana a las 9:00 am, y seguimos a las 2:00 pm en Manantial de vida, y durante la semana les contare, porque nos han invitado a llevar un estudio bíblico en una congregación de Santa Clara, hablaremos de la pregunta “¿ustedes también se quieren ir? y de los que me diste ninguno se perdió, tan solo el que se tenía que perder”, oren y busquen de Señor, bendiciones.

Vamos a alabar a nuestro creador

Queridos amigos, les subo un video, no recuerdo haberlo subido antes, si ya lo hice, uups, pero aparte de que nuestro grupo de alabanza y danza se esmeraron para hacerlo bastante bien, pues me gusta, por lo que veamoslo, escuchemoslo y saltemos adorando a nuestro Dios, total toda repetición no es una ofensa, sobre todo cuando alabamos a nuestro Dios.

Bendiciones, no seguimos comunicando

Te ato, te encadeno y te arrojo al lago profundo, ¿Si, quién, tú?

Queridos amigos, venimos de nuevo, nos fuimos a tomar un buen café Starbucks, un pastelito de manzana y sobre todo un tiempo de buena lectura, paz y tranquilidad, pero seguimos estudiando y escribiendo. Como le comentaba en otro post, en estos tiempos cuando en el mundo cristiano se nos ha inculcado tanto el “tener éxito”, “tomar las naciones”, “atar a los demonios”, “ser prospero”, “gritar recíbelo”, “decláralo”, “visualízalo”, “obtener lo que tu corazón desea”, etc… y cuando las modas en unciones y revelaciones abundan y siguen aumentando, te tumban al suelo cuando oran por ti, te levantan y de nuevo al suelo, como si fueras un yo-yo, cosa que por cierto, nos hace vivir afligidos como esperando que algo de lo mencionado anteriormente nos haga realmente felices y la verdad es que hasta se nos hace raro vivir así, cuidándonos de que el diablo no nos haga nada, que tenemos la autoridad para que las puertas se nos abran, de que vivamos sanos y prosperos, de que el diablo nada puede hacer contra nosotros porque lo “atamos” (que dicho sea de paso, y lo digo en primero para mi mismo:  Dios tiene más poder para cuidarnos y guardarnos, que el diablo para atacarnos), vivimos con miedo, afanados, preguntándonos dónde está el “yugo fácil” que Cristo prometió, o esa vida de bendiciones que nos prometieron cuando nos convertimos. Nos han enseñado que todo cristiano debe vivir siempre sano, siempre próspero, siempre exitoso, siempre victorioso y sobre todo recibiendo todas las bendiciones que son nuestras y que debemos reclamar; y que si no es así, es porque hemos pecado, desobedecido, caído de la gracia, o porque tenemos en la repisa un muñeco de Mickey Mouse, y ni que decir si tenemos al osito Pooh en nuestro escritorio, y mi amigo si usted tiene un conejito, (con sus patitas de la buena suerte) debe amputarle las patitas y tirarlas al fuego porque son de Satanás (pobre conejito manco y cojo, ahora explicale a tu hijo, porque hiciste eso). Nos cuidamos a cada paso, NO de caminar en santidad, sino de que a lo mejor una bruja verrugosa esparció un hechizo a mis pies y tengo que contrarrestarlo con ese maravilloso amuleto que es “la sangre de Cristo” (en ningún momento creo lo anterior ni quiero parecer ofensivo, pero es que a veces nuestro cristianismo se vuelve tan fantasioso, que algunas veces tenemos tantos amuletos cristianos que solo nos falta el rosario y nuestras estampitas contra el mal de ojo). Pero hemanito, llega un momento que todos son demonios, todo está trayendo algo oculto, hay que mirar de reojo, porque todo esta mal y en cualquier esquina hay un demonio escondido, acechándonos dispuesto a atacarnos en cualquier momento si nos descuidamos, y nos volvemos medio paranoicos que todo es vivir, a la defensiva, nunca en paz, porque nos han dicho desde el pulpito que un demonio hay a cada paso, y caminamos como pisando huevos para no despertar a ninguno, en vez de llenarnos de Cristo, “resistid al diablo y él huirá de vosotros”, pero tanto nos hablan desde el pulpito de los demonios que a quien hay que hacerle liberación es al del pulpito.

Satanás siempre ha querido hasta la fecha la atención para él, y aunque usted no lo crea, lo está logrando, especialmente entre el pueblo de Dios. él ya no puede estar más vencido de lo que ya está por Cristo. Pero sí puede robar tu atención.  Pablo dijo: “No ignoramos sus maquinaciones”, pero le cuento mi hermanito o hermanita, al diablo ni siquiera le importa tanto que lo eches fuera o no, o que lo ates o no, o que lo mandes al lago de fuego o no, siempre y cuando tus ojos y tus cinco sentidos estén sobre él y no sobre el autor y consumador de tu fe, o sea Cristo.

Creo en echar fuera demonios, sanar enfermos y creo en un Dios sobrenatural y milagroso. Lo que no creo y es algo que ha desgastado a la iglesia en general es precisamente poner nuestra atención en los dones o mucho peor, en Satanás mismo, y no en el Creador de todo. Él ganó el derecho de nuestra sanidad, prosperidad y muchas cosas más, pero por favor leálo con detenimiento, los dones son buenos y hermozo regalo de Jesús, pero no es lo más importante, lo más importante es lo de Romanos. 8:28 en adelante, nuestro máximo propósito: ser hechos a la imagen y semejanza de su Hijo, y si para eso nos tiene que quitar la economía, lo hará (no necesariamente es disciplina por pecado), si tiene que humillarnos con una enfermedad, lo hará, porque su propósito es mucho más trascendente que nuestros pensares, debemos seguir en el conocimiento de Dios hasta llegar a la altura del varón perfecto, sin quitar nuestros ojos del amado.

Le voy a contar otra historia, pero en una iglesia a la cual asistía hace un tiempo, el pastor tenía la convicción de acabar el servicio a una hora exacta, por lo tanto a unos 15 minutos antes de que se le acabara el tiempo, contínuamente estaba mirando el reloj colgado en la pared del templo, tal fue su fijación mental que ya casi toda la congregación, justamente con el pastor, volteaban a ver la hora, un día hable con él y le dije, pastor usted sabe que una de las ideas de Satanás es: si no puede destruirnos, por lo menos es sacarnos de lo que se viene haciendo y que glorifica a Dios, y sabe, faltando unos 15 minutos para que usted termine el servicio, nadie ya presta atención, todos juntamente con usted paran viendo el reloj, ¿de qué habló? ¿cuál fue el tema de la predica?, ya no interesa, muy sutilmente, muy fácilmente, casi todos se salieron de lo que veníamos haciendo y eso es obra del enemigo, que en forma suave, sin gritos, ni saltos, nos olvidamos del motivo de nuestra reunión, y hasta se hacen apuestas si acaba a tiempo o se pasa o acaba antes, el domingo siguiente, sacamos el reloj, el pastor terminó cuando terminó, y santo remedio, y usted cree que saltando o dando de brincos, se alejaría, no tened disernimiento de espíritus, sin darse cuenta, el mismo pastor sacó a casi todos de la comunión con el creador.

Hermanos Jehová nos sigue amando y más siendo sus hijos (cosa con la que no tuviste nada qué ver: Él te engendró) Dios ama al pecador arrepentido. Todo lo que pasa en tu vida, todo, está bajo su soberanía, y es con el fin de que Cristo que vive en ti, se cumplirá todo aquello para lo cual fuiste formado. Terminamos como empezamos, con bendiciones y con nuestra Biblia en la mano, aprendiendo un poquito más cada día. Nos vemos pronto.

!Sabiduría! para pedir, para buscar, para llamar

Bueno mis queridos amigos, seguimos por aqui intentando buscar más de Dios y leyendo una vez más nuestra Biblia, que con el compromiso hecho con el pastor, hemos empezado a leer Mateo, y hemos vuelto ahora a darle otra leída con mayor detenimiento y sobre todo buscando la revelación y la Palabra que podamos compartirla luego con ustedes, por lo tanto, tenga un poquitín de paciencia y le daremos algún estudio en las próximas horas. Pero hoy que hace un poco de frio, con nuestro acostumbrado café, ya que sin café es imposible agradar a Dios, vamos hoy a conversar con respecto a la sabiduría que debemos de tener los cristianos con respecto a ciertos versículos que al leerlos creemos que ha llegado navidad y debemos presentar nuestra lista de pedidos, pero vayamos sin más preambulos a leer nuestra Biblia.

“Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá” (Mateo 7:7-8)

Tener la sabiduría de Dios está entre las mayores necesidades que tenemos. La sabiduría de Dios nos ayuda a tomar decisiones prudentes a lo largo de nuestra vida cristiana; a optar por el camino de Dios y rechazar el camino del mundo en toda situación.

Usted dirá, y bueno que quiere decir esto con relación al versículo en cuestión, bueno mi amigo vamos a explicarlo, en estos días, si usted pone atención a la serie de enseñanzas que se vienen dando desde algunos pulpitos (ojo no son pulpos chiquitos) pero usted escucha, que debes pedir, que encontraras todo lo que tu corazón desea, que se te abrirán todas las puertas, de que si tocas, las ventanas de los cielos se abrirán de par en par y recibiras las bendiciones que ya son tuyas, porque Jesús ya pagó por ellas y que ahora debes exigir que se te entreguen, mi amigo parece que llegamos a Navidad y que debemos presentar nuestra lista de pedidos a papá Noel y todo lo que querramos el 24 por la noche, (o cualquier día que usted pida) el viejito pascuero lo va a dejar a los pies de nuestro arbolito, o cama, donde usted desea, escuchamos esto y todos somos felices y pedimos como si la nieve cayera en verano, nos falta papel para nuestra lista, hasta que recobramos el sentido y alguien por allí, debilmente en algunos casos, otros con voz de trompeta les dice a todos: “Asi no es, esto es un engaño del diablo” algunos quieren ahorcar al hermanito que dice esto, pero luego que me suelten el cuello les quiero decir.

Miren mis hermanos el versículo es totalmente cierto, pero para poder pedir , buscar las bendiciones, llamar a que se cumplan nuestras oraciones, hay una pequeña condición que viene escrita en letras pequeñitas, que nadie, ni siquiera los lideres de las congregaciones muchas veces prestan atención, (o no combiene darse cuenta) para todo esto debemos tener la sabiduría que viene de lo alto, si porque Dios te la dará, para que puedas saber y entender como debe de estar tu relación con Dios para pedir, si llamas al Espíritu Santo, a que viva en tu corazón y seas transformado al mismo pensamiento de Jesús, ahora si, cuando estes en una relación directa con el Padre, entonces todo aquello que pidas se te dará y si llamas se te abrirá y todas las bendiciones vendrán sobre ti, porque todo lo que pidas, todos tus pensamientos, todos tus deseos, serán los que el Espíritu Santo ha puesto en tu corazón, ya se acabó, el pedir la millonada de dinero que necesitas para ser rico, ya no vas a pedir el carro nuevo que quieres para ir a hacer las compras, ni siquiera vas a tocar para tener un mejor trabajo que el que tienes, ya no pediras ni tu nuevo iPhone5, mucho menos tu iPad3, ni la casa nueva, ni la de verano en Paris, ya que tu pedido estará en la misma comunicación con lo que el Padre quiere para ti, porque recuerda siempre, Jesús no murió, ni por tu carro, ni por tu trabajo, ni siquiera para que puedas dar la vuelta al mundo en un crucero de verano, murió por ti y por mi, entonces, si lo más importante y por lo cual derramó su sangre, somos nosotros, tu vida y mi vida debe estar comprometida con Dios y Su Palabra,  allí mi amigo se cumple este versículo, antes, puedes pedir, puedes llamar, pero sientate porque o cambias o es mejor que te compres una almohada porque tienes para rato, y yo sé que la misericordia de Dios actúa, pero también se que Dios es un Dios justo y dará a cada uno lo que merece.

La Biblia presenta muchos mandamientos y principios para la vida cristiana, pero no es un manual exhaustivo de métodos y reglas para toda situación concebible. Eso no sería muy práctico, e impediría que confiáramos solamente en Dios. El quiere que leamos su Palabra cada día de modo que podamos conocer sus principios para una vida recta y que podamos orar sabiamente pidiendo dirección cuando tenemos que tomar decisiones difíciles.

En las Escrituras el Señor presenta a los creyentes la verdad suficiente para vivir de manera responsable, y suficiente misterio para llevarlo a El en la oración confiada: “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada” (Santiago 1:5)

Entonces mi amigo y ya para terminar, busque de Dios, pida sabiduría, y cuando la tenga, podrá saber, qué es lo que pedirá, que es lo que buscará y a quién y dónde llamará, seguramente la lista de Navidad se le reducirá tremendamente, porque el hacer la voluntad del Padre será ahora su principal preocupación y deleite, nos seguimos comunicando, bendiciones y ya viene más, tan solo espere unas horas, y por favor ore, para que la voluntad de Dios se haga en nosotros, (en usted y yo), gracias.

Falsa seguridad – Evite el engaño

Nos volvemos a encontrar aquí para refleccionar, amigo o hermanos en Cristo, seguimos trabajando para poder entregarle algo que nos permitirá seguir en nuestro caminar diario. Tomé su Biblia, escudriñela y siga caminando.

FALSA SEGURIDAD

“No todo el que me dice “Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre, que está en los cielos”. (Mateo 7:21).

El Nuevo Testamento presenta normas elevadas para distinguir la verdadera vida cristiana, y también da muchas advertencias para evitar el engaño de sí mismo respecto a la salvación (vea Mateo 25).

Una de las causas del engaño de sí mismos es una interpretación errónea de la doctrina de la seguridad. Muchos son engañados por testigos cristianos bienintencionados que les dicen que para ser salvos sencillamente tienen que tomar una decisión por Cristo y después, basándose en esa oración de decisión, nunca volver a dudar de su salvación.

Lamentablemente, tales evangelistas están tratando de garantizar la salvación de alguien sin la obra convincente del Espíritu Santo y la futura evidencia de los frutos espirituales acompañados de la obediencia a la Palabra (Juan 8:31). Sólo Dios puede dar a una persona la verdadera promesa de la salvación, por el Espíritu obrando mediante su Palabra (vea Romanos 8:14-16).

EVITE EL ENGAÑO

“Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” (Mateo 7:22).

Una buena manera de evitar el engaño espiritual de sí mismo es sencillamente conocer y esquivar las trampas religiosas en las que se puede caer. En primer lugar, hay excesiva preocupación con las simples actividades religiosas. El enfoque externo sobre la asistencia a los cultos y a los estudios bíblicos, el escuchar sermones, el cantar himnos y otras buenas actividades como esas pueden en realidad apartarlo del conocimiento del Dios a quien piensa que está sirviendo.

En segundo lugar, hay una dependencia superficial de las actividades religiosas y las ceremonias pasadas. El hecho de que usted fuera bautizado cuando era niño, de que asistiera a la escuela dominical o a la escuela bíblica de vacaciones, o que se uniera a una iglesia no significa necesariamente que ahora esté justificado ante Dios.

En tercer lugar, hay un conocimiento religioso de por sí. Usted puede comprometerse con una determinada denominación y sus tradiciones, o tener un gran interés académico en la teología. Pero todo eso es inútil si no está interesado también en ser más semejante a Cristo y más obediente a su Palabra.

John Macarthur – La verdad para hoy.

Bueno mis queridos hermanos y hermanas en Cristo, nos vemos, lealo dos veces, probablemente es usted miembro o líder o está sirviendo en algún ministerio en la congregación a la cual asiste, pero recuerde todo ello no lo hace un tremendo seguidor de Cristo, son obras, aunque buenas, son solamente obras, el arrepentimiento a lo que nos llamó Cristo y a la entrega total es lo que nos inicia en nuestro caminar, bueno aquí lo dejamos, espero que lo haya hecho pensar, bendiciones y nos vemos muy pronto.

Concederá las peticiones de tu corazón

Que tal mis amigos, hermanos que nuevamente nos visitan por aquí, vamos a mostrarles un buen video del pastor John Macarthur, pero que viene a confirmar algo que nos viene sucediendo, sientese por favor, tome su cafecito y un pastel o pan con queso y continuemos, durante las últimas semanas y meses, he venido escuchando el hacer la voluntad del Señor, de una y mil maneras, todos quieren y dicen que estan haciendo la voluntad del Señor y hasta ponen a prueba sus desiciones, (las que uno toma), he venido observando como muchos de nosotros asumimos que algo que hacemos es de acuerdo a la voluntad de Dios, y corremos para un sitio y para el otro, no nos damos cuenta de que muchas de las cosas que hacemos son en nuestras propias fuerzas o porque simplemente es nuestra mejor opción (para nosotros) o porque de esa manera salimos del problema en que nos hemos metido, sin dejar que Dios actúe, nosotros le damos una ayudadita y es que en nuestra loca carrera, no nos detenemos a meditar y a escuchar la voz de Dios para lo que venimos haciendo, simplemente porque estamos en contra del tiempo y las cosas deben de hacerse para ayer, y Dios permite que usted y yo sigamos, pero debe de llegar el momento en que nos pongamos seriamente a pensar si es de Dios o no.

Mire por favor el siguiente video y podrá como yo, darse cuenta de que la frase celebre, repetida innumerables veces por nosotros “El concederá las peticiones de tu corazón” que la decimos para que con ello podamos hacer y deshacer todo lo que se nos venga en gana, porque según alguien, El tiene la obligación de concedernos todo lo que le pidamos o querramos, pues por el hecho de que somos sus hijos, mi hermano y amigo, parece biblico, pero no lo es, detenidamente vea este video y se dará cuenta de que algo le faltaba, a nuestras desiciones.

¿Ya se dio cuenta de qué?, si de una frase anterior “Deleitate en el Señor”, ahora descifre, agarre un buen diccionario y encuentre el significado en la palabra “Deleitate” y vera de que para que Dios conceda las peticiones de tu o nuestro corazón, hay ciertas normas (llamemosle así) que cumplir primeramente. Allí está el secreto de todo, si tu vida es una vida de entrega, de compromiso con Dios, si nuestro caminar va de acuerdo a las normas escritas en la Biblia, le aseguro que lo que su corazón desea, estará marcado con lo que Dios desea para usted, porque será El, quien ponga en su corazón y en el mío, todo su amor y como respuesta usted hará toda su voluntad. Meditelo, y ahora haga su volundad (la de Dios).

Cuidese y nos seguimos comunicando, les dejó un video de una alabanza para que usted empiece a deleitarse en Su Señor, en de una congregación llamada: “Nueva Generación en Cristo” aquí en San José, California, donde nos venimos congregando desde hace poco tiempo, seguiremos subiendo tanto a YouTube como al presente blog más alabanzaz y danzas con panderos y banderas, para que todos ustedes puedan ver y escuchar al grupo de danza y alabanza de nuestra congregación, bendiciones.

Y este atento, volveremos a retomar los estudios bíblicos en los ptróximos posts, además de recomendar algunos libros que vengo leyendo, nos comunicamos y vemos en la red.