Manantial de Vida celebra su primer año

IMG_3467Queridos amigos nos volvemos a encontrar, pero hoy es tiempo de celebración, hace una semana para ser más exactos el 26 de Mayo, Manantial de Vida cumplió un año, nació de la unión de dos congregaciones, El Shadai y Nueva Generación en Cristo. Nuestro grupo de Alabanza y Danza, de los cuales les subo un video, se esmeraron para poder alabar y adorar a nuestro creador, por eso mis queridos amigos hace calor por lo que un Ice cream o un heladito de chocolate y fresas, acompañado por un poquitín de mermelada y fresas en su punto de caramelo y seguimos hablando.

Bueno el domingo empezo como cualquier día, empezamos con un mini servicio en mi casa a las 9 de la mañana con alabanza y estudio bíblico, luego de lo cual a punta de 1:30 pm salimos con mi señora esposa rumbo al templo, a las 2:00 pm empezó el servicio con el grupo de danza y alabanza del cual en este momento les subimos parte del servicio.

Bueno luego de la alabanza y de los anuncios y toda la información para la celebración en un parque el día lunes, proseguimos con la predicación, teníamos un invitado, no recuerdo el nombre, pero todo paso de forma rápida porque parece que nuestro invitado debería (según creo yo) regresar a su iglesia, pero bueno aquí les dejo la predicación que a mi manera de ver, fue motivacional y sobre todo tratando de convencer a los miembros de la iglesia para que se comprometan a trabajar para Dios, y poder hacer la obra que por mucho tiempo no se ha realizado, tener un verdadero compromiso con la congregación y los pastores, por ello dentro de todo fue una buena predica motivacional, aquí puede usted verlo en forma completa.

Mis amigos y hermanos, Feliz Aniversario, ya ha pasado un año y siempre es bueno dar una mirada hacía atrás, cuando empezó todo esto, yo era recién llegado, no tenía ni idea, asi como tampoco voz ni voto para opinar, por lo cual tan solo escuchaba las ideas, desiciones, formas de como sería la unión y de que estaba bajo la bendición y aprobación de Dios, bueno allí ni vuelta que darle, todo estaba caminando sobre ruedas, ha pasado el tiempo y esos momentos son un recuerdo, se tomo poseción del lugar, el nuevo templo, se realizaron las uniones y reacomodo del liderazgo, se empezó a caminar, primeramnete con cierto temor, de forma cautelosa, pero se caminaba, hoy vemos esos momentos y quizás dentro de un tiempo sean solamente historia. Se vienen haciendo cambios, lentos, quizás, demasiado lentos para mi forma de pensar, siempre como me dijo un pastor “en el tiempo de Dios”, sin darnos cuenta de que la Biblia nos dice que prediquemos la Palabra a tiempo y fuera de tiempo o sea en todo momento, jamás esperando que sea bueno el tiempo para predicar la verdadera Palabra de Dios, sino que el tiempo se acaba y debemos enseñar el evangelio de Jesucristo, HOY.

Ahora hay muchos retos, pero el principal es hacer la obra para la cual Dios nos ha llamado a todos y cada uno de aquellos que son llamados sus hijos, sabe usted debemos formar hombres y mujeres para que hagan la obra, para enseñar la Palabra de verdad, ese debe ser nuestro estandarte, nuestro principal alimento, y poder seguir la obra que inicio Jesús hace un par de miles de años.

Mis amigos y hermanos, como dijo el predicador ese domingo: que tu respuesta sea “Heme aquí, envíame a mi”, bendiciones. Veremos con el paso de los días si esa palabra dada, surtio el efecto esperado o simplemente todo fue emoción.

Mira el video una y otra vez con tu Biblia en la mano, podrás nuevamente entender lo que la Biblia nos viene diciendo. Bendiciones y nos vemos pronto.

¿Me amas? Apacienta mis ovejas

Queridos amigos, nos volvemos a juntar para seguir conversando, ya saben con una taza de café, Starbucks, un pan dulce, sobre todo ahora que aparte de hacer frio, llueve como los buenos, luego de reponerme de la vigilia de hace unos días, bueno la que hice en mi casa y que duro pasadas las 2:30 am, porque la que termino a las 9:00 pm bueno mejor nos olvidamos de ella, y sé que debemos reunirnos para alabar su Santo Nombre, para escuchar lo que Dios ha hecho en medio de su pueblo, asi como también para compartir un plato de comida, ya saben cuando hagan steack o Tbone steack con puré de papas verdaderas, no se olviden de invitarme, llevare mi cuhillo y tenedor, pero también para aprender más acerca de nuestro creador y de las verdades del evangelio de Jesucristo, en fin, seguimos, saben mis amigos, seguí estudiando y vamos a conversar sobre las responsabilidades del pastor, y traera cola, pero bueno quien no la tiene, no se la van a pisar, empecemos, corra por su Biblia, sé que no le gusta que se lo recuerde, pero si no lo hago, como que se va a olvidar totalmente donde la dejo la última vez que la llevo debajo del brazo, fue hace tanto tiempo que ya tiene tela de arañas.

Usted como buen estudiante de la Biblia recordará Juan 21:15-17, cuando Jesús le preguntó a Pedro: ¿me amas?, a lo cual Pedro respondió cada vez: “Sí Señor, tú sabes que te amo”. Jesús le dijo: “Apacienta mis ovejas” o en palabras cristianas “Eres un pastor, Pedro, Cuida de mi pueblo”. Pastorear para que lo sepan todos, en especial los pastores, involucra alimentar y dirigir el rebaño. Primera de Pedro 5 dice: “Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella”. Hechos 20:28 dice: “Mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor”, tenemos que cuidarnos unos a otros. 1ra Juan 3:17 dice: “Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?” ¿Cómo puede usted decir que ama a Dios y no interesarse para nada en las personas? Esto mi querido amigo tira por suelo eso de que “abacho y besho” y ya nos queremos todos con el amor de Cristo, no, mis amigos, no es así, si usted dice que tiene el amor de Cristo en su corazón, significa que nos interesan las necesidades de las personas y no para alejarnos y orar por la necesidad, sino para hacer algo para solucionar esa necesidad, (ojo no llamar a otros para que las soluciones) sino usted mi amigo, ya que probablemente Dios este mirando cuál será lo que usted hará en ese caso, ¿fidelidad?, ¿amor? o simplemente seguira su camino. (¿Le recuerda  a algo como el buen Samaritano?). Al relacionarse con los demás, dedique tiempo a saber de sus heridas y necesidades. Si usted mi querido hermano o pastor tiene conocimiento de las necesidades de alguien que se está apartando, minístrele en su necesidad y ayúdele a regresar. Todos debemos participar en el proceso, ahora me detengo un poquitín, mis queridos hermanos ¿qué venimos haciendo por aquellos que llegan a nuestra congregación?, ¿hay algunos pasos a seguir?, he visto como por meses de a poquitos han desfilado personas nuevas, de la misma manera que las he visto desaparecer, (No faltara alguien que seriamente preguntará: ¿y tú qué vienes haciendo?), mi mujer siempre me dice “No empieces, porque te dejan hacer algo y te vas a meter hasta en la cocina” y por ello he evitado hablar mucho, aunque he pedido audiendia, como que me han ignorado “es que soy medio metiche”, pero seguimos, sabe mi amigo todos somos ayudantes de Cristo a la hora de hacer la obra, tenemos que involúcrarnos en el cuidado de las ovejas, pero es necesario también, que nos dejen hacerlo, ya que siento como que “Solo Yo” y los demás, “bien gracias, pero no lo intentes” digo esto porque muchas veces nace ese carácter de que “solo yo, hago esto y aquello” y no suelta las riendas de nada por temor a que otros o sean mejores o metan la pata y poco a poco la iglesia de Jescucristo se estanca y no solamente no avanza sino deja de hacer la obra para lo cual fueron llamados cada uno de los miembros, entrando la comodidad, la pasividad y la alegría de pertenecer a una iglesia en donde nada hay que hacer, salvo asistir a algunas reuniones y gritar a una sola voz !Aleluya!.

Aunque eso si debemos darnos cuenta de que muchas veces resulta díficil pastorear a las personas (me lo va a decir a mi). En ocasiones no nos damos cuenta de las necesidades de algunos y los pobres se quedan sin atender y poquito a poquito se alejan de la congregación y a nadie se le ocurre darle una llamada por teléfono o visitarlo. A usted no le rompe el corazón mi querido amigo que alguien por allí reaparezca y diga “Estuve enfermo y nadie me llamó”. Algunas o muchas veces hay gente que se queda sin atender y eso debemos de cambiarlo, y quizás solo quizás podríamos decir, “bueno mi hermano somos una iglesia con más de 2,000 miembros, no podemos estar en todas partes”, suena lógico, pero si a duras penas pasamos los 80 adultos, como que algo no camina tan bien o medianamente bien como debiera ¿cierto?, ahora vendrá la pregunta del millón de dólares ¿cómo? fácil, el pastor debe preparar a los ujieres para que lo ayuden, para empezar, y segundo, todos debemos estar atentos a quienes ya no nos acompañan en los servicios. Recuerda usted ese pasaje en donde Jesús dice “mis ovejas conocen mi voz y yo las llamo por su nombre” ¿conoce usted por nombre a sus ovejas?, ¿cierto? entonces mi amigo, allí es donde el líderazgo ayuda al pastor, (pero es necesario prepararlos primero, enseñarles la verdad y lo que significa seguir a Jesús, y el costo que cada uno debe de tener en cuenta al tomar una desición por Cristo), el líder de varones, la de mujeres, el de matrimonios, el del grupo de alabanza, el líder de jóvenes, los maestros de niños, los maestros de Biblia, la líder de danza, los líderes de reuniones de hogar o celulas, a orar por su equipo, a enseñarles la Palabra, no me venga que los discípula llevandolos al Great America a que se suban en los caballitos, sino enseñándoles las verdades del evangelio, Jesús nunca los llevó a un parque de diversiones, los preparo durante un tiempo y luego cuando sabía que estaban preparados, los mandó a predicar las buenas nuevas y hasta los demonios huyeron en el nombre de Jesús, pero hoy para ganarnos a los muchachos los llevamos a pasear. En fin no me quiero salir del tema. En Juan, Jesús dijo: “Yo soy el buen pastor” mire lo que hace un pastor: Cuando las ovejas entraban en el redil al final del día, el pastor examinaba a cada oveja a medida que iban entrando bajo la vara que él sostenía atravesada en la entrada al redil. Si veía que alguna estaba herida o lastimada, derramaba aceite en sus heridas. A eso se estaba refiriendo David en el Salmo 23 cuando dijo: “Tu vara y tu cayado me infundirán aliento… unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando” Se espera que el pastor cuida de sus ovejas.

Entonces mis queridos amigos pastores y demás, hay que desarrollar una forma de patorear a todo nuestro pueblo, desde aquel que siempre esta en silencio que es aquel que nunca dice nada acerca de sus necesidades, pero sin embargo hay otros que son demasiado comunicativos que caen en pecado y siempre tienen gente a su alrededor, especialmente los pastores tratando de ayudarlos. No podemos esperar que los líderes de la iglesia hagan todo el trabajo, pero son estos quienes deben dar las pautas y enseñar la verdad en el verdadero amor de Cristo para que toda la congregación este preparada para cuidarse unos a otros. Entonces mis amigos todos debemos ayudar, pero la responsabilidad caerá sobre el pastor porque es este quien apacienta las ovejas y las debe de llevar a ser como Cristo.

Bueno los dejo, mejor seguimos luego, pero eso si, todos somos parte del cuerpo de Cristo y cada uno tiene una función dentro de ese cuerpo, lo único, es una preguntita: ¿estás trabajando en la función que tienes dentro del cuerpo de Cristo? o ¿estás en otra cosa? o simplemente no estas haciendo nada, y te has convertido no en cristiano (que sería lo mejor) sino en espectador, actor de una función de motivación, levanta los brazos, salta y danza, pero al terminar la función solo guarda sus cosas, recoge y se pone su abrigo y se va a comer con la familia, y a regresar la próxima vez a repetir la función, nos vemos y bendiciones. (Lastima que no se cobre la entrada, podríamos pagar todas las deudas).

Ministros excelentes o presentadores de televisión

Queridos amigos aqui estamos, estoy preparando un nuevo post, para dentro de un rato, pero ahora le pido que tome su Biblia, sé que ha tenido un buen domingo, yo tan solo la mitad, por la mañana temprano nos fuimos a desayunar y celebrar el cumpleaños del menor de mis hijos, luego el servicio de la mañana, para luego reunirme con mis hermanos en la reunión de las 2 de la tarde en la congregación “Manantial de vida”, buena alabanza y danza en los servicios, nuestras niñas vienen haciendo esfuerzos para cada día danzar para nuestro Señor, ya estare el lunes subiendo los videos tanto a youtube, como aqui en el blog, espérelos, ya que podrá alabar y adorar a nuestro creador, pero ahora vamos a conversar algo respecto a los pastores, maestros, y los demás líderes de las iglesias, y usted seguramente dirá, ¿por qué tanto con los pastores, profetas, maestros, etc? bueno sabe es que son los que guían al rebaño, enseñan o deben enseñar la buenas nuevas, el arrepentimiento y la salvación.

Los ministros excelentes no son los que anhelan recibir aplausos terrenales. Pero hoy piden y hasta exigen ser tratados como personas de gran importancia, por lo cual si la ofrenda no es buena, no van. Recuerdo a una cantante hace ya unos largos años cuando le pregunte si podía venir a mi congregación en donde eramos como 50, ya que decía que servia al Señor y bueno le pregunté y lo primero que me informó era el tamaño mínimo de la ofrenda de amor que tendría que recibir, la cual, en casi un año nosotros la recogiamos en la ofrenda y diezmos, y nos olvidamos del asunto, y eso que sirve al Señor (aunque ese señor es su banquero).

Tampoco pueden ser amadores de la comodidad sobre esta tierra.  Si no les otorgan un hospedaje cinco estrellas como que se sienten ofendidos, no todos, conozco algunos que hasta en el suelo duermen, con tal de enseñar la Palabra verdadera de Dios. La vida del ministro no es una vida de felicidad y comodidad. Era necesario que Timoteo estuviese dispuesto a soportar las aflicciones (2 Timoteo 4:5). No podía tener la clase de ministerio que Dios deseaba de él a no ser que estuviera dispuesto a pasar por alguna medida de sufrimiento. Hoy a muy pocos les causa dolor de ver y oír lo que desde los pulpitos se viene enseñando, medias verdades y medias mentiras, que lo único que hacen es desviar a los creyentes de la fe en Jesucristo para ponerla en la fe de los milagros y en la fe de la prosperidad, la sanidad, y las riquezas materiales. Ningún ministerio de valor ha llegado a existir sin dolor. Con frecuencia encuentro a jóvenes que aspiran al ministerio y procuran tener una iglesia sin problemas, un ministerio sin retos, así para el predicador fiel de la Palabra.

La noción de que el ministerio puede ser eficaz e indoloro al mismo tiempo es una mentira. Es inevitable tener aflicciones si se predica la Palabra sin adulteración, y cuando golpea la adversidad solo se tienen dos opciones: soportar y mantenerse firme y fiel, o negociar y ceder terreno. Hoy podemos ver que “pare de sufrir”, usted nació para ser feliz, para ser rico, para tener el carro del año, porque Jesús murió para que usted tenga todo, ojo todo lo que su corazón desea, porque mayores cosas que Jesús hará, pero jamás se le dice que debe cargar su cruz y estar dispuesto a morir, no se le dice, que va a vivir aflicciones, a pasar por pruebas, a vivir una vida de oración, a vivir dependiendo de Jesús, si fuese como enseñan, ¿qué pasó con Pablo, con otros apóstoles que murieron por seguir a Jesús?, o es que no tenían fe. El ministro fiel siempre guarda sin fluctuación la línea que separa la verdad de la mentira, y esto es algo que no se puede hacer al mismo tiempo que se escapa del sufrimiento: “todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución” (2 Timoteo 3:12). De modo que la fidelidad y la penalidad van de la mano. No podemos enseñar la verdad a medias, o como los bancos, no les mostramos la letra pequeña y cuando se dan cuenta del error, ya es demasiado tarde, lo han perdido todo, pero recuerde, daremos cuentas de lo que enseñamos y de eso estoy totalmente seguro.

Este es un tema reiterado en 2 Timoteo. Pablo escribió en 2:1, 3: “Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús… Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo”. Ahora recuerda de nuevo a Timoteo que el sufrimiento es parte del deber del ministro fiel tanto como lo es cualquier otro aspecto de la obra ministerial. Por ello mi amigo, veo con tristeza como líderes de congregaciones, maltratan a las personas enseñándoles verdades a medias, (perdone por ser reiterativo en esto, pero es de importancia vital, su alma está en juego) en donde si usted sufre es porque quiere, porque Jesús murió para hacerlo féliz y suplir todas su necesidades, como si fuera, Safeway, donde entra con su carrito de compras y sale al final con todo lo que necesita para su despensa, no necesita pagar porque es hijo del rey, sin darse tiempo a ver si esa es la voluntad de Dios, y no se da cuenta, simplemente porque la Biblia, no es el libro que lo acompaña a hacer las compras, porque si lo fuera se daría cuenta del costo y probablemente ya no compraría con tanta frivolidad  como lo hace hoy en día.

¿Siguió Timoteo el consejo de Pablo? Es evidente que así lo hizo. Hebreos 13:23, un versículo breve y un tanto relegado, dice: “Sabed que está en libertad nuestro hermano Timoteo, con el cual, si viniere pronto, iré a veros”. Es obvio que el escritor de Hebreos conocía bien a Timoteo y le amaba, por eso cuenta a los hebreos que Timoteo había sido puesto “en libertad” ¿De qué fue libertado? La palabra griega empleada allí sugiere que Timoteo había sido liberado de la prisión. Podemos suponer que cuando llegó el sufrimiento, Timoteo lo soportó y no cedió ante la presión. Permaneció fiel aunque es evidente que ello le significó ser encarcelado. No trató de salir bien librado sin pagar el precio de proclamar la verdad. Esto es lo que debemos de hacer, sufrir las penalidades y luchar para y por enseñar la verdad, aunque nos tachen de legalistas, de agresivos, de herejes, de divisionistas, (dividimos la verdad de la mentira) de hombres que se oponen a todo, claro que nos oponemos, a que se engañe, recuerde bien lo que dice Deuteronomios, “Si todas estas cosas haces, todas estas bendiciones vendrán sobre tí y te alcanzarán” mi hermano primero es si haces todas, no una parte, no la mitad, todas, si crees que Jesús es el Señor, pero si lo crees, eso significa que vienes haciendo lo que El dice que hagas, no un poquito, no lo que quieras, mucho menos, solo lo que te convenga, sino todo, sé que tendremos errores y hasta pecaremos, y fiel es Dios para perdonarnos, pero debemos de arrepentirnos, de persistir en el caminar siguiendo las huellas de Jesús, debemos andar como El caminó por esta tierra, pero la pregunta es: ¿luchas por caminar siguiendo sus pisadas?, entonces es tiempo de rectificaar, es tiempo de que la Palabra de Dios, haga nido en tu corazón y caminemos como decía un pastor convertidos en luz que ilumina la vida de otros, pero jamás te convertiras en luz, viviendo de fosforo en fosforo, o sea de domingo en domingo, de versículo en versículo, de tiempo en tiempo, sino buscando todos los días a Dios, teniendo una relación con El y esforzándote por parecerte cada día más a El.

Bueno aquí los dejo, nos vemos en un rato y no se aparte de su Biblia, la va a necesitar, bendiciones.