Pecador, ¿perdonado y justificado?

cafe 7-11Bueno mis queridos amigos nos volvemos a encontrar en este su blog, pero hoy si conversaremos de algo que he venido leyendo y a la luz de las Escrituras empezaremos a aprender todos jutnos, ahora si un buen café, Starbucks, y es que el otro día me llevaron a tomar uno al 7/11 y hermanos sali corriendo, soy pobre pero delicado y un poquitín exigente, por favor prefiero invitarlo yo y no que quiera pagar dos cafés a dolar, porque estan en oferta, perdonenme pero yo sé que la crisis nos tiene preocupados, pero muerto por 1,000, muerto por 1,010, no hay mucha diferencia, en caso contario vamos a casa allá tengo mi Starbucks para pasar, en fin bueno luego de una lucha a 20121230-193952muerte de salir corriendo o dejar que yo pague en el verdadero café, nos pusimos a conversar, sobre el pecado y de ellos vamos a conversar un poco, ya se que usted es un alma de Dios y que las alas las tubo que empeñar para poder pagar la casa y el juego de Nintendo de los chicos, pero mi amigo le aseguro de que al final, al igual que un servidor pediremos perdón al creador por pecadores. Tome su Biblia, lápiz y papel y empecemos diciendo que todos hemos pecado, algunos (muchos aún lo siguen haciendo) y otros tantos lo seguiran haciendo hasta el fin de los tiempos de su vida, por lo tanto aún sabiendo de que usted es bueno, vayamos por partes y veamos que dice la Biblia y ese librito, del cual nos vienen predicando desde unas semanas atrás.

Bueno empecemos, primeramente el libro no está mal, es una buena base para hacer estudios bíblicos se titula “Justificación- Regeneración” y justificacion 001el autor es Charles Leiter, se imprimio en 2,007 y la impresión en español aparecio en el 2,009, busquelo por internet si desea darle una buena mirada. Como decía es una buena base para poder elaborar algunos estudios bíblicos, eso sumado a lo que usted estudia, y con algunos comentarios bíblicos, le aseguro que podemos tener un muy buen material para enseñar, porque eso es uno de los problemas del día de hoy, mucha gente no le gusta leer, mucho menos estudiar, hace unos domingos le mostraba a un amigo, la biblioteca que tenía a lo que me contesto, “yo solo leo la Biblia”, buena respuesta para aquel que no le gusta leer, yo creo que para poder hablar de Hermenéutica, y sacar todo el conocimiento posible a nuestra Biblia es necesario, conocer toda la Biblia, porque un versículo, nos llevará a otro y caminaremos por muchos libros para lo cual es necesario una buena concordancia, no podemos decir que el Espíritu Santo nos dará palabra para el pueblo, eso es de ignorantes y ociosos, si no tienes nada en la cabeza, nada podrás sacar, entonces ayudate con un diccionario, muchas veces el significado de algunas palabras no tienen las definiciones que creemos, luego si encuentra buen material, ojo buen material escrito por autores reconocidos, que usted y otros sepan que son estudiosos de la Palabra y no neofitos que no saben ni lo que escriben, mucho menos confie en aquellos que sacan libros de películas, ni dramas de la vida real diciendo que es de Dios, a alguien escuche que para poder hacer la guerra espiritual debemos leer el libro de “El Señor de los anillos” (Dios mio como esta nuestra iglesia), busque, pregunte, nada de desarrollo del egocentrismo humano, ni filosofías baratas, como la última que esta surgiendo por allí, un pastor amigo mío, algo me comento en una tertulia de cafetín, pero fue un comentario y punto (eso creía yo), pasando los días, aplanando las calles de mi ciudad, tube una cita con un amigo pastor de hace muchos años y me hizo el mismo comentario, a lo que pare la oreja, ya dos pastores, no podía ser coincidencia y me vine a enterar de lo peor, y es que llega nuevamente desde Colombia, ya tubimos bastante con el G12, que otro más, por favor Señor permítenos mandar fuego calcinador, esa de que somos reyes y sacerdotes por lo cual podemos decretar, ordenar, atar, porque somos reyes y bueno lo de sacerdotes ya se imagina, ahora estan sacando seminarios al respecto de cómo hacerse prosperos y ricos, abrir negocios, iglesias, etc, porque un rey debe vivir como tal, y sacerdote porque es el ungido de Dios y debe ser respetado y reconocido como el que está delante del trono, y empezamos de nuevo, no se dan cuenta los pastores de que el camino al infierno es, llenarnos de filosofías que lo único que quieren es la satisfacción personal y nada de cargar su cruz cada día, y nos metemos en visiones, por muy emocionantes que estas sean, en vez de sumergirnos en la Palabra de Dios, que por estos tiempos es tan escasa.

Para empezar usted y yo debemos entender que desde Adán, todos hemos pecado, o sea mi querido amigo desde que usted y cualquier humano nace es un pecador, solo piense, desventuradorecuerde cuando fue pequeño o ha tenido hijos, o sobrinos, usted jamás les ha enseñado el mal, siempre ha tenido que recordarles cuales son las reglas mínimas para la cohexistencia humana, si usted lo deja, un niño, joven, adolescente, hombre o mujer, la tendencia es al mal, nadie le dice que robe, pero tomamos las cosas que no son nuestras y nos justificamos de miles de maneras, si nos dejan tomaríamos lo de otros, sin importarnos, para ello vino la ley, para poner orden dentro del caos, muchos sobrepasan lo designado como bueno y malo, lo correcto de lo incorrecto, mire a su alrededor, cuantos hacen cosas que de una manera u otra perjudican a otros, claro esta que si vieramos lo que uno mismo hace, tendríamos que rectificar la manera de pensar de nosotros mismos, la Palabra de Dios dice que “todos nosostros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó de su camino” (Isaías 53:6), unos a sabiendas, otros por ignorancia, otros por malicia,  otros porque creen que las cosas son asi y que se merecen todo, justificantes hay miles, tanto como pecados. Recuerde que la Biblia dice que “no hay justo, ni aun uno. no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios, todos se desviaronm a una se hicieron inútiles; no hay quien que haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” (Romanos 3:10-12), desde allí cada uno debe ponerse a pensar, ¿cómo es mi vida? ¿qué está mal en mi? y sé que más de uno dirá: “yo soy bueno, no le hago mal a nadie” cierto, ahora digame, ¿cuándo fue la última vez que mintió?, ¿qué tomó lo que no es suyo, por más insignificante que sea?, ¿cuándo lo que vió en otros, le causo envidia, molestía, ira?, ¿cuántas veces le ha indignado que otros sepan más que usted?, ¿cuántas veces ha pensado que el trabajo de otros es más fácil que el suyo y que otros ganan más que usted sin hacer nada y le molesta, se irrita y le causa enojo e ira?, pero es que el ser humano es así, vemos en otros las faltas, pero en nosotros son virtudes, lo mismo sucede con el pecado, otros mienten, yo me porto bien, otros roban, yo veo que otros tienen mucho y que lo poco que agarro no les afecta, otros no quieren pagar, yo simplemente espero mejor ocasión para hacerlo, total a mi me pueden esperar, y buscamos pretextos a todo lo malo que nosotros hacemos, pero jamás perdonamos cuando son los otros lo que nos hacen lo mismo. Sino, mire a su alrededor, cuando fue la última vez que a su hijo le dijo cuando tocaron la puerta de la calle “dile que no estoy” y ojo estamos hablando de cosas sencillas, cotidianas, no hablamos de vender kilos de 900 gramos, ni coches sin motor, o arreglar carros sin repuestos, o cambiar aceite sin aceite nuevo, y robar, matar, traficar, engañar, ser pollero, drogadicto, homosexual, entre otras perlitas, entonces mi amgio, hasta el momento podemos darnos cuenta de que todos estamos destituidos de la gracia de Dios ¿cierto? ¿voy bien o me regreso para explicarselo nuevamente?.

encadenado2Pero el mayor problema del pecado, es que nos hace esclavos, se nos hace costumbre, y día a día cometemos los mismos pecados hasta el extremo que ya es parte de nuestro carácter, la Biblia nos dice que “el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio” (2 Corintios 4:4), lástima que miles o millones no se dan cuenta, creen (o creemos) que hacen cosas porque son muy vivos, engañan porque el que no tranza no avanza, porque el vivo vive del tonto, un amigo del trabajo me decía, que no importa lo que se haga con tal de ganar, llegando a un extremo que el mentir, engañar, acosar, son cosas permitidas con tal de lograr el objetivo, o sea el fin justifica todos los medios que se utilicen para lograrlo, se les ciega la mente, ya su voluntad esta corrompida e incapacitada, ya todo lo que hace, todo lo que piensa y trama es con la finalidad de ganar, de hacer mal, de perjudicar, de mentir para dejar mal a otros con tal de campeonar o llegar a la meta antes de los demás, no interesa que se haga, la cosas es pisotear a la gente, sino vuelva a mirar a su alrededor, en los trabajos, oficinas, empresas, gobierno, etc, aquí en USA, México, en el lugar que usted vive, ¿cuántos se aprovechan de los demás para ganar?, he estado siguiendo a algunos bancos de España que vendieron acciones de bonos basura a gente mayor, incapacitados, jovenes, que por ganar unos centavos más firmaron y ahora han perdido todos sus ahorros, en algunos casos de toda la vida, todo por ganar dinero, no importo venderles basura, por dinero, algunos ancianos no lo pudieron soportar, ver los ahorros de toda una vida perdidos y sin poderlos recuperar, prefirieron volarse la tapa de los sesos a vivir en la indigencia, se imagina, a ese extremo nos ciega el pecado. Gente que su corazón esta lleno de odio, amargura y que viven atormentados porque a otros les va bien y traman cosas para  perjudicarlos, conozco un caso en que varios hombres y mujeres, viven tramando como perjudicar a otros y no escatiman esfuerzos para inventar mentiras, hasta se juntan y hacen reuniones para ver como perjudicar a otros, asi es la vida, asi es la raza humana, pero hace miles de años, no fue así, fuimos creados diferentes, pero el pecado entro en el hombre y todo porque el señor de las tinieblas es el dueño de sus vidas y no quieren venir en pos de Jehová para poder tomar del manantial de vida, ha visto gente que solo esta pensado en como hacer daño (??) quizás no lo crea pero mire a su alreddor una vez más, le aseguro que de que los hay, los hay. Pero dentro de esto le cuento: “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” (Génesis 6:5), y si mi amigo, aunque usted no lo crea se viene repitiendo como en los días de Noe.

Entonces mi hermanito, el pecado es irracional, engañoso, endurecedor, esclavisante, degradante y contaminante, el pecador mi querido amigo hace que la persona jamás piense en las consecuencias, una noche de placer es más importante que la familia, un tiempo de diversión no importa si es con drogas, total soy hombre, y debo divertirme, el hombre, la mujer, los jovenes, son engañados por el pecado, desea poder, riquezas, liderazgo, y para ello no importa lo que haga para conseguirlo, muchos hablan de que al final de su vida pueden arrepentirse, total es fácil, pero lo que no saben es: “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere” (Juan 6:44), entonces mis amigos, no es así como dice una amiga, hay que vivir la vida plenamente, ya hay tiempo para arrepentirse, ilusos, la Palabra de Dios también dice de ellos: “Yo soy rico, y me he  enriquecido y de ninguna cosa tengo necesidad”, pero en realidad eres “desventurado, miserable, pobre, ciego, y desnudo” (Apocalipsis 3:17), se creen sabios pero son necios, y a medida que se adentran en su pecado, mascara vampsu corazón muere con la conciencia, y sus pensamientos cada día le van convirtiendo en un ser sin piedad y sin corazón, dispuesto a hacer cosas inimaginables con tal de lograr sus perfidos sueños de poder o felicidad. “Todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado” (Juan 8:34), mi amigo la práctica hace al monje, a medida de que el pecador camina sobre su pecado, más y más se hunde en él, y a medida que lo hace, otros pecados aparecen porque también es contaminante, y lo peor es que todos somos pecadores y nadie puede por si solo liberarse del pecado, mire la historia de la humanidad, desde la antiguedad, han existido guerras por tierras, por el poder, barabrie por un pedazo de tierra, hasta hoy hay una lucha a muerte entre países por un a parcela de tierra y para contener apetitos desorbitados de cierta gente, existe el odio y la envidia, de poseer lo que otro tiene sea lo que sea, dinero, posición, marido o mujer, carros, tierras, empresa, o simplemente la primogenitura, presidentes que se vuelven dictadores y asesinos por ese afan de poder, hasta simplemente llegar a matar por un par de zapatos, usted se podría imaginar lo que sucede cada 1jesus001día en nuestra ciudad, porque sabe mi amigo, nuestra ciudad que representa en epqueño al mundo, esta formado por hombres y mujeres pecadoras como usted y como yo, cada uno de nosotros aporta su grado de maldad, se imagina como sería el mundo si todo esto lo unieramos, un caos y una barbarie, Sodoma y Gomorra se quedarían chicos al lado de todo el mal que hoy atesoramos, si mi amigo atesoramos porque nadie lo quiere dejar, pero Dios utiliza cualquier cosa para mostrarnos nuestra maldad y poder arrepentirnos de lo que hacemos, solo Dios es aquel que puede transformarnos bajo el poder de su Espíritu Santo, el pecado mi amigo es el peor problema que tiene la humanidad, pero hay salida, hay esperanza, y empieza por darnos cuenta de lo que somos, volver en sí, arrepentirnos y volvernos al Padre, esta vez lo dejamos aquí, en proximos post seguiremos estudiando un poco más al respecto.

Nos vemos pronto, esta interesante o no (¿?), aparte, ya que usted tiene una tremenda memoria, vaya recordando todas las cosas que ha hecho, desde pensamientos hasta actos en contra de otros, por insignificantes que sean, allí podra darse cuenta que tan pecador es, pero no se preocupe todos estamos en el mismo barco, la única diferencia es que algunos nos hemos arrepentido de todo ello y luchamos por hacer su voluntad. (no la de usted, la de Dios, escrita en la Biblia). Pero sea honesto, no buscando justificaciones ni pretextos, no los hay, somos pecadores dispuestos a hacer maldad.

¿Nuestra pasión?

Queridos amigos, luego de un viaje interplanetario, primero en bus y luego en el tren de Thomas, volvemos a sentarnos y poder escribirles un nuevo pensamiento, seguimos estudiando y preparando algunos post para que podamos todos aprender y empezar nuestro caminar en la senda marcada por Jesús, dejándoles el primer pensamiento, podemos leer el mejor libro escrito por los hombres, podríamos cantar la mas linda de las canciones, podemos escuchar el mejor poema, y ver la mejor película del año ganadora de un Oscar y a pesar de que tenga un versículo bíblico, o dos, no significa que sea cristiana ni mucho menos inspirada por el Espíritu Santo, ni mucho menos te cambié la vida, porque está hecha con la sabiduría humana, lo único que tiene vida, si el Espíritu Santo está contigo es la Biblia, sino tan solo es letra, y no hay otra cosa que tenga el poder de cambiar a las personas que la Palabra de Dios en su predicación, (la fe viene por el oír), podemos entretener y hasta hacer derramar lágrimas de cocodrilo, pero será emoción, recuerdo cuando vi la película “La pasión de Cristo”, muchos pastores hablan de que cientos se convirtieron, pero viene la pregunta en el día de hoy ¿y dónde están todas esas personas? acabada la emoción volvieron a sus propios asuntos o intereses, (por supuesto que hay excepciones, pero, si no hay reconocimiento del pecado y luego arrepentimiento, todo lo demás es emoción) recuerdo un día en una iglesia en donde estaba predicando el pastor americano y lanzaba fuego desde el pulpito y la gente gritaba “Amén, aleluya, gloria a Dios” entre mi pensaba, esta gente tiene fuego en su corazón, saltaban y repetían una y otra vez “Heme aquí, enviame a mí”, !Wow!, yo pensaba esta gente termina el servicio y se comen San José, y bueno, (corto un instante para contarles lo que pasó el siguiente domingo, que me tocó predicar, y les cuento el final de la historia), les dije hermanos ¿conocen un gallinero?, “todos, si, si”, bueno, cuando alguien entra, espanta a las gallinas, y cacarean, saltan, brincan y hacen un tremendo ruido, pero pasados unos minutos, todo vuelve a la calma y el silencio es sepulcral, bueno, la semana pasada, gritaban, saltaban y yo creí que saldrían un día tras otro a compartir por todo San José y que hoy la iglesia estaría llena, pero sabe, terminado el servicio se les acabó la euforia, se les terminó el grito, se acabó la emoción, como el gallinero, pasado unos minutos todo era silencio, aquí mucho ruido, pero la emoción se terminó, al dar el pastor por finalizado el servicio, somos cristianos de gallinero, gritos aquí, silencio en la calle y decimos que queremos hacer la obra de Dios, contesteme: ¿le habló a alguna persona esta semana de Cristo? ¿repartió un tratadito invitando a la iglesia? han llegado en las últimas semanas varias personas nuevas, ¿alguien las ha llamado, o visitado, o preguntado por si tienen alguna necesidad? (yo llevo 5 meses y nadie me ha llamado ni para pedirme el diezmo) o simplemente guardó su Biblia en el estante del buen recaudo y nos fuimos con la finta de ser mejores cada día. Y somos así, me querían quemar en la hoguera en esa congregación, (aquí también), pero es la verdad, ¿o miento?,  todos nos pedimos al final del servicio perdón, como se los pido ahora, pero mi amigo la iglesia está llena de gallineros espirituales, (hay excepciones, no todas las iglesias, solo la mayoría), gritos, saltos, pisale la cabeza al diablo, profetas que lanzan fuego por las orejas, maestros, que la Biblia la tienen tan gastada de dormir sobre ella, pero salimos y no hacemos nuestro trabajo, ni hablamos a nadie, ni preparamos nuestras clases, ni siquiera tomamos la Biblia para buscar de Dios, pero a la pequeña necesidad, corremos a ordenarle a Dios nuestro milagro, y oramos porque nos tiene que escuchar y nos tiene que suplir nuestra necesidad, amigos, hermanos o conocidos, hagamos la obra para la que fuimos llamados, ayúdemonos a buscar de Dios, la visión ya está dada, tan solo hay que empezarla a hacer.

“Recorría Jesús las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino” (Mateo 9:35)

Todo lo que vale en la vida es resultado de la pasión de alguien. Los acontecimientos importantes de la historia humana son resultado de un profundo y entusiasta deseo de ver metas cumplidas. El deseo entusiasta de los creyentes debe ser la evangelización del mundo. Sin embargo, vivimos en una época que tiende a entorpecer nuestra perspicacia. Nuestra cultura opaca nuestras metas legítimas y le quitaría a nuestra fe su poder apasionado si tuviera la oportunidad.

En realidad, algunos cristianos son un jarro de agua fría para el corazón apasioando. Simplemente no comprenden a alguien con un interés apasionado por un proyecto espiritual, ya que la pasión espiritual no es la norma. La norma es no dejar que el cristianismo interrumpa su manera de vivir. Si usted sigue esa norma, bajará su temperatura espiritual y se volverá apático. Y muchas veces con la idea de que está haciendo la obra de Dios empieza a hacer cosas que nada tienen que ver con el mandato de Dios, pero nos engañamos, porque nuestras metas son más importantes, porque la vanidad y el orgullo ha hecho nido en nuestro corazón, sin darnos cuenta, queremos lograr el éxito y reconocimiento, pero nos olvidamos que debemos humillarnos y servir a un Dios que te levantará y te exaltará y te hara cohavitar en los lugares celestiales, pero nada te dice que serás exitoso aquí en la tierra, si ese es el interes que tienes en tu corazón, que te hace acercarte a él.

Todos debemos preguntarnos: ¿dónde está nuestra carga por la evangelización? ¿porqué no es el evangelio la función principal de la iglesia? ¿es la iglesia simplemente un centro de actividad complaciente consigo misma, satisfecha con la comodidad y la prosperidad?. Ya parece muchas veces un club en dónde nos preguntamos ¿qué actividad tendremos para la próxima semana?.

Hermano ¿en qué nos venimos convirtiendo?, ya no veo ese fuego ardiente por las cosas de Dios, veo con tristeza, la comodidad de reunirnos a duras penas algunos días de la semana y viniendo aparte de arrastrando los pies, casi por obligación, ¿pueden venir tal día? muchos dicen !NO! y ¿tal otro?, !Tampoco! les aseguro que como yo piensan varios !mejor me quedo en casa y me pongo a buscar a Dios, que ver gente sin compromiso! y cómo diciendo que le estamos haciendo un favor a Dios por venir, sé que hay hermanos y hermanas que vienen deseosas y deseosos de aprender y crecer, pero veo también que los líderes son los primeros que vienen a cumplir y casi a regañadientes, no hay la preparación, el estudio, los deseos de buscar de Dios, ¿hace cuanto tiempo que no oras por tu equipo?, ¿cuánto tiempo ha pasado que no les llevas una clase bíblica, para que entiendan la razón por la que estan allí?, nos conformamos con palabras tranquilizadoras de las promesas y las bendiciones, del conformismo que no llevan a la vida eterna, simplemente nos hacen dar un paseo por el parque de la esquina y nos regresan como quien a sacado a pasear al perro, aburridos, y tan igual como cuando salimos.

Nuestra misión es preparar a los santos para la obra del ministerio, pero para ello hay que estar preparados, de lo contrario solo traeremos emociones a sus vidas y jamás el arrepentimiento que hace falta para decidir cambiar, y seguir a Jesús.

Les dejo una adoración de la iglesia “Casa de oración de Guadalajara, escuchela y quizas, podamos juntos adorar a nuestro verdadero Dios aquel que es justo y santo.

Bendiciones y nos vemos pronto. Ah y perdonen por lo del gallinero, pero una preguntita ¿cuántas veces en toda su vida de cristiano, a gritado, saltado y brincado y luego no ha hecho nada que de respuesta a toda esa euforia?, se lo dejo de tarea.

¿Tiene una regla a la mano?

Bueno mi amigo vamos a hablar de medidas, por lo tanto, busque en su armario, un centímetro, o una regla, o un metro, si no hay nada, busque entre las mochilas de sus hijos, me imagino que encontrará una reglita, necesitamos ello, para el tema de hoy, le aseguro que le va a dejar pensando, por lo cual primero para empezar, un buen café, si ya tomó demasiados por hoy, empiece con un Jamba Juice y si encuentra un pastelito, invite, porque volvi de cabeza mi cocina y no encontré ni siquiera una galletita, en fin con hambre seguimos.

“Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó” (Efesios 2:4)

La mejor vara de medir el amor en la vida de un cristiano puede ser el perdón. Es porque Dios nos demostró su amor desde el punto de vista del perdón. La Biblia pudo habernos enseñado que de tal manera amó Dios al mundo que ha hecho flores o árboles o montañas. Pero ella enseña que “de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16). El dio a su Hijo para perdonarnos. Eso muestra sin dudas el amor de Dios más que las flores, los árboles o las montañas.

Entonces mi amigo, si usted cree, ya la hizo, pero tengo una pregunta ¿qué significa creer? porque hasta los demonios creen, entonces, el creer viene con algo más, todo aquel que cree en Jesús, está haciendo su voluntad (ojo la voluntad de Jesús), allí es la diferencia, muchos creen, pero no todos son sus discípulos, muchos dicen creer, y van los domingos al templo, pero de allí no pasan, cuando ven el costo, cuando sacan cuentas, cuando ven el compromiso, prefieren seguir siendo visitantes y pertenecer a la multitud, pero no convertirse en discípulos. El discípulo, cree, entiende lo que significa que el Padre haya dado a su unico Hijo para el perdón de nuestros pecados, y eso se llama amor.

Ahora si, saque su reglita de juguete, o su metro, o simplemente su Biblia, y mida su amor. Pregúntese; ¿Amo? Si no ama, no es de Dios, porque los hijos de Dios aman a los demás (1 Juan 4:7-8). ¿Cómo puede saber si usted se caracteriza por el amor? Pregúntese: ¿Estoy enojado con alguien por algo que me hizo? ¿A menudo  me enojo con los demás, ya sea que exprese o no mi enojo? ¿Hablo de los demás lo que no debo hablar? ¿Si alguien no piensa igual que yo, me enojo y no escucho? ¿Siempre quiero hacer lo que yo pienso, sin pensar que otros tienen opiniones diferentes? ¿Verdaderamente he dejado todo aquello que digo que he dejado, o me molesto cuando alguien me reclama mi proceder?, Esas son las características de su antigua manera de vivir; características de las que debe librarse a fin de amar y perdonar a los demás.

Bueno amigos, los dejo pensando, ya regresamos, pero, en su lugar secreto, en ese sitio en donde usted y Dios se encuentran solos, hagase las preguntas y tiene dos opciones, seguir como hasta hoy o cambiar, arrepentirse, pedir perdón a Dios y levantarse y seguir adelante convertido en un discípulo de Jesucristo, bendiciones y nos seguimos viendo. Lo espero.

La iglesia de Dios (Continuación)

Hermanos y hermanas y visitantes asiduos, seguimos con las características de la iglesia de Dios, hemos visto en nuestro caminar por algunas iglesias, que algunas escapan a lo que Dios quiere para las iglesias cristianas, algunas son por ignorncia, otras porque las definiciones principales de la iglesia de Jesucristo las han venido cambiando de acuerdo a las perspectivas y pensamientos de cada líder o pastor que se pone o ponen al frende para edificarlas, y han introducido métodos y/o programas para hacer crecer la iglesia, algunas veces como digo con deseos honestos de darle una ayudadita a Dios, otras con la idea de que cualquier método es bueno, si se logra los objetivos deseados. Por lo tanto continuemos:

“Y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre y con su Hijo Jesucristo” (1 Juan 1:3)

Si usted mi querido amigo es verdaderamente cristiano, significa que existe una comunicación entre usted y el Hijo y el Padre, por lo tanto usted está haciendo la voluntad de Dios, que justamente eso es lo que Dios espera de todos aquellos que nos llamamos cristianos, que hagamos la voluntad del Padre, hemos dejado todo aquello que pertenece al “YO” por lo que Dios quiere. Aquí mi hermano debe usted tener en cuenta de que la voluntad del Padre está escrita en Su Palabra, que es la que debemos hacer y cumplir, para poder agradarlo. Ya no interesan nuestras prioridades, nuestros sueños, nuestra visión, todo lo que importa es lo que Dios quiere, nuestra visión debe ser, hacer su voluntad.

“Y El mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros” (Efesios 4:11)

Fuimos constituídos por Cristo, llamados por su santo nombre, pero hoy amigo mio, vemos por aquí y por allá gente que se autoproclama pastores y maestros, asi como profetas, (estos últimos pululan por todas partes, pero siempre que usted vea a un autoproclamado profeta, exámine su vida, si es entregada a la obra y a hacer la voluntad de Dios, porque mi hermano, el profeta de Dios no necesita presentación, ni tarjeta de visita, su presencia, su caminar delante de Dios, mostrara a todos lo que es, no porque se viste de cocinero se convierte usted en cocinero) seguimos, como algunos se autoproclaman cristianos, para fines muy diferentes que son los de hacer la voluntad del Padre, algunas veces ni convertidos son, y se olvidan de que en el mismo capítulo de Efesios en el versículo 12 dice “a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo”, mi amigo ese es nuestro llamado, nuestra visión, preparar, enseñar, instruir, aconsejar, también reprender, para eso fuimos llamados, usted pastor, maestro, debe prepararse para ello, debe pedir sabiduría, amor para enseñar, para que cada uno de los miembros de la congregación esten preparados para hacer la obra, en el conocimiento de la Palabra de Dios, para que dejen de beber la leche materna y puedan entender verdaderamente que el camino al cielo es la humillación, no para que sean prosperos, ni millonarios, sino para poder servir al cuerpo de Cristo. Para que pueda decir en algún momento “Ya no vivo yo, sino Cristo en mi” por ello mi amigo pastor o líder de una congregación, usted es ejemplo a seguir y como tal debemos ver en usted a Cristo, (y en mi también) de lo contrario, su ministerio es solo eso, “su” ministerio, pero no el ministerio entregado por Jesús.

“Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:15)

A toda criatura, blancos, negros, amarillos, ricos, pobres, jovenes, ancianos, a toda criatura, predicad la verdad del evangelio, no es, recuerdelo bien, la iglesia al gusto del cliente, como una hermanita me dijo alguna vez, “me encanta mi iglesia, porque el pastor nos predica lo que a nosotros nos gusta”, no mi amigo, se debe predicar la verdad, por dura que esta pueda ser, porque de lo contrario estamos llevando por bandadas a nuestro pueblo a la perdición, porque recuerde daremos cuentas a Dios de lo que enseñamos, y debemos preparar personas, discípulos que vayan y evangelicen en todo lugar, pero hay que prepararlos, esa es nuestra obligación, no darles milagros, sino la Palabra que es viva y eficaz y es como espada de dos filos que prenetrara hasta el fondo de tu alma para que puedas sacar todo aquello que te impide tener comunión con el Hijo y con el Padre, para convertirte en un discípulo y siervo fiel.

“Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar tambiéa otros” (2 Timoteo 2:2)

Hermano, una de nuestras labores primordiales es preparar a los hermanos y hermanas, poder tener el discernimiento para encontrar hombres fieles, idóneos, la fidelidad no se mira solamente en la asistencia a la congregación, sino en su modo de vida, idoneos porque muchas veces se comete el error de poner al frente de ministerios a gente alegre, que tiene carisma, parlanchines, pero no tienen conocimiento de la Palabra, por ello debemos poder distinguir entre un hombre de Dios y un neofito, aquel que tiene una convicción seria y fuerte de su creencia y fe, ya tenemos suficientes neofitos en las iglesias para seguir cometiendo los mismos errores, nuestra mas importante prioridad es que conozcan a Jesús y en ello debe ir nuestro esfuerzo, predicar la Palabra a tiempo y fuera de tiempo a toda criatura y Dios añadirá a la iglesia los que serán salvos.

“El Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” (Hechos 2:47)

Recuerde siempre Dios es el que añade y no busquemos programas para llenar la iglesia a como de lugar, no se esfuerce en buscar métodos y corra detras de programas como la veleta cuando es llevada por el viento, que su minsiterio dependa exclusivamente de Dios, que su visión sea espiritual, no terrenal, recuerde siempre que la iglesia no es una empresa que hay que ponerles hasta sillones para que se sientan bien los hermanitos, o como en una iglesia, que pasaban unas hojas para pedir opinión e ideas de lo que se querían que se cante o predique, no mi hermano así no es la iglesia de Jesucristo, no es un club social en donde venimos a reunirnos para comer ni para jugar, sino para conocer a Dios y adorarlo en espíritu y verdad, la iglesia es un organismo que Dios hará crecer, recuerde Dios no instituyó ni motivadores, ni empresarios, ni directores de eventos, ni cantantes, ni artistas, NO, el va a estar junto a aquellos que van a hacer su voluntad, de preparar a los santos para la obra que Dios nos a ordenado desde la eternidad y para la eternidad.

Aqui lo dejamos por el momento, mire mi hermano, en todos los años de cristiano, he visto hombres y mujeres comprometidos con la Palabra de Dios, pero también he visto gente que a veces con buena intención otros con oscuras intenciones, han hecho del evangelio un negocio y han enseñado fabulas que parecen cristianas o bíblicas, pero que por no ser confrontadas con la Biblia las aceptamos y se convierten con el paso del tiempo en parte de la doctrina de la iglesia y allí es cuando hay que tener mucho cuidado, el sentir y la forma de vida del mundo se ha infiltrado en la iglesia y los líderes no se han dado cuenta, pero estos años han sido un caminar en donde la Palabra de Dios se ha venido abriendo camino, no es fácil ser cristiano, mucha gente lo abandonará, incluso hasta la familia, algunos se burlarán, otros creeran que usted es medio loco, hemos caminado por todos los lugares, y nos hemos dado cuenta que la Palabra de Dios debe ser escudriñada detenidamente para poder ser entendida y sobre todo para poder ser enseñada, es un compromiso muy grande para un líder, porque de lo que enseñemos, el pueblo de Dios puede caminar hacia las puertas mismas del infierno o a que el pueblo de Dios pueda encontrar la puerta en donde cada uno sólo, pueda entrar a la eternidad con Dios.

Pero mi amigo, tenga siempre su Biblia a la mano, confrontela con todo lo que se le diga, no importa quien sea, pastor, lider, evangelista famoso (de estos dude más), profeta, hermano, usted compare y pregunte, ¿porqué? es mejor pregunar hoy que luego cuando es tarde y todo alrededor este calientito no tener a quién reclamarle. Recuerde es mejor entrar tuerto al cielo que completo al infierno. Bendiciones y en un rato nos vemos, (Tengo poco trabajo ahora, vacaciones casi forzadas, por lo cual le estamos dando duro al estudio de nuestra Biblia, a nuestra relación con Dios y tratando de exponerlo en este su blog, así también venimos conversando con algunos pastores que creemos que son hombres de Dios, aunque a algunos se nos hace díficil encontrarlos y es más fácil salir a comer con Obama que tomar un café con algunos hermanos en Cristo de la congregación, nos vemos)