!Tenemos que regresar a las bases!

IMG_0199Mis queridos amigos y compañeros de tertulias, bienvenidos, nos volvemos a juntar por este su rincón de paz (creo) y para volver a conversar de tantos temas que por aquí se nos presenta, y es que este blog es ahora un poco la conversación de las vivencias en nuestra vida cotidiana y sobre todo en lo que suceden en algunas congregaciones del área así como también en mi trabajo y por las calles de mi ciudad, y he venido observando que los últimos diez años la vida ha cambiado mucho, no parece muchas veces, pero es que vamos viviendo el día a día y no nos damos cuenta de las cosas que suceden a nuestro alrededor, en mucho lugares recuerdo, la gente dejaba las bicicletas de los niños, juguetes en los jardines y nada pasaba, ahora no te dejan los amigos de lo ajeno, ni los jardines, barren con todo, un señor llamó a la policia porque alguien por la noche se había llevado quizás por error (jaja) toda una pala de cesped (zacate) que estaba listo para sembrar al día siguiente, si te descuidas te sacan los calcetines sin sacarte los zapatos y ni cuenta te das hasta que llegas a casa, han pasado muchas cosas, el honor o la integridad, palabras que años atrás (quizás décadas) eran importantes, hoy ya ni siquiera se escuchan en las conversaciones, hemos venido con el paso del tiempo perdiendo ciertos valores, y dentro del hogar la palabra familia se viene cambiando por relaciones, ya no es mi esposa, es mi pareja, o es tengo una relación, lo peor es que eso ha ingresado a la iglesia de Jesucristo, ahora no queremos que se hable del pecado sino del error, ya no te vas al infierno sino simplemente Dios es amor, y poco a poco hemos metido el sistema de el cliente siempre tiene la razón a la iglesia y dejamos que todos digan que es lo que quieren oir o predicar desde los pulpitos o tratamos de hacer ameno el mensaje para que nadie se vaya y perdamos los diezmos que tanta falta hacen, veo con tristeza que llegar al cielo es tan simple como decir o repetir una oración. Que en vez de hacer el trabajo de evangelista formamos jugadores de golf, y hacemos nuestros campeonatos de futbol para evangelizar a la gente, (si claro, ahora cuentame una de vaqueros) que muchas veces cambiamos los estudios bíblicos por un día en el Great America todo un parque de diversiones para tener a nuestros Circo de tres pistasjovenes felices, ya no es el tiempo de relación con Dios, es que te vamos a premiar con un viaje si te portas bien, en ves de decirles y enseñarles que la Biblia dice que debes honrar padre y madre, pero no eso no llama gente, preferimos darles una entrada a nuestro circo de tres pistas y todos felices.

Hace unos días me junte con mi amigo “el pastor” ustedes ya lo conocen se los presente en posts anteriores, estabamos por reunirnos a conversar, (hemos quedado para la próxima semana) pero me fuí a visitarlo en una de sus reuniones de estudios bíblicos, llegue a la misma hora, y empezamos por los cantos y alabanzas para luego tomar el estudio. para evitar preguntas o presentaciones me sente en las últimas filas del templo, y como de costumbre entre 25 a 30 personas, las mismas de la otra vez, pero no le trajeron Coca Cola, sino su vasito de agua y se empezó el estudio que trataba sobre “la prosperidad”, primeramente me quede con la boca abierta, pensando “no que estaba rectificando porque se dio cuenta de que estaba predicnado cosas equivocadas” bueno escuche el estudio con mayor detenimeinto y salí casi con lagrimas en los ojos, después de haber conversado, luego de darse cuenta de que venía predicando cosas que no eran bíblicas, que durante años, no había discípulado a nadie y que no tenía a personas formadas para la obra del ministerio, que las celulas o reuniones de hogar desde hace como cinco años era una propuesta que jamás se haría realidad, y que solamente corría detras de los métodos o libros motivacionales de iglecrecimiento y ya teníamos para predicar un tiempo, ¿dónde quedó todo aquello de rectificar? ¿en que rincón del olvido se escabullo el escudriñar las Escritura?, en fin al final salieron todos convencidos de que serían prosperos, uno que otro millonario porque había un impío juntando dinero para un cristiano (faltaba saber quién, para irlo a buscar, no nos dio ni su teléfono ni siquiera su dirección en Facebook) que todos lograrían sus sueños, lo único que necesitaban eran ser obedientes y dar sus diezmos y ya lograrían lo que estaban pidiendo en oración y algunos hasta con ayuno.

desventuradoSalí triste, me encaminaba a tomar mi tren, para retornar a casa, tenía la cabeza llena de preguntas, ideas, pero sobre todo tristeza, porque muchas veces haces algo por ignorancia, por descuido, pero ya enseñar sabiendo de que estas equivocado, como que no se vale, saber de que debemos llevar a campos verdes a nuestro rebaño y hacer que sigan comiendo basura, como que algo camina mal en nuestras vidas, en ello recibo una llamada de mi aún amigo pastor, para saber si podíamos conversar, quería darle un golpe de conejo o con todo el conejo por la cabeza, y nos fuímos a un Starbucks, y entre cappuccino y pan dulce conversamos, me conto todas las historias posibles, si se las cuento le aseguro que se ponen a llorar pero de enojo, luego que se desahogo, le hice la pregunta clave ¿si sabes la verdad, porqué no la enseñas? dame una respuesta en una sola palabra, no me vengas a decir pretextos, me respondió “miedo”, con eso me dijo todo, me pare y me despedi de él, y le deje una pregunta por despedida: ¿que dirás cuando al final de los tiempos y muchos de tus dizque discípulos, vayan al infierno por tus enseñanzas y el Señor te pida cuentas y te pregunte qué es lo que enseñaste a cada uno de los que El te envió?.

Me salí, y me puse a caminar, recordé hace muchos años atrás decirme a mi padre “Jamás claudiques a tus creencias, jamás cambies la verdad y quizás puedas perder la vida, en el intento, pero que jamás se diga de ti que eres un cobrade que cambiaste tus creencias por un pedazo de pan”. Era ya tarde y empece a caminar pensando en todo, recorde cuando hace muchos años hice un compromiso con Dios para aprender la verdad y tratar de vivirla y enseñarla, tantos amigos perdidos, tantos pastores enojados por el hecho de no aceptarles una mentira o error por enseñanza, cuando por miedo a que la gente se vaya de la congregación cambiamos la verdad por prosperidad, cuando preferimos hablar de las bendiciones y milagros que del arrepentimiento y rendirse a Dios, ¿a usted no le ha ocurrido algo similar? el saber la verdad y tratar de enseñarla, a algunos pastores les es díficil aceptarlo, por esa idea equivocada quer nadie sabe más que ellos, a pesar de ver que algo no camina bien en lo que enseñan, he visto y quizás usted también que no se quiere aceptar que otra persona pueda venir a mostarle cosas que deberían de saber y ese orgullo pastoral 1jesus001les hace cerrar los oídos y los ojos a la verdad, pasando a buscar métodos, libros, películas, e inclusive a buscar presentadores de televisión, a algunos payasos, para llenar el templo y poder seguir engañándose asi mismo y a los asistentes, sin entender de que jamás podrán engañar a Dios. Pero a veces parece que eso no les importa.

El camino se hizo corto a pesar de caminar por poco más de dos horas, llegando a mi casa lo unico que pude hacer es sentarme y preguntar al cielo ¿Señor que debo de hacer?, pero sé que Dios tiene todo bajo control y El me mostrara como siempre el siguiente paso, solamente debo seguir buscandolo y que llegara la respuesta, pero os pido que oremos, no solo por mi amigo pastor, sino por todas aquellas personas que siguen siendo engañadas por falsos maestros y pastores que no desean hacer la voluntad de Dios escrita en Su Palabra sino hacen su propia voluntad asumiendo que es de Dios, para colmo al día siguiente cuando estaba trabajando, una amiga se me acerca y me dice que sus hijas se han alejado de Dios, que ya no van a misa, que ya han dejado de buscar de Dios, ni se confiesan, ni comulgan, ni mucho menos leen el catecismo, ¿qué me está hablando?, por último me dice, “lo bueno es que mis hijas se van al cielo ya que nadie se irá al infierno, todos llegaremos a la presencia de Dios y viviremos en el cielo”, me reí, fuerte y tube que pedirle disculpas por ello, pero le pregunté ¿de dónde ha sacado esa sarta de mentiras? me dijo el padre en la misa del domingo, bueno, empezamos a conversar y a hablarle la verdad escrita en la Biblia, pero cerrada a toda explicación, e hice las comparaciones del caso, uno se aferra a las mentiras del diablo tal igual como la señora amiga mía, que jamás a leído la Biblia, solo su catecismo y lo que le cuentan en la iglesia, pero nosotros entre los pastores cristianos, lo hacemos conociendo la verdad, la otra porque vive engañada por el diablo, entonces aunque el final es el mismo para ambos, el que no sabe y llega al arrepentimiento llegara al cielo, el problema es que cuando el que conoce la verdad, reconozca su error y vuelva en sí, algunas personas se abran perdido, ¿qué haremos?, buena pregunta se lo dejo de tarea, a todos ustedes, pastores, maestros, profetas, evangelistas y hombres y mujeres que dicen conocer la verdad, pero que por miedo prefieren seguir en sus fábulas. Cuidense y bendiciones, volvemos pronto.

Dios mío, perdónanos, ¿qué estamos haciendo?

Amigos mios, hermanos, visitantes y toda aquella persona que por aquí llegue, bienvenidos, felices o enojados o amargos o con la ira santa, no sé como definirme en estos momentos y eso que ganó el Barcelona hace unos días, pero hoy a la hora en que me sente frente a mi TV, pues no había futbol, entonces me puse a buscar y me encontré con un canal cristiano, Enlace y me puse a verlo, sé que tiene a cada pastor que no se sabe porque dejo de operar la Santa Inquisisción, porque quisiera meter a la hoguera a más de un predicador, pero como siempre antes de empezar, preparémonos un buen café, ya sabe Starbucks, si tiene a la mano un pastelito o pan dulce o pan con queso y bueno tome su Biblia, asegurese de que es la Biblia y no el libro gordo de Petete y empecemos.

Sabe mi hermano, escuchaba a cada predicador que realmente, lo único que me quedo por hacer luego de llorar, fue pedir perdón a Dios por lo que venimos haciendo con su evangelio, no sé si usted se ha puesto a verlos, eso si, Biblia en mano para comparar las cosas que dicen y si son asi como dicen o verdaderamente están alterando el evangelio dejado por Jesucristo. Un tal predicador Titon enviaba por correo una moneda milagrosa, a cambio usted mandaba la mejor ofrenda que podía mandar, con la salvedad de que le decía, “Dios sabe cuál es la mejor ofrenda que puedes dar”, entonces se hizo rico, porque nuestra gente mi querido hermano se deja engañar muy fácilmente con palabras y testimonios arreglados para que surjan efecto en las emociones, y vemos como muchos hermanitos y hermanitas, asi como pastores llevando en su cartera la monedita que le madaron y creyendo que eso los va a sacar de pobres y que se solucionaran todos sus problemas económicos, caballeros ¿dónde estamos?

Pero cuando me reí fue que un iluminado decía en una defensa fácil de que toda crítica en contra de todas sus acciones o actitudes antibíblicas que hacen algunos personas son injustas y faltas de amor, y tratan de silenciar al que levanta su mano o su voz en contra de las aberraciones que se hacen desde los pulpitos, y es de entender porqué tanta gente en las iglesias estan confundidas, primero, si la Biblia es un libro que muy poco leen, segundo si no leen cómo podrán saber que lo que se les está enseñando es o no bíblico y tercero, si usted pregunta o tiene dudas, lo primero que hacen es decir que usted es un rebelde o hereje o está en contra del liderazgo de la iglesia, y bueno muchos se han callado o simplemente los han invitado a separarse de la iglesia, como si la iglesia perteneciese a la congregación tal o cual, (ojo no tal por cual), no, la iglesia soy yo y usted y mi dueño es Jesucristo, y ¿el de usted?.

Usted no se ha dado cuenta o no quiere darse cuenta (lo mas triste) de que son comunes los informes de encuentros fantásticos, aún como para película de ciencia ficción, con Jesucristo y con el Espíritu Santo, muchas veces son rutina y cada domingo Dios nos habla y utiliza a un hermanito o hermanita para decirnos algo y toda la congregación, llora, se jala los pelos, grita a una sola voz !Amén!, recuerdo en una congregación que una hermanita en medio del servicio se paro y dijo “Tengo palabra, así dice el Señor, que todas las mujeres el próximo domingo, día de resurrección de Cristo, vengan vestidas de rojo, pasa semejar la sangre que virtió mi hijo en la cruz, Así dice el Señor” luego de lo cual desde el pastor hasta el último personaje de la iglesia, lloraban, reian, levantaban las manos, y daban gracias a Dios por su palabra, y les sigo contando, las mujeres el siguiente domingo toditas de rojito. Aunque usted no lo crea, !Dios mio, fui de chismoso solo para verlo y que nadie me lo contara!, cómo es posible que el pastor, los ancianos, los maestros y demás crean que Dios dijo algo así, pero es que se nos ha metido en la congregación ese afán de hacer misticas todas las cosas que tengan relación con el cristianismo, es común de que los animadores de eventos, proclaman las sanidades de todo tipo que se hace en medio de sus eventos y hasta aparece uno por allí que ora y pide a la gente que toque la pantalla de televisión para recibir su milagro, señores y todos contentos y apoyando ministerios que nadie se pone a examinarlos, si esos teleevangelistas, están haciendo algo por expandir el evangelio, si van a lugares como Cuba, Guatemala, o a nuestra pequeña iglesia, le aseguro que no y sabe porqué, allí la ofrenda no será capaz de cubrir el pago ni de su hotel, porque le piden cinco estrellas y algunos hasta el tipo de agua que toman, pero no faltan hermanitos pastores que les cumplen sus caprichos y bueno ellos saben eso y siguen levantando su propio ministerio, pero somos nosotros los culpables por aceptarlos, en vez de enviarlos junto a su padre el diablo. Hermano pastor, cada vez que usted escuche “Así dice el Señor” exámine a la persona y lo que dice a la luz de la Biblia, no porque sea su amigo debe creerle, (estamos agradando a Dios o a los hombres) será la unica manera de saber que es lo que dice tal o cual persona, no todo es de Dios, y mucho menos no todos son de Dios, hay lobos vestidos con ropa de ovejas, por muy profeta que diga ser, si lo que habla no es bíblico, o no edifica a la iglesia de Jesucristo, invitelo a desaparecer como el humo con el que vino.

Mire mi hermano, muchas veces se siguen milagros verdaderamente rídiculos, el billete de dolar que se convierte en uno de 20, la pepita de oro y la lluvia de polvo de oro que cae del techo del templo, máquinas lavadoras que se arreglan solas, o carros que no necesitan gasolina para llegar al templo, ¿es que hemos llegado a tener nuestro propio mécanico? ¿dice la Biblia? qué pidamos por muelas arregladas, por arreglo de relojes, hay gente que dice y tiene el descaro de escribir libros acerca de su viaje astral al cielo y regresar para contarlo, y lo más chistoso de que fueron llevados al infierno y regresaron porque les dijeron que tenían orden expresa de contarlo, señores, pero lo peor es que no solo compran los libros sino pastores y maestros invitan a esas personas para que den su testimonio, lo mismo que si algún artista o famoso de la farandula, se convierte, de la noche a la mañana lo convierten en pastor o maestro para que enseñe la Biblia y a tres o cuatro meses de convertido ya lo vemos en el escenario (llamese pulpito) haciendo o diciendo o dando su sermón, ¿qué venimos haciendo los líderes de la iglesia? nada, solamente llenamos los templos y sacamos más diezmos para los pagos. Recordará usted aquel padre famoso que fue encontrado infraganti y que se cambio de religión y en tres o cuatro meses estaba oficiando los servicios a templo lleno, en una congregación que nada tiene que hacer con la que se encontraba antes, todo porque afirman que Dios es amor y los diezmos también son de él, por favor mis hermanos, volvamos a leer la Palabra de Dios, Dios es un Dios justo y castiga el pecado.

Inclusive algunos pastores y maestros llegan a extremos de decir que sin esas experiencias religiosas no hay evangelismo, la gente tiene que ver milagros para creer, ¿será?, ¿usted qué cree?. Entonces mis amigos desesperadamente debemos volver a echar una mirada clara a los asuntos bíblicos. Usted tiene que darse cuenta de que la experiancia no es la prueba de la verdad bíblica, como le comentaba hace unos post anteriores, la esposa del pastor dijo un día: “Pasa al frente y siente la presencia del Señor, Dios está aquí” ahora mi preguta ¿Y sino siento nada, es que el Señor no está?, ¿es qué no soy cristiano? ¿qué nos pasa?, no, no es cuestión de sentir, es cuestión de fe, usted recordara o de lo contario busque ¿qué es la fe?.

Entonces mis queridos amigos, hermanos, si es que alguno me queda por allí, debemos regresar, primero al primer amor que lo hemos dejado para convertirlo en nuestro siervo y el que nos cumple todos nuestros deseos, que debe de hacer los milagros que le pedimos y ordenamos, entonces recobremos nuestro primero amor, o quizás sería mejor convertirnos verdaderamente y por primera vez y entender que: Dios es Dios, él es el dueño, es quién dá las buenas nuevas y que nos manda a hacer todo aquello, ojo todo aquello que está escrito en su Palabra, por tanto mi amgio ¿qué va a hacer? seguir igual, o convertirse en siervo, cuidese, nos vemos, no es fácil, no es simple, cada día, veo el costo, cada día vengo a volver a leer y arrepentirme y seguir caminando, pero mi amigo, si cada día no tomas tu cruz, cuando camines por el camino ancho, no te daras cuenta, porque si miras alrededor, todos tus amigos se encuentran allí, porque todos están viviendo de la misma manera, no hay compromiso, dicen creer en Dios pero no hacen lo que Dios ordena, y todos, solo nos creemos que vamos hacía el mismo final, pero mi hermano, no es el cielo, sino el infierno. Cuidese, allá los que dicen que han regresado, dicen que está, bien caliente. (Ve, no se lo crea, hasta la fecha, nadie ha regresado).

Una reflexión quizás a tiempo

Que tal mis queridos amigos, volvemos, antes de empezar, quiero pedirles perdón, me voy a meter en camisa de once varas, o sea algo gordo, muchos me van a criticar y más de uno me va a señalar, pero sabe mi amigo, hermano o conocido, no puedo callar, por meses he venido observando algo que lo comente con uno de los pastores, pero parece que como siempre digo, muchos pastores o profetas tienen los oídos llenos de cerilla porque no escuchan, quizás debido a esa idea mesianica que “nunca fallan los pastores, ni mucho menos se equivocan”, o porque simplemente a los locos no se les debe escuchar, lo cual usted y yo sabemos de que no es cierto, pero mi amigo por ello hoy vengo con una reflexión, preparese un buen café, grande y con doble shot, porque le aseguro de que se nos va a amargar el día y no quiero que se nos duerma.

Por la tarde me fuí al servicio en donde, luego de una alabanza y danza con panderos como cada domingo en donde las danzarinas hacen sonar sus panderos para nuestro creador, cantamos una canción que debería de hacernos pensar, gracias, gracias mi Dios, gracias mi Señor por todo lo que has hecho en mi vida y en la suya, (la de usted), por el perdón de nuestros pecados y por la vida eterna, predicaron con respecto a “no te afanes por nada” lo único interesante es que se predicó para los demás, antes de predicarse para el propio predicador, muchas veces nosotros vamos a dar una clase, o una predica para todos los demás, inclusive no falta el hermanito que dice “justo esto es para fulanito o fulanita” pero nunca para uno mismo, cuando hoy por la tarde, vi como en un afán de que las cosas salieran bien, de que el sonido saliera perfecto, mucho se tiro por la borda, y era desde antes y durante la alabanza un ir y venir, que no sabía uno si estabamos en un concurso de “corre que te alcanzo” o llegamos al servicio en donde a medida que daban vueltas se les quitaba una silla para ver quien terminaba al final parado sin silla, la Palabra de Dios nos habla de “no te afanes” pero nosotros con ese afan de tratar y querer hacer las cosas lo mejor posible para Dios (¿?) terminamos con tristeza haciendo todo al revez, mientras los músicos trataban de hacer todo aquello para lo cual se prepararon, entre correrías, subidas y bajadas, entre brincos se olvidaron de cuál es la verdadera razón por la cual nos reunimos, sabe mi hermano, al diablo no le interesa que usted de vuelva un hereje o deje de creer o lo engañe con palabra de maldición o cualquier demonio que se vaya a vivir a su casa, al diablo solo le interesa que usted aleje su mirada del creador, simple como eso, entonces si usted llega el domingo (aunque debería de ser siempre y en todo momento) a la congregación con el corazón dispuesto a adorar y luego, recibir enseñanza mediante la exposición de la Palabra, pero lo único que encuentra son a los líderes en una lucha contra los cables, las conecciones, los controles, parlantes, monitores y hasta mi iPod, entre mirar, probar, y ver que algo no camina bien con el sonido, y es una correría por todo el altar y un afan de que salgan bien las cosas, nos sacan de la razón para la cual llegamos,y si encima seguimos igual en la predica, esperando que el CD salga perfecto, es que algo anda mal o esta fuera de lugar.

Y ya sé que me van a decir “criticón” e inclusive este punto lo tocaron en medio de la predica, pero sabe mi hermano, mi amigo o conocido, como usted quiera llamarme o que lo llame, le puedo decir algo, quiero lo mejor y la verdad, voy a adorar, eso es lo que quiero hacer, me dicen “vengan a adorar” eso es lo que espero, pero si aquellos que nos dirigen y que supuestamente van a la cabeza en la adoración, estan preocupados en cómo se escucha el sonido, como que debemos de sentarnos y empezar a pensar ¿qué venimos haciendo? y lo que decía en parrafos anteriores, un simple afán y nos hemos salido del propósito de la reunión y nadie se ha dado cuenta, y nuestros líderes son los que fomentan el desorden. A pesar de que me llamen “criticón”, es necesario conversar al respecto.

Es cierto de que debemos dar todo lo mejor de nosotros, y tratar de hacer lo mejor para Dios, pero eso también significa que nuestra prioridad es reunirnos para adorar, no interesa si el sonido está mal, o si el CD se grabara con imperfecciones o simplemente no se grabara, no importa si el power point no funciona, si el predicador se ha metido en su lugar secreto y luego de orar, con la ayuda del Espíritu Santo trae un mensaje, todos o por lo menos los convertidos de corazón escucharan sus enseñanzas, pero lo importante es que venimos a adorar a nuestro creador, debemos de dejar de afanarnos a tratar de hacer lo mejor, con la mentira del diablo que se nos mete en la mente de que todo lo que hagamos lo hagamos perfecto, nos alejamos de nuestro propósito, y poquito a poco nos salimos del camino en donde estabamos, nuestra Biblia que debe ser lo que nos permite conocer a Dios, le damos el mismo peso que otros libros que pueden ser buenos, escritos con buenos deseos, pero hecho con la inteligencia humana, es cierto que muchas veces los pastores hacemos cosas con buenas intenciones, pero mis hermanos, regresemos a nuestro primer amor, volvamos por nuestros pasos, porque nos dira “tan solo tengo unas pocas cosas contra ti, que has dejado tu primer amor” por tratar de hacer mejor las cosas, por tratar de que se escuche bien, de servir mejor, has olvidado el motivo por el cual llegamos a la congregación, en vez de preocuparte de como se escucha, vuelvete a mi, dice el Señor, porque mi hermano, no nos hemos dado cuenta, pero hacemos tantas cosas en el nombre de Dios, que ¿ya formaste discípulos para hacer la obra? verdaderamente, ¿tienes maestros para que enseñen la Palabra?, enseñas la verdad de Dios o lo que crees tú que es la verdad, ¿vienen enseñando en las casas la Palabra de Dios los que hasta el momento has formado como discípulos?, ¿podría alguién seguir tu obra? ¿estás formando a aquel que seguira tus pasos?, buenas preguntas, ¿tienes respuestas?, o crees que nadie puede hacer lo que tu haces, ¿cuánto tiempo vienes haciendo de todo? no será porque no has formado a nadie o por ¿temor?, o por ese afan de que nadie lo hará mejor que tú, piénsalo, tan solo deseo lo mejor (y eso que nos soy profeta).

Perdónenme mis hermanos, pero es que veo pasar los días y meses y seguimos iguales, el fruto que llega a nuestra congregación ¿dónde está?, estamos orando por los enfermos o estamos declarando  su prosperidad, venimos ¿haciendo verdaderamente frutos de arrepentimiento? o simplemente hablamos de nuestros pecadillos y de lo bueno que somos sin entender lo que significa verdaderamente arrepentimiento, estamos enseñando a nuestros miembros la verdad del evangelio o estamos dando un paseo por las calles y prados de la pasividad, de que somos hijos de dios (¿cuál dios?, por eso las minúsculas) y nos merecemos todo aquello que nuestro corazón desea, quizás me digan hasta pronto y no vuelvas, pero busquemos de Dios, vamos a la montaña, pero, llegaron con los mismos afanes y las mismas preocupaciones, y terminamos el domingo con el mismo pesar de no haber alabado a Dios como se debe, aún hay tiempo, tenemos un Dios misericordioso, que nos perdona, pero debemos de arrepentirnos y volver a caminar, buscando nuestro primer amor que quizás se quedo a la puerta y nosotros no lo dejamos entrar, porque viene a pedirnos que nos arrepintamos porque el reino de Dios se ha acercado, porque viene a decirnos que debemos calcular el costo para poder seguir sus pasos, porque viene a hablarnos de que medira a todos aquellos que hoy le adoran o dicen que le adoran, y que traera un thermometro para poder demostrarnos que seguimos siendo tibios porque no nos decidimos a seguirlo por sobre todas las cosas.

Bueno los dejo, sé una vez más que decir todo esto es ponerse una soga al cuello, pero es que ya lo tenía desde hace un par de meses dándole vueltas, y bueno quizás así me llamen por teléfono, ya tengo un año y no me llaman ni para pedirme el diezmo, quizás ahora tenga la dicha de recibir una llamada aunque sea para decirme !chau! y sino pues seguimos y si me dicen adios, también seguimos, porque a quien seguimos es al creador de mi vida, el que me perdona mis pecados y me ha dado la vida eterna, y a quien intento servir lo mejor que puedo, pero sin preocuparme de que si se escucha bien, sino con mi corazón, sé que no canto y mi voz es como la de los burros, pero uno habló, quizás conmigo ya seamos dos, pero aún así alabare y alabaré, y trato de alabarlo y adorarlo con todo mi ser y que en vez de repetir la misma oración en las comidas como cualquier comercial de TV, prefiero darle gracias por cada cosa que me ocurre, por vivir, por entrar y salir, por subir y bajar, por permitirme cantar y rogarle que se tape los oidos por mis gallos, pero sabiendo yo de que me escucha, Dios gracias, y te pido perdón por lo que he dicho, si es que estoy equivocado, pero venimos a adorarte, a bendecir Tú santo nombre, y a eso solo llegamos y debemos llegar a la congregación, el pedir debe de ser secundario, porque si usted y yo caminamos en la total voluntad de Dios, recien allí recibiremos todo lo que nuestro corazón desea, ya no el carro, dinero, ni trabajo, ni propiedades, ni siquiera una esposa, sino lo que la voluntad de Dios nos quiere dar, ya me imagino a Pablo o Pedro, pidiendo nuevo microfono, preocupado porque en los calabozos no tenían baño, porque el CD donde estaba grabando el libro de Romanos, no se escuchaba bien y tenía que repetirlo todo y ya estaba por terminar, porque el llegar a Roma desde Jerusalén como que cansaba y no tenía para estacionar el camello, o porque a Timoteo se le olvidaba el cargador de su laptop y no funcionaba su Power Point, porque el pez que se comió a Jonás estaba muy grande y olía mal, o porque no tenían al entrar a Jerusalén el carro papal para Jesús, si tan solo con disponer nuestro corazón es suficiente, si tan solo vivir una vida haciendo la voluntad de Dios, ya lo estas alabando porque estas cumpliendo la razón para lo cual fuiste creado.

Amigos, aún los sigo esperando en mi casa para aprender de Jesús, de que la Biblia es suficiente si verdaderamente la escudriñan, allí te dice lo que debes y no debes hacer, porque no nos sentamos, yo traigo el Starbucks, ¿quién trae los pastelillos?, los espero y que Dios los bendiga.

¿Dios contestará mi oración? 1ra. Parte

Que tal mis queridos amigos, regresamos (no lo grite, porque hay algunos que no les gusta), pero en fin, seguimos, hoy tratamos un tema que pienso yo (y eso lo hago a menudo) de que muchas veces se nos ha pasado por la mente, ¿algún día, Dios contestará mi oración?, bueno como siempre, amigos, hermanos y hermanas, líderes que nos visitan, y como decía alguien por allí, acreedores que si me muero, son los únicos que verdaderamente me lloraran, todos sean bienvenidos a este su blog, pero igualmente, seguimos con las tostadas con mermelada de durazno, nos quedan muchos frascos, por lo que he cambiado mi tiramizu por la mermelada hasta acabarmela, mis hijos y mi esposa ya han empezado a hacerme caras, porque mermelada con arroz, mermelada en el pollo y lo último que ya dijeron no fue mermelada en la Coca Cola y se rebelaron, por lo que yo me tengo que acabar todos los frascos que me quedan, bueno ni modo, pero sabe, dentro de todo es saludable, aunque la mermelada con Coca Cola es un asco, no lo pruebe, haciendo de tripas corazón, prepárese un café, el mío ya está a punto de mermelada y unas tostaditas, no vamos a utilizar la Biblia hasta la segunda parte de este post, por lo que será una conversación de amigos o conocidos, iremos viendo lo que me pasa, lo que quizás a usted le ha venido ocurriendo o quizás ha escuchado decir por aquí o por allá, y vamos a intentar buscar respuestas a todas nuestras preguntas.

Sea honesto y dígame, alguna vez usted no se ha preguntado ¿alguna vez Dios contestará mi oración?, existe en su vida algo por lo cuál ha venido orando por mucho tiempo y no ha pasado nada y no parece que exista respuesta y ha llegado a pensar ¿si es qué Dios lo escucho?, ¿ha existido momentos en que ha llegado a pensar de que Dios no lo escucha, porqué?, sea honesto consigo mismo, ¿has hecho todo lo que tenías, debías o podías hacer?, ¿has cumplido los pasos y requisitos de la oración? según te han enseñado, ¿has llorado, ayunado, y has pedido a Dios fervientemente con una fe verdadera? ¿te has levantado de mañana y luego de rodillas y en medio del sueño has pedido al Señor que escuche tu oración? y despues de todo ello y de mucha cosas más, como el diezmo, los estudios bíblicos, llegar primero a la congregación los domingos ¿y nada ha pasado?

Si es si, mi querido amigo, hermano, no te preocupes, muchos por no decir todos hemos pasado por la misma situación, pasamos los mismos tiempos, no eres un cristiano raro, que viene por años sufriendo el olvido de Dios, sé que escuchas en las congregaciones las maravillas que hace por otros y a ti te deja de lado, pero mi amigo, mira bien, algunos de esos espiritualoides, son meramente habladores para demostrar que Dios está con ellos, pero si ves con detenimiento, están pasando los mismos momentos de silencio de parte de Dios que tu, pero no quieren admitirlo. La tardanza en la respuesta de  Dios es algo que todos y vuelve a leerlo, “todos” los hijos comparten. Pero te dejo algo para que mejore tu pensamiento “Dios contesta las oraciones de sus hijos”.

Mi querido amigo, hoy en todas las congregaciones se predica de la fe, me imagino que usted ha escuchado innumerables predicas sobre la fe, hasta la ha enseñado mi querido pastor o maestro o profeta, yo soy o pretendo serlo, un hombre de fe, pero sabe no todo es esperar ni lograr respuestas a mis oraciones, recuerdo a una pastora que dijo que estaremos orando hasta que Dios nos responda, y ¿qué pasa si no lo hace?, y eso que declaramos, decretamos y lo visualizamos, ¿qué va a hacer? ¿se va a enojar con Dios? ¿le va a sacar la lengua a Pablo y a los demás apóstoles por no interceder por usted?, no cree que es mejor antes de decretar, antes de ordenar, inclusive antes de orar, debemos enseñar y aprender “cómo hacer la oración correcta”, ¿no cree usted? y saber esperar la respuesta correcta de parte de Dios.

El pueblo de Dios, el día de hoy es animado a pensar positivo, y a ser firme en las promesas de Dios, nos predican y enseñan de que debemos quitar de nuestra vida todo resentimiento escondido, arreglar cualquier cosa que venimos arrastrando desde la niñez, hoy se enseña que la mayoría de oraciones sin respuesta (o por lo menos sin una respuesta como nosotros queremos), asi como nuestras enfermedades, nuestra incapacidad de mover a Dios a nuestro favor, es porque nuestra fe no es lo suficientemente fuerte, y nos han venido taladrando el cerebro de que la fe es como prender y apagar la televisión o es si o es no y punto, que debemos confesar positivo, de creer simplemente y se hará.

¿Necesitas un milagro financiero, porqué sino el lunes te quitan la casa? entonces saca de tu vida todo aquello que impide actuar a Dios, cuantas suegras viven hoy en la orfandad por que alguien las saco de su casa creyendo que era eso lo que detenía la mano de Dios, (suena a chiste, pero sé de algunos que creen en eso) les hacen confesar positivamente y declara que ya lo recibiste y será tuyo todo el dinero que necesitas porque él murió pobre para que tu seas rico. ¿Quieres que tu esposo regrese? Confiesalo, declaralo, decreta, crea una imagen mental del suceso cuando toque la puerta, vayas corriendo a abrir y se den un abrazo como en las películas, y él regresara”. ¿hay enfermos por aquí? recuerda, Jesús nos sanó por sus llagas, y tiene la obligación de cumplir su promesa, confiesa sanidad y sucederá y el lunes siguiente enterramos al hermano, ¿qué pasó? ¿en dónde está Dios cuando oramos? ¿es qué se ha olvidado de nosotros? ¿es que nos falta fe?

No faltan los evangelistas, pastores, maestros y profetas que sabedores de esto, vienen con sus sermones domingueros para sacar dinero, si das una ofrenda, prueba al Señor y él abrirá las ventanas de los cielos, recuerda Dios ama al dador alegre, y nos lavan el coco, o nos meten cosas que nos son totalmente mentiras, pero tampoco son totalmente verdad ¿quién quiere ser prospero? pase al frente y oraremos por usted, ¿quién necesita un milagro? pase mi hermano, Dios está aquí, conoce su necesidad, oraremos para que Dios cumpla sus promesas y lo bendiga, ¿sabe que Dios tiene un milagro para usted esta mañana? solo entreguele su corazón y declare que el milagro es suyo.

Y si tu oración no fue contestada, si la necesidad financiera por la que vienes pasando se te convierte en crisis, llega la policia y te desalojan, y tu enfermo, se muere, hay gente que te hecha la culpa, porque tu vida no es correcta ante los ojos de Dios, (porque algunos hermanitos son buenos para hecharnos la culpa) y bueno dan en parte en el clavo, pero te acusan de tener un pecado oculto, o que hay algo oscuro en tu corazón, cuando fuiste a orar en la presencia de Dios, dejaste a un lado tu mochila de pecados y entraste en Su presencia a pedir por tu necesidad, pero al salir volviste a recoger todo aquello que te aleja de Dios, de que fuiste al cine y viste tal o cual película, o comiste carne en viernes, y un sin fin de cosas que en vez de ayudar, nos atemorizan y hasta terminan alejandonos de Cristo, y todo porque no hay una enseñanza seria y verdadera de la Palabra de Dios.

Sentado al pie del camino, con las manos en la cabeza, uno se pregunta ¿he hecho de todo?, pero las cosas van mal, ¿que estoy haciendo de malo? ¿o es qué Dios me ha abandonado por mis pecados?. Mi amigo miles de cristianos piensan así, y ojo crisianos que luego llegan hasta condenarse por ello, se creen culpables ante los ojos de Dios, porque no pueden lograr respuestas a sus oraciones.

Y mi hermano esas mismas personas, saben que la Palabra de Dios es verdadera, que las promesas de Dios son verdad y se cumplen, que Dios es fiel, que Dios es bueno, y que Dios quiere que sus hijos esperen respuesta a sus oraciones, pero nos culpamos de algo cuando Dios no nos responde. Pueden ser maestros, pastores, buenos cristianos que evangelizan, que van a los estudios bíblicos, que hablan de la fe, de las maravillas que Dios hace a sus hijos, pero ven y recuerdan que sus oracioones no son contestadas, mi amigo y hermano, es que nos vienen enseñando solo la mitad del pastel, es cierto que es bueno ser positivo y saber las promesas de Dios para sus hijos, debemos saber el poder que tiene la fe, pero mi querido amigo y casi olvidado, es necesario tener que recibir la enseñanza completa, no en la parte de declarar y recibir,decretar y visualizar, ordenar y obligar, sino en la parte en que nosotros somos parte de la oración.

Hoy la corriente de la fe que se enseña desde los púlpitos es muy direfente a la verdadera fe, sigue rodando por caminos que no llevan directamente al corazón de Dios. Y si seguimos por ese camino mucha gente saldrá herida y hasta alejada de Dios porque llega a creer que en su vida hay algo incorrecto, por lo cual Dios no lo quiere escuchar y no lo va  a escuchar jamás, no podemos alimentar la fe de nuestros hermanos con promesas, que ven solo la parte material, sanidad, milagros, exito, prosperidad, dinero, mujer, novio o marido, etc, (como a los niños “si te portas bien, te compro tu caramelo, y si te portas mal, va a venir el cuco”), recuerda “la fe viene por el oir y por oir la Palabra de Dios” pero aqui hay algo importante que nostros, si, nosotros, pastores, maestros, evangelistas, profetas, hemos cambiado, la razón del llamado de Dios, debemos de enseñar “toda la Palabra de Dios” no adaptarla, ni cortarla, ni siquiera quitarle una palabra, no, es toda, no solamente lo que creemos que debemos enseñar para que nadie se moleste y se vayan de la congragción, no para tener a la gente contenta, no, debemos enseñarles toda la Palabra, no el libro de tal o cual escritor famoso, que puede ser buen libro, pero solo es psicología e inteligencia humana que no cambia vidas, no, la Palabra de Dios, que es la única que cambia, que transforma, que tiene y dá vida y la da en abundancia. Para que al enseñarla, nuestros queridos y amádisimos hermanos la pongan por obra.

Entonces y ya para terminar, no se vaya, en unas horas más viene la segunda parte y no se aleje de su Biblia, la va a necesitar, mi amigo pastor, y demás, para enseñar hay que aprender y para aprender, debemos de tener la disposición de convertirnos en discípulos, como el pastor Macarthur decía en un video, (revise los post anteriores) para existir un esclavo debe existir un amo, entonces tenemos al maestro de maestros Jesucristo que nos dejó su Palabra, debemos convertirnos en sus discípulos para poder enseñar las verdades completas el evangelio, aprender de él para enseñar de él. No nuestras fábulas, ni inventos, algunos con buenas intenciones, la total y completa Palabra de Dios, no perdamos el tiempo en entretenerlos, estudiando media hora y pasando una película de casi dos horas de duración con el fin de “enseñar a la gente”, no, escudriñe la Biblia y hagamos crecer en el conocimiento de Dios a cada uno de nuestros hermanos, para que no sean sorprendidos por corrientes de doctrina que llevan a la perdición, bueno aqui lo dejamos, seguimos en un rato y ahora si, no se separe de su Biblia, mientras tanto, yo sigo con mis tostadas con mermelada de durazno, y un café.

El nos constituyó, ¿seguro?

Bueno mis amigos, hoy es un día de descanso, no creó que pueda ir a la congregación, me voy a perder el servicio y es que no nos podemos mover de casa ya que viene mi hijo mayor a vernos y a dejarnos un visitante por unos días por lo que no tendremos la oportunidad de llegar a la congregación a convivir y luego compartir la alabanza y adoración, ni modo pero no hace que no podamos seguir estudiando y subiendo algo de lo aprendido, buscando y escuchando clases del Instituto Biblico, recordé una clase sobre el llamado y ahora vamos a ver un pensamiento al respecto, mire mi amigo, pastor, maestro, profeta, que decimos que hemos sido llamados por Dios para entrar al ministerio, muchas veces nos hemos olvidado del llamado (si es que verdaderamente lo tenemos), y es que nos dedicamos a tantas cosas durante la semana que muchas veces no nos damos cuenta de que la parte importante la vamos dejando para último minuto o en el camino la vamos perdiendo, por lo cual ahora es necesario retomar el camino andado y volver por nuestros pasos a hacer la voluntad del que nos llamó.

“Y él mismo cosntituyó a unos, apóstoles; a otros; profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros” Efesios 4:11

Recuerde esto, fuímos constituídos por Cristo, si usted verdaderamente fue llamado al ministerio, Jesucristo mismo fue quien lo ha llamado, no fue ni su mamá, ni su papá, ni mucho menos su mujer o marido, fue Jesús, por lo cual tenemos una misión, fuímos llamados por una razón y para realizar un trabajo, pero mi amigo y hermano en Cristo, muchas veces nos olvidamos del llamado o como dicen: “nos metemos sin haber sido llamados” y vegetamos dentro de las iglesias y la falta de experiencia, de conocimiento o el cerrar de nuestros ojos y oídos a la realidad o no saber discernir de toda la gente que nos habla, empezamos a estancar a la iglesia de Jesucristo y que por querer hacer las cosas en la iglesia con excelencia, empezamos a cambiar los pensamientos de Dios, ahora la excelencia está en que la banda de música se escuche hasta el cielo, y mejoramos los instrumentos, el equipo de sonido debe ser no solo de alta calidad sino de que cada instrumento debe de sonar y escucharse con total claridad, en donde los micrófonos deben estar calibrados para que puedan escucharse en forma nítida, en media alabanza nos metemos a dar direcciones, o a caminar por media plataforma tratando de incentivar a las personas a participar o a ver una u otra cosa, hacer ajustes cuando ya estamos empezados y queriendo que se escuche mejor, no nos damos cuenta que en nuestro afán de que salga mejor, desvirtúa, desorienta y extravía de la verdadera razón por la cual nos hemos reunido,  y a eso le llamamos excelencia “lo mejor para Dios” prácticamos una y otra vez para que nos salga mejor cada día, como una orquesta de camara en cualquier café concert, todo lo cual nos parece bien, suena bien, pero quiero hacerles una pregunta en el camino a la excelencia ¿cuántas horas le dedican a escudriñar la Palabra de Dios? esos mismo que el domingo nos quieren llevar a la presencia de nuestro creador, verdaderamente ¿estamos preocupados en su crecimiento espiritual? o que su excelencia solo se vea en la calidad y forma en que se escucha, ¿nuestros líderes estan guiando a nuestro equipo de alabanza hacía el conocimiento de Dios como prioridad? verdaderamente ¿cuánto tiempo les estamos dedicando a los miembros de la alabanza en su crecimiento espiritual?, son personas que tienen sus luchas, que necesitan apoyo, que deben escuchar y aprender a vivir la Palabra de Dios, entonces veamos ahora el versículo que sigue:

“a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio para la edificación del cuerpo de Cristo” (Efesios 4:12)

Aquí viene el punto central, mi amigo, o hermanito en Cristo, nos llamó para hacer una obra, es preparar a los santos, no para sacarlos a pasear, ni hacerles un campeonato de futbol o golf o llevarlos al Great America o a la playa, (con la idea que los estámos evangelizando) y no es que este en contra de ello, pero hay una prioridad, de lo contrario estamos teniendo contentos a la gente, solamente, o sea entretenimiento, pero no les enseñamos la verdadera Palabra de Dios, nuestro llamado es “para formar a los discípulos para que hagan la obra” o sea expandir el evangelio a toda criatura, luego de lo cual, si quieres sacalos a dar un paseo, a esto le preguntó: ¿estamos hacíendolo en nuestra congregación?, entonces, viene una la pregunta importante para saber si estamos trabajando en ello ¿cuantos discípulos de Jescuristo tiene? o sea personas comprometidas con la obra de Dios, la visión de la iglesia de Jesucristo y el conocimiento de Su Palabra.

Debemos preparar, esto significa, reparar, restaurar, enseñar, discipular, corregir, querer y una de las cosas principales es “Ya no vivo yo, sino Cristo en mi” entonces debemos luchar por ser ejemplos a seguir, porque mi amigo este llamado es para toda la vida, no se acaba cuando termina el servicio, todo lo contrario, es 7 días a la semana y 24 horas al día, para eso fuímos llamados.

Mi hermano, si fuiste llamado, hay una sola forma para llegar a la excelncia, “parecerse cada día más a Cristo”, en todo momento, en todo lugar y con todo tu corazón, existiendo luchas, tiempos díficiles, momentos tristes, pero también momentos alegres que jamás olvidaremos. Bueno por el momento nos vemos, luego regresamos con un estudio interesante, pero mi hermano, amigo, pastor o maestro, empezamos ya a estudiar profundamente la Biblia somos poquísimos, pero sabe hay algunos que quieren hacerlo, nos vemos si quieres empezar un grupo, es solo tu decisión, cuidate y bendiciones.

¿Conocemos la voz de Dios?

Queridos amigos, ya nos vamos a meter en problemas, pero ni modo me encanta el pleito, le pido mis queridos hermanos que tenga su Biblia a la mano, porque deseo no solamente que usted lea los versículos que aquí trataremos, sino que pida revelación y pueda seguirnos en esta pequeña conversación que haremos, como siempre, preparese una jarra de café, para que no nos quedemos dormidos, en mi caminar he escuchado a mucha gente esa frase celebre (recuerde siempre que tengo miles de palabras celebres y poco a poco ire escribiendolas aquí), “Dios me dijo” cada vez que escucho esto dicho, por líderes, pastores o profetas, realmente me da miedo, siento escalosfrios, porque muchas veces son cosas que se alejan de la Palabra de Dios, pero como suena bien, es en beneficio de algo, o simplemente me da buena imagen ante el resto de la congregación, pues muy alegremente se suelta lo que alguien siente.

Para muestra un botón, me invitaron a llevar la palabra en una iglesia y terminando la alabanza una señora se levanto y acercándose al microfóno dijo: “Asi dice el Señor: que todas las mujeres vengan el próximo domingo de rojo, porque el rojo representa la sangre de Cristo, Asi dice el Señor” !Aleluya!, me jale los pelos porque todos en la congregación gritaron a una voz: !Amen!, y el siguiente domingo, me imagino que ya sabe como vinieron al servicio, Si, aunque usted no lo crea !de rojo!, a pesar de conversar con el pastor, él estaba contento con su profeta. Bueno mis amigos, asi estan las cosas, muchas veces nuestros oídos no saben o no estan preparados o asumen, o creen que Dios nos habla, pero la pregunta en cuestión es ¿verdaderamente conocemos la voz de Dios?, Si usted dice que: si conoce la voz de Dios, viene mi repregunta ¿porqué cree usted eso? ¿Cuál cree usted que es la diferenia con otras voces? ¿Cómo puede estar seguro de que es la voz de Dios? ¿Cómo puede estar seguro de que Dios habla hoy?, interesantes preguntas, si usted en algún momento ha dicho la frase celebre tratada aquí, ¿podría responderse estas preguntas aqui expuestas?

Le voy a contar otra historia que esta sacada de la Biblia, Satanás desde el principio ha querido reemplazar la voz de Dios, sino recuerde lo que pasó en el Edén, fue Satanás quien engaño a la mujer con ciertas palabras que parecían medio inocentes, pero que hicieron que pecaran y empezara todo lo que usted y yo hasta hoy vivimos. Entonces mi amigo vamos a ver que hay en la Palabra de Dios que nos muestre que Satanas quiere tener la atención de la gente, y que su respuesta, sea cualquiera, menos seguir a Cristo.

“Porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quién devorar” (1 Pedro 5:8) Debe darse cuenta de esto, Satanás anda por todo lugar buscando a quien destruir, engañando, le promete cosas que parecen buenas y que son dulces a nuestros oídos y a nuestro corazón, para poderlos destruir y que al final del tiempo pasen la eternidad en el infierno.

Pero usted dirá, mi amigo con todo lo que viene haciendo Satanás ¿qué está haciendo Dios?, bueno mi amigo, le voy a dar muchas respuestas que han sido generadas por enseñanzas que nosotros líderes, pastores, maestros y demás estamos pidiendole a Dios, esta muy ocupado haciendo los milagros que le pide la gente, buscando el carro o el marido que le pidio una hermana, buscando trabajo para algún hermanito, cumpliendo los deseos de tu corazón o de algún otro cristiano o esperando que algún pastor le cuente hasta tres para descender en alguna congregación para hacer los milagros que le pide el evangelista. No mi hermano, no, “Y el Señor hara oír la majestad de su voz” (Isaías 30:30) desde el principio de todo Dios ha estado hablando al hombre.

En Génesis 3:8 “Y oyeron la voz de Jehová, Dios” o en Génesis 3:10 “Oí tu voz en el huerto”. si usted se da una vuelta y mira la vida de Abraham, Moises, Caleb, Josue, Samuel, David, en cada caso usted encontrará la frase “Y Dios dijo”, entonces siempre Dios hizo oír su voz. Recuerda mi querido amigo que la Biblia dice: “Y las ovejan oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre y las saca, Y cuando ha sacado afuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Más al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de extraños” (Juan 10:3-5). Juan 18:37 dice: “Todo aquel que es de la verdad oye mi voz”

Aqui nos vamos a detener un momento, mire mi hermano el mensaje es bien claro, pero cada uno o cada líder le da una interpretación diferente, nosotros decimos y lo gritamos “nosotros somos de Cristo” y todos deberían decir WOW WOW que tremendo, pero sabe mi hermano no necesariamente es así, usted y yo siempe decimos que no somos tan malos como…., o decimos que siempre estamos en victoria, que estamos a los pies de Cristo, que todos en la congregación somos uno en Cristo ¿seguro? ¿si?, y de ¿de qué sabor quiere su raspado? Recuerde bien, mi amigo, El nos conoce por nombre, y nos llama porque sabe que somos de su rebaño, entonces una de las condiciones para que Dios nos hable es saber y ser de su rebaño, o sea haciendo su voluntad.

Bueno aquí empieza el problema, porque al creernos eso, o al hacernos creer eso, y es que muchas veces los cristianos nos comemos todo lo que nos dicen, siempre y cuando venga del pulpito, no nos ponemos a comparar lo que nos dicen con la Biblia y por lo tanto asumimos que las cosas son asi, que puedes pedir y se te dara, que tocas y se te abrira, que simplemente declaralo y se hara, ata o desata y todo se hara como tu dices, y muchas veces y estoy de acuerdo con ello tienen apoyo bíblico, pero sacamos las cosas de contexto, o sea no leen lo escrito en la Palabra de Dios antes o después de lo que utilizamos para apoyarnos o no leemos una concordacia que nos lleva a otros lados de la Biblia. “Toca y se te abrirá” ¿si?, ¿porqué? por tu linda cara de  espiritualoide, no, porque en la Biblia dice que sus ovejas, o sea los que pertenecen a su rebaño, o sea los que estan haciendo su voluntad (ojo la voluntad de Dios), a ellos se les abrira las puertas, pero para seguirlo. Y El caminara delante de nosotros y seguiremos sus huellas, haciendo lo que El hizó.

Muy facilmente utilizamos la frase “Dios me habló y me dijo:” y lo gritamos, pero muchas veces es para que los demás nos miren como muy espirituales o cuando queremos afirmar algo por conveniencia o porque le sacamos algún provecho a esa frase, muchos de los cuales es por los privilegios que nos dara ese hecho en la congregación, y seguimos ya luego en una competencia y la congregación se llena de espiritualoides que si testificaran de lo que Dios les dijo, nos faltarian horas al servicio para que terminen, desde el gato que me enseño a hablar en lenguas, hasta que cuando Dios me sano de la gripe y me dejo el cancer.

Y ojo mi hermano, yo sé que Dios habla, no me malinterprete, pero hay que enseñar y aprender cuando es de Dios y cuando es de Satanás o cuando somos nosotros que creemos que Dios nos habla y Dios quiera que es por ignorancia y no por malicia. Pero mi amigo sea por lo que sea, cuando no es de Dios, la congregación empieza por confundirse y puede traer más problemas que soluciones, por ello los líderes deben enseñar para que todos puedan entender cuando es que Dios habla.

Ahora sigame, mire usted que cree ¿Cuándo está en pecado, Dios le hablará?, nunca oíra la voz de Dios, justamente porque su pecado le hará cerrar sus oídos a cualqueir cosa que sea arrepentirse, fijese bien y repitamoslo, en pecado usted no querra oír la voz de Dios, y aún así a muchos les sale lo espiritualoides y empiezan a decir y proclamar a quien quiera escucharlos, “Yo he sido lavado con la sangre de Cristo” pero solo usted y Dios saben la verdad. O sea en palabras vulgares y silvestres, Se tiran el Cristo a la espalda y siguen en sus cosas.

Pero también te voy a contar de que cuando estas orando, me ha pasado, escuchas miles de voces, ideas, visiones, trabajo, la comida, los chicos, los pagos y todo lo que pueda sacarte de la comunión que puedas o quieras tener con Dios, y esa mezcla de voces muchas veces hacen que sea dificil discernir cuál es la Palabra de Dios.

Un versículo más, Génesis 3:9-10 “Mas Jehová Dios llamó al hombre y le dijo ¿dónde estas tu? y él respondió, Oí tu voz en el huerto, y tube miedo, porque estaba desnudo y me escondí” Por lo tanto piense en la situación, como usted o como yo sabemos cuando hemos hecho algo malo delante de Dios, tratamos de escondernos, de no orar, de no tener una comunión con Dios, justamente porque sabemos de que al haber hecho algo malo, Dios lo sabe y nos lo dira, creemos que podemos escondernos, como Moises se saco la sandalias porque pisaba tierra santa, debemos sacarnos todo aquello que esta mal de nuestras vidas para poder estar delante de Dios escuchando su voz, entonces no es que “Dios me dijo” sino como esta tu vida para que Dios te hable, y yo sé que en la Biblia habló un burro, aqui te esta escribiendo uno, pero fue en algo puntual, no todos los domingos en medio del servicio. Entonces, mi hermano, Dios habla, pero si dejó a su hijo cuando murio en la cruz por llevar consigo todos los pecados del mundo, entonces a ti y a mi ¿cuándo nos hablará?

Para terminar mi amigo, usted y yo debemos de empezar a dejar nuestras sandalias llenas de pecado o sea arrepentirnos, hacer la voluntad de Dios para poder escuchar su voz, a mas cerca de Dios estemos su voz será más audible, pero también significa que estaremos mucho más limpios de todo pecado y allí con razón y con toda autoridad podrá decir “Asi dice el Señor” o “Dios me dijo” Arrepientete y no peques más.

Bendiciones y nos seguimos comunicando.