¿Dios contestará mi oración? 2da. parte

Ya volvimos mi amigo, seguimos con lo que dejamos en el post anterior pero ahora si agarre su Biblia, porque nos vamos a dedicar a leerla y recorrerla un poco, nada de declarar, ni visualizar, menos ordenar, agarre su Biblia y nos vamos a poner a leerla, por lo pronto Hebreos 11 debe ser su meta completar de leer todo el capítulo, pero antes pídamosle a Dios discernimiento para poder entender su verdadera Palabra y poder ponerla por obra, pidiendo perdón por nuestra falta de compromiso con la misión que nos ha dado, y dándole gracias por todo.

“Respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí” 2 Corintios 12:8

Pablo había “rogado” no solamente oró, sino fue con algo más, un ruego, vez, tras vez, pero Dios no respondía, muchas veces mi amigo Dios calla, lo malo es que nosotros, simples mortales creemos que apenas oramos dos minutos, Dios tiene que dar la orden inmediatamente para que se cumpla nuestro deseo (llamemosle necesidad), no importa cuantas veces usted le pida, Dios calla, damos $2.00 de diezmo y queremos que al salir de la congregación encontremos en la puerta de la casa un cheque por los $1,200.00 que necesitamos, pero no es asi, aunque eso nos enseñan desde los púlpitos. Pero sabe mi amigo veamos el siguiente versículo:

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo” 2 Corintios 12:9.

Digame, usted tiene respuesta a esta pregunta: ¿Pablo, no tenía fe? ¿no declaraba positivo? ¿predicaba el mensaje barato que se predica hoy en muchas congregaciones? “Pare de sufrir, no a la pobreza, usted nació para ser rico, no a la angustia, no a la tristeza” Tu eres hijo de un Rey y como tal debes vivir.

Pablo, lo entendió, más que sanidad, más que éxito, más que la liberación de su aguijón, “Pablo quería a Cristo”, prefería sufrir penalidades y gloriarse en lo debil y dependiente que era, a siquiera intentar rechazar lo que Jesús enseña y ordena a sus discípulos. ¿Alguna vez haz dado gloria a Dios por lo que vienes pasando por muy díficl que parezca la situación en la que te encuentras?, y haz dado gracias por lo que vienes pasando y puedes llegar a entender que instrumento de Dios eres. O buscamos la salida más rápida, ¿en dónde se encuentra usted?, es el que sale corriendo, se siente comodo cuando le dicen “pare de sufrir” entregue su diezmo y oraremos por usted, porque es un campeón y como hijo del rey debe tener todo lo que su corazón desea, o verdaderamente busca de Dios y de hacer su voluntad, porque solo él sabe las razones por las cuales usted camina hoy en dificultad.

Pero mi amigo y/o hermano en Cristo, existe también otro problema, cuando creemos que Dios no esta respondiendo de acuedo a lo que pedimos en nuestras oraciones.

Recuerdo a un pastor que enseñó que cuando Israel fue llevado cautivo por los caldeos, el pueblo se lamentaba no haberse quedado en Jerusalén, pensaban que Jehová los había abandonado, pero mi amigo, si leyeramos la Biblia nos daríamos cuenta que la idea de Dios era totalmente diferente.

“Así miraré a los transportados de Judá, a los cuales eché de este lugar a la tierra de los caldeos, para bien” Jeremías 24:5

Sabemos que en el tiempo de Dios serán contestadas nuestras oraciones, pero existe un pequeño problema, tenemos miedo de someter nuestras oraciones a la voluntad de Dios y ojo a que el Espíritu Santo escudriñe cada porción de nuestro corazón y pueda saber hasta nuestros mas mínimos pensamientos, algunas mi amigo, ponga atención, nuestras oraciones deben pasar por el filtro de comparala con la voluntad del Señor, nuestra fe ha recibido malas enseñanzas y aún después de años viviendo en la iglesia nuestras oraciones son inmaduras, creemos que lo que pedimos, es lo que Dios nos quiere dar y aseguramos de que eso es la voluntad de Dios y hasta nos vanagloriamos de decir al resto de la congregación que hemos recibido una revelación por la cual sabemos por lo que venimos orando, y si es así, mi hermanito, esta totalmente equivocado y lo peor que pueda estar equivocando a otras personas, que honestamente buscan de Dios y que por actitudes equivocadas las hacemos errar.

Me imágino que usted ha escuchado y hasta probablemente lo ha dicho al finalizar una oración “sea Tu voluntad”, pero creemos que “Su” voluntad es igual que la nuestra, tanto como las cosas que pedimos, aún buscamos y pedimos ayuda, para encontrar en la Biblia, versículos y promesas que apoyen nuestros pedidos y lógicamente hay pastores y maestros y profetas, entre otros que son expertos en encontrar todo aquello que haga sentir bien a la gente, sin interesarles si estan desviando del verdadero camino al pueblo de Dios. “Mira Señor, la cosa se me está poniendo dífcil, la renta, el carro, las vacaciones, aquí dice que tu prometiste, que en la Biblia dice que somos tus hijos y no te puedes negar, y eso que te pido ya es mío, yo lo declaro, lo visualizo, lo quiero. Ahora, no ha visto o escuchado cosas así, gente desde el púlpito que grita “ven a este lugar” !Ahora!, !Desciende aquí!, como si Dios fuese nuestro mandadero, usted cree que ¿de eso se trata la fe?, ordenar, pedir, recibir, declarar, NO.

Sabe mi hermano, asi, Dios no nos va a contestar, usted puede dar de brincos, atar a los demonios que quiera, pisarle la cabeza al diabo, matarlo de risa con todas las tonterias que hace (al diablo), pero sabe mi hermano, Dios seguira callado y en silencio, por el simple hecho de que usted a creído, y le han enseñado que Dios es el genio de la lampara y que usted es el dueño de ella y que tiene que cumplirle los tres deseos, malgastamos nuestra fe en todas las cosas materiales que se le puedan ocurrir, en vez de tener nuestra fe en el creador.

Perdone lo que voy a decirle pero nuestra fe se ha corrompido, si esta corrupta y la culpa la tenemos todos aquellos que les enseñamos que usted es hijo del rey y que por ello es coheredero de todas las riquezas del mundo, hermano, pastor, maestro, profeta, y otros espiritualoides, siento verguenza que nuestra fe este siempre dirigida a obtener el carro nuevo, la casa, la cuenta corriente y de ahoros, la tarjeta de crédito salvadora, los viajes, vacaciones, un yate, un iPhone, la cartera nueva, los zapatos de $330.00 dólares, la bolsa de la marca Armani, o el último Android.

La fe es una forma de pensamiento, una forma de vida, recuerde mi hemanito, Jesús nos advirtió que no pensaramos en las cosas materiales ni que vivieramos por y para ellas.

“No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas”. Mateo 6:31-32. Si os interesa leed desde el versículo 25 y os daréis cuenta de lo que verdaderamente estamos pidiendo en nuestras oraciones, Dios sabe todo lo que necesitas, Dios sabe por lo que estas pasando, Dios te conoce desde antes de la creación del mundo, pero viene la pregunta del millón: ¿tu, si tu hermanito, conoces a Dios?.

Aunque se enojen los pocos amigos pastores, maestros y profetas que me quedan, pero aborresco enseñar o predicar de la fe que te hara rico, o te dara tu carro o te sanara, o te hara exitoso, una fe que solo sirve para complacerse a sí mismo es una perversión de la verdad, si de por si tenemos problemas, en que, no nos interesa retener el poco fruto que llega al templo, tener reuniones de hogar es casi un sueño lejano, el sentarnos a estudiar y escudriñar la Biblia es un espejismo, preparar a los discípulos para tener hombres y mujeres preparados para hacer la obra, es una fábula, como que las cosas no van de camino a hacer la voluntad de Dios y encima desvirtuamos la enseñanza de la fe, como que la cosa se pone picante y preocupante.

Yo me imágino que le ha dado una leída, porque es un capítulo de la fe que nos gusta, Hebreos 11 “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”, pero aparte de este versículo, en donde todos pedimos lo que no vemos, pero sobre todo lo material, pero no se pone verdadera importancia al enseñar que por fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio, Enoc fue traspuesto y agrado a Dios, Noé, fue heredero de la justicia que vine por la fe, Abraham obedeció a Dios y habitó como extranjero en la tierra prometida, por fe Sara siendo esteril, recibió fuerza para concebir, porque creyó que era fiel quién lo había prometdo, por la fe, por la fe y por la fe, todo el capítulo 11 habla de lo mismo, por la fe conquistaron reinos, hicieron justicia, pero mi amigo, lea bien ahora:

“Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido” Hebreos 11:39.

Mire bien y lea todo el capítulo y alguito más, usaron su fe para actuar en justicia, para obtener fortaleza en los tiempos de debilidad, inclusive para hacer huir al enemigo, ahora queremos saltar para pisotear al diablo, en vez de conocer a Dios, tener fe y resistir en la Palabra y el diablo huirá de nostros, pero más fácil es profetizar, dar de brincos y tirar agua a la paredes como cuando salió la película el exhorcista que le tiraba agua bendita al demonio para que se fuera, amigo, hacemos cosas que lindan con el ocultismo, en vez de ponernos a estudiar y acercarnos a Dios, pero siempre lo más fácil y lo espectacular para que la graderia apaluda y diga “Wow que espirituales o espiritualoides”.

Amigos y ya para terminar, para que empiece a recibir respuesta a sus oraciones, debemos de pensar en que en vez de pedir para nosotros, debemos pedir que las cosas sucedan en nosotros, primero en nuestro ser interior, debemos aprender primero a reposar en Cristo, eso significa que debemos comprender que Dios hará lo que El sabe lo que es mejor para nosotros, no te preocupes si Dios dice !Si o No! a tu petición, no te preocupes por la respuesta sea cual fuese esta, deja de formular teorías, métodos, correr detrás de los milagreros, de los cantantes ungidos, de los del trapito mágico ni del chisguete con aceite bendito y ungido, mejor es:

Cristo es todo lo que necesito, si necesito más, él no me lo negará, El lo hará a su tiempo, a su manera, y si mi petición no me la dá, Dios tendrá su razón que siempre será perfecta, no importa lo que pase ni lo que me de o deje de dar, siempre tendre fe en su fidelidad. A dónde puedo ir si solo El tiene Palabra de vida eterna, solo El, solo El.

Mi amigo y como oración final, Dios perdónanos por siempre pedir para nuestros deleites, perdónanos por no pedir para conocerte mejor día adía, perdónanos por no someternos a Tu voluntad”

El resto mi amigo depende de usted o sigue pidiendo su iPhone 5, su viaje a ver el concierto más pefecto del año con un sonido sobrenatuiral, entradas en primera línea al servicio del predicador mas milagrero del mundo, o estamos dispuestos a seguir a Jesús, esto es desición solo suya, nos vemos, y quizás pronto. Gracias al pastor Chuy Olivares, porque he aprendido que la fe, nada tiene que ver con lo material, y que seguir a Dios está por encima de nuestras necesidades.

La obra del Señor

Volvimos, ya sé que me tarde un poco, pero hoy me toco trabajar, por lo que recien regreso y en el camino estaba pensando y trate de leer un poco al respecto y ahora, voy a exponerlo en un post, pero mi amigo, bienvenido, nos volvemos a encontrar pero quisiera que pase la voz a otros con la direccion de este blog, para que entre muchos podamos aprender algo más cada día respecto a la Palabra de Dios y a su voluntad, hoy, prepárese un café para que no se nos duerma, sé que por lo menos aquí en San José, California hace calor, estamos en verano y aunque aún es soportable, pero estamos a café y Coca Cola, pero bueno empecemos y ya sabe, todo lo que aquí se dice, comparelo con la Biblia que es nuestra guía, y todo lo que usted lea, escuche, diga quien lo diga, comparelo con su Biblia, yo utilizó la Reina Valera 1960, que es la que me parece más cercana a la original, las últimas un poco como que la vienen adaptando al léxico actual y me parece que algo la han cambiado, pero si usted puede encontrar una traducción directa del griego sería extraordinario.

Mi amigo primero usted tiene que averiguar qué trabajo llevó a cabo el Señor cuando estuvo en la tierra. Hizo básicamente dos cosas: Evangelizó y edificó. Lucas 19:10 dice “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”. Eso es evangelismo. Hechos 1:2-3 dice: “Hasta el día en que [Jesús] fue recibido arriba [en el cielo]… [estuvo] hablándoles acerca del reino de Dios”. Eso se refiere a la edificación de los discípulos.

En la Biblia nunca se nos habla de la obra del Señor como algo fácil. Las palabras “obra” y “trabajo” en el versículo 58 conllevan la idea de trabajar hasta el agotamiento. El comentarista Campbell Morgan dijo que lo que Pablo tenía en mente era esa “clase de esfuerzo que está impregnado con la sangre roja del sacrificio, esa clase de esfuerzo que deja huellas en el camino”. Pablo dijo lo siguietne a Epafrodito: “Estuvo próximo a la muerte, exponiendo su vida para suplir lo que faltaba en vuestro servicio por mi” (Filipenses. 2:30). Aquel hombre joven se estuvo matando trabajando. El es un buen ejemplo de alguien que está “creciendo en la obra del Señor siempre”.

“Vuestro trabajo… no es en vano” cuando crecéis en la obra del Señor (v. 58). Nunca carecerá de sentido, ni será inútil o infructífero. Antes bien, dará fruto y será de bendición y provecho.

A muchos creyentes se les ve ocupados alrededor del templo, pero no estoy seguro de que estén haciendo la obra del Señor de evangelismo y edificación.

Los cristianos han sido llamados para hacer la obra del Señor a su manera (la del Señor). Reconocer ese privilegio debería emocionarnos. Se da usted cuenta de que el Dios Todopoderoso, el Señor de cielo y tierra, ha dicho; “¿Quieres ser mi enviado especial, llevando mi mensaje a todo el mundo mientras tanto que vivas? William Barclay dijo correctamente: “No es el hombre el que glorifica el trabajo sino el trabajo el que glorifica al hombre. No hay dignidad como la dignidad de una gran tarea”.

Pablo, al describir su trabajo y el de Timoteo y Apolos, nos da principios prácticos para hacer la obra del Señor como El quiere que se haga.

Mi querido hermano y amigo, de acuerdo a lo que venimos viendo aquí, tengo una pregunta ¿qué venimos haciendo en las congregaciones? ¿verdaderamente estamos formando a los hermanos? ¿estamos haciendo la obra a la cuál nos llamó el Señor?. Tu, líder, llamése pastor, maestro, evangelista, profeta, líder de varones, de mujeres, de jóvenes, líder de alabanza y danza, ¿estamos enseñando verdaderamente a hacer la obra a la que Jesús nos llamó? o simplemente los estamos entreteniendo con llevarlos a la playa, a la montaña dándoles clases de arte y fotografía, realizando campeonatos de golf o futbol, preparándolos para las olimpiadas de tirachinas, o verdaderamene los estamos preparando para hacer la obra de Dios, como nuestra prioridad. Si solamente el 10% del tiempo que dedicamos a entretenerlos, lo utilizaramos en enseñarles la verdadera Palabra de Dios, tendríamos discípulos comprometidos, (¿por qué y como viene la fe?, solo por el oír, pero, ¿qué?) Te lo dejo de tarea, nos seguimos comunicando y mañana seguimos con este tema, cuidense, aún hay gente que venimos intentando hacer la obra. ¿quiere unirsénos?

Adoración, como el color de la sangre

Amigos y hermanos, un video, que si lo escuchas y verdaderamente te acercas al Señor, te pondras como yo a adorar, por lo que es El, por lo que nos perdonó nuestos pecados, porque nos dio la vida eterna. Y por tantas cosas más.

Bendiciones y nos vemos pronto.

Ministros excelentes o presentadores de televisión

Queridos amigos aqui estamos, estoy preparando un nuevo post, para dentro de un rato, pero ahora le pido que tome su Biblia, sé que ha tenido un buen domingo, yo tan solo la mitad, por la mañana temprano nos fuimos a desayunar y celebrar el cumpleaños del menor de mis hijos, luego el servicio de la mañana, para luego reunirme con mis hermanos en la reunión de las 2 de la tarde en la congregación “Manantial de vida”, buena alabanza y danza en los servicios, nuestras niñas vienen haciendo esfuerzos para cada día danzar para nuestro Señor, ya estare el lunes subiendo los videos tanto a youtube, como aqui en el blog, espérelos, ya que podrá alabar y adorar a nuestro creador, pero ahora vamos a conversar algo respecto a los pastores, maestros, y los demás líderes de las iglesias, y usted seguramente dirá, ¿por qué tanto con los pastores, profetas, maestros, etc? bueno sabe es que son los que guían al rebaño, enseñan o deben enseñar la buenas nuevas, el arrepentimiento y la salvación.

Los ministros excelentes no son los que anhelan recibir aplausos terrenales. Pero hoy piden y hasta exigen ser tratados como personas de gran importancia, por lo cual si la ofrenda no es buena, no van. Recuerdo a una cantante hace ya unos largos años cuando le pregunte si podía venir a mi congregación en donde eramos como 50, ya que decía que servia al Señor y bueno le pregunté y lo primero que me informó era el tamaño mínimo de la ofrenda de amor que tendría que recibir, la cual, en casi un año nosotros la recogiamos en la ofrenda y diezmos, y nos olvidamos del asunto, y eso que sirve al Señor (aunque ese señor es su banquero).

Tampoco pueden ser amadores de la comodidad sobre esta tierra.  Si no les otorgan un hospedaje cinco estrellas como que se sienten ofendidos, no todos, conozco algunos que hasta en el suelo duermen, con tal de enseñar la Palabra verdadera de Dios. La vida del ministro no es una vida de felicidad y comodidad. Era necesario que Timoteo estuviese dispuesto a soportar las aflicciones (2 Timoteo 4:5). No podía tener la clase de ministerio que Dios deseaba de él a no ser que estuviera dispuesto a pasar por alguna medida de sufrimiento. Hoy a muy pocos les causa dolor de ver y oír lo que desde los pulpitos se viene enseñando, medias verdades y medias mentiras, que lo único que hacen es desviar a los creyentes de la fe en Jesucristo para ponerla en la fe de los milagros y en la fe de la prosperidad, la sanidad, y las riquezas materiales. Ningún ministerio de valor ha llegado a existir sin dolor. Con frecuencia encuentro a jóvenes que aspiran al ministerio y procuran tener una iglesia sin problemas, un ministerio sin retos, así para el predicador fiel de la Palabra.

La noción de que el ministerio puede ser eficaz e indoloro al mismo tiempo es una mentira. Es inevitable tener aflicciones si se predica la Palabra sin adulteración, y cuando golpea la adversidad solo se tienen dos opciones: soportar y mantenerse firme y fiel, o negociar y ceder terreno. Hoy podemos ver que “pare de sufrir”, usted nació para ser feliz, para ser rico, para tener el carro del año, porque Jesús murió para que usted tenga todo, ojo todo lo que su corazón desea, porque mayores cosas que Jesús hará, pero jamás se le dice que debe cargar su cruz y estar dispuesto a morir, no se le dice, que va a vivir aflicciones, a pasar por pruebas, a vivir una vida de oración, a vivir dependiendo de Jesús, si fuese como enseñan, ¿qué pasó con Pablo, con otros apóstoles que murieron por seguir a Jesús?, o es que no tenían fe. El ministro fiel siempre guarda sin fluctuación la línea que separa la verdad de la mentira, y esto es algo que no se puede hacer al mismo tiempo que se escapa del sufrimiento: “todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución” (2 Timoteo 3:12). De modo que la fidelidad y la penalidad van de la mano. No podemos enseñar la verdad a medias, o como los bancos, no les mostramos la letra pequeña y cuando se dan cuenta del error, ya es demasiado tarde, lo han perdido todo, pero recuerde, daremos cuentas de lo que enseñamos y de eso estoy totalmente seguro.

Este es un tema reiterado en 2 Timoteo. Pablo escribió en 2:1, 3: “Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús… Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo”. Ahora recuerda de nuevo a Timoteo que el sufrimiento es parte del deber del ministro fiel tanto como lo es cualquier otro aspecto de la obra ministerial. Por ello mi amigo, veo con tristeza como líderes de congregaciones, maltratan a las personas enseñándoles verdades a medias, (perdone por ser reiterativo en esto, pero es de importancia vital, su alma está en juego) en donde si usted sufre es porque quiere, porque Jesús murió para hacerlo féliz y suplir todas su necesidades, como si fuera, Safeway, donde entra con su carrito de compras y sale al final con todo lo que necesita para su despensa, no necesita pagar porque es hijo del rey, sin darse tiempo a ver si esa es la voluntad de Dios, y no se da cuenta, simplemente porque la Biblia, no es el libro que lo acompaña a hacer las compras, porque si lo fuera se daría cuenta del costo y probablemente ya no compraría con tanta frivolidad  como lo hace hoy en día.

¿Siguió Timoteo el consejo de Pablo? Es evidente que así lo hizo. Hebreos 13:23, un versículo breve y un tanto relegado, dice: “Sabed que está en libertad nuestro hermano Timoteo, con el cual, si viniere pronto, iré a veros”. Es obvio que el escritor de Hebreos conocía bien a Timoteo y le amaba, por eso cuenta a los hebreos que Timoteo había sido puesto “en libertad” ¿De qué fue libertado? La palabra griega empleada allí sugiere que Timoteo había sido liberado de la prisión. Podemos suponer que cuando llegó el sufrimiento, Timoteo lo soportó y no cedió ante la presión. Permaneció fiel aunque es evidente que ello le significó ser encarcelado. No trató de salir bien librado sin pagar el precio de proclamar la verdad. Esto es lo que debemos de hacer, sufrir las penalidades y luchar para y por enseñar la verdad, aunque nos tachen de legalistas, de agresivos, de herejes, de divisionistas, (dividimos la verdad de la mentira) de hombres que se oponen a todo, claro que nos oponemos, a que se engañe, recuerde bien lo que dice Deuteronomios, “Si todas estas cosas haces, todas estas bendiciones vendrán sobre tí y te alcanzarán” mi hermano primero es si haces todas, no una parte, no la mitad, todas, si crees que Jesús es el Señor, pero si lo crees, eso significa que vienes haciendo lo que El dice que hagas, no un poquito, no lo que quieras, mucho menos, solo lo que te convenga, sino todo, sé que tendremos errores y hasta pecaremos, y fiel es Dios para perdonarnos, pero debemos de arrepentirnos, de persistir en el caminar siguiendo las huellas de Jesús, debemos andar como El caminó por esta tierra, pero la pregunta es: ¿luchas por caminar siguiendo sus pisadas?, entonces es tiempo de rectificaar, es tiempo de que la Palabra de Dios, haga nido en tu corazón y caminemos como decía un pastor convertidos en luz que ilumina la vida de otros, pero jamás te convertiras en luz, viviendo de fosforo en fosforo, o sea de domingo en domingo, de versículo en versículo, de tiempo en tiempo, sino buscando todos los días a Dios, teniendo una relación con El y esforzándote por parecerte cada día más a El.

Bueno aquí los dejo, nos vemos en un rato y no se aparte de su Biblia, la va a necesitar, bendiciones.

A punto de tirar la toalla

Bueno queridos amigos y hermanos en Cristo, y visitantes que espero que vuelvan a darse una vuelta por aquí. Les transcribo una carta que recibio el pastor John Macarthur y que muestra muchas cosas que en nuestras iglesias se ve a menudo, seguramente usted pastor o lider de alguna congregación, estara familiarizado con este asunto, al final daremos nuestra impresión.

Una vez recibí una carta de un joven pastor que estaba pensando en dejar el ministerio, y lo que decía me rompió el corazón. Esto es lo que él esribió:

Permítame explicarle algo que me tiene preocupado y que todavía no he podido corregir, y que me esta llevando a pensar en dejar el ministerio. Quizás el Señor quiera usar sus conocmientos para darme a mi algo de luz.

Creo firmemente que el liderazgo de la iglesia debiera ser lo mejor de lo mejor, no solo en sus vidas espirituales personales, sino también en ejemplo para los que dirigen. No quiero decir que el líder tiene que ser perfecto o sobrehumano, pero sí que debiera tener una relación personal viva y creciente con nuestro Señor. Creo firmemente que si los líderes de una iglesia no presentan un estilo de vida de compromiso y dedicación con el Señor y con su iglesia, sus seguidores tampoco lo van a hacer.

El problema, pastor MacArthur, es que las dos terceras partes de nuestros líderes elegidos, solo vienen a los cultos una vez a la semana. No estoy diciendo que todos tienen que estar presentes cada vez que se abran las puertas del templo, pero sí creo que, excepto en el caso de situaciones imprevistas, enfermedades y vacaciones, los líderes de la iglesia deberan esforzarse por estar presentes en los cultos de la iglesia, sino por otra razón, al menos para animar a los santos y al pastor. Encuentro bastante difícil de creer que se pueda proveer de un buen liderazgo cuando los líderes no pasan suficiente tiempo con los creyentes para enterarse de cuáles son sus heridas y temores. En nuestras reuniones de consejo de diáconos, encuentro que la mayor parte del tiempo se pasa en asuntos que no tienen relación directa con las necesidades de las personas. Creo que es debido a eso, nuestra iglesia se encuenntra estancada, lo que equivale a que estamos retrocediento en vez de avanzar. Varias veces pedí a los líderes que pensáramos juntos sobre esto (algunos de ellos incluso no son muy fieles en asistir a las reuniones), pero sin ningún resultado.

No estoy hablando acerca hombres y mujeres que sencillamente no pueden acudir a las reuniones, sino de personas que no quieren hacerlo. Algunos de los líderes dicen que están muy ocupados, demasiado cansados al final del día, o ni siquiera se excusan. Pero esos líderes no tienen ningún reparo en recordarme que ellos son los que deciden en la iglesia. Eso sucede a menudo. He llegado a la conclusión de que si eso continúa así en el próximo año, estoy listo para dejar el pastorado. ¿Cómo es posible que un pastor pueda dirigir su iglesia, establecer los programas que se necesitan y desarrollar un liderazgo espiritual si no se puede conseguir que los demas líderes le apoyen? Estoy abierto a su consejo. Creo sinceramente que nuestra iglesia tiene grandes posibilidades pero mientras tanto que seamos tibios, el Señor no va a bendecirnos o a usarnos.

Esa carta la podían haber escrito miles de diferentes pastores (en los cuales yo mismo me incluyo, ojo yo, Victor) porque es común para las personas dar por supuesto las cosas buenas que Dios les ha dado. Yo no quiero que eso suceda en nuestra congregación, no quiero que las personas se olviden del Señor. Quiero que ellos continúen temiendo su santo nombre.

Mi hermano, quizás, usted pueda decir, al igual que yo, pero si está carta es todo aquello que me viene sucediendo, y si mi amigo, pero la cuestión es ¿qué hacemos? bueno no creo que sea aconsejable hacer bajar fuego del cielo y que los consuma, como hemos pensado muchas veces, sino empezar a formar hombres y mujeres para todos juntos poder hacer la obra de Dios. Tenga usted líder, pastor o miembro de alguna congregación, espero que los de la congregación “Nueva Generación en Cristo” en la cual hoy me congrego, también lleguen por aquí.

La iglesia es un cuerpo, y debiéramos prestarle gran atención a su anatomía. Una iglesia necesita tener una estructura adecuada (un esqueleto), sistemas internos (ciertas actitudes), músculos (diferentes funciones), y carne (la forma de los programas). Elimine algunos de estos componentes esenciales, y el cuerpo no puede sobrevivir. Hay ciertas verdades esenciales que una iglesia tiene que creer y sostener firmemente si quiere contar con una estructura sana y fuerte. Estas doctrinas son inalterables y nunca negociables; no pueden quedar comprometidas bajo ningún concepto. Si usted cede en cualquiera de estos puntos destruye a la iglesia y esta se convierte en un bulto amorfo, que no tiene forma o como decimos normalmente “no tiene ni pies ni cabeza”.

Hoy la iglesia parece pensar que su meta es ayudar a las personas a sentirse mejor acerca de sí mismas. No les ofrece a las personas otra cosa qué placebos espirituales. Se enfoca en la psicología, en el amor propio, en el entreteniemiento y en otras mil diversiones para tratar de satisfacer esas necesidades.

La iglesia ha sido reducida de un organismo que hace incapié en conocer y glorificar a Dios a una organización enfocada en las necesidades humanas. No se dan cuenta de que si usted conoce a Dios y le glorifica, las necesidades de su vida quedarán satisfechas. “El temor a Jehová es el principio de la sabiduría” (Pr. 9:10) Cuando usted goza de una relación correcta con Dios, todo lo demás cae en su justo lugar. Muchos predicadores en el nombre de Dios y algunos por desconocimiento e ignorancia, otros por malicia y beneficio propio, quieren sacar a Dios de su trono y convertirlo en un siervo que tiene que hacer todo lo que ellos le pidan que haga. Las personas tienden a ser irreverentes; no saben cómo adorar a Dios. Algunas personas piensan que la adoración es todo aquello que les produce sentimientos agradables. Conocen muy poco acerca de Dios. Hay demasiadas Martas y muy pocas Marias en la iglesia (Lucas 10:38-42). Estamos tan ocupados sirviendo y tratando de que el servicio salga espectacular, que no dedicamos tiempo a sentarnos a los pies de Jesús. No temblamos ante la Palabra de Dios. No nos atrevemos a enfrentarnos a la santidad de Dios y a nuestra pecaminosidad de modo que podamos ser usados para su gloria.

Ahora mi hermano, pastor , líder, visitante de alguna iglesia, ¿qué debemos hacer? simple, empecemos a conocer a Dios, y formemos discípulos de Jesucristo, busquemos en medio de Su Palabra, su voluntad y sobre todo empecemos arrepintiendonos de nuesra vida pasada, hagamos un compromiso con Dios y empecemos a caminarr y guiar verdaderamente al pueblo de Dios, sin conocerlo jamás nos podremos autotitular, “hijos”, ni mucho menos poder decir a los cuatro vientos que “El es nuestro Señor”, bueno ¿empezamos?, perfecto, no deje de visitarnos e iremos estudiando lo que Dios quiere para su iglesia, para usted y para cada uno de los que por aquí nos visitan, dejeme sus comentarios para poder mejorar este blog, gracias y bendiciones.

Alabando a nuestro creador

Amigos continuamos aquí, pero ahora como bien saben nos venimos congregando en la iglesia “Nueva Generación en Cristo” y una vez más volvemos a subir un video sobre alabanza y adoración juntamente con el grupo de danza y panderos de nuestra congregación.

Igualmente en post futuros seguiremos subiendo nuevos y mejores videos para que ustedes puedan ver y quizás juntarse con nosotros a adorar a Dios.

Y ellos dicen que nos están llevando al cielo

Volviendo a navegar por Youtube, encontre este video, esta un poco alterado por la musica y efectos, pero hermanos y amigos, esto es lo que mucha gente ve en las iglesias cristianas y tenemos el descaro de decir que las otras religiones son falsas, sin darnos cuenta que en nuestro patio trasero estamos llenos de basura que nos ahoga, Pero amigo, hermano, vuelvase al primer amor, a Jesús, que murio por nuestros pecados y que nuestro arrepentimiento sea genuino y volvamos a seguir el verdadero camino que la Biblia nos muetra, de lo contrario nada ni nadie nos salvara del infierno. Cuidado, y preguntese ¿a donde voy?. Si a ti te lo digo.