La conspiración contra Jesús

Bueno queridos hermanos, seguimos, hoy con un nuevo post, por favor, tenga a la mano su Biblia, la va a necesitar y en un tiempo de tranquilidad, cuando los niños se han dormido, cuando la TV está apagada, cuando todas sus amistades de Facebook, esten en los brazos de Morfeo, (ojo esten durmiendo, no vaya a pensar mal) y sobre todo cuando usted tenga el deseo de aprender junto con todos nosotros, tómese un tiempo y empecemos a leer, un café le aseguro que le vendra muy bien, para no dormirse, pero sobre todo luego de dar un detenido paseo por este post, por favor refleccione y entremos al camino y dejemos también nuestras huellas. Pero empecemos.

El drama de la crucifixión comienza en Mateo 26, donde el complot para asesinar a Jesús es incubado. En realidad, en un sentido importante, la vida completa de Cristo había sido un prólogo para ese momento. El condescendió al hacerse hombre con el propósito expreso de morir (Juan 17:27; Filipenses 2:4-7; Hechos 2:14). Todo en su vida era una preparación para la hora de su muerte.

Jesús había dicho a sus discípulos en numerosas ocasiones que iba a morir en manos de aquellos que lo odiaban. De hecho, mucho antes de su última jornada en Jerusalén: “Estando ellos en Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres y le matarán” (Mateo 17:22-23; 16:21; 20:17-19).

La hora había llegado, y una imparable cadena de acontecimientos habían comenzado que terminaría con su asesinato. Su última semana de ministerio terrenal se acercaba a su conclusión. Cristo acababa de concluir su Sermón del Monte de los Olivos, el gran sermón profético que abarca Mateo 24-25. Pero sus pensamientos no estaban lejos del tema de su muerte. Mateo escribe: “Cuando hubo acabado Jesús todas estas palabras, dijo a sus discípulos: Sabéis que dentro de dos días se celebra la Pascua, y el Hijo del hombre será entregado para ser crucificado” (Mateo 26: 1-2). Sabía que su hora había llegado. El plan soberano de Dios para la redención de los pecados estaba a punto de realizarse. Y aunque hombres inicuos estaban conspirando en aquel momento la ejecución de su muerte, eso no era secreto para la mente del soberano y omnisciente Cristo.

Solo unos pocos días antes, El cabalgó triunfante en la ciudad, mientras las mutitudes gritaban “Hosana” desde ambos lados de las calles. A los discípulos, ante cualqueir ojo humano, parecía como si El fuera barrido al trono mesiánico con una imparable ola de apoyo popular. Pero Jesús sabía la genuina verdad. La opinión pública es muy variable. La justicia nunca triunfará a través de la opinión pública de ninguna manera. Las multitudes aduladoras eran atraídas por los milagros de Jesús, pero no estaban preparados para reconocer su pecado y entregarse a El como Señor. Es totalmente probable que muchos de los participantes en la multitud que gritaban hosannas a El al principio de la semana eran los mismos que chillaban: “Crucifícale”, “Crucifícale” antes de que terminara la semana.

No obstante, los dirigentes judíos, amenazados por la evidente popularidad entre el pueblo de Jerusalén, se reunieron clandestinamente para discutir qué hacer con El. Mateo describe la escena:

“Entonces los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos del pueblo se reunieron en el patio del sumo sacerdote llamado Caifás, y tubierón consejo para prender con engaño a Jesús, y matarle. Pero decían: No durante la fiesta, para que no se haga alboroto en el pueblo” (Mateo 26:3-5).

El malvado complot a la postre tendría éxito, pero solo en consonancia con el programa de Dios. De hecho, si el asesinato de Jesús no hubiera sido parte del plan eterno de Dios, nunca habría ocurrido. Jesús dijo de su vida:

“Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre” (Juan 10:18).

Aquí nos quedamos, en unas horas seguiremos, hay mucho aún en el tintero, espero que lo haya dejado pensativo y que aún tenga el tiempo para entrar en el verdadero camino, bendiciones y nos vemos luego. Cuento con su visita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: