Como el color de la sangre

Sobran las palabras, solo tomate un café tranquilo en la soledad de tu sillón y en la oscuridad de una tenue luz, medita en tu corazón la letra que hoy escuchas, sobre todo si tienes un hijo sabras entender, va para una hija que ya hace tiempo cambió los pañales por una hija, que a pesar del tiempo y los años, llevo en mi corazón, que en la soledad de nuestro caminar recordemos los tiempos felices y las cosas que haciamos cuando eras niña, va para ti hija que siempre te llevare en mi corazón, bendiciones

Publicado en Sin categoría. Leave a Comment »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: