¿Escudriñandola o simplemente buena lectura?

20121125-172309Mis queridos amigos, conocidos y todo aquel que por aquí llegue, ¿cómo están?, hoy vamos a conversar de un tema que siendo importante se viene tratando en los estudios bíblicos de mi congregación, la justificación y la regeneración, ahora usted podría decir con justa razón: ¿y con qué se come eto? bueno allí ya empezamos a comprendernos, corra por un cappuccino Starbucks, un Tiramizu, busque la Biblia o saque su smartphone y entre sorbo y sorbo de su café vamos a estudiar todo esto. Consegui el libro de donde se vienen leyendo las predicas dominicales, y los estudios de los jueves, parecía secreto de estado, me puse a investigar, recordé que en algún lugar había escuchado esas palabras y tomado esos versículos bíblicos, pero soy medio malo para recordar nombres, por lo tanto luego de poco más de un mes, casi como agente secreto cuando se infiltra en las líneas enemigas, ubique contra la pared al individuo, para declarar el nombre y autor del libro, me amenazaron enviarmelo por email pero parece que mataron a la paloma mensajera, por lo tanto empece a buscarlo hasta encontrarlo, entre a una libreria, camine por otra, me fui a los barrios bajos y los altos, luego de encontrarla le di: download y empece a leer con la curiosidad de un niño para saber que trae, de ese libro, vamos a hablar muy pronto, quiero terminarlo y es que libros hay por todas partes, pero estudiantes muy pocos, es muchas veces nuestro salvavidas, porque lo unico que hacemos es leer y decir que me lo dio Dios, lo aprendemos y lo creemos, pero no lo escudriñamos para saber a ciencia cierta que es lo que dice que dice, pero vamos a comentarlo a la luz de las Escrituras, vamos a escudriñar un poco y luego veremos que sale. Y es que estoy curado de espanto, si usted mecristianos-300x200 ha seguido en este blog, hace unas semanas atrás comentaba sobre un libro que se hizo celebre, que habla del compromiso para ser buen padre, cristiano, hijo, marido y hasta empleado, sin darnos cuenta de que la Biblia habla por todos lados sobre ello y haciéndonos querer firmar un compromiso, con alguien que no vale cuatro centavos en vez de tener un compromiso de convertirnos en discípulos de Jesucristo, porque mi amigo si usted llega a comprender lo escrito en la Biblia llegará a ser ese hombre que hace la voluntad de Dios y por ende un buen marido, un buen padre, un buen esposo o esposa, un buen ciudadano y encima de todo ello, Dios perdonara sus pecados y le dara la vida eterna, entonces ¿con quién debemos hacer el compromiso?. Es lo que yo creo, si estoy equivocado, bien, demuestrenmelo.

Un punto aparte sobre escudriñar, comentaba con un amigo el pasado domingo que mucho enfatizamos esa palabra o frase celebre “escudriñar las Escrituras” y lo traemos como caballito de batalla (inclusive yo lo he hecho) pero nos quedamos allí, entonces la gente sigue el mismo cuento pero de allí no pasa, y es que me doy cuenta de que falta la segunda parte, la más importante, le comentaba a mi amigo y ¿cómo le hacen para escudriñar, si nadie les enseña?, siempre les decimos hay que hacer esto y aquello, debes luchar, debes decir no, debes hacer, debes y debes, y si, le debo a Amazon, a Target, a mi mamá, pero nadie dice, ni da las pautas  a seguir y por años la gente cree que eso es solo para iluminados, entonces mis amigos, cuando decimos que hay que hacer algo, es necesario también decirles: !como se hace!, empezando por el ejemplo, esta parte es importantísima. Por ello dentro de lo que hoy hablaremos es llegar a ese punto en donde usted podrá ser parte importante de lo que se diga porque podrá ponerlo por obra.

encadenado2Antes de entrar en materia, vamos a ver que viene pasando en nuestras congregaciones y para ello le voy a decir que nosotros a pesar de que hay alegría en nuestras reuniones que hemos pasado de un letargo sin movimiento, en donde cientos de iglesias parecían muertas con sus himnarios y organos con sonido de ultratumba se han convertido en alabanza y adoración de alegría, pero tenemos un problema, nuestro conocimiento de la Biblia es más memoristico que interpretación, nos movemos más por experiencias que por fe, que buscamos más el milagro que al hacedor de milagros y como le decía a una pareja el domingo pasado, si Dios no hiciese milagros en la congregación durante unos meses, ¿la gente le seguiría como dice seguirlo?, y es que nos han enseñado equivocadamente desde el pulpito de que los milagros son respuesta a nuestras oraciones, pidamos lo que pidamos, de que la voluntad de Dios es hacernos felices y cumplir o suplir nuestras necesidades, y vamos de aquí para allá, corriendo detrás de los milagreros que en algunos casos son una tira de sinverguenzas vestidos de ovejas pero en el interior solo son lobos rapaces. Y mi amigo y amiga, ahora pongase a imaginar por un momento, juntamos a todos los milagreros en el mismo estadio, y cada uno hace dizque sus maravillas, al final usted se va contento, lleno de obsequios, pero y al día siguiente, ¿qué pasa? eso no ha perdonados sus pecados, eso no ha hecho que se arrepienta de su vida, eso no ha hecho nada para que usted se reconcilie con Dios, por lo tanto como seguimos en pecado, simplemente va caminando derechito al infierno, aunque usted no lo crea, que vea, obtenga, salte y le regalen los milagros que sean, eso no significa que usted ha sido perdonado ni mucho menos que se va a vivir la eternidad con Dios, ¿cierto? entonces ¿qué sucede?.

Es que nuestro conocimiento de la Biblia es muy pobre, muchos (mejor dicho algunos) la han memorizado, pero no saben su interpretación y son solo repetidores de versículos sin entender que quiere decir Dios mediante ese pasaje. Y bueno aquí vamos a utilizar una palabra de domingo “Hermenéutica” palabra utilizada por los teólogos que la usan para hablar de la ciencia de la interpretación bíblica.

Pero en nuestras congregaciones, desde el pastor, maestro, profeta, anciano, ujier y hasta el último de la fila de liderazgo de la congregación, hacen caso omiso a las verdades de la jefe_gritonBiblia y se ponen a decir cada cosa que bueno, por ejemplo usted seguramente lo ha hecho, “agarra la Biblia la ojea por aquí y por allá, ubica su dedito sobre una de las páginas, cerrando los ojitos para darle más emoción, y lee el versículo en donde se encuentra su dedo indice acusador y ya la hizo, tiene el versículo que podría ser su carta de presentación para toda la vida, !Dios mío, agarranos confesados! esto no es magia, ni siquiera es algo así como de película de terror, ni nada esoterico u ocultista, ni paranormal, no mis hermanos eso es que no sabemos nada de lo que es verdaderamente escudriñar las Escrituras.

No falta el otro hermanito o hermanita que los hay por todos lados, que vienen con esa ocurrencia de encontrar un versículo bíblico y salir con otra frase celebre “Dios me lo dío” y ya queremos que toda la congregación siga ese camino u otra frase “Si Dios me dice que no, bueno yo no lo hago” y busca toda la noche versículos bíblicos para apoyar su posición, hermanos ese es uno de los mayores de los problemas de nuestras congregaciones, como la hermanita de que buscaba los números del nombre, del apellido, de la tarjeta de crédito y de acuerdo a la posición que ella quería (la buscaba y probaba con cada una de las posiciones) los sumaba, los restaba, los multiplicaba los dividía entre 7 y sumaba uno y luego por último oraba, hasta encontrar en número 777 que es según ella el número perfecto de Dios y que bueno ya Cristo se había reencarnado, a lo cual le dije: te falto un número más, y presta ella a hacer la siguiente operación, atenta a encontrar la unción divina le dije: restale ahora 1 a cada número y te da 666 o sea que mejor lo dejamos allí, y es que muchas veces nuestro desconocimiento, ignorancia, mala enseñanza o nuestros buenos (?) deseos nos hacen empezar a querer sacar conejos de un sombrero, sin darnos cuenta de que no tenemos ni sombrero ni mucho menos conejo. Me doy cuenta mi queridos amigo o hermano que cuan descuidadamente en nuestro tiempo los evangelicos interpretamos la Biblia.

evangelismo 01La tarea de la hermenéutica es descubrir el significado del texto en su propio contexto (La interpretación de esto se lo dejo de tarea) si entendio todo, bueno mi amigo sigamos, si se quedo como que no sabe que lo arroyo, o paso por encima, pues mi amigo debemos empezar todo de nuevo, arrepientase y empiece a seguir a Cristo. La verdadera interpretación bíblica es necesaria e importante, de lo contrario aparecen las interpretaciones fraudulentas que nos alejan de Cristo y sobre todo terminamos teniendo una vida equivocada ante lo ojos de Dios. Yo recuerdo y me imágino que usted tendra en mente las veces que hemos llegado a estudios bíblicos en los cuales cada uno exponía las ideas o pensamientos que cada hermano y hermana tenían respecto a algún versículo y al final tenemos un mar de definiciones a la cual más jalada de los pelos pero dentro de un mar de barro el agua clara muchas veces se pierde y salimos con la mente hecha puré, pero llenos de ideas que no nos hacen avanzar sino todo lo contrario, equivocados por nuestra ignorancia, lo triste es que repetimos con una seguirdad pasmosa lo que escuchamos desde esos pulpitos que nada saben de la verdad y nos hacen errar. Recuerdo que alguna vez (muchas) escuchaba decir que saltando le pisabamos la cabeza al diablo (en fe) y teníamos reuniones completas de saltos y brincos, logicamente con los apoyos bíblicos correspondientes y hasta sacamos la musiquita de “pisale la cabeza al diablo” (me imágino que se acuerda) hasta actos de acrobasia para ver quién saltaba más alto para que en la caída, el diablo supiera con quien estaba tratando, le mostrabamos la cruz y hechabamos agua bendita mezclada con aceite de oliva para que tenga más fuerza porque el aceite era de mejor calidad, salíamos recontentos, jubilosos, porque habíamos ganado una batalla al diablo y a sus huestes de maldad, dejabamos al diablo tirado en el suelo, revolcandose, juntamente con otros demonios, pero revolcándose de risa de ver a tantos tontos dando bricos que lo único que lograban era un dolor de riñones de tanto brinquito y grito. Y ni que decir de atar y desatar, no ya no sabíamos que hacer con tanto demonio atado, que los soltabamos el domingo en la noche, hermanos, estudiemos las Escrituras y no salgamos con cada idea (tontería) que en vez de cristianos nos convertimos en esotericos o lo que es peor, brujos y brujas por lo que hacemos, entramos en la idolatría, la santería y uno que otro que sale del brinco con su tía.

Yo sé que usted dirá en estos momentos y bueno eso ya lo sé, ¿y?, bueno ahora le voy a decir lo que dice la Biblia 2 Timoteo 2:15 “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que traza bien la palabra de verdad? Mi hermano, hermana, amigos, conocidos, o simplemente visitantes, si desmenuzamos un poco este versículo, nos podemos dar cuenta de que para poder trazar, entender, enseñar, estudiar, hablar las Palabras de verdad, debemos caminar como Dios Cruz 115manda. Porque si usted esta siguiendo las enseñanzas del maestro, entonces es un hombre que no tiene nada de que avergonzarse, ¿cierto? si usted se llena de Cristo, todo lo que haga, todo lo que piense, todo lo que mire, todo lo que enseñe, será de acuerdo a la voluntad de Dios, por lo tanto mi hermano, al leer la Biblia usted podrá no solo entenderla sino enseñarla, porque usted sabe que en ella esta la vida. Pero en caso contrario, si usted camina por cualquier sitio, menos por donde Dios dice que debe caminar, le aseguro que terminará avergonzado y jamás podrá entender verdaderamente la Palabra de Dios, porque siempre estara buscando salidas a sus propias concupiscencias, y empezara a enseñar la mala doctrina que lleva a la gente a la perdición.

Y he visto mis queridos hermanos, que aquí empezamos con ese orgullo mesianico “nadie puede, solo yo”, “si no lo hago yo, nadie lo puede hacer”, “no toquen al ungido”, “mejor que yo, nadie”, “no crean a aquellos que dicen saberlo todo”, entonces mis queridos amigos, ¿qué hacemos? (como diría mi hijo) sabe, orar, para que Dios toque el corazón del ungido o urgido, algunas veces es con buenos sentimientos, cree en su corazón que es lo correcto, pero poco a poco se viene transformando en algo que solo él se lo cree, quiere hacer todo, quiere hacer de todo y siempre dice que todo le sale bien, es el mejor maestro, el mejor profeta, el mejor pastor, el mejor músico, el mejor ingeniero de sonido, el mejor ujier, el mejor adorador, el mejor en todo, no hay nadie que siquiera pueda igualarle, logicamente con esa cara de humildad y asegurando que Dios ya trato con él, aunque todos digan que debería de tratar un poco más,  y si por esas casualidades de la vida, alguien con otras ideas, aparece, Dios mio, corramos, pero mi hermano, el ministerio es de Dios, todos lo sabemos, pero algunos no quieren darse cuenta, si estas allí es por una razón y para un servicio, no cometas el error que veo que “Así lo quiero hacer” y todos debe alinearse, no mi amigo, por la puerta se van y nadie se pregunta ¿por qué?, le hechamos la culpa a los demonios, al pecado, a todos, pero ¿y yo, no seré el culpable?, si tu, no te me hagas el loco mirando para otro lado, es tiempo de hacerse esa pregunta, cada miembro dice la Biblia tiene su lugar, el dedo es dedo, no pie, la boca es boca no rodilla, lo unico es saber cuál es tu lugar, porque si eres nariz y quieres ser ojo, puedes hacerlo pero fallas en tu cometido.

libros-cristianos-001Para empezar a escudriñar, mi amigo, necesitara usted una Biblia, yo utilizo la Reina Valera del 60, a mi personalmente me parece la más recomendable y la más llamemosle acertada, eso de querer hacerla a nuestro lenguaje como que empieza a perder algo de seguridad, luego un buen diccionario bíblico no venga con el pequeño Larusse, una Concordancia, algunos Comentarios Biblicos de gente de Dios, no cualquiera, pregunte si no conoce, luego un cuaderno y lápiz, yo se que tiene una memoria prodigiosa, pero su mente no lo sabe, y poco a poco, dese cuenta de que existe la conordancia que le llevara por toda la Biblia, porque es un todo y allí usted encontrara todo, hay buenos libros, pero allí debe darse cuenta de que traten de la Biblia como centro y no el hombre y su posición en el cosmos, allí mi amigo podemos empezar, ¿dispuesto?, estamos para ayudarte y si se nos quiere unir aquí por casa y es miembro de Manantial de vida, pues encantado, lo esperamos. Ahora que en un siguiente post seguiremos ahondando más en el tema, porque es necesario saber y poder hacer bien las cosas, la Biblia no es de interpretación privada, es para la iglesia.

Por último y ya para termianr esta tertulia, que aunque quería hablar un poco de la justificación, y el pecado, sabe, debemos empezar de nuevo, muchas veces queremos arreglar las cosas que hicimos mal y nos equivocamos, y por querer rectificar el camino, no nos damos cuenta que volvemos a cerrar nuestros ojos y oídos a nuestro propio orgullo y vanidad asi como nos afanamos por hacer, sin darnos cuenta de que volvemos a equivocarnos y todo porque aún no hemos muerto a nuestro propio yo.

Nos vemos pronto, muy pronto y hablaremos sobre la justificación y el pecado, y sigo esperando a mis amigos y hermanos para empezar a escudriñar la Biblia, pastores y hermanos, los espero, yo pongo el café y los pastelitos, solo venga con deseos de aprender y crecer en el conocimiento de nuestro Salvador, todo lo demás lo pondrá el Espíritu Santo, los espero. Y disculpen si en algo les falte, pero debemos despertar de ese sueño de mesianismo.

Seamos siervos excelentes

Queridos amigos, seguimos, nuevamente nos volvemos a encontrar en este tu blog, sabes hace unos días conversaba con un pastor, que me dio una gran sorpresa, nos conocemos desde hace muchos años y no ha cambiado nada, sigue igual como cuando lo conocí, conversamos sobre lo que se a convertido la iglesia de hoy en día, que más preocupados están los pastores en que la gente no se vaya de la igelsia que en enseñar la verdadera Palabra de Dios, en donde de siervos hemos pasado a ser los amos, y con enseñarles cuatro versículos bíblicos diciendo que Dios nos los dió, ya la hicimos, pero mi amigo conversaba de lo que Dios quiere para su iglesia, y una vez más vi con tristeza, de que cuando los argumentos escasean, los pretextos sobran, en fin seguimos, aquí les dejo unos reglones de un pastor que sigue peleando para que la verdadera Palabra de Dios sea enseñada en cada congregación, en cada casa, que esto último ya se ha olvidado, parece que al no tener maestros formados para enseñar la Biblia, no queremos hablar de las reuniones de hogar, en fin hay que volver a los principios, en donde en las casas se partía el pan y se hablaba de las maravillas que la Palabra de Dios tiene para cada uno de nosotros. Pero me demuestra que la enseñanza ha decaído, ya no hay la formación de discípulos conocedores de la Palabra de Dios, así como tampoco hay ese hambre de aprender, y empezamos a fallar en nuestra encomienda, pastores, debemos preparar hombres y mujeres para la obra del ministerio, eso los convertira en siervos excelentes, que puedan expandir la verdad a toda criatura, de lo contrario nuestras congregaciones se verán estancadas y simplemente caminaran alrededor de la luz pero jamás se convertiran en ese faro que ilumina la vida de los demás.

Un siervo excelente es también un estudiante experto de las Escrituras: “Nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido”. Es triste decirlo, muchos pastores cristianos tienen un conocimiento mínimo de las Escrituras y muy poca dedicación a su estudio. Hubo un tiempo en la historia de la iglesia en el que los pastores eran los grandes estudiantes de las Escrituras y de la teología. Los ministros, más bien que ser solo buenos predicadores, eran ante todo y sobre todo estudiantes de la Palabra de Dios. Trabajaban diligentemente para entenderla, interpretarla y aplicarla con precisión y sabiduría.

La palabra griega que traducimos como “nutrido” es un participio presente pasivo, implicando que el ser nutrido con la Palabra de Dios es un proceso continuo de alimentación. Eso involucra leer las Escrituras, meditar en ellas, interactuar con ellas y estudiarlas hasta que usted ha dominado el material. Es esencial que estemos continuamente nutridos con las “palabras de la fe”. Esa frase se refiere al conjunto de la verdad cristiana en las Escrituras. Tenemos que conocer bien las Escrituras. Eso nunca lo vamos a conseguir del todo, pero debe ser nuestra meta. Tenemos que ser expertos en esa área, no simplemente buenos predicadores que hacen cosquillas en las oídos de las personas y las llevan a pensar que han escuchado algo que merece la pena (2 Ti. 4:3). Necesitamos interpretar con exactitud la Palabra de Dios y defenderla. No solo tenemos que nutrirnos directamente con las “palabras de la fe” sino también con la “buena doctrina”. La “buena doctrina” abarca la enseñanza de la verdad bíblica y la aplicación de sus principios. El crecimiento espiritual está basado en nuestras interacciones con la verdad bíblica.

1 Pedro 2:2: Crecemos espiritualmente al ir estudiando la Biblia.

2 Timoteo 2:15: Pablo dijo: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad”. Estamos llamados —por encima de cualquier otro elemento del ministerio— a ser estudiantes expertos de la Palabra.

Efesios 6:17: Tenemos que usar la “espada del Espíritu, que es la palabra de Dios”, con gran precisión.

Colosenses 3:16: Tenemos que tener la Palabra de Cristo morando abundante y profundamente en nosotros.

2 Timoteo 3:16-17: Puesto que la Palabra de Dios es “útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”, tenemos que conocerla a fin de poder capacitar espiritualmente a otros.

Para poder pensar y hablar bíblicamente, un pastor debe pasar buena parte de su tiempo interactuando con el texto de las Escrituras. Es un tesoro inagotable que demanda toda una vida solo para empezar a entender sus riquezas. No hay virtud en ser ignorante. Lamentablemente somos una generación de personas que no nos gusta pensar; preferimos ser entretenidos. No obstante, debemos dedicarnos al estudio, la comprensión y la expresión de la Palabra de Dios. Tristemente, hay muchos predicadores que no se deleitan en el estudio. Dedican una hora de vez en cuando, y a veces ni eso. Muchos tienen el estudio como una tarea poco apetecible que interrumpe un programa fácil de actividades. Les gusta tener invitados en su púlpito tantas veces como sea posible porque así no tienen que pasar tiempo estudiando, prefieren más la variedad de tareas y reuniones administrativas. El estudio mínimo que llevan a cabo produce sermones débiles que no sirven para penetrar en los corazones y mentes de los oyentes.

William Tyndale, el hombre que llevó a cabo la traducción del Nuevo Testamento a la lengua inglesa en 1525, se encontraba en la cárcel y se enfrentaba al martirio. Le escribió una carta al gobernador pidiendo que le enviaran las siguientes posesiones: Una gorra, un abrigo y una pieza de tela para remendar sus pantalones. Luego decía: “Pero sobre todo ruego y suplico e imploro que interceda con el intendente (comisario), para que amablemente me permita tener la Biblia hebrea, la gramática y el diccionario hebreos a fin de pasar mi tiempo estudiando” (J. E. Mozley, William Tyndale).

Entonces, ¿qué hacemos? seguimos como estamos o verdaderamente empezamos a escudriñar la Palabra de Dios, aquí hoy propongo a mi congregación, (yo sé que nos reunimos a estudiar la Biblia en el templo, pero habló de escudriñar, de buscar aquello que lo dice pero no está escrito, ver en mucha más profundidad) reunirnos un día con Biblia en mano, orar y empezar a escudriñar la Palabra, empezando por Romanos, (ya vimos el primer versículo en un post anterior, lealo, y ya vienen más) siguiendo con Efesios y así hasta terminar, pero comprometidos, no importa el tiempo, es mejor que nos llegue la muerte estudiando la Palabra que viendo al Chavo del 8, no llegar a lograr el milagro que queremos, ni cubrir la necesidad, sino a llenarnos de la Palabra, de lo contrario nunca podremos llegar a entender la verdadera voluntad de Dios, porque nos dedicamos a mirar superficial y de forma meramente material, o sea como satisfacer nuestras necesidades, pero a los pastores, maestros, profetas, ujieres, danzantes, directores de alabanza, a ellos me dirijo, a buscar a Dios, dando la milla extra, haciendo algo más que el simple cumplir, porque viene la pregunta del millón, si eres líder de algún ministerio, en el mes pasado ¿cuántas veces les has enseñado la Palabra de Dios a tu equipo?, no para que Dios te de las peticiones de tu corazón, sino para qué debes hacer para dar fruto, ¿cuántas veces has orado por cada uno de ellos?, no solo por sus necesidades, sino para que tomen su cruz y sigan a Jesús,  ¿cuánto tiempo te has dedicado a estudiar la Biblia en forma profunda y no solo para el sermón del domingo? puedes hacerte tu mismo otras preguntas más, pero la principal, ¿estas intentando ser un siervo excelente, cómo?.

Bueno mi amigo, sé que hablar así y en algunos casos ponerse una soga al cuello es casi lo mismo, pero sabe, si miento, llamenme al orden, y si no miento, pues avísenme, para empezar a reunirnos, pero a estudiar, a que en dos o tres horas le saquemos el jugo al tiempo y estudiemos la Biblia de manera exhaustiva (agarre su diccionario Bíblico, su concordancia y uno que otro buen comentario) y le aseguro que todos creceremos y podremos hacer la obra a la que Dios nos llamó, cuídense, aún hay verdaderos cristianos sueltos por allí, ojala nos topemos con alguno, nos vemos muy pronto.

Consolidando el fruto

Queridos amigos, hermanos y visitantes, hoy nos volvemos a encontrar para seguir conversando pero esta vez lo haremos de una manera informal, les contare algunas de las experiencias que he vivido en mi caminar por algunas congregaciones del área, pero esta vez, siéntese y prepárese un café, está haciendo un poco de frio por lo que abriguese, ya luego se calentará, pero por lo que viene leyendo, pero deseo que piense lo que viene leyendo y quizás algo pueda ser de beneficio para que el fruto no se pierda.

Bueno mi amigo, hace tiempo me congregaba en una iglesia en que empezamos a creer en que el fruto hay que consolidarlo, bueno usted dirá y eso ¿con qué se come?, bueno le cuento, cada día de reunión, llegaban personas a nuestra congregación, pero sabe, igual como llegaban se iban, y todos nos preguntabamos ¿por qué?, aunque no faltaba el hermanito que siempre decía, “Si es de Dios se quedarán”, hasta que pensamos en que el fruto tenía que consolidarse, ¿cómo hacerlo? Bueno expliquemoslo detenidamente, muchas veces decimos que cuando la gente llegue a nuestro templo, y vean el amor que hay aquí, querrán no solo quedarse sino también tener eso que tenemos nosotros, bueno, que ese amor, esa felicidad y paz que existe en nosotros, todos querrán tenerlo, bueno hasta aqui todo bien y suena maravilloso, pero es mejor que pongamos los pies en la tierra, muchas veces cuando una persona llega a alguna congregación lo primero que experimenta es ver un ujier que es quien lo recibe que se limita a darle la mano, y hacerlo sentarse en algún lugar del templo, al final se le despide, en algunos casos se le ha pedido su nombre y dirección, se le presenta en la iglesia y si te vi no me acuerdo, (¿qué paso con el amor, dónde se quedó?) he sentido en carne propia lo que explico aqui, por ello nosotros pensabamos diferente, durante el servicio, no solamente se le presentaba, sino que varios nos acercamos a saludarlo y darle la bienvenida, para que sepa verdaderamente, que a todos nos da gusto verlo, luego, los ujieres se le acerquen a saber de el o la familia que Dios nos ha enviado, muchos vienen con problemas, algunos con momentos difíciles, pero casi todos en un momento problemático de su vida, (porque cuando todo va bien, muy pocas veces nos acercamos buscando a Dios), salvo que ya seamos cristianos y estemos buscando una iglesia en donde congregarnos, luego de tomarle los datos, el lunes, llamarlo para saber de ellos, no solamente para que se quede con nosotros, sino para preocuparnos por sus necesidades y por las situaciones que viene pasando, (queremos formar un grupo de intersesores, allí empieza el trabajo, orando por las necesidades de los recien llegados, nuestra preocupación por ellos, es parte de la muestra del amor de Cristo que hay en nosotros), cuando recibimos una llamada, un apretón de manos; nos sentimos mejores, mas aun si ese sentimiento es genuino. Esto demostrara, nuestro amor y sobre todo ese algo que debe existir en nosotros por los demás, allí es donde los recien llegados querran quedarse y tener ese algo diferente que nosotros tenemos, de lo contrario, seguiran su camino porque lo más importante, a pesar de que lo digamos, es lo que más nos falta, “el amor por los demás”.

Entonces yo me pregunto, si asisto a una iglesia, en la que pasados dos o tres meses, no te llaman ni para pedirte el diezmo, donde muchas veces llegas y con las justas te saludan, en donde si vienes o no a nadie le importa, en donde si llegaste con tu familia y ya no lo haces, pues pasas de invisible, y si no fuese porque trato de asistir a todas las reuniones y meto mi cuchara donde no me llaman, entre otras cosas, jamás se darían cuenta de que estoy allí,  es que ese amor que tanto se predica no existe, es simplemente un guión que hay que seguir en la explicación de lo que deberíamos hacer, pero que no hacemos, entonces ¿cómo retenemos el fruto?, ¿cómo hacemos la expresión que dice Jesús?, predicar la Palabra a toda criatura, si no podemos recibir a aquellos que Dios nos esta enviando, entonces debemos de cambiar, debemos de pensar que nosotros somos los llamados a hacer discípulos, pero si nuestra preocupación esta puesta en otras cosas, más que en el servicio a los demás, debemos de tomar un momento y pararnos a pensar, ¿cuál es mi motivación, para tener el puesto que tengo? y además, ¿cuáles son las funciones del lugar que yo tengo? dentro de la congregación. Esto significa que necesitamos preparación, debemos de buscar en la Palabra de Dios, lo que significa retener el fruto y la forma de hacerlo, formar discípulos para poder hacer la obra de Dios.

Para finalizar, mi amigo o hermano en Cristo, cuando alguien llegue a nuestra congregación lo primero que debemos hacer es recibirlo, es hacerlo sentir la persona mas importante, porque Dios nos la ha enviado, por ello, debemos pedir a Dios de que ponga mas amor en nuevos corazones, el ser Ujier es una gran responsabilidad, porque es el ujier la primera cara que vera el recién llegado y sentirá el amor o no, con el cual es recibido, muchas veces muy pocos pastores toman o ponen interés o tienen tiempo para ese momento, por ello, debemos instruir a los ujieres en la Palabra de Dios y en la oportunidad que nos da en servir a sus hijos.

Bueno he tratado de exponer aquí, mi experiencia, pero lo más importante, es retener el fruto, no debe de perderse, porque la Palabra de Dios dice: “Y (Dios) ira añadiendo a la iglesia, todos los que serán salvos”, por lo tanto a esos, debemos usted y yo, ujieres y líderes de la iglesia, recibirlos con ese amor que predicamos y que debemos sentir por todos los demás.

Nos seguimos comunicando, un consejo: mire a su alrededor este domingo y solo ponga en su corazón lo siguiente: “Así como yo quiero ser recibido en la congregación, voy a recibir a los que lleguen”

Bendiciones y prontito nos estamos viendo.