Alcanzando la excelencia

Queridos amigos, hermanos, visitantes y algún que otro extraviado que llego por aquí, bienvenidos todos, luego de una mañana de estudios y ver que seguimos por los mismos caminos de siempre, paso a escribirles una reflección, me imágino que usted y como yo queremos llegar a la estatura del varón perfecto, me imágino que lucha por cada día parecerse más a Dios y no al Chavo del 8 que allí si, tendríamos problemas y que muchas veces creemos que nos vamos a la farmacia y pedimos una cajita de 28 pastillas para convertirnos en tremendos hombres o mujeres de primer orden, aunque lo único que recibimos por respuesta  es: “y de ¿qué sabor quiere su ice cream?”, no, no hay pastillita milagrosa como las de las dietas de tres días y baja 50 libras, eso no existe, es un engaña muchachas solamente con el fin de sacarles dinero, pero si tomamos nuestra Biblia, encontraremos versículos que nos permitirán marcar la diferencia con los demás.

“Crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es Cristo” (Efesios 4:15)

El crecimiento espiritual es sencillamente cuestión de aplicar principios bíblicos, pero hay muchos que creen que solamente los gigantes espirituales experimentan un gran aumento de fe.

He leído acerca de místicos que se arrodillaban y oraban de ocho a diez horas, haciendo huecos en los pisos de madera. He leído acerca de Robert Murray McCheyne, que empapaba las páginas de su Biblia y la madera de su púlpito con sus lágrimas. Y he leído el libro Poder mediante la oración de E.M. Bounds, quien dedicaba muchas horas a la oración. Cuando supe de esas personas, lo único que pude pensar fue que nunca alcanzaría ese nivel. Y por más que luchaba primero por levantarme temprano a eso de las 6:00 am (y eso que me venían a levantar) no podía orar más de 20 minutos, luego de lo cual empezaba a repetir la misma oración, por meses trate, pero no era lo mio, entonces me dí cuenta de que no es el tiempo, es la disposición del corazón y algo más. Para llegar a caminar en oración. Dios nos usa a cada uno de nosotros de maneras distintas.

El crecimiento espiritual no es una proeza mística por un grupo selecto que está en un plano espiritual superior. Más bien, es sencillamente cuestión de glorificar a Dios confesando el pecado, confiando en El, llevando fruto, alabándolo, obedeciendo y proclamando su Palabra, orando y guiando a otros a Cristo. Esas son las características que todo cristiano necesita a fin de crecer en la fe. Cuando se concentre en ellas, el Espíritu de Dios lo trasnformará a usted a la imagen de Cristo, de un nivel de gloria al siguiente.

Para terminar, aqui tenemos la receta para ser hombres y mujeres de excelencia, otra forma, no hay, si quieres probarlo, hagamos la lucha, poquito a poco, algunos estamos luchando por hacerla, ¿te nos unes? hoy es un buen día para empezar, si no se glorifica a Dios, si no se hace la obra, si no proclamas su Palabra simplemente estas dando un paseo entre la multitud que te puede aclamar, convirtiéndose en ojarasca, solo ruido, pero si perseveras hasta el final, ya está escrito el nivel de excelencia que puedes obtener, llegar a tener la imagen de Cristo, ¿algo mejor?, bendiciones y nos vamos, pero quedamos formalmente en vernos en un rato. Y si deseas unirte al grupo, pues empieza reconociendo que eres pecador, arrepientete y empecemos a orar y expandir su Palabra entre aquellos que no lo conocen aún (entre cristianos es demasiado fácil).

Por último un pensamiento más, te dejo una alabanza, no recuerdo haberla subido, (perdónenme si es repetición) pero nunca la repetición para alabar a Dios es una ofensa, levante sus manos, alabe, adore en espíritu y verdad, que es lo que nuestro Dios viene buscando aquí en la tierra.

Bueno ahora si los dejo por unas horas, cuidense y recuerde es tiempo de empezar a hacer la obra para la cual fuímos llamados.

El intercesor

Amigos empezamos, hoy sábado, temprano, nos levantamos con desgano y buscando un buen café, una donna, no encontramos tiramizu, y nos pusimos a estudiar, tomamos en nuestras manos la separata de Intercesión, y vemos cómo y cuáles son las cualidades de un intercesor, y vamos a hacer un comentario al respecto y la razón básicamente es que siempre escuchamos que ora, pide, ordena, declara, visualiza, en fin siempre es que tenemos la autoridad para hacer esto y aquello, pero muy poco o muy superficialmente tratamos sobre el estado del que ora, la relación que debe tener el intercesor con Dios, el compromiso en su caminar que debe tener el que empieza a pedir, por eso aquí mi hermano veremos justamente eso que desde los pulpitos falta, y es que muchas veces cambiamos el mensaje de arrepientete por el de todo esta bien, entonces vamos a darle una miradita a la Biblia y empecemos, ahora si a usted le intereso el post, escríbanos un comentario, gracias.

Todo intercesor tiene que negarse a sí mismo, negar su yo y la voluntad propia, pero eso sólo puede lograrse a través del Espíritu Santo, de su fe en Cristo y de permanecer con Jesús. El intercesor da su vida en amor y dolor por el otro; siente misericordia, sufre, llora, gime “Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento” (Mateo 9:13), “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles” (Romanos 8:26) “Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santo” (Romanos 8:27), el intercesor, debe conocer la voluntad de Dios para los santos y en base a eso es como debemos interceder, muchas veces nuestros propios buenos deseos, nuestro cariño por la persona nos hace pedir de acuerdo a nuestros propios sentimientos, allí es cuando nos equivocamos, debemos conocer la voluntad de Dios (para ello esta la Biblia) y en base a eso orar, porque no es lo que yo quiero, ni lo que creó que es lo mejor para tal o cual persona, sino cuál es la voluntad de Dios en esta situación para dicha persona, allí nuestra oración es cuando es escuchada y respondida.

Requisitos para que la oración del intercesor sea escuchada, 1) Que su relación con Dios sea la base de su vida, 2) Identificarse con la causa de la persona y saber la voluntad de Dios al respecto, sintiendo dolor, sufrimiento por esa causa, 3) Fe. Debemos discernir por qué vamos a interceder y no ponernos a orar a ciegas siguiendo a alguien o lo que es peor orando por cosas que nada tienen que ver con el Reino. Esto trae confusión, debe conocerse, identificarse, sentir amor y dolor pero sobre todo conocer lo que dice Dios al respecto, y cuál es su voluntad y sobre ello orar.

Un intecedor debe

1) Permanecr en la perfecta voluntad de Dios

2) Mantener una comunión profunda con Jesús

3) Ser santo como Jesús es santo

4) Morir al yo, diariamente

5) Creer y vivir la Palabra de Dios

6) Fe

7) Ayunar

8) Vencer toda influencia del mundo

9) Orar sin cesar

10) Amar a tu prójimo

11) Ser perseverante.

Pero de todos estos puntos el más importante es Permanecer en la perfecta voluntad de Dios, porque allí si cualquiera cosa que pidiereis al Padre en nombre de Jesús, El lo hará.

Nos seguimos comunicando, bendiciones y los dejo por unos momentos, pero seguimos, la intercesión es importante dentro de la vida de la iglesia, pero mis hermanos, el intercesor se acerca a Dios con las manos limpias, para que su pureza sea aún más blanca, cuidese. bye

Seguimos en la intercesión

Hermanos, seguimos por aquí, vamos a seguir hablando de intercesión, y es que por todas partes escucho, pide y se te tiene que dar, porque lo ha prometido, y suena bien y pedimos como si todo fuera para nosotros, un día se me acerco una señora y me pido que orará por ella, su necesidad era un marido y sacó su lista de cómo lo quería, otro hermanito queria dejar su diezmo para que su negocio prosperará, otro se me acerco y quería un carro del año, y así, porque les hemos enseñado que deben de pedir y que Dios tiene que cumplir sus promesas de hacernos felices, pero hoy vamos a ver un poquito de cómo debemos estar, cuando pedimos y no es pedir por pedir y abrir las manos para ordenar lo que nos prometieron, y ordenamos, y encima algunos líderes de iglesias nos enseñan a ordenar y reclamar lo que es nuestro y corriendo Dios ordena y deben salir todos los ángeles y arcángeles a traernos y rápidito todo aquello que ordenamos, parece que nos metimos al restaurant “ven por tu milagro” y aparece el mesero y nos trae el menú y nos dice qué vamos a pedir y nosotros que estamos con hambre, pedimos, nuestro filet mignon con papas (casa, carro, novia, dinero, trabajo), y todos deben salir corriendo a traernos nuestro platillo, lo mismo que nuestra Coca Cola y el postre (viajes, con todo pagado, un negocio y nuestra cuenta corriente repleta de dinero), pedimos como si fuera gratis, sin darnos cuenta de que tenemos que ver primero si tenemos dinero para pagar la cuenta, pero como nos dijeron, tu pide y se te dará, no importa si tenemos o no dinero la cosa es pedir y mi querido amigo, asi no es, ese es un evangelio diluído, es un evangelio anorexico, que no precisamente es la Palabra de Dios, ni enseña sobre la vida eterna, pero mejor salga corriendo y en Starbucks pida su capuchino con un pastelito, (lleve dinero, no es gratis) regrese tome su Biblia y empecemos realmente.

Estube leyendo la separata que sobre intercesión me dieron hace unas semanas y creo que debemos escudriñar un poquito más al respecto, porque es fácil pedir, la cosa es cómo debemos de ser o estar los que pedimos, y yo sé de la misericordia de Dios que son nuevas cada mañana, pero las normas escritas en la Palabra de Dios siguen vigentes aún.

Mientras Dios tuvo potestad absoluta sobr el hombre, le concedió todo, sin que éste tuviera necesidad de pedirlo. Pero desde que el hombre se entregó a Satanás, Dios ya no puede darle nada libremente (ojo aquí para aquellos que viven en el pecado y cada día piden su navidad, hasta el grado de exigir su milagrito). Excepto que el hombre se lo pida, por que El es respetuoso de la decisión del hombre, de su libre albedrío. Dios no puede hacer nada por la humanidad excepto que alguien (un intercesor) se lo pida, la voluntad de Dios no se puede hacer en este mundo excepto por medio de la vida de aquellos que se entregan a El. Y la voluntad de Dios es que el hombre tenga lo que le pertenece: salud, prosperidad y paz.

Para esto es la oración, para pedirle a Dios lo que nos pertenece, pero tiene que ser conforme a Su Palabra (Juan 16:24), como El nos enseña en la Biblia (Juan 14:13-14; 16:23-24). Entonces Dios responde.

Quiero aquí detenerme un ratito y vamos a reproducir lo que dice la Biblia en los versículos bíblicos de Juan, veamos detenidamente, “pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo. En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará, Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid y recibiréis para que vuestro gozo sea cumplido” (Juan 16:22-24). Amigos, hermanos, todo es aquí un pequeño paquete, mire bien nadie os quitará vuestro gozo y para que vuestro gozo sea cumplido, tiene una relación tremenda, no es pedir cualquier cosa, sino todo aquello que os de gozo, el mismo gozo que nos da como el volver  a ver a Jesús, o sea todo lo que pidamos no es ni para nuestro deleite simplemente, o sea ni tu carro, ni tu trabajo, ni el viaje, ni la prosperidad en tu negocio (prosperidad, debemos buscar el verdadero significado bíblico), pero mi hermano, si tienes gozo en tu vida y en tu corazón por tener a Jesús en ti, cuando pidamos, la respuesta debe darnos el mismo gozo, por lo que el intercesor debe tener en cuenta esto, tenemos en nuestra vida el gozo de saber que Jesús es el Señor de nuestra vida, y como tal actuamos, hablamos, pensamos y oramos.

“De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré. Si me amáis, guardad mis mandamientos”. (Juan 14:12-15) amigos aquí deseo y pido al Espíritu Santo que nos muestre más allá de lo que a simple vista se lee, miremos detenidamente, nos gustan estos versículos, sobre todo “mayores cosas harán” pero solo vemos hacer milagros, resucitar muertos, multiplicar los peces, nosotros queremos hacer eso y mayores cosas, pero dice bien “el que cree en mi” o sea el que hace su voluntad completa, no la parte de milagros solamente, sino “todo” “todas las obras” hasta dar su vida por todos nosotros, ¿usted lo hará?, llegará a dar la vida por sus hermanos ¿de verdad?, está dispuesto a pasar las penalidades que pasó Jesús por sus discípulos, si usted hace y puede llegar a hacer mayores cosas que Jesús, desde milagros hasta entregar su vida e ir al Padre, entonces mi hermano es que está en condiciones de ser un intercesor, de lo contrarios unáse a nuestro grupito de oradores que solo oramos y que si sucede algo, saltamos y brincamos de alegría, pero pocos son los que verdaderamente se comprometen a hacer la voluntad de Dios, y vivir una vida entregada a Dios. Luego dice, y lealo bien, sin que se nos atragante el pan dulce en la garganta, para que pidas, y recibas “Si me amáis, guardad mismandamientos” o sea si amamos a Jesús y esto nos asegura el pedir, es que tenemos que guardar sus mandamientos, ojo todos, no dice el que más nos guste, sino todos sus mandamientos, o sea mi amigo, aqui es donde volvemos a lo mismo, si usted no se compromete a hacer la voluntad de Dios, olvídese de pedir, pero si la Palabra de Dios es el centro de su vida, si Jesús es verdaderamente el Señor de toda su voluntad, y si usted es esclavo por amor de Jesucristo, pedid y todo será dado porque pedira de acuerdo a la voluntad de Dios, ¿le seguimos o nos bajamos?

Entonces mi hermano aquí lo dejamos, bendiciones y recuerde la Biblia es para leerla, aprenderla, pero mejor: para hacerla, cuidese, volvemos pronto.

La interseción que agrada a Dios (1ra parte)

Nos volvemos a juntar nuevamente, le cuento de que el clima por aqui esta bueno, nos encontraremos cocinando a fuego lento aunque parece que recien prendieron las hornillas, dentro de poco se volvera casi insoportable, pero de todo siempre algo bueno, a bañarse seguido, sé que quizas no se pudiera tomar un cafe, pero le aseguro que un buen Jamba Juice todos se lo vamos a agradecer (sobre todo si invita), pero si es por la noche seguimos con nuestro capuchino Starbucks, he venido escuchando y asistiendo a unas charlas que acaban de empezar acerca de la interseción, aparte del folleto y la primera sesión, la segunda no he podido asistir, pero ya me estoy leyendo el folleto y aparte he empezado a buscar en mi Biblia y leer, lo que otros pastores y maestros comprometidos con Dios, dicen al respecto, hoy aquí vamos a ponernos un poco espirituales y vamos a ver que hay en todo esto, es importante, pero veremos su desarrollo.

Para empezar diremos como dice el folleto que Interceder es la acción de una persona que toma el lugar de otra, o se pone en su lugar para suplicar o defender el caso de esta, guiado solo por el amor y la misericordia.

Suena bien y en la Biblia encontramos muchos de estos casos que a medida que desarrollemos esto en varios post, iremos mostrando y enseñando al respecto.

Pero mejor vayamos directo a la Palabra de Dios para ver dos ejemplos de interseción, el primero lo encontraremos en Lucas 23:34 “Y Jesus decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” Esta es una oración en la que el propio Jesús esta intercediendo por todos aquellos que en ese momento lo golpean, insultan y van a crucificarle.

Otro ejemplo que tambien lo he sacado del folleto lo encontramos en Ezequiel 22:30, aqui quisiera detenerme unos instantes, igualmente quisiera aumentar unos versículos más, para no sacar de contexto el versículo, escribiremos aqui y por favor leamoslo desde el versículo 27 hasta el 31 “Sus príncipes en medio de ella son como lobos que arrebatan presa, derramando sangre, para destruir las almas, para obtener ganancias injustas. Y sus profetas recubrían con lobo suelto, profetizándoles vanidad y adivinándoles mentira, diciendo: Asi ha dicho Jehová el Señor; y Jehová no había hablado. El pueblo de la tierra usaba de opresión y cometía robo, al afligido y menesteroso hacía violencia, y al extranjero oprimía sin derecho. Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé. Por tanto, derramé sobre ellos mi ira; con el ardor de mi ira los consumí; hice volver el camino de ellos sobre su propia cabeza, dice Jehová el Señor”

Bueno mi hermano o visitante asiduo o líder de congregación, asi están las cosas, el ser intercesor tiene una serie de condiciones y hay que tener mucho cuidado al tomar la responsabilidad, primero yo no se si usted se ha dado cuenta pero hay alguna diferencia de esta lectura de hace cientos de años con lo que viene sucediendo en la actiualidad, parece que estuviese leyendo un periodico de la mañana y ver las noticias de lo que viene sucediendo en este y otros muchos paises, que entre hermanos se vienen matando con ese lema nunca mejor explicado “el que no tranza no avanza” hay que lograr lo que queremos a costa de lo que sea, y ojo mi amigo esto es con los de afuera y tambien con los de adentro de las congregaciones, no se ha dado cuenta, bueno le cuento, muchos toman el nombre de Dios en vano, con el consabido “Dios me dijo, o Asi dice el Senor” que luego de la perorata de te voy a llenar de bendiciones si das tu diezmo, la gente corre a dejar su dinero y Jehová nunca hablo, pero como suena bien, parece espiritual (aunque no lo sea) pues la gente quiere oir, quiere ver y si te tumban cuando oran por ti, la gente se va feliz y quieren más, si el pastor remolinea su chaqueta y la lanza contra los filigreses, que felicidad y parecen cuando entraba Michael Jackson, que todos quieren un pedacito de su camiseta, a ver si ahora donde esta nuestro Michael tambien quisieran acompañarlo, pero mejor sigamos, pero lo peor que existe es esto, Dios busco  a alguien que hicera vallado, que se pusiera delante e intercediera por todos, para que Dios no los destruya, pero tenía que ser un hombre integro, que la Palabra de Dios fuese el pan de cada día, pero no solo en la lectura diaria, ni de que puedan aprenderselo de memoria, sino en que tenía que dar frutos, pero frutos de arrepentimiento porque en otro tiempo fue pecador, pero mi amigo, Dios no encontro ni uno, hoy somos miles, dice la gente, ¿seguro?, en nuestra congregación y las miles que hay alrededor del mundo en donde todos gritan que son cristianos, ¿cuantos se pueden poner delante?, muchos dicen yo voy, pero ojo aquellos que su vida es digna de ser tomada en cuenta por Dios, no es cuestion de yo me pongo a orar y Dios debe de abrirme puertas, de hacerme mi milagro y de que yo lo pruebo dando mis diezmos y ofrendas para que mi negocio vaya bien o de que a fulanita o sutanita sean prosperos, amigo, parece santo y muchas veces lo es con la buena intencion, pero sabe parece de que estabamos caminando por el desierto junto al mar y en una de esas sin darnos cuenta pateamos las olas a la orilla de la playa, y nos damos con la sorpresa de que pateabamos una botella que al abrirla salio el genio y le pedimos o mejor dicho le ordenamos nuestros tres deseos, porque pide, ordena, declara, y El tiene que hacerlo, un momentito, hemos sacado a Dios de su trono le dimos uno de payaso y mandadero y nosotros nos sentamos en su lugar y ordenamos hasta de que sabor queremos nuestro ice cream, no mis hermanos, interceder es cierto que es orar por otros, pero para ello, es primero que nosotros los intercesores debemos de presentarnos ante Dios, limpios, arrepentidos y viviendo una vida como El nos lo ordena en las Escrituras, Dios es un Dios santo, por lo tanto saquemonos nuestras sandalias llenas de pecado, llenas de envidia, arrogancia y otras perlitas mas, para poder acercarte ante el trono de la gracia y exponer tu pedido. Recuerda a Moises, se sacó sus sandalias porque estaba en Tierra Santa, y ahora no me diga que Moises y usted son como hermanos gemelos.

Nos dicen que por sus llagas fuimos sanados y ahora ordena tu sanidad, fue pobre para que tu seas rico, pero mis queridos amigos, y quizas algún hermanito que todavia me quede, tengo ua pregunta para aquellos arrogantes que le ordenan a Dios, y ¿porqué no sano a Pablo?, tan solo esa pregunta ¿porqué permitio que Esteban muriera?, es que no tenían fe, o es que no declararon o no ordenaron o qué paso, y todos aquellos que prefirieron morir quemados, devorados por leones en el Circo Romano antes de renunciar a Jesús, sabe mi amigo es que todo lo que se pida, suceda, es de acuerdo a la voluntad de Dios, no a nuestra voluntad, por más que oremos por años, si la voluntad de Dios es diferente a la nuestra, simplemente, no se realizará, entonces, cuantas veces hemos orado por gente y esa gente se ha muerto, recuerdo un pastor que oro el y su iglesia para que a su hija no le amputaran la pierna, por semanas oraron, hicieron vigilias, ayunos y al final le amputaron la pierna a la niña, entonces ocurren dos cosas o te peleas con Dios por no escucharte a pesar de todo, aún porque declaraste y ordenaste o te das cuenta de que eres un siervo y debes aceptar la voluntad de Dios porque hay cosas que ni tu ni yo entendemos de los pensamientos del Dios eterno, solo que debemos de hacer y aceptar su voluntad. lo demás, son ideas nuestras. (Se nos va extendiendo el post, por lo cual continúa en la 2da parte, viene en unos minutos). Te esperamos.