Regresando a las Escrituras y negarse a sí mismo

20121230-193952Queridos amigos nos volvemos encontrar en este su blog, hoy vamos a hablar un tema interesante, hace unos dias tubimos un estudio biblico referente a los falsos maestros, y todo estaba perfecto hasta que se me ocurrio preguntar y ¿cómo reconocer a un falso maestro?, bueno respuestas biblicas por monton, sobre los frutos, sobre comparar lo que dice con lo escrito en la Biblia, o sea me sacaron conejos del sombrero, pero antes de continuar, ya sabe mi amigo y si es nuevo por aquí, lo invitamos a correr por su Starbucks, uno tamaño Venti para que nos dure, por otro lado un pan dulce, Tiramizu, o si le da el tiempo un pan de helote (aunque su nombre verdadero es pastel de choclo), eso si tenga a la mano la Biblia, tocaremos algunos versículos bíblicos para que no me venga con eso de que no está escrito en la Biblia y yo tenga que volverle a decir “escrito está” bueno con todo ello, tome asiento, parado se nos cae y bueno el café para no dormirse.

Pero les cuento, me he venido dando cuenta en este caminar que mucha gente tiene muy poco discernimiento ni siquiera analiza lo que se dice desde los pulpitos, y no hablo de los hermanos que les falta conocimiento bíblico, sino de los pastores que muchas veces invitan a estos falsos maestros, (sin darse cuenta, eso espero) ya sé, ustedes me van a preguntar, ¿cómo sé?, bueno antes de contarles una historia veamosmascara-ojos1 lo que dice la Biblia: “como habrá falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras” (2 Pedro 2:1); “Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de llamarme apóstol” (1 Corintios 15:9), les cuento una historia, los nombres no los escribo porque no me acuerdo, pero les cuento, invitaron a predicar a un pastor y estaba empezando cuando nos cuenta humildemente una historia desgarradora de como sin saber, Dios lo utilizo como sanador, al oido de los oyentes parecia bueno, espiritual y algunos dijeron !wow! Dios usa al hermano, y si, parecia espiritual, pero sabe mi hermano aquel que quiere decirle a usted que es el ungido, no necesita ni promocionarse, ni mucho menos gritar a los cuatro vientos que Dios lo utiliza en sanidad, ni mucho menos utilizar a niños para sus fabulas por muy ciertas que estas sean, (aunque claro está, para mover los sentimientos y emociones nada mejor) ya que seguir a Dios es por fe no por vista, además no necesitamos a quien humildemente nos quiere demostrar en su orgullo que esta ungido, pero mis hermanos, nos dejamos sorprender y creemos que es de Dios, no havia empezado a predicar y ya se estaba promocionando, con un drama a dos actos y como esos presentadores de television que al presentar a un artista dicen todo lo bueno que ha hecho en sus largos años de artista o cantante, y es por eso que falsos maestros engañan a las ovejas, dicen sus logros personales, que yo viaje, que me fui a la China, que mis trajes, que mi carro, que yo canto, que yo sano, danzo y brinco, tumbo y levanto muertos, que yo y que yo, sin entender que el llamado principal fue a predicar la Palabra, porque si no hubiese hecho ese supuesto milagro, ¿seguirían creyendo que es el ungido?,  entonces mi querido amigo, recuerde “en tu nombre hicimos milagros, alejaos de mi hacedores de maldad” entonces mis queridisimos lideres, debemos tener Ordenando a Diosdiscernimiento para poder darnos cuenta que y quien viene en nombre del Senor, y aun por ser nuestro amigo no podemos dejar el pulpito a cualquiera por mas que este vestido de oveja, por ello mi amigo el conocimiento es bueno, pero más importante es el discernimiento de poder entender que es de Dios y que no. Porque muchas veces por creer que es de Dios, los hermanos aceptan todo lo que se dice desde el pulpito y terminamos desviando a las ovejas del verdadero camino. Ahora a ponerse a orar para poder entender, discernir, y tener sabiduría para saber quién viene en nombre de Dios, y quién no, debemos aprender a escuchar, no porque piensa y habla diferente a nosotros es que viene equivocado, examina lo que habla, comparalo con la Biblia y mira su caminar, quizás, solo quizás Dios te desea enseñar algo.

Hoy caminamos por sendas peligrosas que a lo malo le llaman bueno y a lo bueno malo, “mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los seduceos” (Mateo 16:6), pero pocos se ponen a comparar lo que se dice desde los pulpitos con la Biblia, alli es donde radica uno de los problemas y si encima los lideres tampoco pueden marcar las diferencias, entonces los discipulos siguen creyendo que todo lo que escuchan es de Dios. Otro de los motivos es la falta de conocimiento bíblico que tienen los hermanos, “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría” (Colosenses 3:16), esa falta de relación que existe con el creador y la falta de entrega a buscar de Dios y la guianza del Espíritu Santo, por ello vemos luego estos resultados, debemos de rectificar, pero muchas veces esa palabra no es conocida por pastores que en su orgullo bibliapastoral no desean reconocer su error, y si lo hacen es un saludo a la bandera porque no hay frutos visibles de un genuino arrepentimiento.

Mis queridos hermanos debemos volver a las Esrituras a la Palabra de Dios, la única que nos llevara a la verdad y nos hará libres del pecado y de la condenación. Mis queridos hermanos que nuestra oración sea que el Señor nunca se aparte de nuestro lado y nuestro compromiso el de busarlo y conocerlo.

Usted recordara en Mateo “Si alguno quiere venir en pos de mí, nieguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mateo 16:24) , recuerde entonces mis queridos amigos, si cree usted que Jesús esta preocupado en hacer realidad sus sueños o sus mas grandes pesadillas, no mi amigo, eso es falso, a Dios no le interesa dizque sus sueños, pero hoy queremos ser felices, tener carros, casa, dinero, pero hay otros que quieren ser exitosos, triunfadores, trener grandes iglesias, miles de miembros, ser artistas, cantantes, y 523755575_783a5f0893entre los músicos abunda lo primero, giras, conciertos, grabar su CD, dar coniertos, como si los conciertros son para Dios, ya sé que le enseñaron asi, pero digame y luego del concierto, ¿qué?, volvemos a lo mismo, todo fue emoción y hasta lloramos, pero son lagrimas de cocodrilo que no sorprenden a nadie, mucho menos a Dios. Porque luego del concierto la gran mayoría sale con su CD bajo el brazo, incluyendo el poster autografiado, probablemente su Tshirt con el nombre de Aleluya pintado al frente y un pescadito en la espalda, pero y de tu arrepentimiento ¿en dónde se quedó?, si al día siguiente todo vuelve a la normalidad de llegar tarde al servicio, de que la oración es cosa de sueños, entonces nuestro afamado concierto la única diferencia con el mundo es que gritamos Aleluya, Amén. Porque algunos también luego están metidos en los conciertos de Maná, Los Tigres del Nortillo, Luis Miguel, Yuri y gritan y lloran y dan de brincos, tan solo les falta gritar amén. Por ello debemos de rectificar, debemos de arrepentirnos y volver a retomar el verdadero camino. ¿dispuesto?, entonces qué espera para empezar.

Bendiciones mis amigos y hermanos, nos seguimos comunicando, y sigue en pie, hoy más que nunca, la invitacion de llegar a 2351117543_6d7c29222eesta su casa para seguir o empezar a estudiar la Biblia, único libro que es la Palabra de Dios, lideres, amigos, los espero, no estudiaremos el último libro del iluminado aquel, ni lo que dice fulanito ni pediremos diezmo, mucho menos traeremos a algun tipo que se crea el ungido, por más que sea mi amigo, ni siquiera buscaremos algo para motivarlos ni emocionarlos hasta las lágrimas, no. Buscaremos de Dios en oración, estudiaremos y escudriñaremos la Santa Palabra de Dios hasta que podamos llegar a la altura del varón perfecto o morir en el intento. Bendiciones y nos vemos. Muy Pronto, aunque quizás lo que he dicho o escrito sea una invitación a seguir caminando el camino del Señor por otros lares.

Lo espero solo traiga su Biblia, papel y lápiz y el deseo en su corazón de conocer de Dios.

Empecemos por nosotros mismos

Buenos días mis queridos hermanos, amigos, visitantes, miembros, nos juntamos nuevamente, encontre un lugar o huarique (restaurant encondido por algún lugar) en donde venden buen café, no tan bueno como Starbucks, pero se deja tomar, pero eso si pastelitos de primera, ya les dejare algunas fotos, como la presente con su donnita, bueno me puse a estudiar algo, con respecto a la reflexión del post anterior y debemos de seguir, pero esta vez la reflexión debe de ser personal, por lo tanto mi amigo, si usted es lider, pastor, maestro, profeta, se cree apóstol, ujier, líder de alabanza, o tiene cualquier función en cualquier ministerio de alguna congregación, tenemos una responsabilidad ante Dios, por lo tanto, corra por un café (ya sabe a donde) un pan dulce, pastelito o pan con queso, Biblia en mano, papel y lápiz para tomar notas y empecemos.

Para cada uno de los nombrados arriba (si, para usted también) es necesario que la obra de la gracia salvadora sea completa en tu propia alma. Cuídate no vayas a carecer de aquella gracia salvadora de Dios que ofreces a los demás, desconociendo la obra eficaz del Evangelio que predicas; y no sea que mientras proclamas al mundo la necesidad del Salvador, en tu propio corazón lo desconozcas y pierdas tu parte en El y en los beneficios de su salvación. Cuídate de morir mientras avisas a los demás contra el peligro de muerte, y de morir de hambre mientras preparas su comida. Aunque existe la promesa a efectos de que “los que enseñan la justicia a la multitud” brillarán como las estrellas (Dan. 12:3), esto presupone que ellos mismos la han aprendido primero. En términos sencillos, su propia sinceridad de fe es la condición de la promesa de mayor gloria. Muchos han exhortado a los demás a no caer al infierno a la vez que ellos mismos corrían allá; más de un predicador que clamó muchas veces a sus oyentes para que escaparan de la condenación, están ahora en el infierno. ¿Acaso resulta razonable imaginar que Dios le salvara a uno por ofrecer la salvación a los demás mientras él mismo la rechazaba; o por contar aquellas verdades a los demás que él mismo dejó de lado o de las cuales abusaba?. Más de un sastre que hace trajes caros para los demás anda vestido con harapos; y más de un cocinero apenas se lame los dedos cuando prepara platos suculentos para otros. Créanme, hermanos míos; Dios nunca salvó a nadie por ser predicador, por muy capacitado que fuera, sino por ser justificado y santificado, y por consiguiente, fiel en la obra de su Maestro. Por tanto, examina primero tu propia vida, (yo tambié lo voy a hacer) y asegúrate de que eres lo que incitas a tus oyentes a ser, y crees lo que los persuades a creer, y acoges bien al Salvador que ofreces a los demás. Aquel que te mandó amar a tu prójimo como a ti mismo quiso decir que te amaras a ti mismo, y no que te odiaras y destruyeras a ti mismo y a ellos.

Es terrible profesar la fe sin ser santificado, pero peor es el estado del ministro sin santificar. ¿No te hace temblar el abrir la Biblia, por si leyeras tu propia condena?. Cuando escribes tus sermones ¿se te ocurre que estás trazando acusaciones contra tu propia alma?. (Richard Baxter – El pastor renovado).

Mis amigos, aquí lo dejamos, seguiremos más adelante con este punto, hoy mejor vayamos a nuestro cuarto y a solas con Dios, pongámonos a cuentas con el creador de nuestra vida y empecemos a caminar y a hacer la obra, como le decía al principio, esto es para todos, no para el que se sienta al lado suyo, sino para usted y lógicamente para mi. Nos vemos pronto, bendiciones y recuerde, su vida eterna esta en juego.

Siervo de Jesucristo

Bueno mi querido amigo, ayer les deje una preguntas que me imagino que alguna de ellas, sino todas usted en algún momento se las ha hecho, hoy vamos a conversar un poquitín al respecto, por lo cual aparte de la Biblia, que le servirá para ver si lo que le digo es cierto, le dije una jarra de café, sobre todo en el momento de la meditación, porque luego de leer lo que aquí escribimos, piense si tenemos o no razón y si decimos la verdad, aparte si tiene dudas, dirigase a su pastor, al profeta (estos tienen cada respuesta que mi amigo, se asombrará), al líder de varones, o de mujeres, a los ujieres, ó a la que vende las hamburguesas a la salida del templo, si hay maestro en su congregación, pues hagale las preguntas que usted tenga al respecto, pero mi amigo, es tiempo de crecer en el concocimiento de nuestro creador por medio de su Palabra, la Biblia. De lo contrario seguiremos enanos espirituales.

“Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios” (Romanos 1:1)

Mi querido hermano, Pablo era el vocero oficial encargado de anunciar el evangelio a toda criatura. Si por un momento leemos Efesios 3:4 veremos “leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo”, ese judío sobresaliente con educación griega y ciudadanía romana, con una tremenda capacidad de líderazgo, fuerte motivación y expresión bien articulada, fue llamado por Dios de manera especial y directa para su conversión y dotación.

Quiero que usted preste atención a este versículo, que debe de ser muy importante para nosotros porque nos indica lo que usted y yo debemos de ser, antes de cualquier cosa o de empezar a hacer algo para Dios, antes de un ministerio o convertirnos en pastor, o maestro o profeta, la posición de Pablo es que era un siervo de Jesucristo, lo que usted y yo debemos de ser: “siervos”, su autoridad como apóstol y su poder con base en el hecho de haber sido apartado para el evangelio de Cristo. Siervo o esclavo, alguien que no tiene libertad, o sea pertenece a su amo, el apóstol se había entregado de todo corazón y totalmente motivado por amor, al Amo divino quien le salvó del pecado y de la muerte, tal como ha ocurrido con usted y yo, si es que verdaderamente hemos aceptado a Jesús como nuestro Señor y Salvador.

Pero al saberse siervo también establece la autoridad de su ministerio, con base en el hecho de que él ha sido llamado a ser apóstol. Ojo aquí mis hermanos Pablo no se ofreció como voluntario para ejercer tal oficio, ni tampoco fue elegido por los hermanos en la fe, ni fue como hoy en día que cualquiera es apóstol, pastor, profeta, se autonombra o entre dos o tres amigos y entre gallos y medianoche, lo hacen pastor, profeta, apóstol, maestro, profeta de pacotilla que no pueden el domingo profetizar si es domingo y hasta tienen ahora el titulo de doctor en divinidad (Dios mio como anda el mundo cristiano) no, mi hermano llamado por Jesucristo, para servirlo, por ello se llama siervo, porque sirve a un propósito y a un Amo, El recibió un llamado divino por parte del Señor Jesucristo mismo, ¿y usted líder?.

Pablo dijo en 1ra de Coritntios 9:16 “Me es impuesta necesidad: y !ay de mí si no anunciaré el evangelio” (y hay iglesias que por años, oran y hacen ayunos para que Dios les de una visión, aquí la tienen: “me es impuesta necesidad de anunciar el evangelio”) Dios le había asignado una tarea que nunca había soñado ni pedido, y él sabía que estaría en serios problemas si no era obediente en el cumplimiento de su comisión divina, mi hermano si hoy los pastores, profetas, maestros de tantas iglesias, lo mismo que apóstoles, verdaderamente entendieran lo que aquí nos enseña Pablo, le aseguro que las cosas cambiarían y se enseñaría la verdad del evangelio, a toda criatura y en todo lugar, y no tendríamos tanto neofíto (por no llamarlos sinverguenzas) metido de líder que su único interés es aprovecharse de las ovejas. Porque deberíamos entender que la amistad del mundo es enemistad con Dios, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿o trato de agradar a los hombres? Pues sí todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo (Gálatas 1:10). Aquí escuchen bien líderes, y cada hermanito con detenimiento, debemos buscar la amistad con Dios, haciendo su Palabra y enseñando la verdad, y no enseñar como hoy en día un evangelio diluido que solo suena bien a los oídos pero que lleva por montones al precipicio del abismo.

Apóstol o enviado a llevar las buenas nuevas a toda criatura, Pero hoy los falsos maestros, falsos profetas y falsos apóstoles entre otros han plagado al pueblo de Dios, había uno que llegaba a una congregación y exigía su pago por el fin de semana argumentando de que el obrero es digno de su salario, y los hermanitos corrían detrás de él, Ellos corrompieron a Israel antiguo, así como hoy corrompen a la iglesia, la cual muchas veces no tiene la madurez ni el conocimiento para poder discernir la verdad de la mentira, y muchas veces es porque lo que se nos predica o enseña es bueno para nuestros oídos, pero nos aleja de la verdad, como también del cielo.

Para los pastores, maestros, profetas, apóstoles y demás sería bueno que empiecen a recorrer alguna libreria cristiana y busquen el libro “El pastor reformado” de Richard Baxter, allí mi amigo, entre otras cosas dice que el líderazgo deben estar seguros de ser en verdad redimidos, y en segundo lugar que estén seguros de haber sido llamados por Dios para ejercer su ministerio.

Pablo fue llamado y enviado por Dios como apóstol, su vida entera estaba apartada para el servicio del Señor. Incluso una persona quien ha sido llamada por Dios a ejercer un tipo u ocupar un lugar especial de servicio, no puede ser efectiva si además de eso no es separada para Dios y para el evangelio de Dios. Una de las palabras finales por hoy será y quizás la más importante “para el evangelio de Dios” ojo no es para cualquier evangelio, es para el evangelio de Dios, que nos lo ha entregado por medio de la Biblia, por eso debemos dedicarle mucho tiempo para poder escudriñar el libro de Romanos, porque ¿quién sabía mejor que Pablo mismo cuán buenas eran en realidad las buenas nuevas?

Bueno mis hermanos nos vamos, medite lo que usted aquí ha leído, y retome su Biblia, y preguntése así mismo ¿soy siervo de Jesucristo? ¿ He sido llamado para servir a Dios en el ministerio que tengo? ¿he sido apartado y estoy enseñando el verdadero evangelio de Dios?, o “profetizaron en nombre de Dios, pero Dios no habló”, Lo recuerda, bueno lo dejamos, quizás las respuestas no le gusten, sobre todo a aquellos que hacen el evangelio un negocio, en fin, Dios les pague de acuerdo a sus actos, bendiciones y nos vemos pronto.

¿Conocemos la voz de Dios?

Queridos amigos, ya nos vamos a meter en problemas, pero ni modo me encanta el pleito, le pido mis queridos hermanos que tenga su Biblia a la mano, porque deseo no solamente que usted lea los versículos que aquí trataremos, sino que pida revelación y pueda seguirnos en esta pequeña conversación que haremos, como siempre, preparese una jarra de café, para que no nos quedemos dormidos, en mi caminar he escuchado a mucha gente esa frase celebre (recuerde siempre que tengo miles de palabras celebres y poco a poco ire escribiendolas aquí), “Dios me dijo” cada vez que escucho esto dicho, por líderes, pastores o profetas, realmente me da miedo, siento escalosfrios, porque muchas veces son cosas que se alejan de la Palabra de Dios, pero como suena bien, es en beneficio de algo, o simplemente me da buena imagen ante el resto de la congregación, pues muy alegremente se suelta lo que alguien siente.

Para muestra un botón, me invitaron a llevar la palabra en una iglesia y terminando la alabanza una señora se levanto y acercándose al microfóno dijo: “Asi dice el Señor: que todas las mujeres vengan el próximo domingo de rojo, porque el rojo representa la sangre de Cristo, Asi dice el Señor” !Aleluya!, me jale los pelos porque todos en la congregación gritaron a una voz: !Amen!, y el siguiente domingo, me imagino que ya sabe como vinieron al servicio, Si, aunque usted no lo crea !de rojo!, a pesar de conversar con el pastor, él estaba contento con su profeta. Bueno mis amigos, asi estan las cosas, muchas veces nuestros oídos no saben o no estan preparados o asumen, o creen que Dios nos habla, pero la pregunta en cuestión es ¿verdaderamente conocemos la voz de Dios?, Si usted dice que: si conoce la voz de Dios, viene mi repregunta ¿porqué cree usted eso? ¿Cuál cree usted que es la diferenia con otras voces? ¿Cómo puede estar seguro de que es la voz de Dios? ¿Cómo puede estar seguro de que Dios habla hoy?, interesantes preguntas, si usted en algún momento ha dicho la frase celebre tratada aquí, ¿podría responderse estas preguntas aqui expuestas?

Le voy a contar otra historia que esta sacada de la Biblia, Satanás desde el principio ha querido reemplazar la voz de Dios, sino recuerde lo que pasó en el Edén, fue Satanás quien engaño a la mujer con ciertas palabras que parecían medio inocentes, pero que hicieron que pecaran y empezara todo lo que usted y yo hasta hoy vivimos. Entonces mi amigo vamos a ver que hay en la Palabra de Dios que nos muestre que Satanas quiere tener la atención de la gente, y que su respuesta, sea cualquiera, menos seguir a Cristo.

“Porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quién devorar” (1 Pedro 5:8) Debe darse cuenta de esto, Satanás anda por todo lugar buscando a quien destruir, engañando, le promete cosas que parecen buenas y que son dulces a nuestros oídos y a nuestro corazón, para poderlos destruir y que al final del tiempo pasen la eternidad en el infierno.

Pero usted dirá, mi amigo con todo lo que viene haciendo Satanás ¿qué está haciendo Dios?, bueno mi amigo, le voy a dar muchas respuestas que han sido generadas por enseñanzas que nosotros líderes, pastores, maestros y demás estamos pidiendole a Dios, esta muy ocupado haciendo los milagros que le pide la gente, buscando el carro o el marido que le pidio una hermana, buscando trabajo para algún hermanito, cumpliendo los deseos de tu corazón o de algún otro cristiano o esperando que algún pastor le cuente hasta tres para descender en alguna congregación para hacer los milagros que le pide el evangelista. No mi hermano, no, “Y el Señor hara oír la majestad de su voz” (Isaías 30:30) desde el principio de todo Dios ha estado hablando al hombre.

En Génesis 3:8 “Y oyeron la voz de Jehová, Dios” o en Génesis 3:10 “Oí tu voz en el huerto”. si usted se da una vuelta y mira la vida de Abraham, Moises, Caleb, Josue, Samuel, David, en cada caso usted encontrará la frase “Y Dios dijo”, entonces siempre Dios hizo oír su voz. Recuerda mi querido amigo que la Biblia dice: “Y las ovejan oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre y las saca, Y cuando ha sacado afuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Más al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de extraños” (Juan 10:3-5). Juan 18:37 dice: “Todo aquel que es de la verdad oye mi voz”

Aqui nos vamos a detener un momento, mire mi hermano el mensaje es bien claro, pero cada uno o cada líder le da una interpretación diferente, nosotros decimos y lo gritamos “nosotros somos de Cristo” y todos deberían decir WOW WOW que tremendo, pero sabe mi hermano no necesariamente es así, usted y yo siempe decimos que no somos tan malos como…., o decimos que siempre estamos en victoria, que estamos a los pies de Cristo, que todos en la congregación somos uno en Cristo ¿seguro? ¿si?, y de ¿de qué sabor quiere su raspado? Recuerde bien, mi amigo, El nos conoce por nombre, y nos llama porque sabe que somos de su rebaño, entonces una de las condiciones para que Dios nos hable es saber y ser de su rebaño, o sea haciendo su voluntad.

Bueno aquí empieza el problema, porque al creernos eso, o al hacernos creer eso, y es que muchas veces los cristianos nos comemos todo lo que nos dicen, siempre y cuando venga del pulpito, no nos ponemos a comparar lo que nos dicen con la Biblia y por lo tanto asumimos que las cosas son asi, que puedes pedir y se te dara, que tocas y se te abrira, que simplemente declaralo y se hara, ata o desata y todo se hara como tu dices, y muchas veces y estoy de acuerdo con ello tienen apoyo bíblico, pero sacamos las cosas de contexto, o sea no leen lo escrito en la Palabra de Dios antes o después de lo que utilizamos para apoyarnos o no leemos una concordacia que nos lleva a otros lados de la Biblia. “Toca y se te abrirá” ¿si?, ¿porqué? por tu linda cara de  espiritualoide, no, porque en la Biblia dice que sus ovejas, o sea los que pertenecen a su rebaño, o sea los que estan haciendo su voluntad (ojo la voluntad de Dios), a ellos se les abrira las puertas, pero para seguirlo. Y El caminara delante de nosotros y seguiremos sus huellas, haciendo lo que El hizó.

Muy facilmente utilizamos la frase “Dios me habló y me dijo:” y lo gritamos, pero muchas veces es para que los demás nos miren como muy espirituales o cuando queremos afirmar algo por conveniencia o porque le sacamos algún provecho a esa frase, muchos de los cuales es por los privilegios que nos dara ese hecho en la congregación, y seguimos ya luego en una competencia y la congregación se llena de espiritualoides que si testificaran de lo que Dios les dijo, nos faltarian horas al servicio para que terminen, desde el gato que me enseño a hablar en lenguas, hasta que cuando Dios me sano de la gripe y me dejo el cancer.

Y ojo mi hermano, yo sé que Dios habla, no me malinterprete, pero hay que enseñar y aprender cuando es de Dios y cuando es de Satanás o cuando somos nosotros que creemos que Dios nos habla y Dios quiera que es por ignorancia y no por malicia. Pero mi amigo sea por lo que sea, cuando no es de Dios, la congregación empieza por confundirse y puede traer más problemas que soluciones, por ello los líderes deben enseñar para que todos puedan entender cuando es que Dios habla.

Ahora sigame, mire usted que cree ¿Cuándo está en pecado, Dios le hablará?, nunca oíra la voz de Dios, justamente porque su pecado le hará cerrar sus oídos a cualqueir cosa que sea arrepentirse, fijese bien y repitamoslo, en pecado usted no querra oír la voz de Dios, y aún así a muchos les sale lo espiritualoides y empiezan a decir y proclamar a quien quiera escucharlos, “Yo he sido lavado con la sangre de Cristo” pero solo usted y Dios saben la verdad. O sea en palabras vulgares y silvestres, Se tiran el Cristo a la espalda y siguen en sus cosas.

Pero también te voy a contar de que cuando estas orando, me ha pasado, escuchas miles de voces, ideas, visiones, trabajo, la comida, los chicos, los pagos y todo lo que pueda sacarte de la comunión que puedas o quieras tener con Dios, y esa mezcla de voces muchas veces hacen que sea dificil discernir cuál es la Palabra de Dios.

Un versículo más, Génesis 3:9-10 “Mas Jehová Dios llamó al hombre y le dijo ¿dónde estas tu? y él respondió, Oí tu voz en el huerto, y tube miedo, porque estaba desnudo y me escondí” Por lo tanto piense en la situación, como usted o como yo sabemos cuando hemos hecho algo malo delante de Dios, tratamos de escondernos, de no orar, de no tener una comunión con Dios, justamente porque sabemos de que al haber hecho algo malo, Dios lo sabe y nos lo dira, creemos que podemos escondernos, como Moises se saco la sandalias porque pisaba tierra santa, debemos sacarnos todo aquello que esta mal de nuestras vidas para poder estar delante de Dios escuchando su voz, entonces no es que “Dios me dijo” sino como esta tu vida para que Dios te hable, y yo sé que en la Biblia habló un burro, aqui te esta escribiendo uno, pero fue en algo puntual, no todos los domingos en medio del servicio. Entonces, mi hermano, Dios habla, pero si dejó a su hijo cuando murio en la cruz por llevar consigo todos los pecados del mundo, entonces a ti y a mi ¿cuándo nos hablará?

Para terminar mi amigo, usted y yo debemos de empezar a dejar nuestras sandalias llenas de pecado o sea arrepentirnos, hacer la voluntad de Dios para poder escuchar su voz, a mas cerca de Dios estemos su voz será más audible, pero también significa que estaremos mucho más limpios de todo pecado y allí con razón y con toda autoridad podrá decir “Asi dice el Señor” o “Dios me dijo” Arrepientete y no peques más.

Bendiciones y nos seguimos comunicando.