¿Somos engañados o nos engañamos nosotros mismos?

2013 ano-nuevoBueno mis amigos, Feliz Año 2013, ya está aquí, paso demasiado rápido el 2012, que no nos alcanzo el tiempo para hacer todo lo que queríamos hacer, esperamos que en este 2013, podamos por lo menos cumplir con lo más importante, hacer realidad todo aquello que Dios nos ha mandado, empezando por nosotros mismos, hoy vamos a seguir conversando como todo el año lo haremos sobre el conocimiento de Cristo y lo que se viene haciendo en medio de su pueblo, he navegado por Internet y he visitado un sin número de sitios, blog, webs, cristianos y hay un común denominador en la mayoría de ellos, nos hablan que debemos ir en busca de las bendiciones, nos hacen caminar en busca del milagro, seguimos a Cristo por todo aquello que nos puede dar, conocemos la Biblia por lo que nos hacen leer los días de servicio o estudio bíblico, oramos por las necesidades materiales de los hermanos, pasamos al frente para repetir una oración que según nos dicen nos hace cristianos y seguidores de Jesucristo, damos el diezmo o nos quieren hacer que demos el diezmo u ofrenda para recibir las bendiciones que Dios tiene para nosotros, nos hacen comprar libros y seguir métodos que muchas veces no entendemos y que solo mueven nuestros sentimientos hasta las lágrimas, pero que no hacen cambiar nuestra forma de vivir, damos testimonio de lo que Dios ha hecho en nuestras vidas, como que nos sano de la gripe, pero nos dejo el cancer, nos dio un mejor trabajo, una mejor casa o carro, nos libro de tal o cual cosa, y así podríamos seguir en un sin fin de cosas que hoy las compararemos con lo que dice la Biblia de lo que debe de ser un verdadero cristiano, y ojo no quiero decir con esto que Dios no hace este tipo de milagros, pero la diferencia esta en que nosotros los que nos llamamos cristianos, seguidores, y discípulos de Jesús, vamos tras los milagros, pero muy, muy pocos sobre el hacedor de milagros, queremos sus milagros, pero muchas veces no lo queremos a él, mucho menos a sus normas, y nuestro desconocimiento de lo expresado en su Palabra, por ello mi amigo, visitante, seguidor de nosotros aquí y en Facebook, visitante extraviado que llego aquí esperando un milagro, no, lo unico que encontrara aquí, es intentar enseñar la verdad escrita en la Biblia, por ello si tiene una, corra para que pueda comparar lo aquí escrito o dicho con lo que dice Dios y no crear más confusión, seguidamente, ya sabe, corra por un Capuchino Starbucks, de prefencia Venti, ahora, si puede usted acompañarlo con una Chocolate caliente de Nutella 03capirotada, excelente y si sabe bien pues deme la dirección de donde la compro para darnos una vuelta, y sentaditos en su sillón favorito empecemos  a ver si somos engañados o nosotros mismos nos engañamos en nuestro caminar cristiano.

Mis queridos amigos, se habla por todas partes lo que significa ser cristiano, las cualidades que debe tener esta persona y como debe de ser su diario vivir, pero nunca o casi nunca verdaderamente comparamos lo que hacemos con esas enseñanzas y encima en las congregaciones, el líderazgo asume que todos nos vamos a ir al cielo perfumaditos y talqueaditos como bebes de pecho, y que venimos dispuestos a recibir todas las bendiciones y hay gente que las cuenta y dice que hay mas de 8,000 listitas para ser entregadas a los hijos del Rey, pero hoy mi querido amigo vamos a ver si esto es cierto, (no lo de las bendiciones, sino de ser hijo del Rey), muchas personas nos engañamos en cuanto a quién es cristiano, y mire o escuche o lea bien, los hay según la biblia, los «hipocritas», recuerda esa palabra, bueno los hay los superficiales y los activos, personas que parecen, se miran como cristianos pero que hoy vamos a darles o darnos una miradita con lupa.

Uno de los superficiales son aquellos que de niños estaban en la escuela dominical, o asistieron a alguna iglesia, en algún momento pasaron al frente, quizás empujados un poquitín por mamí y «recibieron a Cristo», inclusive alguno de ellos fueron bautizados, luego de lo cual cuando crecieron su vida no estaba en las iglesias sino en lugares de perdición, pero en algún momento, al ver su vida, quisieron regresar a la fe y todos contentos porque el hermanito volvio como el hijo prodigo, pero sabe mi hermano cuando uno es niño (con excepciones) hacemos cosas, más por quienes estan a nuestro alrededor y quienes nos hablan, recuerdo un pastor que hablaba de que se sabía la Biblia a los 12 años al revés y al derecho, dice que recibió a Cristo y que hasta bautizado estaba, su padre, pastor también en ese entonces, lo hacía recitar de memoria versículos y hasta pequeños capítulos completos de la Biblia, lo cual lo enorgullesía, este muchacho a los 15 años empezó a vivir una vida desordenada, y se alejo de la iglesia y de Jesús, a los 30 regresó a los caminos de la fe y se hizo pastor, (si escuchelo bien se hizo pastor), ahora quiero decirle, que muy probablemente este muchacho jamás recibió a Cristo, solamente la vida familiar, el deseo del padre que siga sus pasos, el esfuerzo de hacerle aprender la Biblia de memoria, pero no conocerla, hizo que todos vivieran engañados de que recibió la salvación, sé que no todos hemos pasado por una situación igual, pero digame cuándo usted paso al frente y oraron por usted, cree que eso ya lo hizo cristiano digno de recibir la salvación.

mascara vampLos engañados activos mi amigo, aquí deseo que usted ponga mucha atención, son aquellos que estan dedicados a todos las actividades de la iglesia, son los menos, pero sabe de que los hay los hay, son un grupo de gente que asisten a todas las actividades, saben del evangelio y de teología, son miembros activos y muchos de ellos pertenecen a algún ministerio, pero no obedecen la Palabra de Dios, son aquellos que hablan de lo bueno que estuvo el servicio, que luego de asistir a una reunión o escuchar un estudio bíblico, levantan las manos y se rasgan las vestiduras, hablando que van a tomar como ejemplo esa discertación, pero al pasar las horas todo vuelve a la misma pasividad de siempre, hasta que llega el siguiente servicio.

En todos los casos, sucede algo interesante, las personas no nos damos cuenta del error en que vivimos, entonces creo que es necesario hacernos algunas preguntas: ¿Cómo puede una persona saber que está engañada?, Vamos a ver, ahora esto mi hermanito esto no es para que vaya señalando a los hermanos de que no son cristianos ni nada  por el estilo, es para que usted se haga las preguntas, la limpieza empieza por la casa, eso significa que las preguntas son individuales y en primera persona ¿verdaderamente soy lo que digo ser? ¿porqué digo eso?, entonces ahora empecemos.

Una de las formas más fáciles es sabiendo, quién esta buscando siempre, sensaciones, bendiciones, milagros, experiencias, sanidades, ángeles y cosas sobrenaturales, para dar testimonio de lo que hizo Dios, usted no se ha dado cuenta de que día a día algunos buscamos, esa sensación que necesitamos para poder seguir, o como algunos dicen para llenar las 523755575_783a5f0893baterias para la semana, pero mi hermano, todo es por vista, queremos ver, queremos sentir, o sea son aquellos que en tal congregación ha venido el sanador tal, o en la congregación va a predicar tal por cual y corremos detras de las experiencias, han pasado años de decir que somos convertidos y aún vivimos por vista sin darnos cuenta de que esto es por fe, está más interesado, de lo que puede recibir de Dios y ojo hoy nos enseñan de lo que merecemos recibir, y está mas interesado en sí mismo que en la exaltación de Dios, aunque equivocadamente habla de los milagros que le ha hecho Dios para testificar y dar gracias, pero y si no le hace los milagros, ¿seguría creyendo?

Existen otras personas que están más preocupados en su denominación, «yo soy pentecostal, yo soy cara de asmático, perdón carísmatico» a su iglesia, al nombre y la pomposidad que da pertenecer a la iglesia tal, en vez de preocuparse en ¿qué dice Dios en Su Palabra?, muchas veces la teología nos hace engañarnos a nosotros mismos, por ese afán de conocer, nos hace olvidar el hacer, muchas veces nos atascamos en ciertas áreas teologicas que nos impide ver todo el panórama, recuerdo un hermano que tenía una fijación sobre la segunda venida de Cristo, a tal extremo que dejó de lado todo el conocimiento escrito en la Palabra de Dios, por dedicarse a ese punto, perdiendo la verdadera razón de su llamado.

Todo esto mi hermano y amigo puede causarnos un gran dolor, ver a hermanos que hablan, testifican y son personas que parecen comprometidas con la Palabra de Dios, pero muchas veces a la primera tribulación, dejan todo y se alejan de Jesús, otros llegan a perder su amor por Jesús porque simplemente nos cansamos de seguir buscando las manifestaciones sobrenaturales, sin llegar a quedar satisfechos por lo visto, otros mis queridos hermanos están llenos de palabras vacías, escuchan los sermones, van a servicios de oración y estudio Cruz 115bíblico, se emocionan y hasta en maestros se convierten o sirven en los ministerios de la iglesia, pero la Palabra de Dios jamás ha hecho nido en su corazón, son simplemente hombres y mujeres emocionales que terminado el servicio vuelven a la inoperancia de la intelectualidad. Nos causa dolor, pero sabe mi hermano usted y yo debemos leer la parte de la Biblia en donde dice: «Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubierán sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifieste que no todos son de nosotros» (1 Juan 2:19).

Y ya para terminar le voy a dcir algo, que quizás no me crea, recoradará que en Romanos dice» «Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor», bueno ahora le voy a decir que el confesar sin obediencia es un fraude, usted se está engañando, entonces debemos de rectificar, porque el reconocimiento de quién es Jesús viene con la obediencia total a Su Palabra, sino mi amgio el cielo no es su final.

Bueno aquí lo dejamos, buena conversación, si tiene comentarios, gracias serán bien recibidos, para crecimiento, si le gusto el blog, la mejor manera de agradecerlo es invitando a otros a que se den una vuelta por aquí. Por lo demás nos vemos pronto, cuidese, bendiciones.

¿Dios contestará mi oración? 2da. parte

Ya volvimos mi amigo, seguimos con lo que dejamos en el post anterior pero ahora si agarre su Biblia, porque nos vamos a dedicar a leerla y recorrerla un poco, nada de declarar, ni visualizar, menos ordenar, agarre su Biblia y nos vamos a poner a leerla, por lo pronto Hebreos 11 debe ser su meta completar de leer todo el capítulo, pero antes pídamosle a Dios discernimiento para poder entender su verdadera Palabra y poder ponerla por obra, pidiendo perdón por nuestra falta de compromiso con la misión que nos ha dado, y dándole gracias por todo.

«Respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí» 2 Corintios 12:8

Pablo había «rogado» no solamente oró, sino fue con algo más, un ruego, vez, tras vez, pero Dios no respondía, muchas veces mi amigo Dios calla, lo malo es que nosotros, simples mortales creemos que apenas oramos dos minutos, Dios tiene que dar la orden inmediatamente para que se cumpla nuestro deseo (llamemosle necesidad), no importa cuantas veces usted le pida, Dios calla, damos $2.00 de diezmo y queremos que al salir de la congregación encontremos en la puerta de la casa un cheque por los $1,200.00 que necesitamos, pero no es asi, aunque eso nos enseñan desde los púlpitos. Pero sabe mi amigo veamos el siguiente versículo:

«Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo» 2 Corintios 12:9.

Digame, usted tiene respuesta a esta pregunta: ¿Pablo, no tenía fe? ¿no declaraba positivo? ¿predicaba el mensaje barato que se predica hoy en muchas congregaciones? «Pare de sufrir, no a la pobreza, usted nació para ser rico, no a la angustia, no a la tristeza» Tu eres hijo de un Rey y como tal debes vivir.

Pablo, lo entendió, más que sanidad, más que éxito, más que la liberación de su aguijón, «Pablo quería a Cristo», prefería sufrir penalidades y gloriarse en lo debil y dependiente que era, a siquiera intentar rechazar lo que Jesús enseña y ordena a sus discípulos. ¿Alguna vez haz dado gloria a Dios por lo que vienes pasando por muy díficl que parezca la situación en la que te encuentras?, y haz dado gracias por lo que vienes pasando y puedes llegar a entender que instrumento de Dios eres. O buscamos la salida más rápida, ¿en dónde se encuentra usted?, es el que sale corriendo, se siente comodo cuando le dicen «pare de sufrir» entregue su diezmo y oraremos por usted, porque es un campeón y como hijo del rey debe tener todo lo que su corazón desea, o verdaderamente busca de Dios y de hacer su voluntad, porque solo él sabe las razones por las cuales usted camina hoy en dificultad.

Pero mi amigo y/o hermano en Cristo, existe también otro problema, cuando creemos que Dios no esta respondiendo de acuedo a lo que pedimos en nuestras oraciones.

Recuerdo a un pastor que enseñó que cuando Israel fue llevado cautivo por los caldeos, el pueblo se lamentaba no haberse quedado en Jerusalén, pensaban que Jehová los había abandonado, pero mi amigo, si leyeramos la Biblia nos daríamos cuenta que la idea de Dios era totalmente diferente.

«Así miraré a los transportados de Judá, a los cuales eché de este lugar a la tierra de los caldeos, para bien» Jeremías 24:5

Sabemos que en el tiempo de Dios serán contestadas nuestras oraciones, pero existe un pequeño problema, tenemos miedo de someter nuestras oraciones a la voluntad de Dios y ojo a que el Espíritu Santo escudriñe cada porción de nuestro corazón y pueda saber hasta nuestros mas mínimos pensamientos, algunas mi amigo, ponga atención, nuestras oraciones deben pasar por el filtro de comparala con la voluntad del Señor, nuestra fe ha recibido malas enseñanzas y aún después de años viviendo en la iglesia nuestras oraciones son inmaduras, creemos que lo que pedimos, es lo que Dios nos quiere dar y aseguramos de que eso es la voluntad de Dios y hasta nos vanagloriamos de decir al resto de la congregación que hemos recibido una revelación por la cual sabemos por lo que venimos orando, y si es así, mi hermanito, esta totalmente equivocado y lo peor que pueda estar equivocando a otras personas, que honestamente buscan de Dios y que por actitudes equivocadas las hacemos errar.

Me imágino que usted ha escuchado y hasta probablemente lo ha dicho al finalizar una oración «sea Tu voluntad», pero creemos que «Su» voluntad es igual que la nuestra, tanto como las cosas que pedimos, aún buscamos y pedimos ayuda, para encontrar en la Biblia, versículos y promesas que apoyen nuestros pedidos y lógicamente hay pastores y maestros y profetas, entre otros que son expertos en encontrar todo aquello que haga sentir bien a la gente, sin interesarles si estan desviando del verdadero camino al pueblo de Dios. «Mira Señor, la cosa se me está poniendo dífcil, la renta, el carro, las vacaciones, aquí dice que tu prometiste, que en la Biblia dice que somos tus hijos y no te puedes negar, y eso que te pido ya es mío, yo lo declaro, lo visualizo, lo quiero. Ahora, no ha visto o escuchado cosas así, gente desde el púlpito que grita «ven a este lugar» !Ahora!, !Desciende aquí!, como si Dios fuese nuestro mandadero, usted cree que ¿de eso se trata la fe?, ordenar, pedir, recibir, declarar, NO.

Sabe mi hermano, asi, Dios no nos va a contestar, usted puede dar de brincos, atar a los demonios que quiera, pisarle la cabeza al diabo, matarlo de risa con todas las tonterias que hace (al diablo), pero sabe mi hermano, Dios seguira callado y en silencio, por el simple hecho de que usted a creído, y le han enseñado que Dios es el genio de la lampara y que usted es el dueño de ella y que tiene que cumplirle los tres deseos, malgastamos nuestra fe en todas las cosas materiales que se le puedan ocurrir, en vez de tener nuestra fe en el creador.

Perdone lo que voy a decirle pero nuestra fe se ha corrompido, si esta corrupta y la culpa la tenemos todos aquellos que les enseñamos que usted es hijo del rey y que por ello es coheredero de todas las riquezas del mundo, hermano, pastor, maestro, profeta, y otros espiritualoides, siento verguenza que nuestra fe este siempre dirigida a obtener el carro nuevo, la casa, la cuenta corriente y de ahoros, la tarjeta de crédito salvadora, los viajes, vacaciones, un yate, un iPhone, la cartera nueva, los zapatos de $330.00 dólares, la bolsa de la marca Armani, o el último Android.

La fe es una forma de pensamiento, una forma de vida, recuerde mi hemanito, Jesús nos advirtió que no pensaramos en las cosas materiales ni que vivieramos por y para ellas.

«No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas». Mateo 6:31-32. Si os interesa leed desde el versículo 25 y os daréis cuenta de lo que verdaderamente estamos pidiendo en nuestras oraciones, Dios sabe todo lo que necesitas, Dios sabe por lo que estas pasando, Dios te conoce desde antes de la creación del mundo, pero viene la pregunta del millón: ¿tu, si tu hermanito, conoces a Dios?.

Aunque se enojen los pocos amigos pastores, maestros y profetas que me quedan, pero aborresco enseñar o predicar de la fe que te hara rico, o te dara tu carro o te sanara, o te hara exitoso, una fe que solo sirve para complacerse a sí mismo es una perversión de la verdad, si de por si tenemos problemas, en que, no nos interesa retener el poco fruto que llega al templo, tener reuniones de hogar es casi un sueño lejano, el sentarnos a estudiar y escudriñar la Biblia es un espejismo, preparar a los discípulos para tener hombres y mujeres preparados para hacer la obra, es una fábula, como que las cosas no van de camino a hacer la voluntad de Dios y encima desvirtuamos la enseñanza de la fe, como que la cosa se pone picante y preocupante.

Yo me imágino que le ha dado una leída, porque es un capítulo de la fe que nos gusta, Hebreos 11 «Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve», pero aparte de este versículo, en donde todos pedimos lo que no vemos, pero sobre todo lo material, pero no se pone verdadera importancia al enseñar que por fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio, Enoc fue traspuesto y agrado a Dios, Noé, fue heredero de la justicia que vine por la fe, Abraham obedeció a Dios y habitó como extranjero en la tierra prometida, por fe Sara siendo esteril, recibió fuerza para concebir, porque creyó que era fiel quién lo había prometdo, por la fe, por la fe y por la fe, todo el capítulo 11 habla de lo mismo, por la fe conquistaron reinos, hicieron justicia, pero mi amigo, lea bien ahora:

«Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido» Hebreos 11:39.

Mire bien y lea todo el capítulo y alguito más, usaron su fe para actuar en justicia, para obtener fortaleza en los tiempos de debilidad, inclusive para hacer huir al enemigo, ahora queremos saltar para pisotear al diablo, en vez de conocer a Dios, tener fe y resistir en la Palabra y el diablo huirá de nostros, pero más fácil es profetizar, dar de brincos y tirar agua a la paredes como cuando salió la película el exhorcista que le tiraba agua bendita al demonio para que se fuera, amigo, hacemos cosas que lindan con el ocultismo, en vez de ponernos a estudiar y acercarnos a Dios, pero siempre lo más fácil y lo espectacular para que la graderia apaluda y diga «Wow que espirituales o espiritualoides».

Amigos y ya para terminar, para que empiece a recibir respuesta a sus oraciones, debemos de pensar en que en vez de pedir para nosotros, debemos pedir que las cosas sucedan en nosotros, primero en nuestro ser interior, debemos aprender primero a reposar en Cristo, eso significa que debemos comprender que Dios hará lo que El sabe lo que es mejor para nosotros, no te preocupes si Dios dice !Si o No! a tu petición, no te preocupes por la respuesta sea cual fuese esta, deja de formular teorías, métodos, correr detrás de los milagreros, de los cantantes ungidos, de los del trapito mágico ni del chisguete con aceite bendito y ungido, mejor es:

Cristo es todo lo que necesito, si necesito más, él no me lo negará, El lo hará a su tiempo, a su manera, y si mi petición no me la dá, Dios tendrá su razón que siempre será perfecta, no importa lo que pase ni lo que me de o deje de dar, siempre tendre fe en su fidelidad. A dónde puedo ir si solo El tiene Palabra de vida eterna, solo El, solo El.

Mi amigo y como oración final, Dios perdónanos por siempre pedir para nuestros deleites, perdónanos por no pedir para conocerte mejor día adía, perdónanos por no someternos a Tu voluntad»

El resto mi amigo depende de usted o sigue pidiendo su iPhone 5, su viaje a ver el concierto más pefecto del año con un sonido sobrenatuiral, entradas en primera línea al servicio del predicador mas milagrero del mundo, o estamos dispuestos a seguir a Jesús, esto es desición solo suya, nos vemos, y quizás pronto. Gracias al pastor Chuy Olivares, porque he aprendido que la fe, nada tiene que ver con lo material, y que seguir a Dios está por encima de nuestras necesidades.

Tres pasos a seguir para ser creyente

Cualquiera que quiera seguir a Jesús al reino de Dios, es decir, cualquiera que quiera ser creyente, tiene que enfrentarse a tres mandameintos: 1) negarse a sí mismo, 2) tomar su cruz cada día, y 3) seguirlo. Cuesta creer estas palabras. No son agradables para el consumidor ni razonables para el que busca. El cristianismo ligero no se halla en ninguna parte. Pero este no es un pasaje oscuro, ni diferente de las demás enseñanzas de Jesús. Son principios que enseño firme y repetidamente en todo su ministerio, vez tras vez en todas las diferentes ocasiones.

La idea es que si uno quiere ser discípulo de Cristo y recibir perdón y vida eterna, debe rehusar asociarse !con la persona que uno mismo es! Usted está hastiado de su ego pecaminoso y ya no quiere tener nada que ver con esa condición caída. Y tal vez no solo consigo mismo sino también con su familia.

No es una invitación amistosa, es una advertencia: Si vienes a Cristo, tal vez las cosas en tu familia serán peores, no mejores. Puede producir una división en tu familia, como nunca antes la has experimentado. Si le das tu vida a Jesucristo, habrá un golfo impasable entre tú y las personas que no entregan su vida a El.

Recuerda usted cuando Jesús dijo: «Una cosa te falta: anda vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz». Jesús hizo que saliera a relucir la justicia propia del hombre y luego dejó al descubierto su amor al dinero. El joven quería que Jesús le enseñara cómo tener la vida eterna, pero Jesús le dijo que el precio era abandonar su ilusión de justificación propia y más bien reconocer que era un pecador indigno y miserable. Tenía que estar dispuesto a someterse al Señor Jesús, aun si ello significara dejar todas sus posesiones terrenales. Tal vez Jesús no lo pida, pero el requisito para la vida eterna es estar dispuesto a dejarlo todo si El así lo pide.

Seguir a Jesús no es un asunto que dependa de usted o de mí. Ser creyente no es cuestión de nosotros, no es custión de estima propia. Mas bien es cuestión de estar hastiados de nuestro pecado y de nuestra desesperación por el perdón. Es cuestión de ver a Cristo como el invaluable Salvador del pecado, la muerte y el infierno, para que voluntariamente dejemos a un lado lo que sea necesario, aun si nos cuesta nuestra familia, nuestro matrimonio y lo que sea que atesoremos y poseemos. No puede ser más claro que esto: Si usted trata de aferrarse a sí mismo, a su plan, a su agenda, a su triunfo, a su autoestima, pierde el perdón y el cielo.

Si quiere seguir a Cristo hasta el cielo, este es el mensaje: Niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígalo. ¿Oye esto en el evangelio contemporáneo? ¿Alguna vez oye esto en el mensaje que da algún predicador por televisión o algún evangelista? ¿Oye alguna vez que alguien se levanta de entre la multitud y dice lo siguiente?: «Si quiere usted convertirse en creyente, !renuncie a la vida! Rehúse asociarse con usted mismo, rechace todas las cosas que su ego anhela, quiere y espera. Esté dispuesto a morir por amor a Cristo, si es necesario, y mientras vive como un esclavo, sométase en obediencia a Jesucristo» !Eso no vende! No es un brillante mercadeo, pero es la verdad que usted escuchara en este blog.

Nos quedamos aquí, vuelvalo a leer, detenidamente y sobre todo preguntándose, ¿en dónde estoy yo, y a qué estoy dispuesto por llegar al reino de Dios?

Bendiciones y seguimos.

Antes de irme por el momento les dejo una alabanza para que pueda adorar al creador, es de la congregación «Nueva Generación en Cristo» si desea ver más, busquenos en YouTube, con el nombre de nuestra iglesia, y disfrute alabando y adorando a Jehová, nos vemos.