El Ministerio pastoral, ese gran perdido

camera-lens-mugQueridos amigos nos volvemos a reunir, pero ahora con un frio que pela los huesos, bueno por aquí en San José, California estar a eso de 40 grados F. o sea unos 5 grados Centígrados y un poco menos que hizo por la mañana es todo un caos, estamos acostumbrados a estar entre los 16 a 20 grados Centígrados o sea calientitos, y pasándola bien que con este frio no me da ganas de salir ni siquiera por un café, por lo tanto el día de hoy con el dolor de mi corazón me prepararé pobremente un café instántaneo, eso si con nuestro pancito con queso de rigor y para terminar, prenderemos la calefacción para no pasar frío, pero sabe mi amigo, estabamos recordando nuestro caminar, por algunas congregaciones y sigo dandome cuenta de que en algunas (felizmente no en todas, pero sí en mas del 50%) se han perdido muchas cosas en este diario caminar, por ello quería ponerme a conversar con ustedes en un trato informal, y quizas solo expresando nuestros pensamientos e ideas, pero una de las cosas más importantes que todos debemos de entender es que usted y yo debemos estar convencidos de que la Palabra de Dios provee el total conocimiento para la naturaleza del ministerio pastoral. Debemos entender, aceptar y enseñar de que en la Escritura, Dios expone lo que quiere que sea un pastor y lo que quiere que dicho pastor haga, (esto es lo más importante). Pero en nuestro caminar he visto como esto se ha venido trasquiversando, por el hecho de que el sistema contemporáneo, ha hecho que pongamos primero ciertas actitudes, ciertas referencias, creencias y formas de llevar la iglesia de Jescucristo que aunque sigamos hablando de que “en el nombre de Jesús” lo hacemos, nos hemos alejado de las bases y de las normas escritas por Dios, de ellos vamos a hablar un poco esta noche, de que mi amigo aunque usted y muchos no se hayan dado cuenta ó no quieran hacerlo, nos venimos separando del verdadero camino del ministerio pastoral ordenado por Cristo, por tomar un camino paralelo, que aunque parece que seguimos sus pisadas, simplemente caminamos paralelamente al este pero como dice la Biblia a un costado del camino, porque la línea que separa el camino de Dios al del mundo solo es un pelo de camello, que muchas veces no nos damos cuenta cuando lo hemos cruzado, porque seguimos haciendo las cosas “en el nombre de Dios” pero no lo hacemos como “escrito está” (lo peor es que arrastramos en ese camino a muchs personas, dentro de las cuales hay verdadros seguidores de Jesucristo) y seguimos nuestras propias ideas o métodos, cayendo en el error de que “así dice el Señor”, y nos metemos en cada problema que no sabemos como salir de él, por el hecho de que primero dijimos que era visión de Dios dada a los hombres y no podríamos decir “lo siento, escuche mal”, por lo que volvamos a la Biblia y veremos a ver como salimos de este problema en que nos hemos metido por creer que era de Dios y bueno, tome su Biblia, y empecemos.

Nuestro primer pensamiento debe de ser que cualquier ministerio que se forme, debe formarse por mandatos bíblicos, este punto es importante, por ello, es necesario, que usted y yo, así como todos los miembros de la congregación, escudriñémos las Escrituras, y debemos de entender para empezar que Cristo dijo que él edificaría su iglesia, por lo que vayamos a la Biblia: “… y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”, Si usted mi querido pastor maestro, profeta, desea ver el fruto de Dios en vuestro huellasministerio, este debe de venir de que usted pastor, amigo, maestro, plantemos la verdadera semilla de la Palabra de Dios en el rico suelo del trabajo pastoral de acuerdo a las Escrituras. Mi amigo y querido hermano nosotros debemos de entender, que lo más importante es que la voluntad de Dios revelada en las Escrituras constituya el enfoque principal de lo que se predique y enseñe en nuestras congregaciones, pero para poder hacer ello, debemos de conocerla y estudiarla en su totalidad, no podemos tomar un versículo y hacer toda una doctrina de ello y luego tomar otro y hacer todo un tratado, que entre ambos se opongan, sin darnos cuenta de que la Biblia es un todo, pero como a mi me gusta poner ejemplos y contar historias respecto a lo que digo, se lo voy a explicar aquí:

He escuchado decir en mi congregación y a muchos pastores, profetas (algunos que de profetas no tienen nada, pero bueno, siempre hay algunos que se creen lo que no son) mejor seguimos, mire dicen “trae tus diezmos al altar, y prueba a Dios, y veras como abre las ventanas de los cielos y caen bendiciones por ser obediente” Wow, suena bien, pero vayamos por partes, primero, estamos dejando en el alfolí nuestros diezmos y ofrendas o queremos comprar la bendiciones de Dios, y yo recuerdo por allí, algo que dice “tu dinero perezca contigo” (¿recuerda?), bueno y le damos a esto una y otra vez, tratando de doblarle las manos a los hermanos para que dejen su dinero para que sean bendecidos y que de lo contrario no recibiran sus milagros, (aunque parece que algunos no se las creen, ya que no dan asi los asalten, algunos no somos tan tontitos), pero bueno entonces quiero hacerles una pregunta: si soy un tranza, sinverguenza, traficante, mujeriego, mundano, no convertido, pero doy mi diezmo, ¿me va a bendecir el Señor?, ¿está obligado a hacerlo porque en un versículo dijo que si dejo mis diezmos me bendecirá?, amigo pastor, maestro, profeta ¿qué me contestan?, ustedes y yo sabemos de que no, pero como no me conviene enseñar eso porque no soltarían sus dolaritos, entonces, me callo la segunda parte, es cierto que esta escrito, pero la Biblia es un todo y dice que por allá en Deuteronomio dice algo así: “Si haces todas estas cosas, que hoy te mando, todas estas bendiciones te alcanzarán”, mire aquí hay una predicar 001palabra interesante “TODAS” entonces por más que usted de todo su cheque, no espere nada, inclusive el pastor un día dijo que si usted trae su dinero con otras intenciones en su corazón, no recibira nada, por lo tanto, la enseñanza debe ser completa, no condicionada, que puede ser por dos razones, un desconocimiento de la Palabra, que imperdonable pero posible, la otra es por malicia, que allí si la cosa se complica, por ello siempre digo, nos juntamos para aprender, yo estoy dispuesto ¿usted?.

Hoy por hoy se sobreenfatiza más el razonamiento humano y escuchamos a gente que saca métodos de la chistera y dejamos de lado o subestimamos la revelación de Dios en las Escrituras, nos preocupamos más de las necesidades humanas y cómo debe Dios solucionar esas necesidades desde el punto de vista del hombre y no nos percatamos de lo que Dios dice respecto a las necesidades del hombre serán solucionadas, nos preocupamos más en la importancia terrenal así como la posición que debe de tener el cristiano por ser un hijo del Rey, que tener el conocimiento de la busqueda espiritual de su realidd, enfatizar la busqueda del exito en esta vida temporal y no preocuparnos de entender el lado eterno que ofrece Dios.

Mis amigos todo esto hace que la iglesia de Jesucristo camine a pasos agigantados a asegurar: de que el asistir los domingos a la iglesia sea suficiente para la salvación, por el simple hecho de que si pasaste al frente y oraron por ti, ya la hiciste y la iglesia sustituye la verdadera adoración esclavo-detalle.jpgcon la emoción, y si lloras, saltas o brincas es que estas lleno de la unción de Dios, y eso de que adorar con Espíritu y verdad es a más llanto o más brinco son iguales, y por favor aquí escucha bien o leelo dos veces, confundimos quizás sin darse cuenta (prefiero darles el juicio de la duda) la adoración en Espíritu y en verdad y el poder del evangelio con la astucia de las palabras de los hombres, y jugamos con las emociones de la gente y a más emoción, le llamamos de que la presencia de Dios está en medio de la congregación, por lo tanto mis amigos pastores, maestros, se imágina usted si seguimos por este camino, que va a pasarle a la siguiente generación, se convertirá en una religión idólatra, Ya sé que me mirará como loco o dejara de leer, pero por favor siga, quizás usted al final deje sus idólos y se vuelva a Dios. Debemos volver a las Escrituras, es cierto que hacemos algo al preparar las clases, o los sermones, pero nuestra vida diaria está verdaderamente dirigida por las Escrituras ¿buena pregunta?, respuesta: allí la cosa es sería, todo debe de ser enfocado en y a Dios y no debe estar orientado hacía el consumidor como hasta hoy, recuerdo un final de servicio, en donde toda la oración de cierre se dedico a pedir y hasta exigir las bendiciones que tenía Dios para nosotros, trabajo, carro, salud, ministerio, finanzas, casa, hijos, bodas, viajes, salir de las deudas, en fin se pidió de todo y para que Dios cubriera todas nuestras necesidades, núnca y escuchélo bien, núnca se oró por las necesidades espirituales del pueblo, ni siquiera por lo que debería de ser un punto importante, porque el Espíritu Santo nos redarguya de pecado para poder corregirnos, núnca se hablo de las necesidades espirtuales que tenemos, ni bastasiquiera se nos dijo de debemos mirar nuestro ser interior (exáminaos si andáis en forma recta) para saber si verdaderamente somos cristianos, en fin lo principal somos nosotros, lo segundo, nosotros y lo tercero nosotros, todo es pedir, exigir, contarle a Dios para que nos haga el milagro, y como decía alguien, “oraremos hasta que Dios nos responda como queremos” oye, ¿sabes exactamente, lo que estas diciendo? y si la voluntad de Dios es diferente a lo que estas pidiendo, ¿no importa? o es que lo que nosotros pedimos, ¿Dios tiene la obligación de responderte cómo quieres?, ¿quién te crees que eres?, simplemente un mortal que ni sabe sanarse una triste gripe y te pones por encima de Dios, ¿qué tomaste o tienes fiebre y el delirio se te sale por los poros?, como por ejemplo ¿quién podría oponerse a la unión de las dos iglesias? !Nadie!, ¿razón? simple “Dios me lo puso en el corazón” y para no ponerse en problemas todos se callaron, (aunque algunos se fueron) yo recien llegaba y no sabía nada, hoy me doy cuenta de que esto fue razonamiento de hombres, pero Dios lo permitió, entonces hay que retomar el camino.

Una cosa para terminar, Jesús un día dijo de que estaba ocupado en los asuntos de su Padre, bueno mis queridos amigos, ese debe de ser nuestro trabajo, pero para poder hacerlo debemos conocer las Escrituras, debemos de saber que es lo que quiere el Padre, y para que lo sepas aquí te doy unos cuantos tips, Si conoces lo que debes de hacer, hazlo, No temas porque está como león rugiente, ni te preocupes por estar pisandole la cabeza al diablo (estas son toterias) no malgastes tu tiempo en reuniones que no enseñan nada, ni te peocupes de que el diablo haga lo que quiera, tu sigue en obedecer a Dios, pero recuerda mi amigo, él no te mando para ser ni admirado ni estimado ni querido por el mundo, ni que porque te juntas con los triunfadores mundiales, serás mejor ministro de Dios, que nada te evite cumplir con gozo la obra que Dios te ha dado. Si te preocupas más en tu reputación, si vives preocupado en tratar de ser el mejor ministro o de codearte con las estrellas de la farándula, aunque sea cristiana, estarás trabajando para tí y por tí y no para Tu Señor, esto tenlo bien presente y recuerdalo siempre, trabajamos para decir la verdad completa, ni medias verdades, ni siquiera por causas que creemos justas, como la superviviencia de la congregación, la verdad es la verdad y Dios no admite, intermedios. Que la meta este firme, Cruz 115que tu celo no falte, que sigas el gran propósito de tu vida y el objeto de tu existencia hasta que finalmente puedas decir: “He terminado la tarea que Tú me encargaste hacer”.

Bueno mis amigos, esta fue tan solo una conversación entre amigos, dele una mirada dos veces, y deje un comentario, quizás no este de acuerdo conmigo, pero solamente puedo decirle, sigo sentado dispuesto para seguir o empezar a escudriñar las Escrituras, según usted piense, pero debemos ya de dejar de enseñar medias verdades para enseñar la verdad completa, y podamos todos enfrentarnos a nuestra realidad y seguir avanzando, con la cruz a cuestas y seguirlo, sabiendo el costo, sabiendo lo que hay que pasar y sabiendo cuál es el final para aquellos que perseveran, pero ojo, esto es para los verdaderos cristianos. Bueno quizás el frío nos ha hecho escribir así, pero sabe mi amigo, si usted lee su Biblia, camina por algunas congregaciones y casi todas tienen un común denominador, el centro de toda nuestra adoración, son las bendiciones que tenemos que recibir, porque son promesas de Dios, o sea el centro es el hombre y eso se llama idolatría. Bendiciones y nos vemos muy pronto.

¿Verdaderos adoradores?

Mis queridos amigos, volvimos, me imagino que usted no se lo esperaba, pero es que seguimos estudiando, aunque el diablo se enoje y algunos amigos también, nada podemos hacer, si es mentira lo que escribo, pues ni modo, pero si es verdad, le aseguro que algo va a cambiar, por lo menos dejaran de ser mis amigos, en fin, eramos pocos y seremos menos, total, todo se sabra en el último capítulo, cuando estemos frente al Creador y nos dé su veredicto, por mientras seguimos, hace un tiempo escribí en un post sobre aquellos cantantes que se creen adoradores y que a pesar de cantar bien y tener una buena voz tratan de imitar a los cantantes mundanos, y nos aprendemos hasta ese pasito tum tum que canto los caracteriza, y decimos a los cuatro vientos de que somos adoradores y ponemos carita de “Yo no fui” pero muchas veces nadie les ha dicho, mucho menos enseñado lo que significa ser un verdadero adorador o lo más probable, hacen oídos sordos, o su corazón esta entenebrecido y duro para que la Palabra haga nido en su interior.

Por ellos vamos a hacer un pequeño estudio al respecto, leyendo la Biblia, ojo no es el libro de Petete, ni cualquier libro inspirado por el aroma de un pan de helote, no, es La Palabra de Dios.

“Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la veguenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. Yo reprendo y castigo a todos los que amó; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con é, y él conmigo. Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Apocalipsis 3:15-22).

Las iglesias cristianas han llegado al peligroso tiempo predicho hace tanto tiempo. Es una época en la que nos podemos dar paladitas en la espalda y felicitarnos unos á otros, unidos al coro “Si somos ricos, nos hemos enriquecido, y de ninguna cosa tenemos necesidad” Desde luego, es cierto que apenas si nos falta algo en nuestras iglesias hoy en día.. excepto lo más importante. Estamos carentes de la ofrenda genuina y sagrada de nosotros mismos y de nuestra adoración al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Mis propias lealtades y responsabilidades están y siempre estarán con las iglesias fuertemente evangélicas, creyentes en la Biblia y que dan honra a Cristo. Estamos edificando grandes iglesias y congregaciones. Nos jactamos de elevadas normas y hablamos mucho acerca del avivamiento, pero quisiera hacerles una pregunta ¿Qué ha sucedido con la adoración? A veces los cristianos parecen confusos e inciertos acerca de la naturaleza de Dios y de sus propósitos en creación y redención. En tales casos los predicadores, maestros, pastores somos a menudo los culpables. Sigue habiendo predicadores y maestros que dicen que Cristo murió para que no bebiéramos, no fumáramos y no vieramos películas, y lo más triste no jugaramos con el Pay Station. !No es para asombrarse de que la gente este condfundida! No es para asombrarse que se habitúen a recaer cuando tales cosas son las que se les presenta como la razón para la salvación. Jesús mi amigo nació de una virgen, sufrió bajo Poncio Pilato, murió en la cruz y resucitó de la tumba para transformar a los rebeldes en adoradores. Lo ha hecho todo de gracia. Nosotros somos los que recibimos de ella.

Puede que esto no suene a dramático, pero es la revelación de Dios y el camino de Dios.

Otro ejemplo de nuestros pensamientos erróneos acerca de Dios es la actitud de tantos de que Dios es ahora un caso caritativo. Como si fuera un encargado frustrado que no puede encontrar ayuda suficiente. Como estando junto al camino pidiendo cuántos vendrán en su ayuda y comenzarán a hacer su obra. Inclusive algunos pastores dicen “Miren a Jesús sufriendo porque usted no se convierte” No y mil veces no, Jesús no necesita de nosotros para que su evangelio avance,

Ah, si tan sólo recordáramos quién es El. Dios nunca realmente nos ha necesitado. A ninguno de nosotros. Pero nos imaginamos que sí nos necesita, y hacemos de ello una gran cosa cuando alguien acepta “trabajar para el Señor”, Todos deberíamos estar dispuestos a trabajar para el Señor, pero es una cuestión de gracia de parte de Dios.  Tengo la opinión de que no deberíamos preocuparnos por trabajar para Dios hasta que no hayamos aprendido el significado y el deleite de adorarle. Un adorador puede trabajar con calidad eterna en su trabajo pero un obrero que no adora está sólo apilando madera, paja y ojarasca para el tiempo en que Dios abrase el mundo (con fueguito). Pero Dios quiere llamarnos de vuelta  a aquello para lo que nos creó: a adorarle y a gozar de El para siempre. Es así que por una profunda adoración, que llevamos a cabo su obra.

Oí decir a un presidente de una universidad decir que la iglesia está “sufriento una fiebre de amateurismo”. Cualquier persona inexperta, impreparada, inespiritual, y vacía (o sea un neófito) puede iniciar algo religioso y encontrar abundancia de seguidores que le oirán, y pagarán y promoverán su causa. Podrá llegar a hacerse muy evidente que la tal persona, para empezar, jamás buscó verdaderamente de Dios, se limitó a escuchar con los oídos cerrados, y a seguir fábulas y métodos de entretenimiento, testimonio y vida ligera.

Estas cosas estan sucediendo a nuestro alrededor porque no somos adoradores. Si estamos verdaderamnete entre los adoradores, no estaremos gastando en proyectos carnales o mundanos.

En Apocalipsis 4:10-11, el apóstol Juan nos da un claro retrato de los seres creados alrededor del trono de Dios: “Los veinticuatro ancianos se postran delante del que esta sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Señor, eres digno de recibir la gloria y el honor y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas”

Hoy puedo decirte mi hermano con la autoridad que tiene la Palabra de Dios, que cualquier persona, hombre o mujer en esta tierra, que se sienta aburrida y repelida por la adoración no está lista para el cielo. Aunque usted me podría decir, pero yo llene la tarjetita, pase al frente y oraron por mi, yo me decidí por Cristo. Pero mi querido amigo, la verdad, es que hemos sido traídos a Dios y a la fe y a la salvación para que adorásemos a Dios en contemplación arrobada. No venimos a Dios para ser cristianos automáticos, cristianos hechos con un molde. Dios ha dado su salvación para que podamos ser, individual y personalmente, vibrantes hijos de Dios, amar a Dios con todo nuestro corazón y adorándole en la hermosura de su santidad.

Bueno querido hermano, hermana o asistente de alguna congregación y sobre todo si usted dice que es cristiano, ¿somos o no, adoradores de Cristo? se lo dejo de tarea, nos vemos pronto y bendiciones.