¿A quién predicas tú?

_MG_3456Queridos amigos, nos volvemos a juntar para conversar algo interesante, o por lo menos yo lo creo interesante, pero he visto en varias congregaciones y en la última que visite hace pocas semanas, algo que no se me cocina, algo  que me parece que en vez de avanzar, retrocedemos, por lo que vuelvo a sentarme con mi Biblia al lado, y buscar respuestas a mis preguntas, quizás tengas tú al igual que yo algunas preguntas o mejor aún respuestas a nuestras interrogantes, pero sería bueno no solamente que nos dejes un comentario, sino que con la Biblia en la mano nos hagas ver la realidad o nos ayudes a encontrar la verdad desde otro punto de vista, y es que hace unos días invitaba a pasar por aquí, y visitarnos por Facebook y me dijeron que estaba equivocado, que estaba loco, pero no me dijeron, ni porque, ni en qué, ni mucho menos me dieron las razones bíblicas para hacerme pensar, era como siempre digo, no tienen argumentos, simplemente tienen creencias de acuerdo a sus gustos, o de lo que creen es bonito, es felicidad, es bien para todos, de que Jesús es amor y que ya tienes todo lo que pides y que eres sano, de que eres prospero, y quizás solo quizás intentamos darles a los demás lo que nos hemos vendido nosotros mismos de que es Jesús, lo malo que hemos cerrado los ojos y los oídos a la verdad de la Palabra de Dios, por lo que, quieres según tú sacar a alguien de su error pero no tienes argumentos solidos para ello, por lo que apelas a lo mas fácil, acusar, señalar, creyendo que con ello logras algo, lo único es entender que al no tener respuestas ni argumentos, caminas por el error y la mentira, y al final para redondear la incapacidad argumental, pues dices la frase celebre “El Señor me dijo”, o que “Dios te revele” y es que cuando no hay argumentos, cuando no hay la verdad y todo no son más que palabras, lo más fácil es “Dios ocupate tú” sin preguntarnos ¿estoy dentro de la verdad? y es que muchas veces hablamos, predicamos, enseñamos y hasta honestamente tratamos de profetizar a pesar de no ser profetas a otras personas, sin darnos cuenta de que estamos predicando a otro Jesús.
De todo ello vamos a conversar, yo tengo ya mi cappuccino en la mano, no consegui Tiramizu, por lo que me conformo con un pan con queso manchego, y bueno consegui entre gallos y media noche un heladito de fresas con chocolate y nueces que mejor no se lo cuento, me va a pedir y hoy no invito, y me imágino que ya tiene su Biblia en la mano, un papel y lápiz para poder tomar apuntes y luego de estudiar sus notas preparar algo para conversar con sus amigos en la congregación.
Por lo que empecemos por el principio, pidiendo a Dios sabiduría para entender lo que desea decirnos mediante Su Palabra,  sobre todo si eres pastor, maestro, músico, cristianos-300x200líder de algún ministerio, profeta, ujier, dentro de alguna congregación (en especial, las dos que estaban juntas). o inclusive si te crees un iluminado de los que nunca faltan y que caiste por aquíy ya no sabes como salir, toma tu Biblia y busca en 2da. de Corintios 11:3-4 “…vuestros sentidos sean de alguna manera extravíados de la sincera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habeís recibido… bien lo toleráis” Mis queridos amigos líderes, si a tí te estoy hablando, no te me hagas el loco mirando para otro lado, ni siquiera buscando al vecino para decirle es para usted, no, es justamente para tí, tu que dices ser pastor, tu que dices ser maestro, inclusive a tí, que dices que Dios te habla y que todo lo haces en el nombre de Dios, tengo una pregunta para ustedes ¿a qué Jesús vienes predicando? ¿estás seguro que es el Jesús de la Biblia?, ¿te suena raro, que te hagan esta pregunta?, si dices que por mucho tiempo has venido hablando y predicando de ese Cruz 115Jesús que murió en una cruz, pero, bueno un consejo, aunque sea de un conejo, sabes tengo algo que decirte, durante mucho tiempo caminaste y predicaste equivocadamente, eso hasta tú mismo lo reconociste,  y según tú, ojo según tú, ya recobraste el camino y ahora estas predicando la verdad de Dios, pero quiero pedirte un favor, a ti que hablas del amor, a ti que vienes predicando del arrepentimiento y quieres comprometer a todo el mundo en libros y métodos que no llevan a ninguna parte, sino te alejan más de Dios, vuelve a retomar tus cuadernos, abre tus libros, vuelve a ver los archivos de tu computadora, me imágino que tienes tus enseñanzas y predicas de tiempos pasados, bueno, vuelve a compararlos con la Biblia, cada uno de tus escritos, palabra por palabra, tomate el tiempo para hacerlo, es por el bien tuyo y de aquellos que creen que les vienes enseñando la verdad, porque he visto con tristeza y dolor, no solamente por tí, sino en especial por esa gente que hoy se encuentra más confundida que esperanzada, mas triste que feliz, más lejos que cerca de la puerta estrecha, que muchos son aquellos que creyendo que predican de Jesús, vienen desviando el camino, aún con buenos deseos. Luego de lo cual tú, sin señalar a nadie, como es costumbre, sin tratar de hecharle la culpa a otro, como siempre, sin lágrimas de cocodrilo, ni dramas, ni manipulaciones, mucho menos con películas que te mueven las emociones pero que solo sirven para que pases un buen tiempo, mucho menos irte a un concierto en donde lo último que se hace es adorar a Dios, arrepientete, pide perdón, primeramente a Dios, y a todos aquellos que les vienes fallando, y por vez primera conviertete en discípulo y vuelve al camino. Porque hacemos muchas cosas creyendo que son de Dios, hemos predicado, enseñado, verdades que aprendimos en el camino, parecían verdades y de Dios, porque la gente se sentía bien y contenta, predicabamos más a gusto de los hermanos que de Dios, “!Ay de los profetas insensatos, que andan en pos de su propio espíritu y nada han visto! (Ezequiel 13:3), pero en el caminar nos damos cuenta  de que estabamos equivocados, pero el orgullo de líder (aunque creamos que es humiladad) hace que no veamos la realidad, a pesar de decir a los cuatro vientos de que hemos cambiado nuestro orgullo de decir “yo soy el ungido” no nos deja someternos a Jesucristo, “Muchos pastores han destruido mi viña, hollaron mi heredad, convirtieron en desierto y soledad mi heredad preciosa” (Jeremías 12:10) y por persistir en nuestro jefe_gritonerror, personas han salido heridas, hermanos han separado sus caminos, ministerios han decaído, principios doctrinales se vienen tambaleando y según, todo lo estabamos haciendo en el nombre de Dios, entonces ¿a qué Jesús predicamos? Es tiempo de volver a las Escrituras, dejar métodos, libros de iluminados, ese gran error del “yo creo que es así”, “Dios me dijo”, volver a la doctrina de los apóstoles y empezar a caminar el camino, sin ese afan de que “yo soy”, eres un siervo inutil tan solo eso somos y por lo tanto debemos volver a nuestro Señor. Y empezar a predicar de Jesucristo, el de verdad.
adorador 002Y también estoy conciente de que muchos dirán: “este tipo está loco “otros” “no toquen al ungido”, otros “hereje”, otros “¿quién yo?”, entre otras frases, o hasta enojarse, desgarrarse las vestiduras, pero me consta de que si alguien tiene una idea diferente, se enojan y acusan, de que si alguien dice algo, empiezan a buscar culpables, pero siempre mirando a otro lado, “Falsamente profetizan los profetas en mi nombre; no los envié, ni les mandé, ni les hablé; vision mentirosa, adivinación, vanidad y engaño de su corazón os profetizan” (Jeremías 14:14) pero debemos recapacitar y volver a las Escrituras, convertirnos verdaderamente en discípulos y seguir a Jesucristo, y hacer lo que nos mando, “predicad la Palabra a toda criatura” ¿empezamos?
Bendiciones mis hermanos y nos volvemos a ver muy pronto. Salvo que siga usted creyendose que es el iluminado que siempre tiene la verdad y que nada ni nadie puede contradecirle. Ni aún un angel del cielo. (Recuerde: esto último se lo dejo de tarea).
Amén.

Regresando a las Escrituras y negarse a sí mismo

20121230-193952Queridos amigos nos volvemos encontrar en este su blog, hoy vamos a hablar un tema interesante, hace unos dias tubimos un estudio biblico referente a los falsos maestros, y todo estaba perfecto hasta que se me ocurrio preguntar y ¿cómo reconocer a un falso maestro?, bueno respuestas biblicas por monton, sobre los frutos, sobre comparar lo que dice con lo escrito en la Biblia, o sea me sacaron conejos del sombrero, pero antes de continuar, ya sabe mi amigo y si es nuevo por aquí, lo invitamos a correr por su Starbucks, uno tamaño Venti para que nos dure, por otro lado un pan dulce, Tiramizu, o si le da el tiempo un pan de helote (aunque su nombre verdadero es pastel de choclo), eso si tenga a la mano la Biblia, tocaremos algunos versículos bíblicos para que no me venga con eso de que no está escrito en la Biblia y yo tenga que volverle a decir “escrito está” bueno con todo ello, tome asiento, parado se nos cae y bueno el café para no dormirse.

Pero les cuento, me he venido dando cuenta en este caminar que mucha gente tiene muy poco discernimiento ni siquiera analiza lo que se dice desde los pulpitos, y no hablo de los hermanos que les falta conocimiento bíblico, sino de los pastores que muchas veces invitan a estos falsos maestros, (sin darse cuenta, eso espero) ya sé, ustedes me van a preguntar, ¿cómo sé?, bueno antes de contarles una historia veamosmascara-ojos1 lo que dice la Biblia: “como habrá falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras” (2 Pedro 2:1); “Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de llamarme apóstol” (1 Corintios 15:9), les cuento una historia, los nombres no los escribo porque no me acuerdo, pero les cuento, invitaron a predicar a un pastor y estaba empezando cuando nos cuenta humildemente una historia desgarradora de como sin saber, Dios lo utilizo como sanador, al oido de los oyentes parecia bueno, espiritual y algunos dijeron !wow! Dios usa al hermano, y si, parecia espiritual, pero sabe mi hermano aquel que quiere decirle a usted que es el ungido, no necesita ni promocionarse, ni mucho menos gritar a los cuatro vientos que Dios lo utiliza en sanidad, ni mucho menos utilizar a niños para sus fabulas por muy ciertas que estas sean, (aunque claro está, para mover los sentimientos y emociones nada mejor) ya que seguir a Dios es por fe no por vista, además no necesitamos a quien humildemente nos quiere demostrar en su orgullo que esta ungido, pero mis hermanos, nos dejamos sorprender y creemos que es de Dios, no havia empezado a predicar y ya se estaba promocionando, con un drama a dos actos y como esos presentadores de television que al presentar a un artista dicen todo lo bueno que ha hecho en sus largos años de artista o cantante, y es por eso que falsos maestros engañan a las ovejas, dicen sus logros personales, que yo viaje, que me fui a la China, que mis trajes, que mi carro, que yo canto, que yo sano, danzo y brinco, tumbo y levanto muertos, que yo y que yo, sin entender que el llamado principal fue a predicar la Palabra, porque si no hubiese hecho ese supuesto milagro, ¿seguirían creyendo que es el ungido?,  entonces mi querido amigo, recuerde “en tu nombre hicimos milagros, alejaos de mi hacedores de maldad” entonces mis queridisimos lideres, debemos tener Ordenando a Diosdiscernimiento para poder darnos cuenta que y quien viene en nombre del Senor, y aun por ser nuestro amigo no podemos dejar el pulpito a cualquiera por mas que este vestido de oveja, por ello mi amigo el conocimiento es bueno, pero más importante es el discernimiento de poder entender que es de Dios y que no. Porque muchas veces por creer que es de Dios, los hermanos aceptan todo lo que se dice desde el pulpito y terminamos desviando a las ovejas del verdadero camino. Ahora a ponerse a orar para poder entender, discernir, y tener sabiduría para saber quién viene en nombre de Dios, y quién no, debemos aprender a escuchar, no porque piensa y habla diferente a nosotros es que viene equivocado, examina lo que habla, comparalo con la Biblia y mira su caminar, quizás, solo quizás Dios te desea enseñar algo.

Hoy caminamos por sendas peligrosas que a lo malo le llaman bueno y a lo bueno malo, “mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los seduceos” (Mateo 16:6), pero pocos se ponen a comparar lo que se dice desde los pulpitos con la Biblia, alli es donde radica uno de los problemas y si encima los lideres tampoco pueden marcar las diferencias, entonces los discipulos siguen creyendo que todo lo que escuchan es de Dios. Otro de los motivos es la falta de conocimiento bíblico que tienen los hermanos, “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría” (Colosenses 3:16), esa falta de relación que existe con el creador y la falta de entrega a buscar de Dios y la guianza del Espíritu Santo, por ello vemos luego estos resultados, debemos de rectificar, pero muchas veces esa palabra no es conocida por pastores que en su orgullo bibliapastoral no desean reconocer su error, y si lo hacen es un saludo a la bandera porque no hay frutos visibles de un genuino arrepentimiento.

Mis queridos hermanos debemos volver a las Esrituras a la Palabra de Dios, la única que nos llevara a la verdad y nos hará libres del pecado y de la condenación. Mis queridos hermanos que nuestra oración sea que el Señor nunca se aparte de nuestro lado y nuestro compromiso el de busarlo y conocerlo.

Usted recordara en Mateo “Si alguno quiere venir en pos de mí, nieguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mateo 16:24) , recuerde entonces mis queridos amigos, si cree usted que Jesús esta preocupado en hacer realidad sus sueños o sus mas grandes pesadillas, no mi amigo, eso es falso, a Dios no le interesa dizque sus sueños, pero hoy queremos ser felices, tener carros, casa, dinero, pero hay otros que quieren ser exitosos, triunfadores, trener grandes iglesias, miles de miembros, ser artistas, cantantes, y 523755575_783a5f0893entre los músicos abunda lo primero, giras, conciertos, grabar su CD, dar coniertos, como si los conciertros son para Dios, ya sé que le enseñaron asi, pero digame y luego del concierto, ¿qué?, volvemos a lo mismo, todo fue emoción y hasta lloramos, pero son lagrimas de cocodrilo que no sorprenden a nadie, mucho menos a Dios. Porque luego del concierto la gran mayoría sale con su CD bajo el brazo, incluyendo el poster autografiado, probablemente su Tshirt con el nombre de Aleluya pintado al frente y un pescadito en la espalda, pero y de tu arrepentimiento ¿en dónde se quedó?, si al día siguiente todo vuelve a la normalidad de llegar tarde al servicio, de que la oración es cosa de sueños, entonces nuestro afamado concierto la única diferencia con el mundo es que gritamos Aleluya, Amén. Porque algunos también luego están metidos en los conciertos de Maná, Los Tigres del Nortillo, Luis Miguel, Yuri y gritan y lloran y dan de brincos, tan solo les falta gritar amén. Por ello debemos de rectificar, debemos de arrepentirnos y volver a retomar el verdadero camino. ¿dispuesto?, entonces qué espera para empezar.

Bendiciones mis amigos y hermanos, nos seguimos comunicando, y sigue en pie, hoy más que nunca, la invitacion de llegar a 2351117543_6d7c29222eesta su casa para seguir o empezar a estudiar la Biblia, único libro que es la Palabra de Dios, lideres, amigos, los espero, no estudiaremos el último libro del iluminado aquel, ni lo que dice fulanito ni pediremos diezmo, mucho menos traeremos a algun tipo que se crea el ungido, por más que sea mi amigo, ni siquiera buscaremos algo para motivarlos ni emocionarlos hasta las lágrimas, no. Buscaremos de Dios en oración, estudiaremos y escudriñaremos la Santa Palabra de Dios hasta que podamos llegar a la altura del varón perfecto o morir en el intento. Bendiciones y nos vemos. Muy Pronto, aunque quizás lo que he dicho o escrito sea una invitación a seguir caminando el camino del Señor por otros lares.

Lo espero solo traiga su Biblia, papel y lápiz y el deseo en su corazón de conocer de Dios.

¿Dices seguir a Cristo? entonces ¿eres su esclavo?

IMG_5583Buenas noches o tardes o días, dependiendo de la hora en que usted ingrese por estos lares, bueno no se vaya corriendo porque no encontró lo que usted buscaba, le puedo asegurar de que si nos sigue, por lo menos al final de la primera lectura, dira que ha pasado un buen momento, no somos como los escritores cristianos de ahora que hablan mucho y dicen poco, nosotros hablamos mucho y no decimos nada, total siempre lo dejo al criterio del visitante, si algo lo hizo pensar, si se va enojado con nosotros por lo que ha leído, ya hemos logrado la razón por la cual se creo este su blog, tratamos de hablar la verdad, duela a quien le duela, enoje, quien se enoje, total decir la verdad siempre incomoda, como siempre, estoy con mi Starbucks en la mano, me trajeron un pancito con queso cotija (queso duro, seco y con mas sal de la necesaria, pero que me gusta mucho por lo que vamos dando muerte al pan juntamente con el queso), no encontramos Tramizu, mucho menos pan dulce y si pido a estas horas, por aqui en el momento que escribo este post son las 11:44 pm me ahorcan en casa, entonces de tripas pan y queso, pero empecemos como siempre digo: es una conversación entre amigos o conocidos o curiosos, como usted desee, yo por lo menos lo escribo con cariño y deseo de salir, de este silencio que es escribir solo. Nuestra conversación de hoy girará sobre el punto de ser esclavos, o siervos o seguidores o amos de Cristo. (Si, hay de todo y muchos creen que no es así).

En el Nuevo Testamento una y otra vez se nos indica que los verdaderos creyentes deben de someterse a Cristo completamente (y muchos lo repiten y hasta lo creen, pero no lo cumplen) y no solo como siervos contratados o empleados espirituales, mucho menos como simples buscadores de milagros, o como algunos que caminan detrás de la herencia de encadenado2las bendiciones de Cristo porque nos dicen que somos coherederos con El, sino como quienes pertenecen por entero a El. Se nos pide obedecerlo sin preguntas y seguirlo sin reclamos. Jesucristo es nuestro Amo, un hecho que reconocemos cada vez que lo llamamos «Señor». Pero muchas o en casi su totalidad solamente son expresiones de la boca para afuera o cuando estamos pasando necesidad o en un domingo cuando el predicador nos movio los cimientos de las emociones y gritamos a todo pulmón que somos cristianos hasta que nos retiramos a nuestros aposentos y nuestra vida solo dice que somos fervientes hinchas del equipo ganador. Somos sus esclavos, (aunque usted no lo crea, pero ojo somos esclavos aquellos que verdaderamente lo seguimos hasta las últimas consecuncias)  llamados para obedecerlo y honrarlo humilde e incondicionalmente. Y si usted por esas casualidades de la vida empieza a leer la historia de la Iglesia, este era el común denominador, los primeros martires cada vez que se les preguntaba por lo que eran, todos tenían la misma respuesta “soy cristiano”, algunos hablaban un poco más al respecto: “soy esclavo de Cesar” pero “soy un cristiano que ha recibido la libertad de Cristo mismo” otros decían “soy un hombre libre, esclavo de Cristo”. Le suena todas estas afirmaciones conocidas o le son extrañas, escucha usted algo parecido en la congregación en donde usted se reune algunos días a la semana, yo le aseguro que no, porque esta gente que murio declarando ser cristianos hasta la el último aliento de su vida, verdaderamente vivían su cristianismo con un compromiso digno de imitar, pero díficil de realizar por nosotros, sino, simplemente siga leyendo y con un espejo en la mano, mire si lo que hablamos aquí es un reflejo de lo que se vive.

triunfadorHoy en las iglesias no escuchamos mucho acerca de este concepto. O usted escucha y ve en quien lo dice que es realidad el concepto de “soy esclavo de Cristo”, con todo lo que esto significa. En el cristianismo contemporáneo se habla de cualquiera cosa menos de la terminología esclavo. Se habla del éxito, de la salud, de la riqueza, de la prosperidad, del crecimiento ministerial, de hago esto para la Gloria de Dios (¿sera?) y de la búsqueda de la felicidad. Con frecuencia escuchamos que Dios ama a las personas incondicionalmente y que quiere que sean todo lo que ellos quieren ser, que quieren que cumpla cada deseo, esperanza o sueño. Hemos llegado a extremos de que nos dicen que debemos decretar, ordenar, visualizar, nuestros sueños para que Dios empiece a actuar y mover los hilos necesarios para que podamos recibir todo aquello que soñamos. La ambición personal, la realización personal,la gratificación personal, el triunfo, el exito, el reconocimiento personal, todo esto ha llegado a ser parte del lenguaje del cristianismo evangélico, y parte de lo que significa tener una «relación personal con Jesucristo». Nos han enseñado desde los pulpitos de que el ser carnaval-brasil05cristiano nos dá derecho a pedir todo lo que necesitamos, a que las puertas se nos deben abrir, a pensar de que como somos hijos del rey, debemos vivir como tal, por ello no hay nada que no podamos conseguir tan solo pidiendolo, en oración. En lugar de enseñar el evangelio del Nuevo Testamento, donde se llama a los pecadores a someterse a Cristo, el mensaje contemporáneo es exactamente lo opuesto: Jesús está aquí para cumplir todos tus deseos. Llegando hasta contarle a Dios hasta tres para que nos entregue nuestra lista de pedidos como si fuera el Papá Noel de nuestra vida y como nos hemos portado bien, debe entregarnos todos nuestros regalos, que si damos el diezmo, El Señor tiene la obligación de multiplicar 100 por 1 lo que hemos dado y cientos corren a comprar sus milagros por cuatro centavos que una y otra vez desde el pulpito nos declaran y hasta intimidan, de que si no das serás maldecido, nos enseñan que El quiere vernos felices y la felicidad viene dada por tener todo lo que anhelamos y si no recibimos es porque pedimos mal porque estamos pidiendo miserias en vez de pedir como hijos del rey. Equiparándolo a Dios, a un ayudante personal o a un entrenador particular, al genio de la lampara maravillosa con turbante y todo, muchos asistentes a las iglesias hablan de un Salvador personal que está deseoso de cumplir sus peticiones y ayudarlos en sus esfuerzos de autosatisfacción y logros personales. Nada candle boymás alejado de lo que está en las Escrituras.

La comprensión del Nuevo Testamento acerca de la relación del creyente con Cristo no podría ser más opuesta. Él es el Amo y Dueño. Nosotros somos su posesión. Él es el Rey, el Señor y el Hijo de Dios. Nosotros somos sus objetos y sus subordinados. Lea mi querido amigo con detenimeitno la Biblia, entienda que es ser verdaderamente discípulo de Cristo, entienda el costo de seguirlo, de lo contrario nos venimos engañando cada día que asisitimos a la congregación y nos 1jesus001hacen levantar las manos como si con eso engañásemos a Dios, la entrega no es de sentimientos ni emociones, es de vida completa, no el domingo, es todos los días, no es para pedir, sino para entregarse totalmente a Cristo. En una palabra, nosotros somos sus esclavos.

Esta es una palabra díficil de comprender y de asimilar “esclavo” y es que tenemos la idea de acuerdo a la historia: siempre un esclavo era aquella persona mal nutrida, tratada como un animal, a la que podía inclusive el amo matarla y nada pasaba, porque se tenía el derecho total sobre su vida, creemos, que el ser esclavos es lo peor que se nos puede ocurrir, pero mi amigo el esclavo que solo hace lo que le dice su Amo, es aquel que obtendra la vida eterna, aquel que vivirá por toda la eternidad al lado de su creador.

Bueno mis amigos nos vemos, como siempre les digo, mi casa esta abierta para poder estudiar la Biblia, Los Evangelios, Romanos tan solo para empezar, pero en forma seria, no creyendo que somos los amos, sino sabiendo que somos esclavos que deseamos aprender del Maestro, los espero, yo pongo el café. Cuidense, bendiciones y nos vemos muy pronto.

John MacArthur: La corrupción del Evangelio

IMG_5987Mis queridos amigos, para que ustedes no piensen que estoy medio loco y que siempre vengo hablando cosas que para algunos no tienen sentido, aqui les dejo la predicación del pastor John Macarthur, ahora sé también que más de uno dirá, siempre habla de este pastor y toda la sarta de palabrerías de algunos que ni idea tienen del evangelio de Jesucristo y de lo que es ser discípulo de Jesús, pero bueno si usted es uno de esos, pase de largo, este sitio no le servira de mucho, pero si busca la verdad, le aseguro que estas palabras llegaran a su cerebro y lo haran pensar y eso mi amigo ya es suficiente, pero luego de leer detenidamente todo este artículo, mire a su interior, luego a su alrededor y hagase la pregnutan ¿ esto me sudede a mí, mi congregación esta dentro de está definición?, cuidese y bendiciones. John Macarthur es uno de los pocos pastores de USA que viene predicando la verdad tal cual está escrita en la Biblia, esa es mi opinión, pero para opinar hay que conocer, por lo tanto tan solo lea el siguiente artículo y saque sus propias conclusiones.

¿Puede la iglesia combatir la apatía y el materialismo alimentando la concupiscencia y el gusto de la gente por el entretenimiento? Parece que muchos creen que si, pues una tras otra, las iglesias se montan al vagón de los espectáculos cristianos. Esta lamentable tendencia ha hecho que muchas iglesias, que en otros aspectos son sanas, se alejen de las prioridades bíblicas.

Hay iglesias que construyen sus edificios como teatros. En lugar de un pulpito tienen un escenario. Tienen grandes plataformas realzadas con luces y sonido, contratan especialistas en publicidad, consultores de espectáculos, directores de escenario, expertos en efectos especiales y coreógrafos. La idea es darle a la audiencia lo que le gusta; adaptar los servicios para atraer multitudes. Como resultado los pastores parecen más políticos que pastores, preocupados más por agradar al público que por guiar y alimentar espiritualmente al rebaño. La gente recibe un espectáculo refinado y profesional, donde el drama, la música popular y un sermón ligero constituyen el servicio de adoración. Pero el énfasis no es en la adoración sino en el entretenimiento.

Detrás de esta tendencia esta la noción de que la iglesia tiene que centrarse y existe para alcanzar a los incrédulos. Por ello, las iglesias apelan a los consumidores de la misma manera que lo hacen la coca-cola, el cereal Frosted Flakes o la cerveza Miller Lite–usando estrategias de mercadeo para atraer al consumidor. Esa filosofía es el resultado de una mala teología. Es un sistema enraizado en una teología arminiana que ve la conversión como un acto de la voluntad humana lo cual requiere una presentación adecuada del mensaje para que la gente se salve. Su meta es una decisión instantánea no un cambio radical del corazón. Esta corrupción del Evangelio, al estilo de los publicistas de Madison-Avenue, asume que el principal propósito de las reuniones de la iglesia es reclutar incrédulos. Por ello, muchas iglesias han abandonado la adoración como tal y han relegado la predicación a un culto secundario entre semana. Tal cosa se aparta de Hechos 2.24: “y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, y en la comunión unos con otros y en el partimiento del pan y en las oraciones.” Hebreos 10.24-25 nos muestra el propósito y el requerimiento de las reuniones de la iglesia del principio: “considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y las buenas obras, no dejando de congregarnos como algunos tienen por costumbre.” Note que la prioridad bíblica de la iglesia es adorar a Dios y edificar a los santos. La iglesia debe reunirse para adorar y edificarse, y luego salir para evangelizar al mundo. Nuestro Señor comisionó a sus discípulos para evangelizar de esta manera: “Id y haced discípulos en todas las naciones.” (Mat. 28.19). Cristo enseñó claramente que su pueblo no se tiene que reunir pensando como atraer y agradar a los incrédulos. La iglesia es la que debe ir al mundo, no el mundo a la iglesia. Esta es la responsabilidad de cada creyente. Me temo que los métodos que enfatizan la presentación de un evangelio atractivo al incrédulo en los cultos de adoración, absuelve a los cristianos individuales de su obligación personal de ser luz en el mundo (Mt. 5.16).

Nuestra sociedad esta llena de gente que quiere lo que quiere cuando lo quiere. Esta gente tiene su estilo de vida, sus gustos y sus entretenimientos. Cuando las iglesias apelan a esos deseos egoístas, lo que hacen es estimular ese fuego y estorbar el desarrollo de la verdadera piedad. Las iglesias que usan esos métodos usualmente crecen bastante, mientras que las que no lo hacen tienen dificultades. Y muchos líderes, preocupados por el crecimiento numérico en sus iglesias son atraídos a esa filosofía del entretenimiento. Consideremos lo que esta filosofía hace al mensaje del Evangelio. Hay quienes afirman que mientras los principios bíblicos sean presentados, no importa la forma en que se haga. Eso no tiene sentido. ¿Por qué no tener entonces un carnaval? Imagine un lanzador de cuchillos, vestido de payaso, lleno de tatuajes haciendo malabarismos con sierras eléctricas mientras grita versos bíblicos. Esto es un escenario grotesco, pero ilustra como es que la forma en que se hacen las cosas rebaja y corrompe el mensaje. Tristemente, eso no difiere de lo que actualmente sucede en algunas iglesias. Rockeros, salseros, vetriloquistas, payasos, contorsionistas y celebridades del mundo han sustituido al predicador. Y así el Evangelio es denigrado. Tenemos que ser cuidadosos de armonizar nuestros métodos con los principios bíblicos y las profundas verdades espirituales que tratamos de transmitir. Es demasiado fácil trivializar el mensaje santo del Evangelio.

No te apresures a desear las tendencias de las súper-iglesias con alta tecnología y calidad artística y énfasis en la música. Y no menosprecies la adoración y la predicación bíblica y seria. No se necesitan métodos ingeniosos para que la gente sea salva (1 Cor. 1.21). Simplemente necesitamos retornar a la predicación de la verdad y dedicarnos a sembrar la semilla. Si somos fieles a eso, la tierra que Dios ha preparado producirá fruto.

Vas para el cielo, ¿estás seguro?

210-FlatWhite-CapuchinoWithoutTheFroth-300Muy buenas tardes o noches o días, dependiendo de dónde viva, y a que hora este leyendo este post, pero le doy la bienvenida, nos volvemos a encontrar y espero que nuevamente nos siga visitando por estos lares y podamos conversar con nuestra taza de café, y como siempre para empezar, un cappuccino Venti, no me venga que se va al 7/11, por favor corra al Starbucks por uno decente, o sea el más grande y un pancito, encontré por mi casa en San José, California un lugar o huarique en donde hacen unos pastelitos de primera, voy a tomarle fotos y en un próximos post las subo para que vean lo que uno mal come, pero para conversar hace falta nuestro manual y hoy si, me imagino que traerá usted su Biblia, por lo tanto con la Biblia, y todos sus implementos a la mano, conversaremos acerca de un tema que parece no interesarle a mucha gente, empezando por los pastores y líderes de las congregaciones, ¿porqué?, bueno simple, veo con tristeza que muchos de ellos se contentan con enseñar métodos, libros emocionales, promesas de bendiciones, milagros a la vuelta de la esquina, previa ofrenda, a mayor ofrenda, más grande el milagro, pero muy pocos son aquellos que hablan del pecado, del arrepentimiento, del verdadero evangelio, del costo de seguir a Jesús, que como todos en la congregación tienen unas vidas mas o menos similares, creen todos que el cielo es su futura casa, sin darse cuenta de que esto no es cierto, lo malo es que desde el pulpito, se apoyan estas afirmaciones y declarando, visualizando y pisando fuerte para tomar nuestras promesa, pues venimos desviando al pueblo de Dios que verdaderamente quiere seguir a Cristo, pero que dificilmente lo vienen haciendo.

Probablemente le sorprenderá a usted, como a mí en otro tiempo, leer lo que la Biblia dice acerca de cuán poca gente irá al cielo al momento de la muerte. Yo sé que le han enseñado como a mi, que solo tenía que pasar al frente y repetir la oración de entrega y todo estaba solucionado, otros vienen religiosamente todos los domingos a la iglesia, inclusive dan su ofrenda, y usted como muchos han creído que con eso ya estaba su nombre escrito en el libro de la vida. Es que observa que la vida de los demás, es similar a la suya, desde el pastor hasta el último ujier, entonces todos debemos ser salvos por contagio, una creencia bastante lógica. Y que la mayoría de personas de la iglesia son unos cristianos dignos de imitar y que todos juntos hasta le vamos a poner un nombre al lugar en el cielo que nos toque y estar todos juntitos. Podría sorprenderle aún infierno 001mas descubrir que aún de aquellos que han escuchado el Evangelio, la mayoría quedará excluida del cielo y pasará la eternidad en el infierno. No se nos vaya, ni apague su computador ni se vaya a comprar a Amazon el último comic de Spiderman (si lo hace mandeme una copia), pero debe escuchar con cuidado o leer con precaución, todos los domingos y fiestas de guardar sabemos que hemos escuchado predicas sobre: de que recibiendo a Cristo en tu corazón, tienes las bendiciones y promesas hechas por Dios para ti y tu familia y de que Dios abrira las ventanas de los cielos porque eres coheredero con Cristo, por supuesto, hay muchos que se niegan a creer esto, (de que el infierno es el lugar de muchos) porque simplemente rechazan las enseñanzas de la Biblia, y en muchos casos ni siquiera son conocedores de la Palabra de Dios, muchos de ellos las rechazan por la mala o pesima enseñanza que se recibe, hace unos días escuche a un pastor decir: de que en Irán, Jesús se había aparecido ante millones de personas y les havía predicado y millones se convirtieron, !Herejía! y algunos pastores, con ese don que los caracteriza de orgullo y vanidad se lo trajerón a la congregación como la noticia del siglo, la noticia que cambiaría las vidas de mucha gente, por el amor de Dios, verdaderamente tenemos discernimiento o solo las últimas dos sílabas, no podemos ponernos a hablar cosas que estan alejadas de la Palabra de Dios, no que ¿el evangelio es por fé?, o es que en los últimos tiempo me perdi algo por estar mirando los picapiedras y me cambiaron la Biblia, o me cambiaron el evangelio de Jesucristo, qué pasaría si el tal Jesús no se les aparece ¿no se convierten?, entonces mis amigos, “dichosos aquellos que sin ver, creyeron”, ¿qué hacemos?, seguimos enseñando fábulas a los hermanos, queremos recuperar el terreno perdido por haberles dado una enseñanza erronea, pero no hacemos lo que Dios dice que hagamos, escudriñar las Escrituras porque allí se encuentra la vida, o sea seguimos siendo neofitos, por lo que como siempre digo aquí los vengo esperando para empezar a estudiar, y con carácter de urgencia, aunque mi amigo si todo sigue como parece le tengo malas noticias, algún día se verán forzados a experimentar esta verdad, no todos se irán al cielo. Aquellos que creen esto solo pueden clamar con el apóstol Pablo: “¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán incomprensibles son sus juicios e inescrutables sus caminos!” (Rom.11:33).

candle boyEl pensamiento de que la mayoría de la humanidad pasará la eternidad en el infierno de inmediato levanta la importantísima pregunta ¿Porqué? ¿Quién es responsable por esta espantosa catástrofe?. O como se dice en cristiano a ¿quién le vamos a hechar la culpa de lo que va a suceder?, y es que somos así, y los cristiaanos nos enorgullecemos de eso, deseamos saber quién es el culpable, pero sabe mi amigo, si usted y todos los de su y mi congregación hubiesemos estados hace 2,000 años, también hubiesemos gritado !crucificadle!, ¿porqué? porqué es la mejor forma de no tener que ponernos a cuentas con Dios, mucho menos arrepentirnos de nuestro proceder. Cuando algo malo sucede instintivamente deseamos saber la causa o el porqué. En el caso de algo pecaminoso, (un poco por la morbosidad del momento), nuestros instintos en favor de la justicia nos impulsan a buscar al culpable, de manera que pueda cargar la vergüenza y el castigo que merece. Logicamente cuando ese culpable, sea otra persona. Si nos encontrásemos con el cadáver de una persona asesinada, desearíamos saber quien la asesinó. y nos desgarramos las vestiduras para que la policia encuentre al culpable, inclusive la gente llega a tratar de linchar al asesino o violador, claro esta siempre y cuando sea otra persona. Si deliberadamente una ciudad fuese incendiada, desearíamos que el piromaniático fuese llevado a juicio. Entonces cuando leemos acerca de millones de almas sufriendo para siempre en los tormentos del infierno, seguramente querríamos preguntar quien es el responsable. ¿Quién sería tan cruel como para causar tal cosa? ¿Quién tiene la culpa?, Y lo primero que pensamos es en Satanás, le hechamos la culpa al diablo, y pensamos de que eso no nos va a suceder a nosotros, porque nosotros, pasamos al frente, porque no somos malos como esos otros, porque sabemos de que nuestro nombre es aquel que pronunciara Jesús cuando llame a sus hijos, para heredar la vida eterna, porque nos han enseñado un evangelio tan sencillo que con el solo hecho de decir que Jesús es mi Señor, bautizarme y hablar en lenguas, ya somos cristianos maduros y hasta queremos convertirnos en pastores o profetas, como hay algunos que caminan por allí, tengo un amigo que jamás leyó la Biblia que el leer y estudiar era casi sacrilegio, y hoy es pastor, increíble, pero contesteme está pregunta ¿a dónde viene guiando a 2351117543_6d7c29222eesa congregación? ¿a dónde se dirigen?, ¿le importará?, y yo sé que Dios cambia, que Dios transforma, y que puede cambiar naciones enteras bajo el poder del Espíritu Santo, pero nace de una desición personal de humillarse, seguir a Cristo, y conocerlo mediante Su Palabra, por ello mi amigo o hermano, es importante escudriñar las Escrituras, buscar de Dios, llenarse del Espíritu Santo, y hacer la voluntad de aquel que murio por nosotros por el perdón de nuestros pecados.

Muchas personas entonces con ese afán de quitarnos responsabilidades responderían que el diablo es el responsable. Hay un sentido en que esto es cierto, pero el diablo no es la causa principal. También es cierto que el infierno es el castigo del pecado y que es el diablo quien tienta a los hombres a pecar, pero él no les forza a pecar. Más bien, deja a la voluntad de ellos el resistir o ceder ante la tentación. El diablo no lleva al hombre a las posesiones de otro y lo forza a robarlas; ni tampoco le secuestra cada domingo para que no asista a escuchar la Palabra; aquí le cuento una historia, tengo un amigo, que siendo maestro de la Biblia, salía cada domingo con las justas de su casa para que, corriendo llegara a la congregación, pero siempre llegaba tarde unos 15 a 20 minutos, pero eso si con su Jamba Juice en la mano, digame, Satanás era el culpable de que en el camino abrieran un Jamba y que mi hermano a pesar de saber que estaba tarde, se comprara un Juice y luego siguiera su camino a la congregación, no, era una desición personal, o es que no tenía fuerza para decir no, o para salir más temprano de su casa, ni tampoco Satanás obliga a su mente a no pensar en los asuntos espirituales. La persona misma escoge actuar en la manera en que lo hace. O sea el culpable de que se vaya al infierno esa multitud de personas, es que hemos hecho lo malo ante los ojos de Dios, y Dios mi hermano es un Dios justo, somos nosotros mismos que hemos infringido la ley, o sea en pocas palabras todos hemos pecado, seguimos pecando y nos hemos apartado de la cristianos-300x200gracia de Dios, por lo que ya sabe a donde nos dirigimos.

Entonces y ya para acabar y dejarlos pensando, ¿qué hacemos? cientos de miles no llegaran al cielo, seguiremos con nuestras fábulas o empezaremos a estudiar para enseñarles las verdades del evangelio, pero ojo esto es para los pastores, maestros, profetas, líderes de las iglesias, porque el juicio empezará por aquellos que en el nombre de Jesús venimos enseñando la Palabra o por lo menos lo intentamos, como le comentaba a un pastor hace unos días, si tu sabes la verdad y no la enseñas, eres parte del problema (tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata ¿cierto?) y Dios te pedira cuentas, pero si la enseñas y no te escuchan, solo sacude tu calzado y sigue tu camino, pero si te escuchan abras librado una alma del infierno, por ello hay una responsabilidad muy grande en todos los que tienen un ministerio dado por Dios, como alguien dijo alguna vez “No vayas porque tu mamá te dijo, no vayas porque tienes ganas de hacer algo, no vayas porque ese ministerio te va a dar renombre y te van a conocer todos en la iglesia, anda porque Dios te envia o te llamó para hacer Su voluntad.”

Nos vemos pronto, sigo esperando, ya les cuento de las reuniones que tendre estos días con algunos pastores y amigos para ver que hacemos para seguir predicando la Palabra de Dios. Bendiciones, y antes que me olvide, mi casa sigue abierta a aquellos que quieren escudriñar las Escrituras, en especial a mis hermanos de Manantial de vida, los espero.

¿Hay diferencias entre cristianos y no cristianos?

IMG_5987Hola mis queridos amigos, hermanos, y hermanas, visitantes asiduos a este su blog y también damos la bienvenida a quellos que por querer entrar Amazon llegaron por aquí sin darse cuenta, todos tengan un buen tiempo y pasemos un grato agradable y sobre todo que al final de la lectura, querramos todos regresar, no a querer quemar el blog sino a conversar con un café en la mano y un buen pastel o pan dulce y si se puede alfajores, sería tremendo y se los agradecería eternamente, (recibimos donaciones de Tiramizu, capirotada, empanadas, alfajores de maizena con manjar blanco, etc),  pero por lo pronto corra por su Biblia, no me diga que una vez más no la encuentra, una solución es encadenarse una al cuello, así lo peor que puede pasar es que usted también se pierda y mi amigo no creo que los demás se den cuenta, por lo que a nuestro sillón favorito y empecemos a conversar.

Sabe hace unos años, siendo miembro de una iglesia, el pastor estaba haciendo las separaciones entre parejas que no estaban casadas pero que vivian bajo un mismo techo y en una misma cama, por estar en pecado (o sea me los divorciaba sin estar casados y cada uno a su casa) y me hacía yo la pregunta de que si era correcto o no, recuerdo a algunas parejas que al final luego de la separación de cuerpos, jamás volvieron a juntarse, mucho menos a casarse, tristemente se destruyeron algunas parejas, y me di cuenta luego de estudiar y orar, que nuestra mayor preocupación debió ser no tanto el que vivan juntos, debemos preocuparnos quienes son  verdaderamente cristianos, al enseñar las verdades de la Palabra, los verdaderos cristianos empezaran a ordenar su vidas, esa debe de ser nuestra preocupación, podemos tener congregaciones de miles de asistentes, pero son solo eso asistentes, ¿cuántos son cristianos? pero también como líderes, maestros, pastores, debemos hacernos la pregunta y ¿nos interesa? o simplemente queremos llenar el templo, porque luego de saber quienes son y quienes no, pues lo más probable es que algunos se nos alejen pero debemos darnos cuenta de que “quizás nunca fueron de nosotros”, pero ¿qué hay de nosotros?tips-para-dar-ordenes-con-autoridad verdaderamente estámos enseñando las verdades del evangelio o nuestras propias fábulas y emociones y nos dejamos mover a todo viento de doctrina o método o libro que dice que nos hara mejores cristianos. ¿qué se contesta?

En el post anterior hablamos un poco de las Bienaventuranzas, ahora mi amigo, si las verdades del Sermón del Monte no definen ni dirigen la dirección de su vida y actuar, tengo una muy mala noticia que darle y es que usted se viene engañando al pensar que es cristiano y que ya está más que preparado para cuando venga el Señor en su segunda venida. Ya hemos hablado hace unos post sobre discipulo 011lo que es construir sobre la arena y sobre la roca, usted se puede dar cuenta de que construir sobre la arena es lo más fácil que puede hacer, los insensatos quieren las cosas rapido, como cuando usted se hace su sopita Ramen, que a los tres minutos ya está, asi son nuestras conversiones, repite la oración, acepta a Cristo y todo será felicidad, todos nos vamos al cielo, juntitos como hermanitos y perfumados en olor de santidad, aquellos que construyen sobre la arena no tienen tiempo para perderlo en estudiar la doctrina, quieren resultados rápidos, pastores de tres meses, profetas que les digan lo que quieren escuchar, ya no se quiere decir que debes de ponerte a cuentas con Dios y que te des cuenta del estado de tu alma delante de Dios, ya no existe tiempo para inculcar el temor a Dios y al castigo eterno, sino todo lo contrario, que debes exigirle a Dios sus promesas y sus milagros, que eres heredero de todo y que ya quieres recibir tu herencia.

El necio mi querido amigo es aquel que proclama que es seguidor de Cristo pero como conversabamos anteriormente tan solo es oidor pero jamás hace, dice de la Palabra de Dios, inclusive se conoce todos los versículos bíblicos, pero solo es memoria, no hay espíritu allí, cuando pasa la novedad, cuando los milagos escasean, cuando ya no te tiran al suelo y ya el profeta se canso de mentir, sales corriendo a buscar otros placebos temporales que simplemente te hacen seguir construyendo sobre la arena.

No hay nada de poner los cimientos en la Palabra, mucho menos en lidiar con nuesstra alma para poder humillar a nuestro yo y rendirnos a Cristo y empezar a levantar la casa sobre cristianos-300x200la roca, existe un descuido premeditado sobre lo que Dios nos dice sobre el pecado, saben que en la Biblia hablan de Jesús y las razones de su venida, mucha gente lee acerca de El, inclusive hablan acerca de El, pero no hay el intento de comer su carne y beber su sangre con todo lo que esto significa, mi amigo y hermano, en estos tiempos que todo siempre es para ayer, el insensato comete el error de creer que el sistema del mundo también se aplica a la iglesia de Jesucristo y quiere también servicios de 30 minutos, música para alegrarlos, predicas que los estimulen y les digan que buenos que son, charlas motivacionales que los hagan campeones y triunfadores, que cuando oren le cuenten hasta tres al Espíritu Santo para que caigan los milagros sobre la congregación, pero aquel que quiere construir sobre la roca toma tiempo para hacer el trabajo, mucha gente que pasa al frente para que oren por ellos y reciban a Cristo como su Señor y Salvador, ni siquiera se dan cuenta de que estan perdidos. Todos aquellos que verdaderamente han entedido y dicho y hecho de que Jesús es Su Señor, son aquellos que construyen sobre la roca, han evaluado el costo y están dispuestos a pagarlo, han visto todas las posibilidades y han elegido la mejor, seguir y convertirse en verdaderos discípulos de Jesucristo. Negarse a sí mismos, humillarse y reconocer que sin Dios nada podemos hacer, ni ser.

523755575_783a5f0893Mi hermano y hermana, deseo que medite en esto por un momento, hemos visto a cientos de personas pasar al frente en las iglesias, en los congresos, en los seminarios, en los encuentros y en tantas formas de que pastores y maestros han tratado de expandir la Palabra de Dios, pero sabe, cuando la gente y por favor lea Lucas 9:58-62, va a ver que aquellos que llegaron pasaron al frente recitaron la oración, hasta se bautizaron, pero de una manera rapida e intrascendente, son aquellos que al igual que entraron de la misma forma salieron (muy rapido) especialmente cuando la verdad es enseñada porque cuando uno empieza a enseñar las normas para poder seguir a Cristo, se enojan y se marchan por donde vinieron, y sabe mi amigo, esos no son aptos para el reino, porque no quieren esfuerzo, todo lo quieren rapido y encima desean ser el centro de todo, queriendo meter el sistema del mundo a la iglesia y seguir el slogan de “el cliente siempre tiene la razón” y eso mi amigo es construir sobre la arena.

Aquellos que quieren construir sobre la roca, saben que se necesita esfuerzo y determinación, usted y yo sabemos de que siempre el camino fácil nos va a tentar, yo no sé si usted mi querido pastor, maestro, ha visto lo díficil que es poder trabajar con los recien convertidos que llegan cargados de problemas, pero también de vanidad y orgullo, y a muchos jamás se les quita porque la exaltación no va de la mano de la humillación y prefieren el camino fácil, pero no saben que es camino de perdición, mire mi amigo pastor, maestro y profeta, usted y yo debemos de empezar sabiendo quienes son verdaderamnte cristianos porque de allí saldrán los maestros, pasotres y líderes que hagan la obra que nos encomendo el Señor, “id por todo el mundo y predicad el evangelio”, recuerdo una vez hace unos años que se unieron varias congregaciones para realizar un congreso evanglistico, bueno luego del servicio y cuando se pidio pasar al frente a todos los que quisieran recibir al Señor, ojo, ojo, miles pasaron, fácil unos 3,000 personas, pero de ellos solo llegaron a las congreagciones unas 100 personas, o sea que no se convirtieron 3,000 tan solo 100 exagerando, estamos muchas veces dentro de las congregacione tratando de enseñar a personas que jamás se han convertido ni mucho menos recibido a Jesús como su Señor, por ello vemos a personas y hasta líderes no comprometidos con la obra y con el mandato del Señor.

Una característica importante en la persona convertida es que se deja enseñar o sea se convierte en discípulo, los fariseos no se dejaban enseñar y esos ya tienen su pago. Muchas oracion_11personas dentro de las congregaciones profesan a Cristo, dicen seguir sus enseñanzas, hablan y oran y asisten a los estudios bíblicos y hasta son líderes de ministeriso, pero jamás quieren oir ni mucho menos hacer lo que exige el verdadero cristianismo, eso de negarse a sí mismo es algo que jamás haran, quizás de la boca para afuera, pero en su ser interior seguiran siendo sus propios dioses y jamás permitirán humillarse, quieren y demandan poder seguir en sus porpias ideas, realizar sus propias metas y designios y hasta buscan versículos bíblicos para justificar su proceder. Recuerdo hace unos meses que se hizo una pregunta ¿qué desea usted lograr en el futuro, cuál es su sueño? todos sacaron su lista de pedidos, parecia Papá Noel recibiendo la lista de juguetes de los niños. y las respuestas fueron de todo tipo, muchos que negocios, restaurants, mecánicas, que organizaciones para ayudar a gente y bueno de todo, sin entender y mucho menos recibir la enseñanza que primero es hacer y conocer la voluntad de Dios, y no de “iremos y negociaremos y nos haremos ricos” todos quieren hacerlo a su manera y oran para que Dios lo bendiga, pero ni siquiera saben si es la voluntad de Dios, pero si uno quiere enseñarles el camino correcto, no quieren ni oírlo y lo tachan de hereje, equivocado, traidor a Cristo, o desobediente, o la palabra más utilizada “rebelde”, esa me la han dicho en todos los tonos y momentos, por creer que todo nace en la busqueda del reino de Dios y lo que ello representa.

woman_9Mire mi amigo pastor, maestro y líder, usted puede ver en los estudios bíblicos en la reuniones de hogar o en los servicos, no es que los cristianos no se dejen enseñar, es que simplemente son falsos cristianos, simple como eso, si no quieren aprender y convertirse en discípulos de Jesucristo, es que simplemente el cielo no será su casa, el que construye sobre la roca y cava hondo ha dejado de lado el orgullo, la autosuficiencia, su propia justicia, deja de lado sus sueños y ambiciones, y lo unico que hace es edificar sobre la Palabra de Dios para la gloria de Dios y ya nunca jamás la suya propia. Ahora también debe tener en cuenta en algunas circunstancias debe preguntarse uno ¿estoy enseñando verdaderamente la Palabra de Dios?, mucho depende también de ello, porque usted sabe si la semilla es plantada en buena tierra dara fruto, pero si la semilla está contaminada, pues el fruto será igual, recuerde que dice la Biblia “enseña la sana doctrina” o sea que hay mala o enferma, por tanto es necesario también examinarnos a nosotros mismos, qué venimos enseñando desde los pulpitos.

Bueno mis amigos nos vemos, probablemente mañana, le ruego que nos siga, nos deje un comentario, que nos visite por Facebook y si usted me quiere hacer su amigo, yo encantado poder comunicarme con usted y a los líderes de mi congregación como siempre los sigo invitando a escudriñar la Palabra de Dios, estudiaremos la Biblia no el libro de algún iluminado, me encanta leer y es algo que hago diariamente, pero debemos entender que nuestra Biblia es primero, y nada puede reemplazarla, mucho menos un libro escrito por algún inteligente pero que jamás podra acercarse a la sabiduría de Dios. Bendiciones.

¿Agrada a Dios tu ministerio?

IMG_5991Amigos, hermanos, algún visitante y demás que por aquí llegan, buenas noches, estoy contento, si realmente feliz, ayer tube una conversación verdaderamente productiva y sobre todo llena del amor de Cristo y el poder del Espíritu Santo, y es que sabe, conversando con un amigo pastor, que antes estaba medio reacio a escuchar las verdades del evangelio, y seguía en sus propias fábulas, enseñadas por pastores años atrás, hasta que Dios ha venido tratando con él, y hoy está dispuesto a buscar la verdadera voluntad de Dios, pudimos comprobar de que no solamente no estamos solos, sino que hay gente que verdaderamente cree en el Señor Jesucristo, que va a las congregaciones o templos para buscar de Dios y no por los milagros o las experiencias sobrenaturales, que mueven sus emociones pero no su caminar, pudimos conversar de que para encontrar la puerta angosta es necesario ver el costo, de que conocer a Jesús no es solamente ir los domingos a la iglesia y leer dos o tres versículos bíblicos y regresar el siguiente domingo, de que ser cristiano no es ser movido domingo a domingo por las emociones y correr detras del predicador que viene a dar un congreso, ni comprar los boletos para el concierto del cantante de moda, y no nos convierte en cristianos el repetir una oración o rezar dos padres nuestros, ni mucho menos gritar a los cuatro vientos de que Jesús es nuestro Señor y luego continuar nuestra vida con los mismos pecados que teníamos antes de hacer tal declaración. No entendemos que ser cristiano es hacer la voluntad de Dios solamente.

Vi con alegría de que mi amigo poco a poco se va dando cuenta de que es necesario enseñar la verdad del evangelio, por dura que esta sea, si no: los y  nos confrontamos con nuestros cristianos-300x200pecados, jamás podremos arrepentirnos de ellos, es necesario enseñar a los hermanos, en amor, de que el camino al cielo es la humillación y el arrepentimiento, de que a medida que uno va conociendo y tratando de vivir más la Palabra de Dios, se va dando cuenta de los errores del pasado y de las medias verdades y medias mentiras que enseñaba, muchas veces porque fue algo que alguien, algún ungido nos enseñó, y repetimos creyendo que es verdad, sin hacer las comparaciones de que lo que oímos o nos enseñan, que deben siempre estar de acuerdo con nuestra Biblia, vi con alegría que ha empezado a hacer un estudio detenido y exhaustivo de la Biblia, para poder enseñarla, es díficil, hay que romper con ciertos moldes que uno trae arrastrando, y que para algunos pastores es díficil romper, pero como le dije, en la congregación hay tanta necesidad, que debemos caminar con paso firme y seguro, sin detenimiento para poder volver a encausar a la gente en el camino marcado por el creador. Pude observar de que las verdades del evangelio van llenando su corazón, de que ya no es “Así dice el Señor”, sino “escrito está”, ya no es “el agua bendita que purifica”, sino “La Palabra de Dios que divide el alma”, ya se van alejando las emociones para vivir las convicciones, que nada ni nadie pueden cambiar ni alterar, pero esto toma tiempo, aún nuestra carne y vanidad nos hace pensar en que queremos predicar 001agradar al mundo, para que no vean que nos equivocamos, Dios ya lo vio, que más podemos hacer, pero es un caminar, por lo menos se han dado los pasos necesarios para seguir las pisadas del maestro.

Por ello esta conversación entre amigos que tenemos hoy, ¿El ministerio que estamos llevando, agrada a Dios? ¿qué estamos haciendo?, ¿venimos enseñando la Palabra de Dios?, ¿estamos escudriñando las Escrituras?, ¿venimos preparando a los santos para la obra del ministerio?, ¿tenemos discípulos comprometidos para la obra?, o seguimos creyendo que el libro tal es tremendo, como a alguien escuche hace unos días, que para entender de resisitir los ataques del enemigo debemos ver la película 300, no me vengan a decir que para entender la lucha contra los demonios, debemos de ver El Señor de los anillos, por favor, mi amigo se río, y es que creían (algunos siguen creyendo) de que si saltas, le estas pisando la cebeza al diablo y mi amigo, eso es totalmente falso, usted por más que salte, grite, patalee, no le pisa la cabeza a nadie, a lo mucho le doleran los pies y es capaz de creer que es por que la cabeza del diablo estaba dura, no es porque usted no se cambio de medias.

En fin seguimos, no le he pedido hasta ahora de que salga corriendo, busque el primer Starbucks que quede por su casa, pida un capuchino venti, hechele mucha azúcar, un pan dulce, le recomiendo el de queso, regrese, y yo ya sé que no encuentra su Biblia, pero no se preocupe, aquí le voy a escribir el versículo del cual hablaremos hoy, si ya todo está listo, mi amigo, sientése y ahora sí, empecemos.

“Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera deOracion sofa tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana dotrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio” (2 Timoteo 4:1-5)

Mi amigo y hermano, aquí está el meollo del asunto, el centro, lo principal, Jesús en su segunda venida va a venir a juzgar y ese juicio empezará por su iglesia, porque los de afuera ya tienen determinado el lugar en que permanecerán la vida eterna, y te preguntará ¿qué les enseñaste?, ¿qué le contestaras?: Pero Señor tu sabes, es que el libro de fulanito y tal para cualito estaba buenísimo y cómo cambiaban los hermanos, lloraban al darse cuenta de sus pecados, ¿qué cree que te contestará el Señor? ¿Y mi Palabra, donde la dejaste?. Hermano pastor, maestro, profeta, daremos cuenta de lo que hemos enseñado y de lo que utilizamos para enseñar, si es la Palabra de Dios o las fábulas de algún inteligente que movia los sentimientos, pero que no te hace arrepentirte de tus pecados. Recuerda pastor, maestro que tenemos una responsabilidad ante Dios y compareceremos delante de su trono, y que debemos enseñar para preparar a los santos y no para agradarles, ¿no te dá temor y temblor?, recuerdo una vez en otra iglesia que una hermanita se me acerco y me dijo: “sabe mi hermano, como me gusta mi pastor fulanito de tal, porque predica lo que a nosotros nos gusta oír” !Aleluya! imagínese, predicaba lo que la gente quería, era como cuando estaba en una iglesia familiar, que el pastor pasaba unos papelitos para que por votación se hiciera la lista de las canciones que se cantarían la sigueite semana en el servicio de alabanza, y era para tener a todos contentos y que llegaran temprano al servicio. Nos juzgará, uno por uno, empezando por el liderazgo, que prediquemos la muertePalabra nos pide Pablo, tan solo eso, aunque hacerlo no es muy fácil, antes de hablar con mi amigo, paso tiempo para que él estuviese preparado para recibir al verdad, muchos se enojan y hasta nos dejan de hablar, porque ofendes a las personas al decirles y demostrarles mediante la Palabra de Dios, que están llevando un evangelio anorexico y que el rebaño va camino a la perdición, porque les dicen que todo serán bendiciones, que tendremos carros, que la crisis no tocaran a los hijos de Dios, que obtendras todo lo que tu corazón desea, pero nos olvidamos de decirles ¿cuál es el precio? para poder ser llamados discípulos, todos se creen profetas, que el pastorado es contagioso o hereditario, que el ser maestro es tan simple como el poder leer un libro delante de los hermanos, por eso dice que prediques la Palabra, pero para predicala hay que conocerla, no como un libro de historia, sino como la Palabra de Dios y eso significa compromiso a hacer su voluntad.

Digame mi amigo pastor ¿hay algo más que predicar? que no sea la Palabra de Dios, que más podremos enseñar que no sea la Biblia, de ¿dónde sacaremos nuestras enseñanzas? sino es del libro que nos entregó Dios, al cual no debemos ni quitarle ni añadirle nada, está completo y es bueno para ser la guia en nuestras vidas, el único problema es que hay que escudriñarla y allí viene lo díficil, si, mis amigos líderes, aquí antes de seguir quiero hacerles una pregunta ¿cuánto tiempo diariamente usted lee con detenimiento la Palabra? ¿cuánto tiempo le dedica a escudriñarla?, son cosas diferentes, una cosa es leerla y otra escudriñarla, ¿qué me contesta? usted que es líder de algún ministerio, llamemosle, varones, mujeres, jóvenes, niños, danza, alabanza, ujieres, está enseñándoles a sus discípulos, (miembros de su equipo) la verdadera Palabra de Dios, o les huellasda su DVD de los 300 y ya la hizo, no mi hermano, si usted ha leído por allí lo siguiente, deseo que tome conciencia de esto: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia” (2 Timoteo 3:16), entonces mi amigo que venimos haciendo, debemos empezar a trabajar, a enseñar, las verdades escrita en nuestro libro.

¿Lo hacemos, o por lo menos empezamos a hacerlo?, en estas palabras mi amigo, no hay teología, ni deseo hacerle un tratado, ni estudio de hermeneútica, solamente es conversar, como siempre digo conversando con una taza de café, para que podamos llevar a la congregación al conocimiento de la verdad, porque de esa manera serán libres, libres del pecado, libres de creer que porque trajeron su diezmo, Dios tiene la obligación de bendecirlos, de sanarlos, de hacer todo porque somos los que nos merecemos todo, no mi amigo, usted y yo si verdaderamente seguimos a Jesucristo, simplemente somos siervos, esclavos, y no nos merecemos nada, y solamente debemos hacer la voluntad del creador y El en su misericordia nos bendecirá, pero primero es ser siervo fiel y El nos hará vivir en su reino.

Nos vemos, pronto, se lo prometo para seguir conversando, oremos todos para que la verdad del evangelio more en los corazones de los pastores y nazca en la vida de todos aquellos que siguen al Señor, bendiciones y hasta pronto. Oh me olvidaba, como siempre digo, sigo esperando a mis amigos líderes de Manantial de Vida para empezar o seguir escudriñando nuestra Biblia, ¿quién trae los pastelitos? yo pongo el café. Además ya se vienen los estudios que tenemos pendientes de Romanos, el diezmo, entre otros.

¿Somos engañados o nos engañamos nosotros mismos?

2013 ano-nuevoBueno mis amigos, Feliz Año 2013, ya está aquí, paso demasiado rápido el 2012, que no nos alcanzo el tiempo para hacer todo lo que queríamos hacer, esperamos que en este 2013, podamos por lo menos cumplir con lo más importante, hacer realidad todo aquello que Dios nos ha mandado, empezando por nosotros mismos, hoy vamos a seguir conversando como todo el año lo haremos sobre el conocimiento de Cristo y lo que se viene haciendo en medio de su pueblo, he navegado por Internet y he visitado un sin número de sitios, blog, webs, cristianos y hay un común denominador en la mayoría de ellos, nos hablan que debemos ir en busca de las bendiciones, nos hacen caminar en busca del milagro, seguimos a Cristo por todo aquello que nos puede dar, conocemos la Biblia por lo que nos hacen leer los días de servicio o estudio bíblico, oramos por las necesidades materiales de los hermanos, pasamos al frente para repetir una oración que según nos dicen nos hace cristianos y seguidores de Jesucristo, damos el diezmo o nos quieren hacer que demos el diezmo u ofrenda para recibir las bendiciones que Dios tiene para nosotros, nos hacen comprar libros y seguir métodos que muchas veces no entendemos y que solo mueven nuestros sentimientos hasta las lágrimas, pero que no hacen cambiar nuestra forma de vivir, damos testimonio de lo que Dios ha hecho en nuestras vidas, como que nos sano de la gripe, pero nos dejo el cancer, nos dio un mejor trabajo, una mejor casa o carro, nos libro de tal o cual cosa, y así podríamos seguir en un sin fin de cosas que hoy las compararemos con lo que dice la Biblia de lo que debe de ser un verdadero cristiano, y ojo no quiero decir con esto que Dios no hace este tipo de milagros, pero la diferencia esta en que nosotros los que nos llamamos cristianos, seguidores, y discípulos de Jesús, vamos tras los milagros, pero muy, muy pocos sobre el hacedor de milagros, queremos sus milagros, pero muchas veces no lo queremos a él, mucho menos a sus normas, y nuestro desconocimiento de lo expresado en su Palabra, por ello mi amigo, visitante, seguidor de nosotros aquí y en Facebook, visitante extraviado que llego aquí esperando un milagro, no, lo unico que encontrara aquí, es intentar enseñar la verdad escrita en la Biblia, por ello si tiene una, corra para que pueda comparar lo aquí escrito o dicho con lo que dice Dios y no crear más confusión, seguidamente, ya sabe, corra por un Capuchino Starbucks, de prefencia Venti, ahora, si puede usted acompañarlo con una Chocolate caliente de Nutella 03capirotada, excelente y si sabe bien pues deme la dirección de donde la compro para darnos una vuelta, y sentaditos en su sillón favorito empecemos  a ver si somos engañados o nosotros mismos nos engañamos en nuestro caminar cristiano.

Mis queridos amigos, se habla por todas partes lo que significa ser cristiano, las cualidades que debe tener esta persona y como debe de ser su diario vivir, pero nunca o casi nunca verdaderamente comparamos lo que hacemos con esas enseñanzas y encima en las congregaciones, el líderazgo asume que todos nos vamos a ir al cielo perfumaditos y talqueaditos como bebes de pecho, y que venimos dispuestos a recibir todas las bendiciones y hay gente que las cuenta y dice que hay mas de 8,000 listitas para ser entregadas a los hijos del Rey, pero hoy mi querido amigo vamos a ver si esto es cierto, (no lo de las bendiciones, sino de ser hijo del Rey), muchas personas nos engañamos en cuanto a quién es cristiano, y mire o escuche o lea bien, los hay según la biblia, los “hipocritas”, recuerda esa palabra, bueno los hay los superficiales y los activos, personas que parecen, se miran como cristianos pero que hoy vamos a darles o darnos una miradita con lupa.

Uno de los superficiales son aquellos que de niños estaban en la escuela dominical, o asistieron a alguna iglesia, en algún momento pasaron al frente, quizás empujados un poquitín por mamí y “recibieron a Cristo”, inclusive alguno de ellos fueron bautizados, luego de lo cual cuando crecieron su vida no estaba en las iglesias sino en lugares de perdición, pero en algún momento, al ver su vida, quisieron regresar a la fe y todos contentos porque el hermanito volvio como el hijo prodigo, pero sabe mi hermano cuando uno es niño (con excepciones) hacemos cosas, más por quienes estan a nuestro alrededor y quienes nos hablan, recuerdo un pastor que hablaba de que se sabía la Biblia a los 12 años al revés y al derecho, dice que recibió a Cristo y que hasta bautizado estaba, su padre, pastor también en ese entonces, lo hacía recitar de memoria versículos y hasta pequeños capítulos completos de la Biblia, lo cual lo enorgullesía, este muchacho a los 15 años empezó a vivir una vida desordenada, y se alejo de la iglesia y de Jesús, a los 30 regresó a los caminos de la fe y se hizo pastor, (si escuchelo bien se hizo pastor), ahora quiero decirle, que muy probablemente este muchacho jamás recibió a Cristo, solamente la vida familiar, el deseo del padre que siga sus pasos, el esfuerzo de hacerle aprender la Biblia de memoria, pero no conocerla, hizo que todos vivieran engañados de que recibió la salvación, sé que no todos hemos pasado por una situación igual, pero digame cuándo usted paso al frente y oraron por usted, cree que eso ya lo hizo cristiano digno de recibir la salvación.

mascara vampLos engañados activos mi amigo, aquí deseo que usted ponga mucha atención, son aquellos que estan dedicados a todos las actividades de la iglesia, son los menos, pero sabe de que los hay los hay, son un grupo de gente que asisten a todas las actividades, saben del evangelio y de teología, son miembros activos y muchos de ellos pertenecen a algún ministerio, pero no obedecen la Palabra de Dios, son aquellos que hablan de lo bueno que estuvo el servicio, que luego de asistir a una reunión o escuchar un estudio bíblico, levantan las manos y se rasgan las vestiduras, hablando que van a tomar como ejemplo esa discertación, pero al pasar las horas todo vuelve a la misma pasividad de siempre, hasta que llega el siguiente servicio.

En todos los casos, sucede algo interesante, las personas no nos damos cuenta del error en que vivimos, entonces creo que es necesario hacernos algunas preguntas: ¿Cómo puede una persona saber que está engañada?, Vamos a ver, ahora esto mi hermanito esto no es para que vaya señalando a los hermanos de que no son cristianos ni nada  por el estilo, es para que usted se haga las preguntas, la limpieza empieza por la casa, eso significa que las preguntas son individuales y en primera persona ¿verdaderamente soy lo que digo ser? ¿porqué digo eso?, entonces ahora empecemos.

Una de las formas más fáciles es sabiendo, quién esta buscando siempre, sensaciones, bendiciones, milagros, experiencias, sanidades, ángeles y cosas sobrenaturales, para dar testimonio de lo que hizo Dios, usted no se ha dado cuenta de que día a día algunos buscamos, esa sensación que necesitamos para poder seguir, o como algunos dicen para llenar las 523755575_783a5f0893baterias para la semana, pero mi hermano, todo es por vista, queremos ver, queremos sentir, o sea son aquellos que en tal congregación ha venido el sanador tal, o en la congregación va a predicar tal por cual y corremos detras de las experiencias, han pasado años de decir que somos convertidos y aún vivimos por vista sin darnos cuenta de que esto es por fe, está más interesado, de lo que puede recibir de Dios y ojo hoy nos enseñan de lo que merecemos recibir, y está mas interesado en sí mismo que en la exaltación de Dios, aunque equivocadamente habla de los milagros que le ha hecho Dios para testificar y dar gracias, pero y si no le hace los milagros, ¿seguría creyendo?

Existen otras personas que están más preocupados en su denominación, “yo soy pentecostal, yo soy cara de asmático, perdón carísmatico” a su iglesia, al nombre y la pomposidad que da pertenecer a la iglesia tal, en vez de preocuparse en ¿qué dice Dios en Su Palabra?, muchas veces la teología nos hace engañarnos a nosotros mismos, por ese afán de conocer, nos hace olvidar el hacer, muchas veces nos atascamos en ciertas áreas teologicas que nos impide ver todo el panórama, recuerdo un hermano que tenía una fijación sobre la segunda venida de Cristo, a tal extremo que dejó de lado todo el conocimiento escrito en la Palabra de Dios, por dedicarse a ese punto, perdiendo la verdadera razón de su llamado.

Todo esto mi hermano y amigo puede causarnos un gran dolor, ver a hermanos que hablan, testifican y son personas que parecen comprometidas con la Palabra de Dios, pero muchas veces a la primera tribulación, dejan todo y se alejan de Jesús, otros llegan a perder su amor por Jesús porque simplemente nos cansamos de seguir buscando las manifestaciones sobrenaturales, sin llegar a quedar satisfechos por lo visto, otros mis queridos hermanos están llenos de palabras vacías, escuchan los sermones, van a servicios de oración y estudio Cruz 115bíblico, se emocionan y hasta en maestros se convierten o sirven en los ministerios de la iglesia, pero la Palabra de Dios jamás ha hecho nido en su corazón, son simplemente hombres y mujeres emocionales que terminado el servicio vuelven a la inoperancia de la intelectualidad. Nos causa dolor, pero sabe mi hermano usted y yo debemos leer la parte de la Biblia en donde dice: “Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubierán sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifieste que no todos son de nosotros” (1 Juan 2:19).

Y ya para terminar le voy a dcir algo, que quizás no me crea, recoradará que en Romanos dice” “Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor”, bueno ahora le voy a decir que el confesar sin obediencia es un fraude, usted se está engañando, entonces debemos de rectificar, porque el reconocimiento de quién es Jesús viene con la obediencia total a Su Palabra, sino mi amgio el cielo no es su final.

Bueno aquí lo dejamos, buena conversación, si tiene comentarios, gracias serán bien recibidos, para crecimiento, si le gusto el blog, la mejor manera de agradecerlo es invitando a otros a que se den una vuelta por aquí. Por lo demás nos vemos pronto, cuidese, bendiciones.

Verdaderamente sabes ¿qué es el evangelio?

Nuevamente estamos por aquí, caminando un poco por esas calles llena de niños, viendo por aquí y por allá mamás, papás, con sus disfraces de pollito, el hombre araña, fantasmas, brujas (algunas salieron sin maquillaje y huy que miedo) a recoger sus caramelitos, “truco o trato”, todo bien hasta allí, el mundo hace sus celebraciones, de eso no nos queda la menor duda, y bueno la ignorancia cunde y no quieren escuchar ni entender, pero lo díficil de comprender, lo que verdaderamente no sé si cómo llamarlos, ¿saben algo de cristianismo?, ¿leen la Biblia?, ¿conocen de Dios?, o simplemente son visitantes, porque hay personas que llegan a las iglesias cristianas, domingo a domingo, caminan con su Biblia en el carro, son amigas del pastor y de la esposa del pastor, hasta dan su diezmo para poder recibir las bendiciones que Dios tiene para ellas y ellos, pero ayer estaban disfrazadas de fantasmas, una que otra de Gatubela, existía algún Batman, inclusive a una hermanita la vi disfrazada de bruja (perdón no estaba con disfraz), Superman, ratón, Mujer Maravilla, vampiresa, Blanca Nieves, y hasta con los 7 enanitos, pero en fin aquellos que se dicen llamar cristianos, también no solo disfrazados sino también dando y recogiendo caramelos y para cerrar con broche de oro la noche la pasaron en una fiesta con sonido de los de banda y mariachis, bueno, entonces yo me preguntó una y mil veces si saben ¿qué es el evangelio?, me gustaría que me contestaran esta pregunta, desde el cristiano disfrazado de pollito hasta el pastor que al saber esto les hace fiestas y aplaude su buen gusto por escoger ese disfraz tan educativo, y se hace la pregunta ¿será de Dios?, mis hermanos, debemos entender que algo camina mal.

¿Qué es el evangelio?, Sabe está pregunta muchos se la han hecho y yo también, mucho se habla acerca de este punto y muchos opinan y dan sus definiciones, pero vuelvo a hacerle a usted y hacermela a mi, la misma preguntas sabe usted, si, usted, pastor, maestro, profeta, hermanito y hermanita, sabe usted ¿qué es el evangelio?, yo quiero saber qué es lo que dice la Palabra de Dios al respecto, para poder yo proclamarla con precisión y claridad, usted mi querido maestro no se ha preguntado alguna vez o quisiera tener la certeza de que, lo que usted enseña o ha enseñado hasta este momento sea puramente bíblico, nacido de la misma Biblia más que simplemente amoldada a un nuevo sistema que aparece por allí por obra y gracia de algún dizque iluminado. Debemos darnos cuenta que muchas veces continuamos o seguimos métodos o doctrinas de algún téologo que luego de un tiempo quedan en el olvido, pero debemos o por lo menos yo quiero lo que de verdad interesa, que es, lo que nos dice la Palabra de Dios. Y mi amigo nada interesa tanto o nos debe interesar tanto como lo que dice la Biblia sobre las buenas nuevas de salvación.

El evangelio que hoy se enseña y predica en las iglesias ofrece una falsa esperanza a los pecadores. Les promete que pueden tener una vida eterna, y a la vez, continuar viviendo en rebeldía contra Dios. Desde luego anima a las personas a declarar a Jesucristo como Salvador y dejar para más tarde el compromiso de obedecerle como Señor, promete salvación del infierno pero no necesariamente de la iniquidad. Predicamos sobre las bendiciones que nos merecemos, pero permitimos caminar en el pecado, oramos para que las ventanas de los cielos se nos abran, pero seguimos caminando en nuestras propias concupiscencias, ofrece una falsa seguridad a persoans que se gozan en el pecado y menosprecian el camino de santidad. Al separar fe de fidelidad, decimos que tenemos fe, pero en esa fe que nos hace pensar y creer que todo lo que pedimos lo recibiremos, pero la fidelidad que debemos de tener y la obediencia a la Palabra de Dios, eso puede esperar, total, es un proceso, hacemos y buscamos todo aquello que pueda relajar o alejar el compromiso que Dios nos pide para poder seguirlo. Así las buenas nuevas de Jesucristo han dado paso a las malas nuevas, a una insidiosa y fácil credulidad que no hace demandas morales a las vidas de los pecadores. No es el mismo mensaje que predicó Jesucristo, y uno de los problemas es que nuestros queridos hermanitos, no son estudiantes serios de la Palabra de Dios, muchos (aunque hay excepciones) solo leen la Biblia los días de reunión y en uno que otro momento durante la semana, por lo tanto al recibir enseñanzas desde el púlpito equivocadas, no hay el conocimiento necesario para poder ser refutadas, y por otro lado cuando se dice que el maestro o pastor así como el profeta y evangelista son personas que jamás se equivocan, pues ya tenemos problemas.

Este evangelio nuevo ha producido una generación de cristianos profesos cuyo comportamiento no se diferencia de la rebeldía de los no convertidos. Millones de personas aquí en USA dicen que asisten a una congregación los domingos, y muchos de ellos inclusive han sido bautizados, millones dicen conocer a Dios, pero sabe mi querido hermanito, millones de esos individuos están trágicamente engañados. La suya es una condenatoria y falsa seguridad, porque van caminando por el camino ancho que lleva a la perdición, o sea al infierno. El testimonio de la iglesia actual al mundo ha sido sacrificado en el altar de la gracia barata. La promesa de vida eterna sin someterse o sometíendose a medias a la autoridad divina, nutre la perversidad del corazón no regenerado. Los entusiastas convertidos a este nuevo evangelio en donde no es necesario el compromiso creen que su comportamiento (si el suyo) no guarda relación con su situación espiritual, aun si continúan la práctica desenfrenada de los más groseros pecados y manifestaciones de depravación humana.

Hoy mi hermano se necesita hacer un exámen completo del evangelio. Hemos de volver nuestros pasos a la base de toda la enseñanza del Nuevo Testamento sobre la salvación, el evangelio proclamado por Jesucristo. Creo que le sorprenderá descubrir lo radicalmente diferente que es el mensaje de Cristo de lo que puede usted haber aprendido y estar enseñando cada día que usted se para frente a un grupo humano, que cree estar recibiendo la enseñanza correcta, pero que mi amigo, si verdaderamente no volvemos a nuestro primer amor, jamás entenderemos cuál verdaderamente es nuestro evangelio.

Por el momento aquí nos quedamos, seguiremos en unas horas, mi amigo y hermano, hermanita de mi corazón, tome su Biblia, vuelva a darle una leída a los evangelios, versículo a versículo, tome el tiempo necesario para entender cada palabra que allí lee, y le aseguro mi amigo que gracias al espíritu Santo que pueda ver en su corazón el deseo de verdaderamente buscar de Dios, que empezara a entender lo que allí se dice, nos vemos, cuidese, bendiciones.

Spurgeon y el declive de la iglesia

Queridos amigos, para que no digan que solamente yo estoy medio loco, o loco completo, que camina diciendo que las cosas van mal en la iglesia de Jesucristo, bueno aquí les dejo un sermón del pastor Charles Spurgeon, que hace mucho más de 150 años se dió cuenta de que las cosas caminaban mal en la iglesia y lo declaró, lo gritó a los cuatro vientos y como siempre fue señalado de divisionista, de equivocado, de loco, y hoy se vuelve a repetir la historia o mejor dicho la historia continúa, como si fuera una novela de terror, por lo cual, hoy más que nunca este sermón es actual, por lo que se los dejo, leánlo con atención, especialmente si usted es un líder, pastor, maestro, profeta (?), de esos que nunca faltan, que vienen haciendo las cosas al revés, pero tome asiento, un café sin azucar, porque la vida se le va a amargar cuando termine de leer todo este post y lo compare con lo que viene haciendo desde hace mucho tiempo en su congregación, por lo tanto hoy le pido que se arrepienta y busque del Señor, los dejo.

Nunca debemos esconder nuestros colores. Llegan tiempos en los que debemos pasar al frente y responder a la iniciativa de combate, cuando vemos que el honor de nuestro Capitán lo demanda. Nunca debemos sentir vergüenza ni temor. Nuestro Señor Jesús merece que nos rindamos como sacrificios voluntarios en defensa de su fe. Comodidad, reputación y hasta la vida misma deben capitular al nombre y la fe de Jesús. Si en el ardor de la batalla nuestro buen nombre o nuestra vida deben arriesgarse para ganar la victoria, digamos entonces: “En esta batalla algunos de nosotros deben caer, ¿por qué no? Estoy dispuesto a tomar parte y fortuna con mi Maestro y a soportar el vituperio por su causa”. Los soldados valientes son los únicos dignos de nuestro gran Señor. Los que se esconden en la retaguardia para estar cómodos todo el tiempo, no son dignos del reino.

Hermanos, debemos estar dispuestos a ser ridiculizados por causa de Cristo, incluso la clase peculiar de ridículo envenenado que tanto le gusta a “los cultos” verter sobre nosotros. Debemos estar dispuestos a ser considerados como grandes tontos por causa de Jesús… Por mi parte, yo estoy dispuesto a ser diez mil veces tonto por mi amado Señor y Maestro, y cuento como el honor más elevado que se me puede conceder el ser despojado de toda honra y ser cargado con todas las censuras por la causa de la antigua y gloriosa verdad que está escrita para siempre en mi corazón… Antes que yo pueda renunciar a mi fe… voy a tener que ser pulverizado, y todos los átomos que queden deberán ser transmutados.

Todos admiran a Lutero, sí, claro; pero nadie quiere que alguien más haga lo mismo el día de hoy. Los que van al jardín zoológico admiran al oso, pero, ¿le gustaría tenerlo suelto en su casa o deambulando por las calles? Algo tan “osado” le resultaría insoportable a cualquiera. De modo que admiramos a un hombre que se mantuvo firme en la fe hace unos cuatrocientos años; el pasado es para él como una especie de fosa o jaula de hierro que le mantiene asegurado tras las rejas como al oso en el zoológico: tener a un hombre así en la actualidad sería una gran molestia y todos estarían a favor de la captura y encierro de ese fanático recalcitrante y obcecado o un apelativo todavía peor que se pueda pensar. No obstante, imaginemos por un instante que en el pasado. Lutero, Zwinglio, Calvino y sus camaradas hubieran dicho: “El mundo está en desorden total, pero si tratamos de arreglarlo solo crearemos perturbación, vamos a quedar mal con la gente y caeremos en la deshonra. Mejor vamos a nuestras recámaras y nos ponemos a dormir durante los tiempos malos; quizás al despertar hayan mejorado un poco las cosas”. Tal conducta por parte de ellos nos habría dejado un legado de errores. Cada generación caería cada vez más bajo en los barrancos infernales y los fangales pestilentes del error nos habrían tragado a todos. Estos hombres amaban la fe y el nombre de Jesús en demasía y no estuvieron dispuestos a contemplar cómo eran pisoteados. Estamos obligados a reconocer lo que debemos a ellos, y pagar a nuestros hijos la deuda que tenemos con nuestros padres.

Hoy sucede lo mismo que en los días de la Reforma. Se necesita un espíritu resuelto y decidido. Ha llegado el día para el hombre; ¿dónde está el hombre para el día? Más nos vale a nosotros, a quienes el evangelio ha sido transmitido por manos de mártires, que no lo tratemos con trivialidad ni nos quedemos ahí sentados oyendo a traidores negarlo mientras aparentan amarlo cuando por dentro aborrecen todas sus palabras. La fe a la que estoy aferrado está marcada con la sangre de mis antepasados. ¿Acaso voy a negar su fe, por la cual fueron forasteros en este mundo? ¿Acaso vamos a arrojar por la borda el tesoro que nos fue entregado a través de rejas de cárceles o que llegó pasado por las llamas de Smithfield?

En lo personal, cuando mis huesos han sido torturados con reumatismo he recordado a Job Spurgeon, sin duda alguna de mi propia simiente, a quien le fue permitido en la cárcel de Clemsford tener una silla, puesto que no se podía acostar debido al intenso dolor reumático. Los sufrimientos de ese cuáquero fueron mayores que los míos, pero no lamento haber heredado su reumatismo si también poseo su fe obstinada, la cual no me dejará ceder una sola sílaba de la verdad de Dios. Al pensar en cuánto han sufrido otros por la fe. una desatención o injuria menor parece baladí y no es algo digno de mención. Una estirpe de ancestros amantes de la fe debería ser motivo suficiente para permanecer en la obediencia al Señor Dios de nuestros padres y la fe en la cual ellos vivieron. En cuanto a mí, debo aterrarme al antiguo evangelio: no puedo hacer otra cosa. Con la ayuda de Dios soportaré todas las consecuencias de lo que según los hombres es pura obstinación.

Caballeros, miren esto con cuidado: quedan generaciones por venir. Si el Señor no aparece en la nuestra, vendrá otra generación, y otra después de ella, y todas estas generaciones serán perjudicadas y dañadas si no somos fieles a Dios y a su verdad hoy mismo. Hemos llegado a un punto decisivo en el camino. Si volteamos a la derecha, puede ser que nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos irán por ese camino; pero si volteamos a la izquierda, generaciones que ni siquiera han nacido maldecirán nuestros nombres por haber sido infieles a Dios y a su Palabra. Yo les encargo con solemnidad, no solo por nuestros ancestros sino también por la posteridad, que procuren ganar los elogios de su Maestro, que a pesar de vivir en medio del lugar donde mora Satanás, se aferren al nombre del Señor Jesús y no nieguen su fe. ¡Que Dios nos conceda ser fieles por causa de las almas que nos rodean! ¿Cómo se va a salvar el mundo si la iglesia es falsa con su Señor? ¿Cómo vamos a levantar a las masas si carecemos de medios para ejercer influencia? Si nuestro evangelio es incierto, solo quedan miseria y desesperanza. Manténganse firmes, amados míos, ¡en el nombre de Dios! Yo, su hermano en Cristo, les ruego que permanezcan en la verdad. Condúzcanse como hombres y sean fuertes. Que el Señor les sustente por amor de Jesús. Amén.

Bueno mis amigos, lo único que queda es orar: Señor, perdóname, pero empésare a luchar para que tu muerte por mi, no haya sido en vano, Señor, de Ti tendré las fuerzas para seguir, para caminar de frente y con la frente en alto, arrepintiendome de mis pecados, sabiendo que estoy haciendo la obra para la cual Tu me llamaste, gracias, mi Dios, hermano y amigos, permanezcamos en la verdad, pero para permanecer, hay que conocerla y para conocerla hay que estar junto a quién es el dueño de la verdad, y para ello debes convertirte en su discípulo. Nos vemos mañana, domingo, a las 9 el sevicio mañanero y luego a las 2 de la tarde continuamos en la congregación que me vengo reuniendo hasta que me inviten a seguir mis pasos, pero seguiremos desde está tribuna, en fin, bendiciones y eso si le prometo, seguimos.