Pasadas las Navidades ¿y ahora qué?

IMG_1506Que tal mis queridos amigos, nos volvemos a encontrar, llegando como de costumbre y con este frio, del Starbucks, con un cappuccino y su pastelito, está vez fue panetón para matar el hambre, pero bueno hemos pasado un par de meses ocupados en todas partes, desde el trabajo que no nos dejaba, unos hermanos de los que nunca faltan que se acuerdan de nosotros y nos invitan a llevar algún estudio bíblico, o predicación, y bueno llegamos a terminar el año 2013 y ver qué de bueno nos traera el próximo, pero como siempre le digo, hoy conversaremos un tema interesante, le aseguro de que, como pienso, al final no estara de acuerdo conmigo, bueno lo invito a darse una vuelta por Amazon y buscar un buen libro por allí y darle vuelo a la lectura que tanto necesitamos, pero no venga a comprarse el último comic de Spiderman, por favor, pero, si lo compra al terminarlo de leer le agradeceré que me lo preste, porque aún no lo he comprador yo, pero volvamos a nuestro tema de hoy.

Sabe mi querido amigo este mes de  Diciembre como todos los años, entre compras, porque me imagino que usted al igual que charlie-brown-christmas-treeyo (aunque la mayoría de compras las hago en Noviembre, para no despedazar mi cheque de Diciembre en regalos) hemos estado corriendo de aquí para allá, de arriba a abajo, desde la compra, y ayudarle a Papá Noel, ya que la situación económica aún está crítica, envolver todos los regalos, acordándonos siempre a última hora de algún amigo o amiga o ese intercambio que no teníamos pensado o pensando en la comida, los tamales, el pozole, menudo, (bueno es un decir), el turrón, pero el pavo o el pollo al horno, aqui en casa ni hablar de pavo porque ya por el día de accción de gracias, tenemos suficiente, pavo al horno, el día siguiente, recalentado de pavo, tarde y mañana y luego sopa de pavo, bueno, más pavo, NO, ni hablar, entonces a cambiar el menú, luego, seguimos pensando en la tarjeta para fulanito, que debemos de llamar a la familia, que debo de dar un estudio bíblico, que oramos por los enfermos, que debemos visitar a la hermanita que necesita de Dios, que enviar los juguetes a los niños pobres de por allá, que la ropa para el shelter, que hoy voy a cerrar en el trabajo y eso es pecado mortal, que mañana tenemos a 1,000 personas para una cena, que una cosa y otra, se nos viene pasando el mes hasta llegar el día 24, algunos se van a la misa de gallo a las 12 de la noche, dada por el cura de la parroquia, otros se refugian en sus salones del reino, porque no creen en Navidad y menos la celebran, pero hacen su fiestita con música de villancicos y Los Tigres del Norte para amenizar el tiempo, otros ya tienen el gallinero puesto desde la mañana y se respira un ambiente festivo (no hablo del ambiente ni del espíritu navideño), pero somos mejores personas, sonreímos a medio mundo, llegamos a las Iglesias y levantamos las manos para alabar al creador, y como les decía hasta predicamos del nacimeitno de Jesús, de las bendiciones del Padre por medio de Su Hijo, y terminamos el día con la famosa cena de navidad, entre villancicos, abrazos, pollo, panetón y chocolate caliente que a mi mujer le sale excelente, luego como Papá Noel ya estubo repartiendo, empezamos abriendo los regalos, entre fotos y videos, sonrisas y abrazos y un poco de tristeza porque a unos no nos llego la Super MAC que esperaban (soy uno de ellos, bueno llegara para mi cumpleaños), los niños con sus juguetes, muñecas, carros, Nintendo Wii, Play Station 4, tablets de la IMG_3721Apple, de todos los tamaños, en color blanco y negro, ropa infaltable, televisores, uno que otro calcetín, y entre las gracias al creador por tener una hermoza navidad, a regañadientes los chicos se van a dormir pasadas las 3 de la madrugada, arrastrando aún sus juguetes para levantarse temprano y seguir jugando, uno que otro a puntitas se levanta para seguir jugando y se queda medio dormido en la sala con sus Legos, para que el 25 por la mañana, con sueño algunos, vayan al recalentado de la comida del día anterior, a volver al pozole, a los tamales, al pollo o pavo al horno y al chocolate, otros, salimos a pasear, a perdernos por esas calles en donde la mayoría de tiendas están cerradas, pero todo con ese espíritu navideño y cargados de sus últimos juguetes que nos dejó Papá Noel.

Hasta allí todo es normal y es lo que la mayoría de amigos, hermanos, familias enteras hemos hecho, pero ahora viene lo bueno, si, hay algo más y esta es la parte en la cual usted nos deja y se va a ver si puso la marrana, ahora viene aquello que nos va a poner la cara seria y sobre todo llegar a decir: “y este tipo qué se cree”, pero sabe mi amigo o hermano o hermana, esta parte es para aquellos que como yo decimos ser discípulos de Jesús, para empezar, para usted y para mi lo importante es que Jesús nació, quizás no sea en Diciembre, mucho menos el 24 a la medianoche como se celebra en mi país y de que el viejito vestido de rojo es una invención, lo mismo que el árbolito o los duendes y todas la perafernalia que se acomoda en nuestras casas en el mes de Diciembre, pero: NACIO, eso es lo importante, porque con ello podemos llegar a recibir el perdón de nuestros pecados, porque el Reino de Dios se ha acercado, pero mi amigo y hermanitos en Cristo, luego de reunirnos durante días para planear esta celebración, hacemos reuniones en las congregaciones, especiales, dramas, cantatas, predicas y sermones al respecto, nos congregamos para un tiempo de alabanza y adoración, nos juntamos para orar en unidad y unión de todos aquellos que seguimos a Cristo, pero ahora viene la pregunta por el millón:

¿Y después de todo eso qué?, es que cantamos, levantamos las manos, escuchamos predicas que hasta nos hacen salir lágrimas y de rodillas pedimos perdón o concierto-cristiano-imagen1simplemente adoramos, pero luego de que paso la celebración, luego que Papá Noel se regreso al Polo Norte junto a sus renos y duendes, ¿qué sucede en nosotros?, muchos por no decir la gran mayoría, volvemos a la misma pasividad y monotonía de seguir viviendo o vegentado en las congregaciones como antes de Diciembre, ¿hemos cambiado en algo? como me decía una amiga “ese carácter que tiene la hermanita no lo cambia con nada” ¿cambió? o sigue igual y eso que lloró, salto, brinco, y hasta hizo la formal promesa de portarse bien, pero ¿qué pasó?, ese es el punto, muchas veces desde el pulpito se dan predicas o clases impresionantes, que hacen dar de gritos de “aleluya” a media congregación, pero termina toda esa emoción al concluir el servicio, igualmente, caminamos unas semanas con ese espíritu navideño de alegría, humildad, (¿?) compromiso, pero al terminar el 25 de Diciembre todo vuelve a nuestra pasmosa normalidad, y eso es lo que debe de cambiar.

Ahora nos concentramos en la Noche de fin de año, estamos volviendo a ver ¿qué cocinamos?, nos iremos de parranda (ojo los cristianos no vamos a fiestas de fin de año mundanas, aunque si pasa por allí encontrará a muchos, aunque algunos ya las organizan en casa para que sea más barato) escogemos la música, aunque no falta alguno que la quiere en vivo y saca de donde no hay para pagar a los musicos, total “es una sola vez al año” y hay que celebrar, “aunque usted no lo crea” hace un tiempo me invitaron a una fiesta cristiana, aparecieron los mariachis, con su “ni pariente somos” para pasar por la banda (y no de asaltantes) y con su grito de guerra “a cuanto por las na.. doña Cucha” hasta el pastor dio demostración de que estaba aún en forma, eso si todos oramos por la felicidad y que Dios llenara de bendiciones ese hogar aparte de la consabida ofrenda de amor para ayudar al ministerio de los musicos y para poder seguir con la celebración (porque no es fiesta) para felicidad de la homenajeada. Salieron las Modelo (y no son chicas), y bueno ya no le cuento más, primero porque me fuí (tenía que trabajar) y las Modelo como que me caen mal.

Evangelizar 002Entonces mis queridos amigos, una vez más, ya no hay Papá Noel, ya el naciemitneo se acabó, ya estamos por recoger los arreglos navideños y esperamos al 6 de Enero para bajada de Reyes, ahora nos quedan las 12 uvas, las 12 naranjas y el champagne, o el Apple sider, pero seguimos en la misma pregunta para el cristiano promedio ¿y después de todo ello, qué?, se habla mucho, se grita hasta quedarse ronco de lo que ha hecho Dios todo este 2013, de las bendiciones, de los Milagros, de la protección, como un amigo por allí dijo “Dios ha mandado un ángel para protejernos en nuestro viaje de vacaciones”, excelente y ¿ahora qué?, o es  que creemos que tenemos guardaespaldas o el genio de la lampara que hace todo para que nosotros la pasemos bien, pero y ¿cuál es nuestra respuesta?, ya la hicimos, asistiendo el domingo, orando de cuando en cuando, predicando o dando estudios, o como alguien cree dando sus diezmos, estando involucrados en algún ministerio, si estas creyendo esto, mi querido hermano o/y hermana te vas a llevar una desilución, esto nada tiene que ver con lo escrito en la Biblia y el ser discípulos de Jesucristo.

Mis amigos, hermanos y hermanas que seguimos o decimos seguir a Cristo, debemos de hacer algo, debemos de cambiar, muchos de nuestros defectos, de nuestro carácter, de esas cosas aún extrañas que tenemos en nuestras vidas debemos dejarlas, es muy fácil decir 2840800415_8a54d3cb64_mque se las dejamos a Dios y El nos cambiará, no mi hermano, cuando la Biblia dice que no tenemos cargas que no podamos soportar, es que nosotros debemos luchar contra nuestros propios demonios, pueden ser: la falta de compromiso, nuestro carácter, celos, envidias, odio, amargura, y todo aquello que nos aleja de Jesucristo, pero somos nosotros los que debemos hacer la batalla, El Espíritu Santo nos va a ayudar, pero siempre es más fácil que otro haga las cosas por tí, y tu: ¿cuándo te comprometeras? a hacer las cosas que Dios quiere que hagas, que en obedicencia te conviertas en un verdadero discípulo, estaba leyendo por allí algo que me hizo sonreir y traer tristeza, esa palabrita de “deberíamos” si otro hace algo para expander el evangelio, siempre aparece ese alguien que dice “deberíamos” nosotros hacer algo, y allí queda, nunca es “vamos a hacerlo, quén me sigue” ¿cierto o me equivoco?

cristianos-300x200Bueno nos quedamos en eso ¿y después de hoy, qué? ¿qué va a hacer usted, esperar el 31 con sus uvas?, y luego el 6 de Enero a celebrar con los Reyes Magos o Vagos, o va a ponerse de pie y empezar a comprometerse con Cristo, primero luchando contra sus propios demonios que aún lo cachetean y con la ayuda de Dios y el Espíritu Santo poder resistir y salir adelante, especialmente en eso que llaman carácter y darse cuenta de que somos siervos de Jesucristo, aquel que no merece nada, y que solo hace la voluntad de Su maestro escrita en la Biblia.

Bendiciones y nos vemos, antes no quería escribir mucho sobre el nacimiento de Jesús, en este mes se ha hablado mucho, cada reunión en los diferentes templos, se han hecho innumerables representaciones, cantatas, dramas (yo he participado en más de uno), celebraciones, servicios especiales, hasta congresos, pero ¿y ahora qué?, hagáse esta pregunta y quizás empecemos ese camino que Jesús nos trazó el día de su nacimiento. Nos vemos pronto, en cualquier celebración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: