Retomando el camino dejado

Que tal amigos, visitantes y quizas como siempre digo algún perdido que llego por aqui y que espero que vuelva a seguirnos en este peregrinar, muchas veces duro y cansado. Les cuento que deje por un tiempo el blog, trataba de ordenar ideas, pensar (aunque siempre hay alguien que dice que nunca lo hago) pero en fin, la idea era ¿qué hacer? si seguir o no, si seguimos con el blog o simplemente le bajamos el telón y nos dedicamos a otra cosa, pero bueno despues de tantos pensamientos, de tanto caminar aplanando las calles de San Jose, he decidido continuar.

Razones muchas, pero la más importante es que será una buena bitacora de viaje para conversar y comunicar el día a día que venimos pasando, lo que sucede a nuestro alrededor, lo que vamos viendo y conociendo, asi como tambien todo aquello que merece una reflección. Hace un tiempo he venido viviendo ciertas experiencias buenas y malas, me he dado cuenta que muchas veces la gente ha perdido mucho de los valores que nuestros padres nos enseñaron, no se ha ustedes pero a mi si, sobre todo nunca claudicar en tus principios, y hasta la fecha he tratado se seguir esa enseñanza, aunque por ello hasta amenazas he recibido, pero en fin también eso es parte de la sal de la vida.

Por ello se me presentaron dos caminos, el dedicarme a otras cosas o seguir con el blog, y tome este camino, seguir, pero ahora la idea es mostrar en fotos o videos lo que nos viene pasando, por ello en la próxima entrega no se la pierda, le aseguro que será interesante, pero hoy nos despedimos con la formal promesa de continuar, y gracias por seguirnos, gracias por estar por alli leyendo lo que le contamos.

Un último pensamiento: ahora aquí, hablaremos de todo, desde nuestro punto de vista, esperando sus comentarios, para poder continuar, gracias y nos vemos y si te gusta lo que aqui hay, pues simplemente siguenos. Solo te contamos que somos un poco bohemios, como hace poco alguien me dijo, medio loco o reloko, (con k), gente de cafetín, que camina con su Sturbucks y su tiramiru en la mano, que trata de ver la vida desde una mirada un poco diferente, quizás arrastrando los pies y es que los días no pasan en vano y se nos amontonan en nuestra humanidad, asi como se amontona el cabello en el suelo cuando se nos cae.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: