No la estudie, ni la enseñe, total, Dios me habla.

IMG_0199Mis queridos amigos, nos volvemos a juntar por estos lares que ya caminamos con la calor que es un contento, solo por las noches caminamos por nuestro cappuccino Starbucks pero en el día la pasamos con nuestro Jamba Juice o Coca Cola para atenuar la calor, ahora mi querido amigo, no sé si esta caluroso o friolento, lo único que sé es que eliminaron a España del Mundial de Brazoil 2014 y eso es causa de duelo, he declarado tres días de duelo y la bandera a media hasta por un mes, pero debemos de seguir por lo que corra por su Biblia, como alguien me dijo que estaba en su cabecera, bueno deje de utilizarla de almohada y empiece a leerla, porque debemos tomar un tiempo para estudiarla.

Sabe tengo una amiga con la cual hemos venido conversando, algunas veces discutiendo y otras veces callados con respecto a lo que significa la salvación, seguir a Cristo y sobre la Biblia, y tratar de discernir algo que allí está escrito u oculto a los ojos de los neofitos, y un sin número de temas más, y en sus primeros comentarios, dijo algo que hizo saltar todas las alarmas, y empezar a emprender una cruzada para saber ¿qué es lo que la llevo a creer así? a lo cual en próximos post conversaremos, pero todo este tiempo de conversaciones me ha dejado en claro una cosa, necesitamos conversar sobre la Biblia y lo que dice, porque muchas ideas, experiencias, pensamientos, creencias, nos llevan al error, casi textualmente dijo lo siguiente “lacristianos-300x200 Biblia, ni es estudia ni se enseña, ni se memoriza, se ora a Dios para que nos dé el tema del cual hablar” bueno mis queridos hermanos, luego les explico lo que hay aquí, pero como a mi me saltaron las alarmas, quice hacer una encuesta entre algunos hermanos y hermanas, amigos católicos y uno que otro Testigo de Jehová, y los resultados fueron excelentes, la gran mayoría dijeron “Amén, tremenda verdad, apoyo a esa hermana, y es la pura verdad porque la Biblia no se estudia, solo Dios nos revela las verdades de lo que necesita la gente para crecer en el conocimiento de Cristo” WOW, otros dijeron “no eso no es cierto, porqué ¿cómo conoces a Cristo, si no es con la Biblia, que es la Palabra de Dios”, otro WOW, algunos cristianos y cristianas, dijeron “necesitamos estudiar la Biblia porque es en donde se encuentra toda la enseñanza de y sobre Dios”, otros “la Biblia nos fue dada para saber su voluntad para nosotros” WOW, otros dijeron “no necesitamos estudiarla, porque si estamos llenos de Cristo, es suficiente” entonces mis hermanos, ¿qué cree usted que es la verdad de esta afirmación “la Biblia ni se estudia ni se enseña, ni se memoriza, se ora para que Dios nos de el tema del cual hablar”.

Toda esta expresión asi suelta, suena bien, parece cierta y espiritual, como le digo hasta cristianos contestaron a un solo grito “Amén”. De otras religiones, lo acepto, porque solo unos pocos, son las personas que hacen de la lectura de la Biblia una razón diaria para conocer al Señor y Su Palabra, pero de cristianos que supuestamente tienen años en el evangelio, como woman_9que me preocupa, algo camina mal por allí o sus maestros no tocan los puntos necesarios para llevarlos a un conocimiento verdadero de la Biblia, o como cristianos somos simplemente asistentes domingueros de congregaciones en donde la Palabra escasea como en tiempo de Samuel. Pero continuemos, ¿qué dice la Biblia a respecto? no crea lo que yo le digo, mucho menos cierre los ojos y grite Amén, sino compare lo que aquí decimos con su Biblia, yo utilizó la Reina Valera 1960, me parece la más confiable traducción, no es el libro de Petete ni la novela de la Chilindrina, ni siquiera el último comic de Spiderman que aún no lo he comprado, es la Biblia que como usted y yo sabemos es la Palabra de Dios ¿estamos de acuerdo? sigamos.

Para empezar debemos de tener la certeza de que la Biblia es la Palabra de Dios “Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido” (Mateo 5:18). Entonces mis amados amigos y de los otros, las Escrituras, son la regla a la cual someteremos toda supuesta verdad, toda palabra que se nos ocurra, toda cosa que dicen por allí debemos compararla con la Biblia para poder decir si es verdad o no, si se contradice, ni hablar, pero como podemos hacer eso, si no conocemos la Biblia, si no la estudiamos y sabemos qué dice. A menos mi querido amigo, de que este pensamiento domine su vida, no podremos adoptar una visión cristiana del mundo. Ahora si usted y yo tenemos una visión correcta de lo que representa la Biblia para el cristiano, la Biblia debe establecer lo que creemos de principio a fin, pero mi amigo, si no conocemos lo que está escrito en la Biblia cómo podemos decir que allí está escrito la voluntad de Dios para nuestra vida, si lo único que escucha de ella es lo que se lee los domingos en las congregaciones o lo que alguien lee en algún estudio bíblico.

Hoy mi amigo, estamos cambiando, muchas personas, líderes, iluminados de los que nunca falta, vienen diciendo de que necesitamos nuestras experiencias, de esa frase celebre “Dios me habló”, o “Yo creo que es así”, muchas veces predicar 001necesitamos algo más que la Biblia, que por si misma no nos puede dar y entramos en nuevas filosofías, teorías científicas, métodos del mundo de los negocios para hacer ver a la iglesia su poder, (sino mire algunas congregaciones en donde lo último que se estudia es la Biblia y prefieren libros que suenan bien, pero que son de la inteligencia humana, solo que es más fácil leer un libro que entender la Biblia, sobre todo si el Espíritu Santo no camina por nuestros lares) En los últimos tiempos ha cambiado la expression de “creer para ver por la de ver para creer”, mi amiga me cuenta de que tiene una amiga que tiene un pequeño negocio que no andaba muy bien y ella oró por el negocio y se convirtió, acepto al Señor, y le preguntaba ¿qué hubiese pasado, si con su negocio, nada hubiese sucedido, hubiese creido?, me dio mil vueltas, trescientas medias vueltas y diciendo al final “es que ya estaba preparada para recibir al Señor”, usted ¿qué cree?, mucha gente ha visto milagros espectaculares y le voy a contar uno que fue tremendo, dice así la historia: “Y al entrar en la aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos, y alzaron la voz diciendo: !Jesús, Maestro, evangelismo 01ten misericordia de nosotros! Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios en gran voz… Jesús, dijo: ¿no son diez los que fueron limpiados? Y los nueve ¿dónde están?.. Y le dijo, tu fe te ha salvado” (Lucas 17:12-19). (Tome su Biblia y por favor lea todos los versículos). Mis amigos los diez recibieron el milagro de la sanidad, pero uno solo fue salvo, porque reconoció quien era el que lo sanó, era Dios y regreso dando Gloria a Dios. Hoy hay milagros y son muchos los que lo reciben, pero muy pocos dan Gloria a Dios, ¿porqué? porque no lo conocen, a quién glorificar si para ellos es un milagrero, no importa como se llame, tan solo vienen por el milagro, los domingos en las congregaciones se llenan de necesitados, pero muy pocos vienen por aquel que murio en la cruz por el perdón de nuestros pecados, vienen simplemente con ese deseo de recibir algo, simplemente porque no lo conocen, porque muchas veces creemos que no necesitamos conocerlo, porque como me decía mi amiga, “la Palabra de Dios no se estudia ni se enseña” entonces cómo podemos saber de Dios, cómo podemos entender de que todos hemos pecado y estamos destituidos de la gracia de Dios, de que no hay justo ni uno, de que el pago del pecado es la muerte, de que arrepentios porque el reino de Dios se ha acercado, si simplemente creemos que Dios nos habla, de que Dios nos bendice, de que Dios nos quiere prosperos, sanos, millonarios, con carro, cuentas corrientes, de que la puerta estrecha es más grande que el arco iris y que todos podemos pasarla, cómo podemos hablar de Dios, si no lo conocemos, a pesar de decir a los cuatro vientos y aledaños, que 2351117543_6d7c29222e“Dios me dijo”, “Dios me hablo” o como un hermanito me dijo alguna vez “yo tengo el llamado de pastor” pero sabe Dios que jamás a podido terminar de leer un capítulo de la Biblia, y mucho menos entenderla y que ya todos sabemos su testimonio de memoria porque es lo que siempre termina contando cuando dá un estudio bíblico.

Entonces mis queridos hermanos y aquellos que contestaron la encuesta, la Biblia, sino la conoces, es que no sabes de Dios, sino la lees y estudias no puedes saber la voluntad de Dios para tu vida, y no llegaras a comprender lo que es bueno y lo que es malo a los ojos de Dios, de lo que es un pastor llamado por Dios, de un pastor llamado por un grupo de amigos, y que tu puerta será siempre ancha, porque miras alrededor y todos actúan parecido a tí, sin comprender porqué la Biblia habla de la puerta es estrecha y díficil de hallar y como mi amiga creer que todo se van al cielo simplemente por decir que el Señor es tu Señor, de que no importa nada si uno de la familia es salva, todos por contagio son salvos, acepten seguir al Señor o no, sin darte cuenta de que si tu vida no ha cambiado, si no te arrepientes, si no has dejado tus pecados y rebeliones, si no comprendes la magnitud de la palabra “creer”, ese señor a quien le dices señor, es el que disfrazado de ángel de luz solo está para engañar y mentir y busca a quien devorar. Entonces mi amigo y hermano, si aún sigues creyendo que la Biblia ni se estudia ni se enseña, sigue tu camino, el cielo no es un lugar que te llegue a gustar. Bendiciones y pronto seguimos, mi amiga me ha dado pie para hablar de muchas cosas, desde la salvación, pasando por quién es Jesús, quién es salvo, por la santidad, etc, y el porqué debemos estudiar y aprender la Biblia y hacer la voluntad de Dios, amigos aquí hay mucha tela que cortar. Amén.