Orar, Si pero antes…

Queridos amigos y hermanos nos volvemos a encontrar por aquí, hoy día fue un poco largo, primero porque trabajé, por lo que nos fuimos casi de amanecida a eso de las 8:10 am con dirección a tomar el trencito para irnos a nuestro centro de trabajo, descubrí, una revista sobre diseño de Blogs, por lo que me puse inmediatamente a leerla hasta terminarla en ida y vuelta, regresamos a eso de las 5:00 pm, más cansados que despiertos, por lo que luego de un rato, recuperamos fuerzas y nos pusimos a estudiar y leer nuestra Biblia, y nos sentamos a escribir el presente post, sobre la oración, que algunos tienen creó, un error garrafal, como se dice siempre «Tú pide, eres hijo del rey y te tiene que dar todo aquello que tu corazón desea» bueno no es así, escuche hace unas semanas a una pastora decir «oraremos hasta que Dios nos responda (hasta allí, vamos bien) y él nos tiene que dar lo que le hemos pedido (allí como que no)», pedimos de todo, como en post anteriores les comentaba, cuando me invitaron a una reunión de oración en otra congregación que no es en donde me congrego ahora, y pidieron de todo, solo faltaba, su café y el tiramizú, porque se dieron vuelo al pedir, carro, dinero, esposo, novio, de todo y con la seguridad que Dios tenía que darles lo que pedían, no, lo siento, pero no es así, y si a tí mi hermano o hermana te enseñan eso, es que te tienen engañado, ojala sea por ignorancia y no por algo oscuro en las mentes de esos maestros. Pero vayamos a la Biblia:

«Si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye» 1ra. Juan 5:14

Orar en el nombre de Cristo es más que una fórmula. Algunos piensan que tienen que terminar toda oración con la frase «En el nombre de Jesús o Cristo, amén» y ya con eso tienen la seguridad, de que lo van a recibir, creen que Jesús ahora tiene la obligación de darnos todo aquello por lo cual hemos orado y terminado con la frase celebre, como si fuera magia, porquer yo declaro y decreto, entonces lo recibo, no hermanos, tu puedes declarar lo que quieras pero hay una parte clave en toda oración que no debemos pasar por alto, ni mucho menos dejar de enseñar a todos nuestros feligreses, no te digo discípulos, porque con tristeza podemos decir que dos o tres y con suerte cuatro, pero no pasamos de allí. Pero la oración apropiada abarca mucho más que una fórmula. (esto no es 2+2=4)

¿Qué significa orar en el nombre de Cristo? ojo mi amigo, hermano, pastor, maestro, profeta, por favor ponga mucha atención, para que luego no diga, !uupps!, yo no sabía. En las Escrituras, el nombre de Dios incluye todo lo que es él. Cuando Dios le dio su nombre a Moisés, le dijo: «Yo soy el que soy» (Exodo 3:14). De igual manera, el nombre de Jesucristo incluye todo lo que él es. Cuando se ora en su nombre, lo que se pide tiene que ser consecuente con lo que El es. (Ahí está el detalle). Orar en el nombre de Cristo es orar según la voluntad de Dios. Por eso mi amigo usted puede pasarse añales (años) pidiendo algo, y no recibe y sigue terqueando, como me contaron que una viejita que oraba año tras año, y nada, hasta que llegó un nuevo pastor medio preguntón y preguntó ¿por qué ora tanto esa ancianita? y le contestarón «Es que pide que Dios salve al diablo», y nadie le había dicho que hay que orar de acuerdo a la voluntad de Dios, sino estamos perdiendo el tiempo en oraciones que jamás serán contestadas, como queremos nosotros, sé que es una exageración, pero cuando pedimos parecemos niños chiquitos, el juguete más caro o el capricho más grande.

Cuando nuestras peticiones están en conformidad con el plan soberano de Dios. El las contestará y aumentará nuestra fe. En vez de invocar una fórmula al final de sus oraciones, tal vez pudiera decir: «Pido esto porque creo que es la voluntad de Jesús», (porqué, sabe usted cual es la voluntad de Dios, ¿cierto?).

Por lo tanto mi amigo, antes de orar por alguna petición, exáminela y exáminese, para saber si por lo que se va a orar es la voluntad de Dios, no ore por cualquier cosa, cree usted que el Señor está preocupado por su trabajo o por su carro, más que porque su alma se salve, cree usted que le quiere dar una cuenta bancaria grande o el perdón de sus pecados, cree usted que quiere darle su milagro o llamarlo hijo y encima, que luego nunca más regrese, salvo que quiera otro milagro, (recuerde él nos conoce a la perfección) dígame, cientos, miles, me imágino que usted hermano, pastor, profeta, los ha vistyo, han pasado al altar y oraron y recibieron al Señor (según usted y ellos) pero viene la pregunta ¿dónde están hoy en día? se acercaron a Jesús por su milagro, y después, recuerda a los diez leprosos «y los otros nueve, dónde están? entonces mi amigo, cuando oremos hagamos lo primero sabiendo cual es la voluntad de Dios y cuando digamos que lo hacemos en el nombre de Jesucristo, sepamos verdaderamente a quién lo estamos pidiendo y que no es una fórmula mágica que con solo decirla y repetirla se nos cumplirán nuestros tres deseos. Y sabremos cual es la volunntad de Dios, solamente viviendo en la Palabra, escudriñándola, día a día, esto no es magia, es un estilo de vida. es llegar a parecernos cada día, más y más a Cristo.

Bueno mis queridos amigos, nos vemos ya será mañana por la tarde, porque por la mañana trabajo y bueno estare pensando en otro post para que todos conozcamos un poco más respecto anuesto creador. Bendiciones y regresamos pronto.

La intersecion que agrada a Dios (2da parte)

Queridos amigos continúamos, tubimos que dividirlo en dos partes, porque en una sola era demasiado larga y se nos pueden dormir, por lo tanto continúamos (si es que aún esta por allí).

Yo se también que Dios en su misericordia hace unos milagros que nos deja con la boca abierta, pero su palabra es muy clara «Si haces todo lo que hoy te mando, todas estas bendiciones vendran sobre ti» ojo «Todo», y lo repetimos una vez más «Todo», entonces la cuestión es primero que usted verdaderamente conozca a Dios, eso mi querido amigo le dajara con mas preguntas que respuestas, y sabe porqué, porque ya no ira tras los milagros, como muchas veces viene al templo a ver que milagrito le cae hoy, o como dicen trae tu diezmo y siembra y se te tiene que hacer, ahora tengo otra preguntita, digamos que yo no estoy caminando bien con Dios, pero doy mi diezmo, ¿me hará mi milagro el Señor?, entonces mi hermnito y amigo, primero es hacer la voluntad de Dios escrita en su Palabra y luego conversamos de lo otro, porque si usted conoce a Dios, todo lo que va a pedir de alli en adelante, siempre sera lo que Dios quiere para usted, ya no le importara hacerse millonario, ni comprarse el carro último modelo, ni la TV de 90 pulgadas para el partido del domingo, ni sacarse un pasaje para las Olimpiadas, todo lo que pida sera de acuerdo a la voluntad de Dios y sobre todo al Espiritu Santo que mora en usted y ya no sera usted sino Cristo que viven dentro suyo, pero primero, antes de todo el laberinto de cosas que vamos haciendo, es necesario conocer a Dios, saber de El y sobre todo llegar a la estatura del varón perfecto que es Cristo, y ahora mi amigo, qué hacemos para continuar en la interseción, primero conocer a Dios y luego haremos su voluntad. Y ojo quiero dejar claro algo, yo creo en la interseción, debemos orar por nuestro pueblo, por las necesidades de cada uno de nuestros hermanos, por aquellos que recien llegan y se incorporan a la iglesia, por los nuevos, que muchas veces ni nos acordamos de ellos, (ojo esto hay que rectificar) pero debe existir un orden, primero los intersesores deben estar en el mismo canal que el Espíritu Santo, para que al pedir sea de acuerdo a la voluntad de Dios, y allí se hará, porque lo que pides es lo que Dios ha puesto en tu corazón.

Bueno seguimos, mis queridos hermanos y amigos (si hay alguno que queda por alli, despues de leer esto) nosotros somos esclavos por amor, y el esclavo no tiene ningun derecho, para pedir primero es reconocer y actuar como tal. Ahora sé que mas de uno me va  a salir con algún texto biblico, bueno yo tengo aqui uno que he sacado del folleto, lo encontrara en Santiago 4:3 que a la letra dice «Pedis y no recibis, porque pedis mal» y alli lo dejamos, suena bien, tremendamente biblico y sobre todo: no !ya con esta la hicimos!, vamos a pedir bien, y sacamos nuestra lista de navidad, parecemos a los niños, como mis hijos que ya me entregaron una lista para los regalos de navidad, (y estamos en Junio, imagínese como estará para Diciembre) y parece que van a poner una tienda en la pulga, pero no mi amigo, vamos a escudriñar la Palabra de Dios de una manera sencilla y fácil, vamos a leer unos versículos antes y unos después, leamos desde Santiago 4:1-8 y saque un pañuelo, porque vamos a moquear de las cosas que nos han enseñado y que hoy vamos a descubrir que no eran tan ciertas, la Biblia no es para agarrar un  versiculo y hacer lo que se quiera con él, no, por ello es un todo, cada versículo tiene una relación con los anteriores y posteriores e inclusive con libros dentro del Nuevo y Antiguo Testamento por eso es Palabra viva y eficaz en todo tiempo, pero bueno ahora por favor tomémonos un pequeño tiempo y leamos estos 8 versiculos que a la letra dicen asi,  «¿De donde vienen las guerras y los pleitos entre vosortros? ¿No es de vuerstras pasiones, la cuales combaten en vuestros miembros? Codiciais, y no teneis; matais y ardeis de envidia, y no podeis alcanzar; combatis y luchais, pero no teneis lo que deseais, porque no pedis. Pedis, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. !Oh almas adulteras! No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye en enemigo de Dios. ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamene? Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes. Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y el se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones» Bueno mi hermano si nos ponemos a estudiar estos versículos uno por uno y lo detallamos, nos llega el servicio del domingo y no acabamos, pero vamos a tomar algunos puntos importantes de lo que tiene relación con nuestro tema de interseción, primero mire a quienes les esta hablando, hay pleitos entre vosotros, a sea habla a los de adentro, no al mundo, o sea es a nosotros, que hemos metido al mundo a la iglesia de Jesucristo, tenemos pleitos y ofensas, de palabra y obra, tranzamos como buenos, nos aprovechamos de los demás, pero fijese son por nuestras pasiones que aún no hemos podido refrenar, aún estamos presos, estamos llenos de enviadias, orgullo, odio, rencor, venganza, vanidad, egolatría (y encima cree usted que después de decirnos el Señor como somos, tenemos el descaro de pedir, y claro que pedimos mal, o usted cree que después de tranzar a alguien llegamos a casa y nos arrodillamos y pedimos bendición para nuestro trabajo, para nuestros hijos, prosperidad, salud, que nos bendiga en gran forma y salimos contentos porque Dios tiene que constestar nuestra oración, mi amigo, hay que ser cara dura) y luego nos dice que no tenemos porque no pedimos, y cuando pedimos, pedimos mal, y aqui es donde justamente vienen los pastores, profetas, evangelistas, maestros y nos ayudan a pedir bien, pero mi amigo, como vamos a pedir bien si aún no hemos quitado todo lo anterior, nos dice que no recibimos porque es para nuestro deleite, o sea el carro del año, el viaje, la universidad, ropa, tu nuevo iPhone5, tu iPad3, en fin, entre tantas cosas, como una vida licensiosa, y nos repiten una y otra vez que debemos de pedir bien, y hasta nos enseñan a hacer nuestra propia lista y ser específicos hasta el color del carro y la marca, o sea que pedimos salud, prosperidad, bienestar, trabajo, carro para la familia y cubrir todas nuestras necesidades y poder dar el diezmo, bueno mi amigo sigamos leyendo: almas adulteras la amistad con el mundo, o sea seguimos en lo mismo, nuestros pleitos, nuestras envidias, nuestros odios y rencores, no han cambiado porque seguimos siendo adulteros, si cambiamos a Dios apenas recibimos el milagro (¿será de Dios?) por lo que verdaderamente nos gusta es la amistad del mundo y todos felices, pero seguimos pidiendo mal, el pedir de acuerdo a la voluntad de Dios, es que se nos quite lo vanidosos, lo mentirosos, lo amargados, lo enojón, entre otras miles de cosas que si las escribo derrepente quieren mandarme al profesor Jirafales para que no escriba obsenidades, pero mis hermanos, pedimos mal porque somos malos, entonces tenemos que rectificar, dar vuelta a la moneda y vivir de acuerdo a las normas de Dios y alli si pediremos bien, porque al estar llenos del Espiritu Santo nuestros objetivos ya no seran los mismos o por lo menos serán en base a la voluntad de Dios.

Aqui me voy a saltar un poquito a esos que les encanta libreación, y dar de brincos, «resistid al diablo y huirá de vosotros» ojo «resistid», vuelvalo a leer «resistid» no dice, salte, no dice atalo, ni declara que huya, ni mucho menos saca las maracas y pisale la cabeza al diablo, ya les dejo un video al respecto, no «resistid», ¿conqué? con la Palabra de Dios en tu boca, en tu vida y en tus actos, resistid, eso significa que no lo vas a agarrar a cachetadas, simplemente con La Palabra, como dijo Jesús «escrito esta, escrito esta y escrito esta» y huirá de vosotros, ahora se también que dijo «este solo sale con ayuno y oración» pero es un caso especial, los demás con resistid y huirá, tengo aquí una preguntita: desde la última vez que saltaron, gritaron, le pisaron la cabeza al diablo, ¿se solucionaron los problemass, se fueron los demonios, huyó Satanás?, entonces ¿qué pasó?, lo mejor es que guardemos las maracas, el penacho de guru y empecemos a conocer a Dios y a nuestra Biblia, alli esta todo, pero les voy a dejar ar un pensamiento de alguien que no recuerdo quien fue, «todos leemos la Biblia de tarde y mañana, pero tu lees lo que dice, más yo leo lo que calla» esta es su tarea de la semana o del mes, cuando la entienda y busque del Espiritu Santo para poder leer la Biblia, la va a entender.

Y bueno aqui nos quedamos creo que salio mas extenso de lo deseado y se me viene acabando el tintero para los próximos, pero amigos, hermanos en Cristo por el amor que le tenemos y debemos tener a Dios, es necesario que lo conozcamos, es necesario entender la Biblia en su totalidad, es bueno leerla, es bueno aprenderla y quizás sea bueno saberla de memoria, pero sabe mi querido hermano y hermana, es mejor que usted pida revelacion al Espiritu Santo para poder entenderla y ponerla por obra, todo es bueno, pero luchar por vivir como nos lo ordena Jesús, es mucho mejor, aunque mucho mas dificil, porque si nuestro diario vivir es fácil, no creo que caminemos hacia la puerta angosta que es dificil de hallar, y nos seguimos comunicando, aunque no se si volveran por aqui, yo seguire, a eso me mandó, quizás me quede sin amigos, pero como dice la Biblia con respecto a los que se fueron «nunca fueron de nosotros» pues si me quedo sin amigos «es que nunca lo fueron» y seguir, total, ¿a donde puedo ir?, en fin a tiempo y fuera de tiempo, predicad la verdad a toda criatura, bendiciones.