¿Agrada a Dios tu ministerio?

IMG_5991Amigos, hermanos, algún visitante y demás que por aquí llegan, buenas noches, estoy contento, si realmente feliz, ayer tube una conversación verdaderamente productiva y sobre todo llena del amor de Cristo y el poder del Espíritu Santo, y es que sabe, conversando con un amigo pastor, que antes estaba medio reacio a escuchar las verdades del evangelio, y seguía en sus propias fábulas, enseñadas por pastores años atrás, hasta que Dios ha venido tratando con él, y hoy está dispuesto a buscar la verdadera voluntad de Dios, pudimos comprobar de que no solamente no estamos solos, sino que hay gente que verdaderamente cree en el Señor Jesucristo, que va a las congregaciones o templos para buscar de Dios y no por los milagros o las experiencias sobrenaturales, que mueven sus emociones pero no su caminar, pudimos conversar de que para encontrar la puerta angosta es necesario ver el costo, de que conocer a Jesús no es solamente ir los domingos a la iglesia y leer dos o tres versículos bíblicos y regresar el siguiente domingo, de que ser cristiano no es ser movido domingo a domingo por las emociones y correr detras del predicador que viene a dar un congreso, ni comprar los boletos para el concierto del cantante de moda, y no nos convierte en cristianos el repetir una oración o rezar dos padres nuestros, ni mucho menos gritar a los cuatro vientos de que Jesús es nuestro Señor y luego continuar nuestra vida con los mismos pecados que teníamos antes de hacer tal declaración. No entendemos que ser cristiano es hacer la voluntad de Dios solamente.

Vi con alegría de que mi amigo poco a poco se va dando cuenta de que es necesario enseñar la verdad del evangelio, por dura que esta sea, si no: los y  nos confrontamos con nuestros cristianos-300x200pecados, jamás podremos arrepentirnos de ellos, es necesario enseñar a los hermanos, en amor, de que el camino al cielo es la humillación y el arrepentimiento, de que a medida que uno va conociendo y tratando de vivir más la Palabra de Dios, se va dando cuenta de los errores del pasado y de las medias verdades y medias mentiras que enseñaba, muchas veces porque fue algo que alguien, algún ungido nos enseñó, y repetimos creyendo que es verdad, sin hacer las comparaciones de que lo que oímos o nos enseñan, que deben siempre estar de acuerdo con nuestra Biblia, vi con alegría que ha empezado a hacer un estudio detenido y exhaustivo de la Biblia, para poder enseñarla, es díficil, hay que romper con ciertos moldes que uno trae arrastrando, y que para algunos pastores es díficil romper, pero como le dije, en la congregación hay tanta necesidad, que debemos caminar con paso firme y seguro, sin detenimiento para poder volver a encausar a la gente en el camino marcado por el creador. Pude observar de que las verdades del evangelio van llenando su corazón, de que ya no es “Así dice el Señor”, sino “escrito está”, ya no es “el agua bendita que purifica”, sino “La Palabra de Dios que divide el alma”, ya se van alejando las emociones para vivir las convicciones, que nada ni nadie pueden cambiar ni alterar, pero esto toma tiempo, aún nuestra carne y vanidad nos hace pensar en que queremos predicar 001agradar al mundo, para que no vean que nos equivocamos, Dios ya lo vio, que más podemos hacer, pero es un caminar, por lo menos se han dado los pasos necesarios para seguir las pisadas del maestro.

Por ello esta conversación entre amigos que tenemos hoy, ¿El ministerio que estamos llevando, agrada a Dios? ¿qué estamos haciendo?, ¿venimos enseñando la Palabra de Dios?, ¿estamos escudriñando las Escrituras?, ¿venimos preparando a los santos para la obra del ministerio?, ¿tenemos discípulos comprometidos para la obra?, o seguimos creyendo que el libro tal es tremendo, como a alguien escuche hace unos días, que para entender de resisitir los ataques del enemigo debemos ver la película 300, no me vengan a decir que para entender la lucha contra los demonios, debemos de ver El Señor de los anillos, por favor, mi amigo se río, y es que creían (algunos siguen creyendo) de que si saltas, le estas pisando la cebeza al diablo y mi amigo, eso es totalmente falso, usted por más que salte, grite, patalee, no le pisa la cabeza a nadie, a lo mucho le doleran los pies y es capaz de creer que es por que la cabeza del diablo estaba dura, no es porque usted no se cambio de medias.

En fin seguimos, no le he pedido hasta ahora de que salga corriendo, busque el primer Starbucks que quede por su casa, pida un capuchino venti, hechele mucha azúcar, un pan dulce, le recomiendo el de queso, regrese, y yo ya sé que no encuentra su Biblia, pero no se preocupe, aquí le voy a escribir el versículo del cual hablaremos hoy, si ya todo está listo, mi amigo, sientése y ahora sí, empecemos.

“Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera deOracion sofa tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana dotrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio” (2 Timoteo 4:1-5)

Mi amigo y hermano, aquí está el meollo del asunto, el centro, lo principal, Jesús en su segunda venida va a venir a juzgar y ese juicio empezará por su iglesia, porque los de afuera ya tienen determinado el lugar en que permanecerán la vida eterna, y te preguntará ¿qué les enseñaste?, ¿qué le contestaras?: Pero Señor tu sabes, es que el libro de fulanito y tal para cualito estaba buenísimo y cómo cambiaban los hermanos, lloraban al darse cuenta de sus pecados, ¿qué cree que te contestará el Señor? ¿Y mi Palabra, donde la dejaste?. Hermano pastor, maestro, profeta, daremos cuenta de lo que hemos enseñado y de lo que utilizamos para enseñar, si es la Palabra de Dios o las fábulas de algún inteligente que movia los sentimientos, pero que no te hace arrepentirte de tus pecados. Recuerda pastor, maestro que tenemos una responsabilidad ante Dios y compareceremos delante de su trono, y que debemos enseñar para preparar a los santos y no para agradarles, ¿no te dá temor y temblor?, recuerdo una vez en otra iglesia que una hermanita se me acerco y me dijo: “sabe mi hermano, como me gusta mi pastor fulanito de tal, porque predica lo que a nosotros nos gusta oír” !Aleluya! imagínese, predicaba lo que la gente quería, era como cuando estaba en una iglesia familiar, que el pastor pasaba unos papelitos para que por votación se hiciera la lista de las canciones que se cantarían la sigueite semana en el servicio de alabanza, y era para tener a todos contentos y que llegaran temprano al servicio. Nos juzgará, uno por uno, empezando por el liderazgo, que prediquemos la muertePalabra nos pide Pablo, tan solo eso, aunque hacerlo no es muy fácil, antes de hablar con mi amigo, paso tiempo para que él estuviese preparado para recibir al verdad, muchos se enojan y hasta nos dejan de hablar, porque ofendes a las personas al decirles y demostrarles mediante la Palabra de Dios, que están llevando un evangelio anorexico y que el rebaño va camino a la perdición, porque les dicen que todo serán bendiciones, que tendremos carros, que la crisis no tocaran a los hijos de Dios, que obtendras todo lo que tu corazón desea, pero nos olvidamos de decirles ¿cuál es el precio? para poder ser llamados discípulos, todos se creen profetas, que el pastorado es contagioso o hereditario, que el ser maestro es tan simple como el poder leer un libro delante de los hermanos, por eso dice que prediques la Palabra, pero para predicala hay que conocerla, no como un libro de historia, sino como la Palabra de Dios y eso significa compromiso a hacer su voluntad.

Digame mi amigo pastor ¿hay algo más que predicar? que no sea la Palabra de Dios, que más podremos enseñar que no sea la Biblia, de ¿dónde sacaremos nuestras enseñanzas? sino es del libro que nos entregó Dios, al cual no debemos ni quitarle ni añadirle nada, está completo y es bueno para ser la guia en nuestras vidas, el único problema es que hay que escudriñarla y allí viene lo díficil, si, mis amigos líderes, aquí antes de seguir quiero hacerles una pregunta ¿cuánto tiempo diariamente usted lee con detenimiento la Palabra? ¿cuánto tiempo le dedica a escudriñarla?, son cosas diferentes, una cosa es leerla y otra escudriñarla, ¿qué me contesta? usted que es líder de algún ministerio, llamemosle, varones, mujeres, jóvenes, niños, danza, alabanza, ujieres, está enseñándoles a sus discípulos, (miembros de su equipo) la verdadera Palabra de Dios, o les huellasda su DVD de los 300 y ya la hizo, no mi hermano, si usted ha leído por allí lo siguiente, deseo que tome conciencia de esto: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia” (2 Timoteo 3:16), entonces mi amigo que venimos haciendo, debemos empezar a trabajar, a enseñar, las verdades escrita en nuestro libro.

¿Lo hacemos, o por lo menos empezamos a hacerlo?, en estas palabras mi amigo, no hay teología, ni deseo hacerle un tratado, ni estudio de hermeneútica, solamente es conversar, como siempre digo conversando con una taza de café, para que podamos llevar a la congregación al conocimiento de la verdad, porque de esa manera serán libres, libres del pecado, libres de creer que porque trajeron su diezmo, Dios tiene la obligación de bendecirlos, de sanarlos, de hacer todo porque somos los que nos merecemos todo, no mi amigo, usted y yo si verdaderamente seguimos a Jesucristo, simplemente somos siervos, esclavos, y no nos merecemos nada, y solamente debemos hacer la voluntad del creador y El en su misericordia nos bendecirá, pero primero es ser siervo fiel y El nos hará vivir en su reino.

Nos vemos, pronto, se lo prometo para seguir conversando, oremos todos para que la verdad del evangelio more en los corazones de los pastores y nazca en la vida de todos aquellos que siguen al Señor, bendiciones y hasta pronto. Oh me olvidaba, como siempre digo, sigo esperando a mis amigos líderes de Manantial de Vida para empezar o seguir escudriñando nuestra Biblia, ¿quién trae los pastelitos? yo pongo el café. Además ya se vienen los estudios que tenemos pendientes de Romanos, el diezmo, entre otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: