Repartiendo el trabajo entre nosotros

Queridos amigos hemos vuelto después de unos días de intenso trabajo y sobre todo de una reunión en la congregación que ha hecho que vuelva a tomar mi Biblia y vuelva a releer libros como Timoteo, Tito, entre otros buscando lo que dice Dios de, sobre y a las iglesias, a los pastores, a los ancianos, el discipulado entre otros puntos y bueno volvemos aquí a tocar esos temas, pero como siempre le digo, un café, ahora si no quiero que se me duerma, ni mucho menos se distraiga con la telénovela de la noche, ni siquiera con los resultados del partido de la Liga Española, (Gano el Barcelona) y mucho menos con la idea de que nosotros somos los que cortamos el jamón y repartimos el pastel, sino con la mente clara de que la orden es buscar gente idónea para los ministerios dados por el Espíritu Santo, por lo tanto empecemos.

“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio” (Efesios 4:11-12). “Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolas… enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado” (Mateo 28:19-20). El discipulado involucra llevar a las personas a Cristo y encaminarlos hacía la madurez. “enseñándoles  y que guarden TODAS, esta es la palabra importante, no la mitad, ni la tercera, ni la cuarta parte, TODAS las que os he mandado, ojo es una orden). Cristo discípulo a doce, y usted puede ver en el Libro de Hechos que ellos estaban discipulando a otros, eso es lo que debemos de hacer, “Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros” (2 Timoteo 2:2). Ojo mis queridos amigos, hermanos, pastores y profetas, maestros y evangelistas, “Lo que has oído de mí”, no tiene nada que ver con eso que hoy se hace,  Jesús no nos mando a entretener a la gente, lo primordial, lo primero, lo más importante, era que los pastores deben enseñar todo aquello que hemos oído de él, de la Palabra, y buscar a hombres fieles e idóneos, ni presentadores de televisión, ni organizadores de fiesta,s ni de concursos de belleza, hombre fieles a Cristo que tengan en su mano y corazón la Palabra de verdad, para que enseñen a otros, las verdades de evangelio, no de que recibe tu milagro, no de que dá (paga por) tu diezmo y recibiras las bendiciones que tu corazón desea, no, hombres que esten llenos del Espíritu Santo que puedan enseñar y poder entre todos llegar a la altura del varón perfecto.

Cada cristiano esta participando en una carrera de relevos, aunque usted no lo crea, quizás usted crea que no sabe mucho, bueno mi amigo siempre hay alguien que sabe menos, sientése con esa persona y enséñele, y luego juntese con alguien que sabe más y escuchelo, le aseguro que entre todos podemos hacer un excelente discípulado, enseñe y aprenda, abra su corazón a las personas que usted está discipulando, quieralas como a usted lo ama Cristo, y este dispuesto a dar la vida por sus hermanos, todos tenemos que meternos en el proceso, pero hay algo importante para empezar, luego de aceptar como su Salvador a Jesús, luego de arrepentirse de sus pecados, luego de darse cuenta de que usted es un esclavo del Señor, es necesario que lo conozca, de lo  contrario usted es asistente, pero jamás su discípulo, porque si no conoce al Hijo, nunca podra conocer al Padre, y tampoco podrá decir que El Señor es su Señor con total conocimiento y aceptación de lo que eso representa, muchos saben quien es, hasta el diablo sabe quien es Cristo, pero no lo acepta como Su Señor, he allí la diferencia entre un cristiano y un asistente que se ubica entre la mutitud, pero que jamás toma la determinación de seguirlo.

Debemos enseñar todo el evangelio, toda la Palabra de Dios, muchas veces nos dicen que no debemos tocar los temas sobre la corrección, inclusive hablar del pecado y el infierno en muchos lugares esta prohibido, pero sabe mi hermano, Pablo advirtió a los Corintios, discipular también es correctivo, si ustes tiene un hijo sabrá comprender, a sus hijos les advierte de las cosas que no deben de hacer, no le dá todo lo que piden, asi hagan su berrinche, o declaren o sean positivos o simplemente porque tiene que hacerlo, recuerde “por tanto velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno” (Hechos 20:31) eso se llama paciencia, Pablo conocía la importancia de la amonestación.

Discipular es una función en la que todos en la iglesia deben estar involucrados, no es opcional, tenemos y debemos de llevar a las personas al conocimiento de Cristo y luego pasar con ellos por el proceso de ayudarlos a madurar. Todos tenemos que discipular empezando por el pastor a aquellos que el Señor pone en nuestro camino. Usted probablemente va a desarrollar diferentes tipos de relaciones con las personas que discípula, pero discipular no es otra cosa que cultivar verdadera amistad con bases espirituales. No es ser amigo de alguien porque a los dos les gusta el futbol, la misma música o tienen las mismas aficiones, o trabajan en el mismo lugar. La esencia de su amistad se basa en la forma mutua a la apertura a los asuntos espirituales. Eso es lo que permite continuar con el discipulado, Muchas veces mis amigos, creemos que por estar metidos en un equipo de futbol estamos discipulando mejor o en un grupo de tejedoras a palillo, lo que nos reune debe ser la relación que tenemos con Cristo y el deseo de conocerlo mejor, de lo contrario estamos haciendo un club social en donde lo más importante es el futbol o el ganchillo y desconocemos la esencia de nuestra reunión, y no nos damos cuenta de que esta empezando nuestra ceguera espiritual y debemos lavarnos los ojos con colirio.

Mi amigo y ya para terminar, cuando usted discípula esta enseñando a vivir en forma cristiana, está enseñando respuestas bíblicas a sus dudas y preguntas, (también las suyas) un creyente, ojo mi amigo, ya sea pastor, maestro, evangelista y lealo detenidamente, un creyente es espiritualmente maduro cuando llegado el momento sus respuestas involuntarias (no rebuscadas) son espirituales y cristianas, sobre todo basadas en la Biblia y en la voluntad de Dios, esa es la manera de saber si el Espíritu de Dios está en control de la vida de alguien, cuando usted ya no escucha una oración llena de pedidos de cosas materiales, cuando ya deja de querer el último iPhone o iPad, o el novio, o el trabajo o carro nuevo, cuando entiende que el hacer la voluntad del Señor esta por encima de sus propias necesidades, cuando usted ve que su carácter se viene formano de acuerdo a la Palabra de Dios, cuando ya no existe ese afan de querer hacer todas las cosas y que nadie puede hacerlas mejor, cuando su primera necesidad es Cristo y la última, también. Al discipular a una persona se la lleva al punto en que ya no tiene que pensar en cuál es la manera correcta de reaccionar porque puede reaccionar rectamente de forma espontánea.

Bueno mi amigo, esto debe empezar en nuestra congregación, hacer discípulos, ¿está dispuesto? el domingo varias de las cosas suenan y sonarón bien, pero la pregunta sigue en pie ¿y con ese afán que sale hasta por los poros, qué hacemos?, es necesario buscar hombres y mujeres llenos del Espíritu Santo para poder trabajar en los ministerios, no se habló nada acerca de las enseñanzas en casa, (llamése células o reuniones de hogar) acerca del discípulado, en cual será la forma en que empecemos a evangelizar en el área de San José, recuerdo un dicho que alguien escribió “No quiero estar en una banca comodamente sentado donde resuenan las campanas, prefiero estar en un puesto de socorro a las puertas mismas del infierno” no interea si oramos en la sala de Obama, prefiero estar en la trinchera de las calles donde ataca el enemigo (esto último lo escribo yo), les dejo un organigrama, no es: “Estas personas tengo, voy a entregarles un ministerio”, sino debo de tener estos ministerios y orare al Señor para que el Espíritu Santo me muestre a las personas idóneas para llevar ese ministerio. Y es que si pasan los años y no podemos encontrar ni contar con personas idóneas a quien poder encargar algún ministerio o responsbilidad, algo anda mal y se debe tomar las  acciones correctivas y orar al espíritu Santo para que nos muestre en donde estamos actuando equivocadamente y hacer lo correcto ante los ojos de Dios. Ojo recuerde siempre: no existe el ministerio de entretenimiento, por más que querramos justificarlo bíblicamente, el circo de tres pistas en donde en una pista aparece el presentador sacando conejos de un sombrero y regalando caramelos a los presentes, ni en la segunda pista en donde aparece el malabarista con cuatro pelotas de futbol haciendo equilibrio y en la tercera, aquel que nos hace reir por las historias que nos cuenta, no la iglesia de Jesucristo es donde usted y yo llegamos para alabar, adorar, conocer a Cristo y todo lo que está involucrado con ello, por lo tanto no nos alejemos ni permitamos que se nos aleje de la orden de Jesucristo “enseñándoles todo esto que os mando hoy”.

Bueno amigos, aún, aunque no la de Pablo, “tengo paciencia” y los sigo esperando en mi casa, me avisan el día, y la hora para ponernos de acuerdo y juntarnos a escudriñar la Palabra de Dios, cuidense y nos vemos. Y les pido perdón por si casi nunca digo Amén a sus propuestas, pero he escuchado tantas veces lo mismo y al final se sigue igual, que es necesario hacer verdaderamente la voluntad de Dios, sé positivamente que hay que, como dice la hoja de membresía, “Te comprometes a ser obediente y leal al liderazgo de la iglesia y a integrarte a la visión” Claro que estoy de acuerdo pero solo tengo una pregunta para tí ¿serán obedientes los líderes a la voluntad de Dios y a enseñar las verdades del evangelio y no serán sordos a las preguntas de los miembros, asi como a estar abiertos a reconocer que pueden estar equivocados respecto a algún punto bíblico?, buena pregunta, porque todos los hombres, incluyendo los pastores y líderes de las iglesias, tenemos una y mil formas de equivocarnos, muchas veces nos entra el carácter mesíanico que nunca nos equivocamos, total “yo soy el pastor, o maestro o profeta” o ¿todos son perfectos?, pues yo no, por lo tanto si tengo alguna duda o pregunta, la haré, pero ¿seré escuchado?, hasta la fecha no he logrado por una u otra razón reunirme con uno de los líderes de la congregación, seguire esperando, como dije, la paciencia que tengo, me hace poder sentarme y esperar, pero no me callare, nos vemos pronto.

¿Qué venimos predicando?

Volvímos, ahora con un buen café, ya sabe Starbucks, pero ahora hemos cambiado el pan dulce o Tiramizu por el Panetón, netamente peruano marca D’onofrio, para que tengan una idea les subo una foto y es que no ha durado mucho entre mi hijo y un servidor, le hemos dado matarili o sea nos lo hemos acabado, era de dos libras, es un pan dulce con frutas confitadas y de tremendo sabor, en mi lejano Perú, es para navidades pero aquí cuando se consigue, por lo tanto luego de un chocolatito caliente y su panetón seguimos con una conversación respecto a lo ¿qué es lo que venimos predicando? y si es bíblico lo que venimos enseñando o vamos caminando por un camino que nada tiene que ver con lo que nos enseño Jesucristo, ni tiene que ver con lo escrito en la Biblia, por lo tanto empecemos.

Mis amigos, la función primaria de la iglesia y de los pastores y maestros es la proclamación de la Palabra de Dios, yo no se si usted también pero me duele el corazón cuando escucho sermoncitos que lo único que mueven son las emociones, y con el perdón de Dios y del predicador, prefiero pararme y seguir mi camino arrastrando los pies y sufriendo por todos aquellos que desean aprender de la Palabra y se tienen que contentar con charlas motivacionales, y me meto en mi lugar secreto y solo pido perdón a Dios y que haga su santa voluntad, y alabo Su santo nombre, pero seguimos, en donde la enseñanza se queda en casa y en donde las declaraciones de triunfo, progreso y positivismo, rascan los oídos de los asistentes y les causan bienestar, pero los alejan de los pies de Cristo, es poco lo que desde los púlpito se aprende, tan solo se dedican a bendecir, declarar, visualizar, sobre temas éticos, pero jamás doctrinales. En los estudios bíblicos no se aprende mucho acerca de la Biblia, no existe un deseo de aprender y mucho menos de enseñar las verdades y el costo que necesitamos tener en cuenta para seguir a Cristo. Todo es sobre las bendiciones que vamos y debemos de recibir. Pero mi amigo, debemos entender de que la función más importante de la iglesia es proclamar la Palabra de Dios en una forma comprensible, directa y autoritativa, es necesario decir la verdad tal cual es, no arreglarla, ni mucho menos minimizarla, la lucha en contra del pecado no debe permitirnos decir verdades a medias o medias mentiras mezcladas con medias verdades, el pecado es pecado aquí y en la China, y eso nos aleja de la presencia del Padre.

“E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en gloria” (1 Timoteo 3:16), La predicación es uno de los elementos esenciales de la manifestación de Dios en la carne. La predicación tiene o debe de tener un lugar central en la vida de una iglesia. Mi hermano si no enseñamos la Palabra de Dios, cómo podrán conocer a Dios, cómo podemos determinar que lo que venimos haciendo es del agrado de Dios o no, si no conocemos al Hijo jamás podremos acercarnos al Padre, entonces escudriñar nuestra Biblia debe ser el punto central de cualquier reunión de la iglesia que dice ser de Jesucristo.

Nosotros no debemos hablar de la Biblia, ni asegurar de que somos lo que dice que somos, ni tenemos lo que dice que tenemos, no, y mil veces no, nosotros debemos aprender y enseñar lo que dice la Biblia, y con el conocimiento de Cristo podemos asegurar cual es nuestro camino. Debemos entender de que el enseñar la Palabra de Dios, hara que todas las personas que esten y lleguen a nuestra congregación puedan declarar que son alimentados con la Palabra, ese debe de ser nuestro compromiso, esa es nuestra función, pero ojo no es solo del pastor el compromiso, sino !es la tarea de todos! Algunas personas tienen el don de predicar o enseñar, pero todos estamos llamados a proclamar la Palabra.

Pablo, si usted recuerda le dice a Timoteo que si enseñaba a los hermanos la verdad sería un “buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido” (1 Timoteo 4:6) “Esto manda y enseña” (Ver. 11). entonces mis hermanos, nutridos, ese debe ser nuestro alimento, las palabras de la fe, y la buena doctrina, debemos tener mucho cuidado de las malas doctrinas que solo quieren recibir bendiciones, que te dicen que puedes comprar las bendiciones, que te aseguran que porque ya eres (aunque no lo entiendas) hijo del Rey debes tener y exigir todas tus bendiciones, por eso, muchas veces parece y suena bien a los oídos, pero no es la sana doctrina que te enseña “arrepientete que el reino de Dios se ha acercado” y si tú, te acercas a él, te daras cuenta que tus pecados se iran revelando, porque para acercarse al Padre debes limpiar tus ojos con colirio y tu cuerpo con la sange de Cristo.

Y Pablo continua “Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza” ¿a qué te dedicas mientras llega el Señor? ¿qué nos encontrará haciendo el Señor cuando venga? seguiremos bendiciendo, exigiendo sus bendiciones, orando por los milagros, o ¿estaremos buscando el rostro de Jesús arrepentidos por nuestros pecados y convirtíendonos en siervos fieles?.

Para terminar y ahora quiero que lo lean condeteniemiento “Los ancianos que gobiernen bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar” (1 Timoteo 5:17), mire mi amigo, si lee detenidamente lo que nos dice aquí, es que lo principal, lo importante, lo que se debe y tiene que hacerse es que el liderazgo de la iglesia debe enfocarse en la predicación y en la enseñanza, como decía al principio, la función primaria de la iglesia es la proclamación de la Palabra de Dios, dejemos de lado, otros libros interesantes pero escritos por hombres inteligentes, pero hombres al fin, la Biblia fue escrita por el propio Dios, entonces, ya sabemos lo que debe de existir en cualquier iglesia que diga que es de Jesucristo, ¿qué haremos?.

Por último y ya para terminar mi amigo Pablo dice: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15), y luego le dice: “Retén la forma de las sanas palabra que de mí oíste” (2 Timoteo 1:13). La persona que proclama la Palabra de Dios debe ante todo comprometerse él mismo con ella y luego predicarla, por eso es muchas veces muy díficil empezar a enseñar la verdad, pero debemos de hacerlo.

Los dejo, nos vemos mañana o el sábado, pero seguimos, bendiciones y no se aleje mucho, regresamos antes de lo que piense o quiera, y de todas maneras nos vemos el domingo en la congregación, cuidense.

¿Me amas? Apacienta mis ovejas

Queridos amigos, nos volvemos a juntar para seguir conversando, ya saben con una taza de café, Starbucks, un pan dulce, sobre todo ahora que aparte de hacer frio, llueve como los buenos, luego de reponerme de la vigilia de hace unos días, bueno la que hice en mi casa y que duro pasadas las 2:30 am, porque la que termino a las 9:00 pm bueno mejor nos olvidamos de ella, y sé que debemos reunirnos para alabar su Santo Nombre, para escuchar lo que Dios ha hecho en medio de su pueblo, asi como también para compartir un plato de comida, ya saben cuando hagan steack o Tbone steack con puré de papas verdaderas, no se olviden de invitarme, llevare mi cuhillo y tenedor, pero también para aprender más acerca de nuestro creador y de las verdades del evangelio de Jesucristo, en fin, seguimos, saben mis amigos, seguí estudiando y vamos a conversar sobre las responsabilidades del pastor, y traera cola, pero bueno quien no la tiene, no se la van a pisar, empecemos, corra por su Biblia, sé que no le gusta que se lo recuerde, pero si no lo hago, como que se va a olvidar totalmente donde la dejo la última vez que la llevo debajo del brazo, fue hace tanto tiempo que ya tiene tela de arañas.

Usted como buen estudiante de la Biblia recordará Juan 21:15-17, cuando Jesús le preguntó a Pedro: ¿me amas?, a lo cual Pedro respondió cada vez: “Sí Señor, tú sabes que te amo”. Jesús le dijo: “Apacienta mis ovejas” o en palabras cristianas “Eres un pastor, Pedro, Cuida de mi pueblo”. Pastorear para que lo sepan todos, en especial los pastores, involucra alimentar y dirigir el rebaño. Primera de Pedro 5 dice: “Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella”. Hechos 20:28 dice: “Mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor”, tenemos que cuidarnos unos a otros. 1ra Juan 3:17 dice: “Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?” ¿Cómo puede usted decir que ama a Dios y no interesarse para nada en las personas? Esto mi querido amigo tira por suelo eso de que “abacho y besho” y ya nos queremos todos con el amor de Cristo, no, mis amigos, no es así, si usted dice que tiene el amor de Cristo en su corazón, significa que nos interesan las necesidades de las personas y no para alejarnos y orar por la necesidad, sino para hacer algo para solucionar esa necesidad, (ojo no llamar a otros para que las soluciones) sino usted mi amigo, ya que probablemente Dios este mirando cuál será lo que usted hará en ese caso, ¿fidelidad?, ¿amor? o simplemente seguira su camino. (¿Le recuerda  a algo como el buen Samaritano?). Al relacionarse con los demás, dedique tiempo a saber de sus heridas y necesidades. Si usted mi querido hermano o pastor tiene conocimiento de las necesidades de alguien que se está apartando, minístrele en su necesidad y ayúdele a regresar. Todos debemos participar en el proceso, ahora me detengo un poquitín, mis queridos hermanos ¿qué venimos haciendo por aquellos que llegan a nuestra congregación?, ¿hay algunos pasos a seguir?, he visto como por meses de a poquitos han desfilado personas nuevas, de la misma manera que las he visto desaparecer, (No faltara alguien que seriamente preguntará: ¿y tú qué vienes haciendo?), mi mujer siempre me dice “No empieces, porque te dejan hacer algo y te vas a meter hasta en la cocina” y por ello he evitado hablar mucho, aunque he pedido audiendia, como que me han ignorado “es que soy medio metiche”, pero seguimos, sabe mi amigo todos somos ayudantes de Cristo a la hora de hacer la obra, tenemos que involúcrarnos en el cuidado de las ovejas, pero es necesario también, que nos dejen hacerlo, ya que siento como que “Solo Yo” y los demás, “bien gracias, pero no lo intentes” digo esto porque muchas veces nace ese carácter de que “solo yo, hago esto y aquello” y no suelta las riendas de nada por temor a que otros o sean mejores o metan la pata y poco a poco la iglesia de Jescucristo se estanca y no solamente no avanza sino deja de hacer la obra para lo cual fueron llamados cada uno de los miembros, entrando la comodidad, la pasividad y la alegría de pertenecer a una iglesia en donde nada hay que hacer, salvo asistir a algunas reuniones y gritar a una sola voz !Aleluya!.

Aunque eso si debemos darnos cuenta de que muchas veces resulta díficil pastorear a las personas (me lo va a decir a mi). En ocasiones no nos damos cuenta de las necesidades de algunos y los pobres se quedan sin atender y poquito a poquito se alejan de la congregación y a nadie se le ocurre darle una llamada por teléfono o visitarlo. A usted no le rompe el corazón mi querido amigo que alguien por allí reaparezca y diga “Estuve enfermo y nadie me llamó”. Algunas o muchas veces hay gente que se queda sin atender y eso debemos de cambiarlo, y quizás solo quizás podríamos decir, “bueno mi hermano somos una iglesia con más de 2,000 miembros, no podemos estar en todas partes”, suena lógico, pero si a duras penas pasamos los 80 adultos, como que algo no camina tan bien o medianamente bien como debiera ¿cierto?, ahora vendrá la pregunta del millón de dólares ¿cómo? fácil, el pastor debe preparar a los ujieres para que lo ayuden, para empezar, y segundo, todos debemos estar atentos a quienes ya no nos acompañan en los servicios. Recuerda usted ese pasaje en donde Jesús dice “mis ovejas conocen mi voz y yo las llamo por su nombre” ¿conoce usted por nombre a sus ovejas?, ¿cierto? entonces mi amigo, allí es donde el líderazgo ayuda al pastor, (pero es necesario prepararlos primero, enseñarles la verdad y lo que significa seguir a Jesús, y el costo que cada uno debe de tener en cuenta al tomar una desición por Cristo), el líder de varones, la de mujeres, el de matrimonios, el del grupo de alabanza, el líder de jóvenes, los maestros de niños, los maestros de Biblia, la líder de danza, los líderes de reuniones de hogar o celulas, a orar por su equipo, a enseñarles la Palabra, no me venga que los discípula llevandolos al Great America a que se suban en los caballitos, sino enseñándoles las verdades del evangelio, Jesús nunca los llevó a un parque de diversiones, los preparo durante un tiempo y luego cuando sabía que estaban preparados, los mandó a predicar las buenas nuevas y hasta los demonios huyeron en el nombre de Jesús, pero hoy para ganarnos a los muchachos los llevamos a pasear. En fin no me quiero salir del tema. En Juan, Jesús dijo: “Yo soy el buen pastor” mire lo que hace un pastor: Cuando las ovejas entraban en el redil al final del día, el pastor examinaba a cada oveja a medida que iban entrando bajo la vara que él sostenía atravesada en la entrada al redil. Si veía que alguna estaba herida o lastimada, derramaba aceite en sus heridas. A eso se estaba refiriendo David en el Salmo 23 cuando dijo: “Tu vara y tu cayado me infundirán aliento… unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando” Se espera que el pastor cuida de sus ovejas.

Entonces mis queridos amigos pastores y demás, hay que desarrollar una forma de patorear a todo nuestro pueblo, desde aquel que siempre esta en silencio que es aquel que nunca dice nada acerca de sus necesidades, pero sin embargo hay otros que son demasiado comunicativos que caen en pecado y siempre tienen gente a su alrededor, especialmente los pastores tratando de ayudarlos. No podemos esperar que los líderes de la iglesia hagan todo el trabajo, pero son estos quienes deben dar las pautas y enseñar la verdad en el verdadero amor de Cristo para que toda la congregación este preparada para cuidarse unos a otros. Entonces mis amigos todos debemos ayudar, pero la responsabilidad caerá sobre el pastor porque es este quien apacienta las ovejas y las debe de llevar a ser como Cristo.

Bueno los dejo, mejor seguimos luego, pero eso si, todos somos parte del cuerpo de Cristo y cada uno tiene una función dentro de ese cuerpo, lo único, es una preguntita: ¿estás trabajando en la función que tienes dentro del cuerpo de Cristo? o ¿estás en otra cosa? o simplemente no estas haciendo nada, y te has convertido no en cristiano (que sería lo mejor) sino en espectador, actor de una función de motivación, levanta los brazos, salta y danza, pero al terminar la función solo guarda sus cosas, recoge y se pone su abrigo y se va a comer con la familia, y a regresar la próxima vez a repetir la función, nos vemos y bendiciones. (Lastima que no se cobre la entrada, podríamos pagar todas las deudas).

Se termino la vigilia, una remembranza

Hola amigos, acabo de regresar de la vigilia que tubimos en la congregación, empezamos a las 7:25 pm por problemas de instalación de los equipos de sonido y otros, termino a las 9:15 y de alli pasamos (yo ya no) a comer un bocadito y calabaza, calabaza cada quien para su casa, de camino me entro la nostalgía, no sé si dentro de algunos de mis lectores haya alguno de los hermanos o hermanas que haya asistido a alguna vigilia cuando estabamos todos juntos por alguna congregación, pero hoy recuerdo una que organice cuando estaba en Jubilee, hace tantos años que ya casi he perdido el poco pelo que tenía por ese entonces, pero quería recordar y vamos a darnos vuelo.

Sabe mi amigo invitamos con mi esposa a media iglesia, a mi casa a las 7 de la noche si mal no recuerdo, de un sábado, a las 5 ya estabamos con una pareja de hermanos que son más que simplemente amigos o hermanos en Cristo, son parte de nuestra familia, y de nuestra propia vida, juntos cantabamos, reiamos, pasamos increibles momentos, hemos estado juntos en las buenas y en las malas, en la tristeza y la alegría, en la pobreza y saliendo de ella y siempre damos gracias a Dios por la vida de ellos y de sus dos menores hijos, amigos de los nuestros, (seguimos) me comía las uñas, una porque no llegaban, otra porque yo era el que llevaría los estudios bíblicos, pero Dios es grande y empezó a traer a media iglesia, llegaron todos, uno a uno empezaron a llegar, con sus niños que se juntaron con los nuestros y en uno de los dormitorios hicieron su cuartel general de juegos y luego de sueño porque la noche era larga y más de uno se durmió.

Todos llegaron, alrededor de 40, y empezamos con los abrazos porque eso sí todos nos queríamos como una gran familia, con una oración, seguimos con las alabanzas a nuestro creador, a punta de CDs, la oración para empezar el estudio para crecimiento y compromiso del pueblo de Dios con su creador, luego la oración final de ese momento, las oraciones los unos por los otros, pasando luego a comer algo y descansar porque la noche era joven y volvimos a alabar y adorar, a encender una vela pidiendole a Dios que de esa misma manera enciendiera la luz de vida en nuestros corazones, oramos no solo por la iglesia, por los líderes (o sea uno que otro oro por mi), oramos por nuestro pastor, que a pesar del tiempo y la distancia, lo seguimos amando con todo nuestro corazón y dandole gracias a Dios por haberlo utilizado para consolidar nuestro matrimonio y ministerio, que el Espíritu Santo lo guie y pueda llevar en tu Palabra y tu verdad a todo tu pueblo, luego los cantos de alabanza y adoración, la interminable canción de gracias, por lo que estaba haciendo en medio de nosotros y en nosotros y en aquellos que llegaban a nuestra congregación, como dijo una señora, “me quede porque senti el amor de ustedes por todos los demás” y tenía razón, nuestro lugar de reunión diario, tenía algo especial podía sentirse la buena relación entre los hermanos, a pesar de las diferencias, estabamos unidos por el amor de Cristo, (Dios mío porque hemos perdido eso que tanto nos unió, que inclusive hoy de ese grupo son tan pocos los que quedan, quizás no llegamos a contarlos con los dedos de una mano, a aquellos que seguimos caminando juntos) pero bueno seguimos, otro estudio, para crecer y dejar el pecado, el compromiso con Dios y con su obra, el orar por el crecimiento de la iglesia, que Dios nos toque y nos transforme y nos utilice en su obra, y seguimos, algunos pasadas las 5 de la madrugada empezaron a desfilar porque al día siguiente o sea el domingo que ya era, tenían que prepararse para el servicio, los más valientes, llegamos hasta las 7 de la mañana con la última oración y también con el último plato de menudo que lo trajo mi comadre, imáginese cuanto traería que comimos todos, repetimos, y luego el domingo por la tarde después del servicio, regresamos a casa varios por el calentado, y estaba bueno, aquí le cuento un secreto solo lo como si lo cocina ella, soy pobre y delicado, ya se, le he pedido al Señor que me quite lo pobre, lo delicado no hay problema yo puedo vivir con eso, (mi comadre dice “bastate mi menudo”) en fin, mi hermano, pasamos una noche, día y tarde, llenos de conocimiento, alabando a Dios, llegamos al servicio no solo alegres sino habiéndonos reunido para aprender de Cristo, hicimos varias de estas vigilias, toda con personas que llegaban a concocer a Cristo a orar los unos por los otros, a alabar y a caminar con nuestra Biblia para poder hablarles a los que aún no conocían de Cristo y de su perdón.

Buenos tiempos, como dice el dicho “tiempos que no volveran”, he visitado varias iglesias y en alguna el pastor nos despedía a las 9 de la noche porque a esa hora él estaba acostumbrado a irse a la cama, en otras el pastor no asistía porque tenía que irse a dormir temprano, por eso estoy un poco decepcionado de las vigilias a las que asisto, oramos, cantamos, dos o tres testimonios, pan dulce, café y adios, por ello la remembranza, regrese a casa arrastrando los pies, con mi mente perdida en los recuerdos, de amigos que recuerdo con cariño y que hoy algunos están de vigilia con el Señor en los cielos, amigos que se fueron de nuestro lado, niños que en algunos casos ya son hombres y mujeres casados, algunos que ya ni nos conocen ni recordamos, personas que al volverlas a ver nos estrechamos en un abrazo lleno de tantos recuerdos que al mirar desde el puente de los recuerdos, el agua vuelve a pasar por debajo del puente y se queda en la pupila de mis ojos, porque sabe mi hermano, existía el amor por tu prójimo, y otros creen que el amor es un “abacho y becho” como decía mi menor hijo, no, es un sentimiento en que estas dispuesto a dejar todo por tu hermano, por tu amigo, porque te necesita, porque lo amas con el amor de Cristo, algo que debemos o debo volver a sentir por todos aquellos que son mi prójimo, ¿y usted, ama?, Recuerdo hoy una historia (a mi me encantan las historias) eran dos amigos soldados y a uno de ellos lo mandaron a hacer un reconocimiento, pasaron las horas y no regresaba, el amigo que se quedo, quería ir a buscarlo y todos le decían, no vayas, pero se fue, pasó horas buscándolo y luego de regreso lo traía a su amigo cargado y todos le dijeron ¿para qué fuiste, si esta muerto?, pero este amigo les dijo “cuando llegue estaba vivo y me dijo !Yo sabía que vendrías por mi!” mi amigo y hermano ese es el amor de Cristo “Yo sabía que vendrías por mi” porque sin ti mi Dios nada soy y nada puedo hacer, porque eres mi amigo, porque en medio de la dificultad, tu traes paz a mi vida, porque en medio de la tristeza, eres tu quien alegra mi alma y porque en medio de la enfermedad tu haces tu voluntad en mi, porque en medio de mi soledad, tu eres mi compañia.

Gracias Señor, por haberme permitido pasar tan bellos momentos, en que juntos los hermanos en armonía levantabamos nuestras manos para alabarte, donde con la luz de unas velas adoramos tu nombre y en donde pudimos ver tu gloria descender sobre tu pueblo, que algún día es mi ruego y clamor, podamos volver a juntarnos como entonces para seguir aprendiendo de tu Palabra y volviendo a juntar nuestras manos para poder alabar tu nombre, gracias mi Dios, y bendice tu iglesia, da sabiduría a los pastores para que puedan formar hombres y mujeres bajo tu presencia y dentro de las normas escritas en TU Palabra. Señor hoy te pido por Manantial de vida, trae sabiduría a los pastores, que recuerde que tu palabra dice que darán cuentas, que nosotros seremos imitadores de su fe, dales mi Dios la sabiduria para pastorear tu pueblo con la verdad de Tu Palabra, para que la enseñen a tiempo y fuera de tiempo, para que puedan preparar a los santos para la obra del ministerio y de que su primera obligación es convertirse en discípulos y hacer igual con tu pueblo, que la única razón para existir es para alabar y bendecir tu nombre, Dios, perdona nuestros pecados, y guardanos del mal.

Bendiciones amigos, y disculpen pero también tengo recuerdos y hoy por esas calles de San Jose, California, cuando arrastraba los pies camino a casa, recorde, que hay hombres y mujeres que estan comprometidos con Jesús y con la obra que nos ha encomendado, Pero mis amigos aquí lo dejamos, bendiciones y nos vemos mañana, será otro día y traera su propio afán, pero nada nos moverá de loque hemos creído, cuidense.

¿Listos para servir?

Bueno mis amigos, aquí estamos nuevamente, salimos temprano a ver que hay por esas calles que las aplanamos en nuestro caminar día a día, un buen café para animarnos y despertarnos, y luego de regreso un ice cream, chocolate para variar y unos dulces para el camino, nos metimos en un  cafetín como diríamos en mi país de mala muerte, o sea que si lo piensas dos veces, no entras, bueno el café para llorar, los dulces, como para las manifestaciones sindicalistas, o sea duros y para romper cabezas, ni hablar me salí triste y apesadumbrado, me asalataron, porque deje todo, si lo tiraba a la basura, derrepente la ciudad me demandaba por botar material radiactivo a la basura, le pedi al dueño del local que cambiará de cocinero y de que ya era tiempo de que comprara nuevo café, el que utilizaba ya estaba quemado de tanto usarlo día tras día, en fin me fui por un ice cream, excelente, chocolate y el servicio de primera “31” y bueno regresare para comerme los otros 30, pero dije, voy a seguir con mis estudios o comentarios, como quiera usted llamarlos, yo más creo que son conversaciones con una taza de café, entre amigos que desea hacerles o contarles los últimos pasos que doy por la vida y las expectativas que tengo, asi como el mandato que me dío Dios de enseñar su Palabra a toda criatura, algunos se enojan por lo que digo, pero nadie quiere sentarse a escudriñar la Biblia, siempre los invito, nunca llegan, y demostrarme que estoy equivocado como ellos dicen, pero en fin seguimos, hoy tenemos un buen tema, ¿listos para servir?, porque siempre digo “siervo que no sirve, no sirve”, tome su Biblia, y bueno prefiero ahora un jugo de naranja, esta haciendo calor y un nan, (tortilla Hindu), que esta excelente, lastima me queda la mitad sino les invitaria, pero subire una foto para que sepan que es, si quieren comprar una el restaurant se llama Tandori, pero bueno empecemos sino al final le tendre que dar la receta.

Pablo dice en 1 Corintios 4:1: “Así, pues, téngamos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios”. En otras palabras: “Cuando llegue el momento de emitir juicio sobre mis consiervos y un servidor, quisiera que dijeran que fuimos siervos de Cristo”. Muchas personas mi hermano, quieren ser famosos o estrellas, quieren que se les de hoteles cinco estrellas porque son pastores, cantantes, profetas de Cristo, pero sabe Dios busca siervos obedientes, recuerdo a una hermanita cantante, hace algunos años atrás que pastoreaba una pequeña congregación, cuando le pedi si pudiera venir a nuestra congregación, y llevarnos en alabanza, lo primero que me pregunto fue, ¿cuántos miembros erámos? ¿dónde la hospedaría? y me dio el precio por concierto, bueno le dí las gracias, y el domingo una vez más sacamos nuestra orquesta, pusimos el CD de siempre y con todos los hermanos y todos los ángeles, volvimos a alabar a Dios con todo nuestro corazón, (y arroje a la basura el CD de la hermanita cantante y eso que era famosa y encima había pagado por el CD, me peso haberlo hecho “el pagar por el CD”) quieren y exigen tantas cosas, y Dios tan solo desea siervos humildes y obedientes, en 1 Corintios 4:2 Pablo dice: Ahora bien, se requiere de los administradores que cada uno sea hallado fiel”, simple, Dios no quiere personas que salen con ideas ingeniosas o que cantan bonito o que se creen la última Coca Cola del desierto, Dios busca solamente hombres y mujeres fieles, que se ven a sí mismos como siervos bien dispuestos a hacer la obra.

El servicio a otros no tiene necesariamente estar ligados a los programas que existen en la iglesia, ni hacerlo los días de reunión, recordara usted que en Romanos 12 Pablo habla de las funciones de los siervos y usa para ello el cuerpo humano como una analogía: “Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros. De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracias que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe, o si de servicio, en servir, o el que enseña, en la enseñanza, el que exhorta, en la exhoración…” Mi amigo y hermano o hermana si usted está lleno del Espíritu Santo, Dios quiere llevar un ministerio por medio suyo que es esencial para esa iglesia. Hace años en una revista cristiana estaban haciendo un reportaje a una congregación con novecientos miembros y ya estaban solo buscando el título para el reportaje, bueno luego de que el periodista hablara con los miembros de esa iglesia al final título el artículo: “La iglesia con novecientos ministerios” y ¿sabe porqué? porque los novecientos miembros de esa iglesia estaban sirviendo, entonces mi hermano, aquí somos pocos, muy pocos, pero si cada uno de nosotros empieza a servir en el ministerio que Dios le ha dado, le aseguro de que seremos muchos, porque muchas personas llegaran y serán traídas por Dios porque él añadirá los que serán salvos, y los traerá para servir también, pero mi amigo y esto es para los líderes, debemos primeramente enseñar las verdades del evangelio, comprometernos nosotros mismos con la obra y hacer lo que Dios nos ha mandado, no con ese carácter de que “si no lo hago yo, nadie lo hará” que lo único que logra es alejar a la gente porque nunca esta contento con y como lo hacen o pueden hacer los demás, ese celo me carcome el alma, pero es que en realidad es ego “si no lo hago yo, nadie lo puede hacer tan bien como yo” y mi hermano eso no es cierto. Si a usted se lo digo, no se me haga el loco, hablo de usted, afanado en que todo salga tan bien que no puede adorar a Dios, o como dice ese dicho sabio y popular, “esta en todo menos en misa” y Dios esperando que sea ejemplo a seguir dentro de la congregación. Mire si esto pasa al principio de ministerio y/o iglesia, pasa, y es que en esos tiempos no hay gente y además pocos se comprometen, pero si pasan los años y seguimos corriendo detras de todo, !ALTO! deténgase, hay que reflexionar, algo camina mal y debemos de orar y buscar la respuesta, recuerde el afan es pecado.

Hay muchas áreas de ministerio en las cuales un creyente puede involucrarse, no todos son pastores, no todos son maestros, pero todos somos adoradores, todos somos evangelistas, todos somos discípulos, hombres que pueden orar, visitar, limpiar, ayudar, cantar, cuidar niños o ancianos, llevar comida a los necesitados, visitar a los enfermos, danzar, hay infinidad de áreas en las cuales podemos trabajar e involucrarnos, ¿alguien sabe de blogs?, pues sería interesante que me den una mano, para que yo pueda seguir trabajando en el ministerio que me entrego el Señor.

Por útimo mi amigo, un siervo dispuesto a servir es espontáneo en lo que hace. Usted si quiere puede sentarse y decir: “No sé si quiero involucrarme en esto, no sé si quiero trabajar con esas personas”, o puede levantarse y ponerse a trabajar, yo siempre he creído, que todos tenemos buenas ideas, pero casi siempre son para que otros las hagan realidad o pongan por obra, pero mi amigo, se necesitan ideas, hombres y mujeres que se pongan a la cabeza de esas ideas y si usted está lleno del Espíritu Santo, todo lo que haga será bendecido por Dios, porque simplemente está haciendo su voluntad (la de Dios), y es tiempo de que en nuestra pequeña congregación desde el pastor, hasta el que hoy nos visita, nos pongamos de pie y empecemos a trabajar, primero orando, conociendo la voluntad de Dios escrita en su Palabra, y poniendo por obra lo aprendido, primero en nuestras propias vidas y luego llevar las buenas nuevas a los perdidos y le aseguro que veremos la gloria de Dios porque simplemente estamos haciendo su voluntad, bueno nos vemos y bendiciones, está noche en la vigilia a punta de 7:00 pm, oramos para que sea de bendición para el pueblo de Dios.

El amor entre los cristianos, ¿abrazos y besos santos?

Queridos hermanos, nos volvemos a ver por aquí, con otro tema que pueda llevarnos a entender lo que se nos viene, tenemos un tiempo en que hacemos un alto en el camino, hace unos días nos hablaron del amor entre los hermanos, el osculo santo, el abrazo tierno y el amor, pero sabe primero un Jamba Juice, con mucho hielo, un Tiramizu o bueno un emparedado de mermelada de fresa, por fin hace unos días la mermelada de durazno ya no existe más, lo comi de todas las formas y estilos y se acabo, ya volvemos a la normalidad hasta el próximo año en donde volveremos a prepararnos unas cuantas latas para todo el invierno, pero mi hermano agarre su Biblia y busque todo lo que habla del amor, y empezaremos a estudiar algo al respecto, no me pareció demasiado bíblico aquello que abrace a su hermano y quieralo como Jesús ama a su iglesia, no es asi de sencillo, primero porque seguimos con las emociones, hay que entender verdaderamente lo que nos enseñó Jesús, no es de que te abrazo, te doy tu besito y ya nos queremos todos como hermanitos, es algo mucho más profundo, no es de abrazar y querer, esto habla de humildad, de servicio, de necesidad, de amor hasta la muerte, entonces mis hermanos empecemos y si se enoja porque no concuerdo con usted, bueno mi hermano, lo quiero y nos damos un abrazo, bechito y todo se arregla, ¿estamos de acuerdo?, bueno seguimos.

Solo los que son humildes pueden mostrar amor. No me estoy refiriendo a esa clase de amor mundano que es una falsificación y está enfocado en objetos, (a más me das, más te quiero, usted y yo mi hermano sabemos de que esto nada tiene que ver con el amor de Cristo hacía nosotros). Esta es la razón por la que muchos matrimonios no perduran. El amor mundano es solo una emoción y cuando la emoción desaparece la relación termina. Esa clase de amor solo busca recibir y no dar. Usted puede ver a su alrededor o a las estrellas de cine y TV, más demoran en casarse que ya estan presentando la solicitud de divorcio por incompatibilidad de caracteres, es que entran al matrimonio con la opción de salir corriendo al primer problema, porque jamás ni conocieron a la persona ni mucho menos se conocen asi mismos. Es por eso y otras cosas más, que muchas veces desde los pulpitos se desata un ataque de emocionalismo que todos gritan, que saltan, prometen, aseguran, declaran, visualizan, pero terminado el servicio y cuando las aguas vuelven a su nivel, toda esa euforia que solamente era emoción y no compromiso, desaparece y si dije algo, no me acuerdo, volvemos a la inoperancia y a una pasividad pasmosa, que mucha gente no nos reconoce, ¿qué pasó? simplemente se nos acabo la emoción y ese amor que gritabamos por Jesús, “con y por Jesús hasta la muerte”, tan solo queda como un vago recuerdo.

El amor bíblico no es eso. No es una emoción, es un acto de servicio y sacrificio. No es una actitud, es una acción. El amor siempre hace algo. Las palabras que se emplean en 1 de Corintios 13:4-7 para describir el amor son todas verbos. El amor es un acto de servicio que fluye de un corazón de humildad. El amor bíblico satisface las necesidades de las personas. Jesús dice en Lucas 10:27 “Amarás… a tu projimo como a ti mismo”. Un abogado respondió: “¿Y quién es mi prójimo?” (v.29) Jesús respondió con la parábola del buen samaritano (Lucas 10:30-35). El samaritano iba pasando a lo largo de un camino y se encontró de pronto con un hombre al que habían golpeado y robado. El ayudó a aquel hombre y le atendió en sus necesidades. ¿Quién es su prójimo? Todo aquel que tenga una necesidad que usted puede satisfacer. ¿A quien tienen que amar? A todo aquel que tenga una necesidad. ¿Cómo tiene que amarle? Atendiendo a sus necesidades, aun cuando no se sienta emocionalmente vinculado o atraído hacia esa persona.

Debiéramos satisfacer las necesidades de otras personas espontánea y voluntariamente. Nuestro amor debiera ser el reflejo de un corazón humilde. Esa clase de corazón siempre se expresa a sí mismo. Entonces mi hermano, el amor es algo diferente a abrazar y darle su besito al hermano que usted tiene a su lado, de una u otrra manera ya nos conocemos, ya sabemos quienes somos, la cosa es que su amor debe ser dado a otros, a los que no conoce, pero hoy estan pasando una necesidad, oramos por la comida, y al final casi siempre le pedimos al Señor que mire a aquellos que hoy pasan hambre y le pedimos al Señor que acerque a alguien a que supla esa necesidad, ahora le digo y si se ha fijado alrededor de su casa, que hay gente que viene pasando necesidad, ¿qué ha hecho usted?, muchas veces damos nuestra cuota mensual para alguna organización de ayuda al necesitado y con eso callamos nuestra conciencia, pero tendrá usted el tiempo para ir y darles una mano y ¿decirles cuanto los ama? Podrá usted tomar algo de su tiempo y suplir alguna necesidad material o quizás espiritual de alguna persona que no conoce (¿¿??), buenas preguntas ¿verdad?, ¿seguimos y vamos a hacer algo, o nos sentamos a ver la telenovela de las 12?

Bueno lo dejo pensando, creo que debemos de cambiar, el amar a quien conocemos es relativamente fácil, pero amar a quienes no conocemos y encima ayudarlos, como que nos deja un poco inquietos, bueno busque en su Biblia, lea un poco, escudriñe bastante y ore a Dios para que el Espíritu Santo le muestre a usted lo que es el amor, Dios envió a su Hijo unigénito a que muriese crucificado por amor a usted y a mi, para el perdón de nuestros pecados y para que usted y yo podamos tener la vida eterna, entonces ¿qué es el amor?, mirese al espejo y digase cuánto se ama, ¿de la misma manera en que ama a los demás?, ¿a todos?, incluyendo a su suegra, bendiciones y me despido con un besito.

Nos vemos mañana viernes, tenemos le aviso si no lo sabe, vigilia, y como le dije anteriormente, me dare una vuelta, grabare la alabanza y adoración, algún estudio bíblico, y luego nos volveremos a sentar el sábado para comentar, pero si nos emocionamos, y nos quieren agarrar a besitos santos, pues simplemente como dije: arrastrando los pies me ire a mi casa a buscar de Dios, pedir perdón por mi actitud y escuchare mis estudios bíblicos del Instituto, para poder conocer un poco más a nuestro creador. cuidese amorosos hay por todas partes.

Alabanza: Libertad – Así lo quiero hacer

Queridos hermanos para que ustedes mientras llega el próximo post sobre lo que Dios tiene u ordena a su iglesia, les dejo una alabanza de nuestra congregación Manantial de vida del domingo pasado Octubre 14 de 2012, con ella usted puede adorar y alabar a nuestro creador, luego de lo cual le ruego que en oración pida al altísimo que los pastores obtengan de Dios la sabiduria necesaria para poder guiar al pueblo de Dios a buenos pastos y por el único camino que lleva al Padre.

Que Dios los bendiga y en un rato, por la noche regresamos, bendiciones y nos seguimos comunicando.

Nuestra oración ¿Es agradable a Dios?

Regresamos y seguimos hablando de la oración, es el principio y final de todo, en un par de semanas nos sentaremos a ver que hay para la iglesia de Jesucristo, este próximo viernes tendremos una vigilia, me dare una vuelta, y buscare de mi Señor para que su voluntad se haga en nuestra congregación, grabare la alabanza y quizás alguno de los estudios, pero si vienen con su “emocionalismo o su charla motivacional” arrastrando los pies retornare a casa, prefiero sentarme a orar y estudiar mi Biblia, escuchar o volver a escuchar mis estudios del Instituto Bíblico, pero solo pido al altísimo que todos vayamos con ese deseo en nuestros corazones de buscarlo, por ahora busque su Biblia, un Starbucks para que no se nos duerma, una silla para que se siente y no se nos caiga por lo que hablaremos, y le aseguro de que le removera los cimientos de su espiritualidad tan venida a menos por todo lo que hoy desde los pulpitos enseñamos, pero recuerde Dios en un Dios misericordioso y ama al arrepentido pecador y sobre todo al que hace su voluntad, por lo tanto mi amigo, empecemos.

Cuando usted mi querido amigo nace en la familia de Dios, usted entra en una atmosfera espiritual en la que la presencia de Dios (vamos a detenernos un instante, escuchaba el domingo una perorata insistente: “Siente la presencia de Dios”, “Dios esta aqui”, tengo una pregunta “Y si no siento la presencia de Dios”, es ¿qué no esta? o ¿solo si la siento puedo recibir las bendiciones?, mis amigos, por favor, no es de emociones, no es de sentir, por favor no hagamos errar al pueblo de Dios, no es por emociones, es por fe, es por eso que estamos como estamos dentro de las congregaciones, hemos convertido el cristianismo en algo emocional, gritamos, saltamos y luego de que el motivador de turno (llamese pastor, maestro o ungido) ha movido las cuerdas del sentimiento y la emoción, inclusive hasta las lagrimas, nos queremos comer al mundo, pero apenas termina el servicio, todo vuelve a la calma y regresamos a la pasividad e inoperancia, de lo contrario contesteme una pregunta ¿a cuántas personas le hablo de Cristo este mes pasado?, ¿a cuántos viene discipulando para que hagan la obra para la que fueron llamados?, gracias y sigamos) y la gracia de Dios ejercen presión o influencia sobre su vida. La oración es la respuesta a esa presión, cuando usted mi querido amigo entiende la magnitud del poder de Dios mediante la oración es solo entonces que podemos sobrevivir a la oscuridad del mundo. Pero estamos hablando de una relación, no de una pedidera de nunca acabar.

Otra de las cosas que escuchaba era: “somos la punta de lanza” y me pregunto ¿para qué?, desde que te enteraste que eres la punta de lanza de llevar las buenas nuevas a todo el mundo, ¿qué has hecho?, seguimos moviendo las emociones, como los politicos, prometiendo tiempos mejores, pero nadie dice, ¿cómo?, ni dicen: arrepientete, el reino de Dios se ha acercado, no se escucha, si quieres seguir a Cristo, niegate a ti mismo, toma tu cruz y siguelo, no, ahora es ora por tu milagro, un hijo del Rey debe vivir como tal, tu eres millonario porque murio pobre y aunque estas en la iglesia por mas de 20 años, sigues esperando que te caiga de los cielos, y te gritan mira a Josue, mira a David, mira a Pablo, eran positivos, eran campeones y tu eres un campeón, y es cierto, los miras y lees sobre ellos, pero solo quieres las bendiciones, no el pasar por lo que ellos pasaron, desde esclavo, vendido, en naufragios, perseguido para matarlo, esa parte no te la dicen, (y tu no las quieres) solo te muestran la emoción de sentirte millonario y un paladín de la justicia, amigo primero es arrodillate y arrepientete y pidele al Señor que te tome como siervo y que su voluntad se haga realidad en tu vida, ¿dispuesto?.

Jesús instó a sus discípulos a estar en oración como él, pues les dijo: “velad, pues, en todo tiempo, orando que tengáis fuerzas para escapar de todas estas cosas que han de suceder” (Lucas 21:36). La iglesia primitiva aprendió esta lección y mantuvo el compromiso de Cristo de orar continua e incesantemente. Incluso antes del día de Pentecostés, los 120 discípulos se reunieron en el aposento alto y “perseveraban unánimes en oración” (Hechos 1:14), luego usted recordara “continuaremos en la oración y en el ministerio de la palabra (Hechos 6:4).

Pablo fue ejemplo de compromiso con la oración. En varias de sus epístolas siempre decía: “Porque Dios… me es testigo de que sin cesar me acuerdo de vosotros siempre en mis oraciones” (Romanos, 1 Corintios, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1 Tesalonicenses). Sus oraciones por lo creyentes a menudo lo mantenían ocupado “día y noche” (1 Tesalonicenses 3:10; 2 Timoteo 1:3). Pero eso para los pastores, maestros y líderes de la actualidad ha quedado en el recuerdo de tiempos pasados, hoy se enseña que luego de reconocer quién es Dios, y recordarle las promesas hechas a verdaderos discípulos, debemos empezar a darle nuestra lista de milagros, ya no hay ese deseo de hablar con Dios para estar solamente con él, ahora la razón por la cual oramos es para que cumpla todo aquello que dice que debe de hacer por nosotros, (hay excepciones, eso se lo aseguro, hay personas que desean estar con el Señor por ese deseo de estar con él, pero son los pocos), o sea te hago hoy una pregunta ¿cuál es la razón por la cual buscas a Cristo?, ¿qué te mueve a asistir una vez a la semana al templo?, verdaderamente quieres ser reconocido como discípulo de Cristo, entonces ¿qué te impide hacer su voluntad? o será porque aún no sabes ¿cuál es la voluntad de Dios para tu vida?, bueno mi amigo, entonces empecemos por el principio, reconoce que eres pecador, arrepientete y lee los evangelios, lee Romanos y empieza a hacer lo que allí dice, a medida de que busques más de Dios, en su Palabra podras darte cuenta de aquello que te aleja y aquello que te hace sentar a los pies de Cristo y escuchar su palabra, es tiempo de volvernos a él. Escuchaba el domingo que nos de gracia, que haga esto y aquello, que transforme San Jose, que los colegios, que las carceles, que Dios cambie a todo el mundo, (por decirlo en una Palabra), bueno ¿qué fácil?, y a sus discípulos para qué los tiene, para que aplaudan por las victorias, para que vean que poderoso es nuestro Dios, mi hermano, no es asi, creemos y enseñamos que Dios es el mago de la botella que hará y debe de hacer todo por nosotros, no, usted y yo debemos primero convertirnos en discípulos, hombres y mujeres que escudriñen su Palabra y hagan su voluntad, luego que la prediquen en todo lugar, a tiempo y fuera de tiempo, y el Espíritu de Dios añadirá a la iglesia todos aquellos que serán salvos, pero el trabajo debemos hacerlo nosotros, pero no, queremos que Dios haga todo, nosotro solamente nos limitaremos a contar cuantos convertidos tenemos en la iglesia, no, nosotros iremos, recuerda esa frase, ¿a quién enviaré, quién irá? cuántos están dispuestos a decir conmigo “Yo iré, envíame a mi”, bueno recuerde Dios lo conoce y sabe todo, hasta sus mas intimos pensamientos, por lo que, ¿qué contesta?.

Yo creo que orar en todo tiempo es vivir en un estado consciente de la presencia de Dios, donde todo lo que vemos y experimentamos se convierte en una especie de oración que se vive con una conciencia profunda y una entrega a nuestro Padre celestial. Es algo que comparto con mi mejor amigo, algo que comunico instantáneamente a Dios. Obedecer esta exhortación significa que, cuando somos tentados, presentamos la tentación a Dios y pedimos ayuda. Cuando experimentamos algo bueno y hermoso, inmediatamente le agradecemos al Señor por ello. Cuando vemos el mal alrededor nuestro, le pedimos a Dios que lo enderezca y que nos permita ayudar a lograrlo, si así él lo desea. Cuando nos encontramos con alguien que no conoce a Cristo, oramos para que Dios acerque a esa persona hacía él y nos use para ser un fiel testigo. Cuando encontramos problemas, nos volvemos a Dios como nuestro libertador.

De este modo la vida se convierte en una oración continuamente ascendente: Todos los pensamientos, obras y circunstancias de la vida se convierten en una oportunidad para tener comunión con nuestro Padre celestial. Entonces mis amigos, lo que usted y yo hemos leído aquí debemos poderlo por obra, por ello les decía que hemos equivocado nuestra definición de oración, debemos de rectificar, desde el más grande al más pequeño, desde el pastor hasta el recien convertido, de lo contrario nos seguiremos moviendo por emociones y seguiran existiando lo motivadores o presentadores de programas de concurso, para decirnos como hacer para lograr el premio mayor, sin darnos cuenta de que al final de nuestra vida nos dirá: “No te conozco”, camina un día en reflexión e imagina que Jesús va contigo a todo lugar, mira, ve y escucha todo aquello que tu haces, al final del día y ya en tu casa, ¿cómo crees que se sentirá de lo que tu le has hecho ver, lo que te ha escuchado, lo que ha mirado? tu tienes la respuesta, vuelvete a mi te dice el Señor, bendiciones y nos seguimos viendo, entraremos a ver lo que tiene Dios para SU iglesia, cuidate y recuerda, él está a tu lado, y hasta el día de hoy lo ha visto todo.

Entonces con lo que hoy has leído y cuando llegues a tu lugar secreto a solas con Dios: ¿qué le diras? ¿qué pediras para la iglesia a la que asistes? ¿cuál será tu pedido a Dios para tus pastores?, entonces mi amigo, para esa reunión dentro de un par de semanas, entra en todo momento a ese lugar secreto y habla con Dios, para que el día de la reunión sobre el futuro de la congregación, se haga realidad la voluntad de Dios solamente y todos aquellos que somos o nos creemos sus discípulos lo pongamos por obra.

Este artículo está basado en el libro “A solas con Dios” del pastor John Macarthur, si lo encuentra en las librerias, comprelo, sientése con su Biblia en la mano, para comparar si lo que dice es bíblico y déjenos luego un comentario.

Empezando por el principio

Mis queridos amigos, volvemos a encontrarnos en este su blog, hoy vengo a empezar una serie de estudios que seguramente traeran cola, ¿la razón? es que dentro de un par de semanas en nuestra congregación tendremos una reunión para según cuentan los pastores, nos reuniremos todos los miembros, invitados y visitantes, para enterarnos de ¿cómo se encuentra la iglesia?, ¿hacía donde vamos?, ¿cuál es su situacion actual?, ya que se le cambio el nombre luego de la unión de dos congregaciones, luego ¿cuales son los planes para seguir caminando? y ¿qué es lo que se viene?, suena interesante, por ello, y para ello, es necesario tocar diferentes temas al respecto, por lo cual, y luego de un tiempo de silencio y oración es necesario saber, ¿qué es lo que dice Dios al respecto?, ¿qué es lo que dice la Biblia sobre la iglesia?, ¿cuál es el mandato de Dios para su iglesia?, y por último ¿cuáles son los pasos ordenados por Dios para que camine la iglesia, o mejor dicho SU iglesia? asi como ¿cuál es la volutad de Dios para cada uno de los miembros de la iglesia que dicen que es de Jesucriso?, por eso, mis queridos hermanos y amigos, necesitamos un par de manos para que juntas se pongan en oración para poder pedir al creador que ponga en el corazón de los pastores y líderes de la iglesia, su verdadera voluntad, que se encuentra en las Palabras escritas en nuestra Biblia, iluminarlos para que todos podamos verdaderamente hacer la voluntad del creador. Que les dé la sabiduría suficiente para poder separar lo bueno de lo malo, lo que es de Dios, de lo que es del hombre y poder caminar siguiendo los pasos de aquel que murió por cada uno de sus discípulos.

Pero para empezar como siempre le digo, corra por su Biblia, una buena silla y una mesa en donde poder ponerse a escudrinar la Palabra de Dios, un Starbucks para que no se nos duerma y empecemos, sabe mi querido amigo, todo, absolutamente todo debe empezar por la oración, Lloyd escribio: “La oración es sin lugar a dudas la actividad suprema del alma del ser humano. El hombre llega a lo máximo cuando de rodillas se encuentra frente a frente con Dios”. El único problema hoy en día es que nos han enseñado de que la oración es para ponerse en contacto con Dios y que después de hacer un acto de constricción, o sea reconocer que somos pecadores arrepentidos, como si pudieramos engañar a Dios, para luego entregarle, declararle, contarle hasta tres de que tenemos una lista de pedidos y que esperamos prontito que nos la cumpla, ya no es un tiempo de relación sino como en las huelgas, es una lista de reclamos, que está Dios obligado a cumplirnos, porque desde los pulpitos nos dijerón que Dios nos ama y que viene dispuesto a darnos lo que nuestro corazón desea. (Recuerdo a una dizque pastora que dijó: oraremos persistentemente hasta que Dios nos dé lo que le estamos pidiendo” o sea es si o si, aquí no entra a discusión la voluntad de Dios, oramos para que nos haga el milagro y punto, tremendos pastores de que junto a diez y no hago uno, que no se dan cuenta de quién es Dios, ya no oramos para que la voluntad de Dios se haga realidad en nuestras vidas, sino le ordenamos lo que tiene que hacer, perdónanos Señor, pero espero poder contarme entre aquellos que luchamos por buscarte y encontrarte). Ya se acerca navidad y aparece papa Noel, en donde como niños caprichosos le damos nuestra lista y de que si no nos la cumple, hacemos nuestro berrinche y nos vamos de la iglesia, y Dios debe cumplir hasta nuestro más mínimo deseo por temor a que nos vayamos, amigos, Dios es Dios y nosotros criaturas de su creación y que el seguirlo significa convertirnos en esclavos, siervos sin derecho a nada, solamente debemos de hacer su voluntad.

Oswald Sanders escribio tambien: “No hay ejercicio personal que sea tal mezcla de complejidad y simpleza. Es la forma mas sencilla de hablar que los labios de un bebe pueden emitir, pero es el esfuerzo mas sublime que llega al Majestuoso en los cielos. Es la exclamación de un momento y la actitud de toda una vida. Es la expresión del resto de la fe y de la lucha de la misma fe. Es una agonía y un extásis. Es sumiso y sin embargo insistente. En un momento se aferra a Dios y ata al diablo. Se puede enfocar en un solo objetivo y puede deambular por todo el mundo. Puede ser una vil confesión y una absorta adoración. Inviste al hombre insignificante con una especie de omnipotencia.

Mi amigo, muchos de los cristianos aún no sabemos nada de la oración aunque hemos vivido en las iglesias por décadas, seguimos creyendo de que es tan solo hablar con Dios para pedirle este o aquel milagro. Sin darnos cuenta de que la esencia de la oración es simplemente hablar con Dios como usted lo puede hacer con un amigo intimo, sin pretenciones ni ligerezas, sin decirle que es lo que tiene y debe de hacer para que usted este conteno. Por ello muchos creyentes tienen problemas con esta actitud hacia la oración. Debido a que la comunión con Dios es tan vital y la oración tan efectiva para el cumplimiento de plan de Dios (ojo el de Dios no el nuestro), el enemigo intenta constantemente introducir errores en nuestro entendimiento y compromiso con la oración (por ello vemos hoy de que la mayoria de oraciones esta destinada a que Dios cumpla nuestros mas mínimos deseos, de que nos de trabajo, casa, dinero, propiedades, esposa o esposo, hijos dignos de ser imitados, sin darnos cuenta de que nos venimos equivocando en nuestra manera de pedir porque pedimos mal, tan solo para nuestros deleites). Cada generación se enfrenta a la necesidad de volver a dar prioridad y purificar una percepción corrupta o confusa de la oración. Para muchos, la oración ha sido reemplazada por simplemente una acción, ¿usted no se ha dado cuenta de que la oración por los alimentos se ha convertido en algo repetitivo muchas veces, sin entender verdaderamente la razón por la cual oramos y damos gracias?. La función anula la comunión con Dios; los ajetreos desplazan la comunicación. Para otros, la oración carece de admiración y respeto. Sus esfuerzos son superficiales, irrespetuosos e irreverentes. Luego estan aquellos (le suena familiar) que creen que la oración se diseño para exigir y reclamar a Dios. Ellos intentan forzarlo a que haga lo que creen que el deberia de hacer por ellos (recuerde: ¿qué oró? hace unos momentos o el domingo o miercoles en la congregación?). Finalmente para otros la oración no es nada mas que un rito.

Usted puede que considere a la oración con el mayor respeto, pero se da cuenta de que su propia práctica carece de proposito y vitalidad, asi que no pasa tiempo con Dios como sabe que deberia de hacerlo. Aunque hay muchas razones por las cuales los cristianos batallan con la oración, mire lo que dice Martyn Lloyd-Jones: “Es la actividad más sublime del alma humana, y por lo tanto es al mismo tiempo la prueba maxima de la verdadera condición espiriual del hombre. No hay nada que diga tanto la verdad sobre nosotros como cristianos que nuestra vida de oración. En ultima instancia, por lo tanto, el hombre descubre la condición real de su vida espiritual cuando se examina en privado, cuando esta a solas con Dios. Y no sabemos todos lo que es descubrir que, de algún modo, tenemos menos que decirle a Dios cuando estamos solos que cuando estamos en la presencia de los demas?. No debería ser asi; pero lo es a menudo. Asi que cuando dejamos la esfera de las actividades y tratos externos con otras personas, y estamos a solas con Dios, es que realmente sabemos donde nos encontramos en el sentido espiritual”. Ahora viene la pregunta por el millón: ¿Cuándo fue la última vez, en la que verdaderamente estubimos a solas con Dios, escuchándolo? No el estar diciendole lo que queremos escuchar, ni estar creyendo esa frase celebre que utilizamos tanto: “Dios me dijo”, sino el estar sentado a sus pies, buscando su presencia.

Ahora mi amigo, por el momento aqui nos quedamos, si usted quiere verdaderamente saber orar y tener una relación con el Señor, le ruego que preste oídos al Padrenuestro, seguiremos escudriñando las Escrituras para que cuando hablemos sobre el futuro de la iglesia de Jesucristo en nuestra congregación podamos juntos dirigirnos al Padre con las palabras correctas, con la relación exacta y en una estrecha unidad para poder entender su voluntad y saber la verdadera direccion que debe de tomar su iglesia, volvemos en unos momentos  y estudiaremos un poco más, porque si no hay relación no puede existir entendimiento y si no hay entendimiento de la voluntad de Dios para nosotros, pues simplemente no podemos llamarnos sus discipulos.

Bendiciones y regresamos más rápido de lo que usted se demora en su oración.

¿Tu cristianismo: díficil o sencillo?

Hola a todos, y nuevamente nos volvemos a juntar en este su blog y poder seguir conversando y aprendiendo todos, de lo que Dios tiene para nosotros, bueno hoy vamos empezando por la pregunta del título; ¿cómo es tu cristianismo? ¿díficil o sencillo? creo que es buena pregunta, y sabe mi amigo o amiga, hay dos respuestas, pero sabe hay infinidad de apreciaciones, porque para argumentar la respuesta, le aseguro de que podríamos pasarnos toda la noche y no terminaríamos ¿por qué?, bueno esa es la razón del post, para avanzar algo le digo de que aún nadie me ha llamado por teléfono, ni siquiera para decirme !adios!, en fin sabe, lleguemos a comprar nuestro Starbucks, un Tiramizu con su par o más de galletitas o bizcotti, para mejorar el momento, luego su Biblia, uno que otro se me ha enojado por lo que pienso de las Biblias en Smathphones, pero como siempre digo, la verdad no peca pero incomoda, en fin seguimos pensando igual, y sé que me van a decir de que es muy útil, y si es cierto, para una consulta, o para averiguar algo, pero para estudiar (¿?) vi a una hermanita que empezó leyendo la Biblia en su hermozo Galaxy III y termino en Facebook texteandose con sus amigos respecto a las ofertas de fin de semana por aniversario de Cristobal Colon, en fin seguimos.

Usted y yo sabemos que la esencia de la vida cristiana es amar a nuestro Señor Jesucristo. Si usted es cristiano, ama a Cristo. Desafortunadamente, la intensidad de su amor está sujeto a varios niveles de fluctuación. Se requiere un compromiso firme de nuestra parte para poder amar a Jesús con todo el corazón, con toda el alma, la mente y las fuerzas. Quizá no existe una mejor ilustración de la forma en que la intensidad del amor a Dios puede disminuir, que lo acontecido a la iglesia de Efeso, a la cual Jesús le dijo: “pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor” (Apocalipsis 2:4). La enfermedad que afectaba a esa congregación es la misma que golpea a muchas iglesias contemporáneas. Fíjese bien, dentro de las congregaciones se hace de todo, hay escuela dominical, estudios bíblicos durante la semana, reunión de varones, mujeres, jovenes, igualmente hay reuniones de repostería, escuela de música, campeonatos de golf, viaje al parque de diversiones, caminando hacía la playa, hay algunas iglesias que tienen su “noche de hallowing” (aunque usted no me crea, lo ví con mis propios ojos), escuela de piano, guitarra, y tantas cosas para poder tener ocupados a todos nuestros hermanos, que olvidamos muchas veces la razón principal por la cual nos reunimos. En lugar de cultivar una relación intima y profunda con Cristo, muchos creyentes optan por ignorarlo; se converten en víctimas de la cultura y se dedican a propósitos mundanos y vacíos. Estoy tan interesado en que el amor por Cristo no se enfríe en la vida de los creyentes, usted y yo hemos escuchado o predicado mensajes de advertencia tomando como fundamento Apocalipsis 2:1-7. Este texto enseña de forma muy directa el peligro de que nos ocupemos tanto en actividades para Cristo que olvidemos la necesidad de mantener una relación amorosa vibrante con el Señor. Recuerdo ahora que en una congregación teníamos clases de carpinteria, y también de fotografía cristiana. La iglesia de Efeso tuvo un gran comienzo. El apóstol Pablo invirtió tres años de su vida enseñándoles a los creyentes efesios todo el consejo de Dios (observe Hechos 20:37,31). Nuestro Señor incluso elogió a los miembros de esa iglesia por su servicio:

“Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado… Pero tengo contra tí, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepientete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a tí, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. (Apocalipsis 2:2-5).

La iglesia de Efeso era un grupo de personas esforzadas y perseverantes en medio de la dificultad; habían hecho de la santidad y la justicia su estilo de vida. Puesto que tenían una doctrina sólida, reconocían a los falsos apóstoles y evitaban la influencia de esos hombres. A pesar de su éxito, fallaron en el asunto más importante: abandonaron su primer amor. Su pasión y fervor se enfriaron y su vida cristiana se volvió un asunto ortodoxo y mecánico. Servían a Dios sin amarlo profundamente. Todo lo que hacían se había convertido en algo automático. Creían y hacían todo lo que era correcto pero lo hacían con frialdad.

Al igual que los creyentes de Efeso, Israel había sido una nación santa para el Señor desde su inicio, Dios le dijo al pueblo: “Me he acordado de ti, de la fidelidad de tu juventud, del amor de tu desposorio, cuando andabas en pos de mí en el desierto, en tierra no sembrada” (Jeremías 2:2). Pero luego les dijo: “¿qué maldad hallaron en mi vuestros padres, que se alejarón de mí, y se fueron tras la vanidad y se hicieron vanos?” (Jeremías 2:5).

La luna de miel en Israel llegó a su fin; lo mismo sucedió en Efeso. Y hoy sucede en muchas de las congregaciones que dicen seguir a Jesucristo, hacen de todo, pero sucede como las oraciones por los alimentos, se ha convertido en un desayuno, almuerzo y comida, se hacen por necesidad de hacerlo o por costumbre pero ya ha quedado atrás el verdadero significado de la acción de gracias. La adoración verdadera se ha convertido en que se escuche mejor, en que todos los instrumentos, micrófonos, suenen como los propios ángeles. Cuando el amor se enfría, nace la apatía espiritual, la cual luego se convierte en amor por el mundo, en tomar el mal a la ligera, al igual que en corrupción, muerte y finalmente, juicio. Imagínese cuán abrumado se sentiría usted si repentinamente su cónyuge le informara que ya no lo ama, pero tuviese la intención de seguir viviendo y durmiendo a su lado sin que cambie absolutamente nada. De igual forma, sería absurdo que usted le dijera al Señor que ya no lo ama como antes pero que tiene la intención de seguir asistiendo a la iglesia para servirle, cantarle y adorarlo. Quiero decirles que muchos de nosotros hacemos exactamente eso, aunque no somos conscientes de dicha realidad. Ese es el peligro que hay en la apatía espiritual. El apóstol Pablo nunca olvidó la importancia que representaba su relación con Cristo. “Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo” (Filipenses 3:7-8). Su pasión era conocer a Cristo; en su vida nada era tan importante ni producía tanta devoción como Cristo, ni siquiera su herencia hebrea. Irónicamente Pablo quería generar el mismo amor y devoción en los creyentes efesios; por eso les recordó lo que ya poseían en Cristo (Vea capítulo 1 de Efesios).

Mis queridos amigos, en ¿dónde nos encontramos? y deseo que usted lea detenidamente, La vida cristiana es una búsqueda continua de una relación íntima y profunda con Dios. Por causa de su compromiso con Cristo, el verdadero cristiano no hará nada que deshonre al Señor. Por el contrario, acudirá a El en busca de misericordia y gracia cuando peque. Buscará la fortaleza de Dios en los momentos de prueba y tentación, y anhelará la sabiduría y el conocimiento que provienen de Dios para que lo guíe a través del laberinto que surge en las circunstancias confusas y díficiles de la vida.

Mire mi amigo aquí no hablamos nada de declarar, de decretar, de hacerle ver a Dios sus promesas, de la obligación que tiene en cumplir nuestros deseos y que todas las puertas debe abrirlas porque somo hijos del Rey, y de la cantidad de errores que hoy cometen los pastores, maestros y profetas enseñando cosas iniciadas en cabezas calenturiantas que se han alejado de Dios y de la verdad escrita en la Biblia, por ello mis amigos, debemos nuevamente volver a nuestro primer amor, pero para ello debemos conocer a Cristo, ¿lo conoces? ¿por qué, crees eso?, allí esta el centro de todo lo que nos viene ocurriendo, te lo dejo de tarea, busca de Dios, exámina tu corazón y preguntate a tí mismo ¿cuál es la razón por la que busco de Dios? ¿cuál es la razón por la cuál me digo llamar cristiano?, nos vemos luego y sobre todo recuerda, debemos volver a nuestro primer amor.

Cuidate mi amigo, pero ten presente que Efesios a pesar de hacer muchas cosas en y por el nombre de Dios, estaba su corazón tan lejos de él, que la única manera de que se den cuenta lo equivocados que estaban fue de que Jesús tubo que decirselo, mi hermano, aún estamos a tiempo, buscalo y volvamonos a él. Nos vemos pronto.