Si llamaras otra vez sería distinto

Queridos amigos, una buena canción, para escucharla, para meditarla y para pedirle al Señor que nos de otra oportunidad, que vuelva a llamar, que estamos listos y dispuestos a hacer su voluntad, será distinto, ya no como la última vez que no nos dimos cuenta de quien nos llamaba, ahora con el conocimiento que da Su Palabra y sabiendo quien es nuestro Señor, escuchala y que te vuelva a llamar, bendiciones.

John Macarthur : Esclavos para Cristo

Hermano y amigo o amiga, solamente, ve este video con detenimiento, no hay comentarios, solo miralo y medita en la soledad de tu cuarto si es lo que tu quieres y anhelas o lo que tu dices ser y lo que quieres ser, bendiciones, nos vemos.

¿La mundanalidad sigue siendo pecado?

Rara vez se menciona la mundanalidad en nuestro tiempo, mucho menos se identifica como lo que es. La palabra misma esta empezando a sonar anticuada. La mundanalidad es el pecado de permitir que los apetitos, las ambiciones o conductas individuales sean moldeados de acuerdo a valores terrenales. “Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre: (1 Jn. 2:16-17)
A pesar de este hecho, ante nuestros ojos tenemos el espectáculo extraordinario de programas eclesiásticos diseñados con el objetivo explicito de proveer para los gustos carnales, los apetitos sencuales y el orgullo humano, “los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida”. Para obtener este atractivo mundano, algunas actividades de la iglesia van más allá de la mera frivolidad. Durante varios años un colega mío ha estado compilando un “archivo de horror” con recortes en los que se informa sobre la manera como las iglesias están empleando diversas innovaciones para evitar que los cultos de adoración se vuelvan aburridos. En la década pasada, algunas de las iglesias evangélicas más grandes han utilizado artificios mundanos de distracción como teatro cómico y payasos, espectáculos musicales,exhibiciones de lucha libre y hasta juegos irreverentes para amenizar las reuniones dominicales. Parece que ningún tipo de truco y bufonada es demasiado descabellado como para no ser introducirla en el santuario. El histrionismo burlesco se está conviertiendo con rapidez en la liturgia de la iglesia pragmatica. Encima de todo, muchos en la iglesia creen que esta es la única manera como podremos alcanzar al mundo. Nos han dicho que las multitudes que no asisten a la iglesia no quieren escuchar predicación biblica y por eso debemos darles lo que quieren. Cientos de iglesias han seguido esa teoría con fiel precisión y hasta se toman el trabajo de averiguar por medio de encuestas que se requiere para que los incrédulos decidan convertirse en asistentes regulares.
De manera sutil la meta imperante ha venido ser asistencia a los cultos y aceptabilidad por parte del mundo, no la transformación de vidas. Predicar la Palabra y confrontar el pecado con denuedo son cosas vistas como medios arcaicos e ineficaces para ganar al mundo. Despues de todo, lo cierto es que tales cosas en realidad alejan a la gente. ¿Por qué no embelesar a la gente, para que entre al redil ofreciéndoles lo que quieren, creando un ambiente amistoso y comodo, alimentando los deseos que constituyen sus impulsos mas fuertes? Es como si pudieramos hacer que a cepten a Jesús presentándole de alguna forma como un ser más encantado o modificando su mensaje para que les resulte menos ofensivo.

Esa manera de pensar pervierte la misión de la iglesia. La gran comisión no es un manifiesto de mercadeo. El evangelismo no requiere vendedores sino profetas. Es la Palabra de Dios, no es un embeleso terrenal, lo que siembra la semilla para el nuevo nacimiento (1 Pedro 1:23). No ganamos más que el desagrado de Dios si procuramos quitar la ofensa de la cruz (Gálatas 5:11).

Tomado de “Avergonsados del evangelio” Pastor John Macarthur

Amigos y hermanos en Cristo, busque este libro, lealo con detenimiento, exáminese a si mismo y empiece a dar frutos de arrepentimiento, luego de arrepentirse, girar y cambiar de vida, le aseguro de que Dios mediante su Palabra le dira cual es su voluntad. Bendiciones y nos vemos pronto.

Spurgeon: cuanta razón tenía

“Hay apatía en todas partes. A nadie le preocupa saber si lo que se predica es verdad o mentira. Un sermón es un sermón sin importar su tema, pero eso si, entre mas corto sea, mejor”

Charles Spurgeon

Esas palabras de Spurgeon fueron escritas hace más de cien años, pero el gran pedicador podría estar describiendo con ellas la condición de la iglesia evangelica a comienzos del siglo veintiuno. El verano pasado estuve parado frente a su tumba en Londres, una pesada boveda de piedra que se confunde con las demás tumbas en el cementerio, entre una calle y una enorme edificación. De no haber sido guiado alli por otra persona, no la habría encontrado. Los nombres de Spurgeon y su esposa estan tallados en piedra, pero no hay información en la tumba misma acerca de quién fue este hombre. El visitante casual podría pasar por alto la boveda de piedra (hay otras mas grandes y vistosas alrededor), o al verla no darse cuenta de que se trata de la sepultura de un hombre que en su tiempo fue quizás mejor conocido y mas influyente que el primer ministro ingles.

Estando alli de pie al lado de la tumba de Spurgeon, no pude mas que pensar en cuanto necesita la iglesia de hombres como el en la actualidad. Spurgeon no tenía miedo de sortenerse con brio a favor de la verdad, asi ello significara quedar solo. Predicar la Palabra de Dios fue su única pasión. Creía que la transigencia de la iglesia con la predicación estaba empezando a decaer, mientras algunos ministros esperimentaban con métodos alternativos y mensajes abreviados. Para el había un gran peligro en ello, y su precupación le involucro en una batalla que condujo en últimas a su muerte. Había sido dejado en esa tumba cien años antes de mi visita.

Contrastemos la actitud de Spurgeon hacía la predicacion con la opinión prevaleciente de nuestros tiempos. De hecho, el lamento de Spurgeon es diametralmente opueso a la perspectiva expresada en un artículo que apareció hace algunos años en una revista cristiana bastante popular. Cierto predicador conocido estaba ventilando su propia repulsión hacia los sermones prolongados. Como se acercaba el primero de enero, tenía resuelto mejorar el año que venía. “Eso significaba desperdiciar menos tiempo escuchando sermones largos y pasando mucho más tiempo en la preparación de sermones cortos”, escribió. “He descubierto que la gente está dispuesta incluso a perdonar una teología deficiente con tal que puedan salir antes del mediodía”. Lo triste de la situación es que esta es una sintesís perfecta de la actitud predominante que existe en gran parte de los ministerios modernos. La mala doctrina es más tolerable que un sermón extenso. Esperar el momento de la bendición final es más importante para el parroquiano promedio que escuchar el contenido del sermón. Llenar los estómagos con el almuerzo dominical tiene precedencia sobre la alimentación de nuestras almas con el estudio bíblico. Hablar por mucho tiempo desde el pulpito se ha convertido en un pecado más grande que la herejía. La iglesia se ha bebido la filosofía mundana del pragmatismo, y apenas estamos empezando a probar los resultados amargos.

Tomado del libro: “Avergonzados del evangelio” del pastor John Macarthur.

Mi hermano o hermana o astuto visitante, esta es la introducción a un gran libro, el autor un hombre de Dios ha escrito y definido correctamente lo que hace mas de un siglo Charles Spurgeon ya decía que el mundo con todas sus pasiones y deleites estaba ingresando a la iglesia con la aprobación de los lideres de ese tiempo, hoy en día se ha llegado a convertir la casa de Dios en un circo de tres pistas, donde desde los payasos, los malabaristas, uno que otro burro y presentadores hacen los deleites de un público que quiere ser participe de tanta actuación, pero algunos pocos, deseamos la verdad y la buscamos, caminemos juntos mis amigos y podremos aprender y seguir lo que verdaderamente dijo Jesús en su caminar por esta tierra tan venida a menos, un abrazo y bendiciones, nos seguimos comunicando. Dejanos un comentario, siempre es bueno saber lo que piensas de lo que aquí se escribe.

John Macarthur – Video presentación “Slave”

Queridos amigos, viene la presentación de un libro que espero que ya salga, es de un hombre de Dios que vuelve a escribir sobre la Palabra de Dios

John MacArthur nos habla verdaderamente lo que significa el seguir a Jesús, desde una inmersión en la Palabra de Dios y no ese caminar fácil y sencillo que hoy vemos en las iglesias.

La Biblia, nos enseña lo que verdaderamente significa seguir a Jesús, lo que significa la obediencia, sin limitaciones y titubeos. Cada vez que los cristianos dicen que son seguidores de Jesús, debemos darnos cuenta de que no es solo el pronunciar una palabra sino el declarar lo que verdaderamente significa ser esclavo de Jesucristo, ser siervo y simplemente ser obediente a Jesús.
En cualquier iglesia que usted asista hoy en día se dará cuenta de que siguen un evangelio diluido y sencillo que nada tiene que ver con lo que enseño Jesucristo, por ello el pastor John Macartur nos enseña lo que verdaderamente significa ser esclavo de Jeuscristo. Busque este libro, le aseguro que cambaira su manera de seguir a Jesús, y deje un comentario luego de leerlo, gracias y nos vemos.

John Macarthur habla de Charles Spurgeon

Queridos amigos y hermanos, les dejo un nuevo video, vealo con detenimiento y quizás, pueda entender desde cuando el mundo ha invadido a la iglesia con la aceptación de pastores y líderes espirituales que con el afan de dar mejor servicio a los miembros de la congregación, permite que poco a poco la Palabra de Dios se vaya diluyendo y terminando en un mensaje ya no que lleva al arrepentimiento de las personas sino a la aceptación del pecado como parte de la iglesia, debemos volver a las Escrituras a lo malo volverlo a llamar pecado y darle su verdadero lugar, y a lo bueno volver a concebirlo como parte de la existencia del verdadero cristiano.

El me conoce, aunque usted no lo crea

Hermanos lo consegui, luego de meses de busqueda, por aqui y por alla,  hoy lo he encontrado, hermanos y amigos, es necesario que luego de ver los videos puestos en momentos anteriores, se diviertan un poco con el presente video, pero cualquier parecido a algún pastor o tele evangelista o maestro que usted conozca es pura coincidencia, aunque camine con cuidado, busque de Dios y de la predicación de la verdadera Palabra de Dios y no se vaya con la finta de aquellos que solo quieren su dinero, bendiciones mis hermanos y hermanas, recuerde: hay falsos maestros disfrazados de ovejas en medio del rebaño del Señor. Nos seguimos comunicando, bendiciones.

El mensaje a la juventud de Paul Washer

Queridos amigos y hermanos y hermanas, ahora si con Biblia en mano, por favor olvidese por una hora del café, su pan dulce y preste atención, quizás muchas cosas de las que yo he explicado, predicado y/o enseñado, muy probablemente no me las creyó, hoy le pido que se siente a ver, meditar, examinarse y luego ver o dar respuesta si usted camina correctamente de acuerdo a la Biblia, a la Palabra de Dios o esta dentro del gran grupo de personas que caminan creyendo ser cristianos, pero que se mienten a si mismos con la idea de llegar al cielo, amigo, como dice la Palabra, arrepientete el Reino de Dios se ha acercado, nos vemos luego, seguimos en el camino y en la lucha por hacer entender la verdad de Dios, ayudennos con sus oraciones y haga lo que dice la Palabra, predique el evangelio con el testimonio de su vida primeramente.