!No me habló, me gritó!, ¿Si?, !no lo creo!

Queridos amigos, volvemos, bueno como saben estamos en plenos preparativos para la gran mudanza, cuando estaba en el colegio, de eso ya hace un tiempo largo y demasiada agua ha pasado debajo del puente y ya tenemos menos pelo que peinar, leí un cuento intitulado “El viaje del niño Goyito” de cuyo autor no recuerdo su nombre, pero era un relato del viaje de un niño que si mal no recuerdo ya rondaba los 40 años pero que jamás había salido de su ciudad y viajaba a otra que quedaba a unas pocas horas, pero parecía que viajaba a otro mundo, y tan solo recorrería unos cuantos kilometros, pero casi le hacen hasta una misa de salud para despedirlo, igual estamos nosotros, nos mudamos de casa, de una acera a otra y parece toda una revolución, cajas una encima de la otra, ropa en bolsas para irlas a dejar a alguien que tenga necesidad, juguetes que siempe hay un niño que le hará lugar, ollas y vajilla que siempre faltan en alguna mesa, y todo aquello que siempre hay alguien que necesita, en fin la caravana de (como no tenemos camellos, lo haremos en buey) se acerca para dar inicio a su peregrinaje, ayudas necesitamos a montón y si a usted le sobran brazos, serán bienvenidos y si en medio de ellos se trae una Coca Cola o un capuchino Starbucks (por favor, no pase por el 7Eleven) se le agradecera y si encima viene digamos con algún estante, separador de ambiente, espejo para la sala, y todo aquello que usted crea que necesitamos, no lo dude, sera aceptado con cariño, más aún si es un plasma, o HDTV.

Pero no me quiero alejar del tema, (¿más?) del que les quería conversar, me imagino que usted sabe, esta enterado o enterada, de que hay congresos de todo tipo y para todos los gustos, desde hacer decoraciones en porcelana al frio, en donde muchas señoras se juntan para intercambiar ideas, tips, o trucos, asi como los hay sobre carros, tecnología, sobre el iPhone, el iPad, y la de los niños exploradores, los de los gimnasios, que sigo envidiandolos, de medicina, de seguros, de tejido, en fin congresos de todo tipo y para todos los bolsillos, en muchos de los cuales hasta las entradas se agotan con semanas de anticipación, recuerdo que para un congreso sobre tecnología, que el costo pasaba de los 1,500 dolares aquí en San Francisco, a los cuatro días que se anunciará que se realizaría en tres meses, ya estaban agotadas todas las inscripciones, como alguien dijo, hay gente para todo, pero estos congresos tienen un común denominador, (el yo) uno va por curiosidad, para aprender, para distraerse, para hacer negocios, para ver que encuentra, para mirar a las chicas que hacen las demostraciones con su linda (digamos) sonrisa o simplemente para ver que hay y que podemos sacar de toda las cosas que regalan y que al final uno termina tirándolas a la basura, pero existe una serie (muy pocos) de congresos que para empezar son gratis, luego de que por medio de las charlas intentan hacer pensar al asistente y si es posible que cada uno cambie su vida, son los congresos cristianos, que ultimamente han caído en desgracia, primero la gran mayoría son un sacadero de dinero, ya sea por la entrada o por la ofrenda casi obligatoria que se recauda dentro de las charlas que se imparten, y como siempre hay incautos (y no son incas con auto) asisten, pagan y terminan igual o peor que como llegaron, pero sabe mis amigos, hay unos pocos que para empezar son gratis, no se cobra, aunque eso si de buena fe, se reciben ofrendas para pagar los gastos (y soy testigo fiel) de que hay buenos congresos aquí en el área, buesque, indague, consulte, compare, sobre todo no se coma todo lo que le dicen, aunque le juren por su madrecita, de que es cierto, comparelo con lo que dice la Biblia, no lo que dice el pastor tal o por cual, ni el maestro, ni el evangelista, ni todos aquellos que le ofrecen milagros a cambio de su ofrenda, a estos ni los mire, cruce la acera y metase al Macdonnals, le aseguro que saldrá más contento, ya que mi amigo o amiga, no por meterse en un garage se convierte en carro, mucho menos por estar dentro de una iglesia, se coniverte en cristiano, sino mire a su alrededor y vera a varios que Biblia en mano aún tienen actitudes de diablitos, (un espejo por favor).

Pero la cuestion es, de que si usted encuentra un congreso, charla, sermón, enseñanza, verdaderamente seria, y asiste, alli es donde usted podra decir, “No me habló, Dios me gritó” por todas aquellas verdades que usted ha escuchado o escuchará en dichas reuniones. Pero amigos, ahora si entraremos verdaderamente en materia, si tiene un iPad, o una notebook, puede pararse, tomar su carro y en el Stabucks poder tomarse un capuchino con un tiramisu y seguir leyendo porque lo que viene es para usted que ha asistido a uno de estos congresos en donde la palabra expresada le ha llegado a lo más profundo de su ser (claro esta, no se ha dado cuenta nadie, porque usted ha puesto una carita de “yo no fui” y jura por las cenizas de su mamá, que usted es más puro que un lago de aguas estancadas), pero sigamos con el relato (testigo soy, pero del verdadero Dios, no del de los testigos de Jehová), alguna gente asiste a este tipos de congresos, en donde la verdadera Palabra de Dios es enseñada, y durante las charlas, lloramos, nos arrodillamos y arrepentimos al comparar lo que nos vienen enseñando con la forma en que somos, de que nuestra vida es realmente opuesta a lo que viene Dios diciéndonos por medio del pastor que dá la enseñanza y salimos con la formal promesa de ser diferentes, pero ohhh y otra vez ohhh, vemos que algunos piden perdón, otros simplemente vuelven a revivir los momentos de verdadero arrepentimiento y levantan sus manos al cielo y piden al creador una nueva oportunidad y ayuda para cambiar y algunos lo logran, hasta este momento todo perfecto, realmente se viene logrando la razón por la cual se realizó el congreso, llevar la Palabra de Dios a toda criatura y aquel que crea será salvo, (pero crea y ponga por obra), para estos ya Dios tiene su recompensa.

Ahora hablemos de los otros, de ese que tenía la carita de “yo no fui” (conozco a varios y a varias, ¿usted, no?) vi a mas de uno alguna vez, que llegó al congreso a ver que podía aprender para hablarlo a los demás, le encantó las charlas, sobre todo porque a todos los demás (sin incluirse) les serviria para cambiar, me jale los pocos pelos que tengo y dije: ¿qué? me recalcó que adquirio los CDs para regalarselo a sutana y a sutano, que lo necesitaban con urgencia, que la musica tremenda, que todo era buenísimo, y de lo que se perdieron los que no vinieron, me di cuenta de que el teflón cristiano estaba frente a mi, no se le pega nada, ni siquiera asimila su propio pecado, por lo tanto no es capaz de arrepentirse, porque esta limpio de todo y su alma está mas blanca que la nieve, triste, cabizbajo y meditabundo, me aleje caminando, arrastrando los pies, porque de estos estan llenos los pulpitos, gente que juega a Sansón y no se fija que Dalila acampa a su lado, gente que no ve su propio pecado, sus propias faltas (si las mías también) personas que Biblia en mano pretenden dar las pautas para que la iglesia la siga, gentuza que cree que sus faltas siempre son menores que las del resto de cristianos o mortales, y que Dios no las toma en cuenta y luego viene predicando el amor y perdón de Dios y el arrepentimiento, sin darse cuenta que nos venimos convirtiendo en asesinos de la fe de la gente, si mi amigo, somos nosotros los que les matamos la fe de esos a quien decimos que amamos, simplemente por ser como somos, señores, la primera idea que uno debe de tener al llegar a un congreso, escuchar una charla o simplemente leer la Biblia, es preguntarse: Esto ¿qué relación tiene conmigo? antes de poder regalarle el CD a alguien , ¿la Palabra que he escuchado, al compararla con la Biblia, qué me esta gritando, a mi?, ¿todo está bien o tengo que cambiar mi vida?, pero eso no sucede, vi a unos amigos que aún caminan por allí, que durante años vienen asistiendo a congresos, que escuchan cada domingo estudios y sermones, y realmente creen en su corazón que era necesaria esa palabra dada por algún pastor, pero que jamás dichas palabras hacen un cambio en sus vidas, ¿porqué? porque todo es un juego religioso, un teatro para impresionar a los demás y de esa manera decir o intentar decir lo bueno que somos, y lo confiables y educados, y toda la sarta de mentiras que queremos hacer creer a la gente, pero que no engañan ni impresionan a Dios, bueno les contare una historia, dice que estaba camiando un borrachito por la calle y a lo lejos ve venir a un hombre bien vestido, con un libro en la mano, este borracho lo ve y tambaleandose por efectos del alcohol, se empieza a acercar, este hombre (un pastor) lo ve y trata de crusarse la acera, pero el borracho lo sigue y empieza a gritarle, !pastor, pastor!, como esta, yo le conozco, ese hombre es un pastor, al final el borracho se pone frente a frente al pastor y le dice: Pastor yo fui a sus servicios, yo asistia a su iglesia y en uno de los servicios, !usted me convirtio!, el pastor asombrado, medio asustado y con cara de arrepentimiento le dijo: Es cierto hijo mio (le dijo el pastor) “yo te convertí” porque si hubiese sido Dios, no estarías en esta situación. Aqui les dejo la moraleja, vamos a conciertos y congresos, asistimos a charlas y sermones, inclusive nosotros mismos somos los que predicamos o enseñamos, vamos a la iglesia los domingos y días de reunión, pero seguimos siendo iguales en nuestro ser interior, tenemos una apariencia de cristianos, pero seguimos siendo los mismos, (aún sin el bucky), nos portamos bien, y hasta dicen de nosotros: !es un buen hombre! pero eso no nos hace cristianos, por eso mis amigos, la asistencia a los congresos, el formar parte de una iglesia, hasta ser maestro o pastor eso no nos hace cristianos, mucho menos discípulos de Jesucristo, la obedienecia a la Palabra de Dios, el seguir lo que está escrito hará que seamos diferentes, el luchar contra nuestros propios deseos, egos y ambiciones, el intentar diariamente convertirnos verdaderamente en Hijos de Dios, es lo que nos hace cristianos, en entender que solo Dios cambia las vidas, solo El transforma, solo El sana, si mi amigo entregarse solo a El.

Busca de El y El te cambiará la vida, y por más que asistas a mil congresos, si te crees muy bueno, Dios no se acercará a ti, buscale mientras puede ser hallado, a solas, sin gritos, en tu lugar secreto, en la intimidad que dá su presencia, en la quietud de la lectura de su Palabra, en la oración buscando su presencia, tu y El, y te aseguro que te hablará, nos vemos y recuerden, aún hay buenos congresos por allí, pero faltan los que verdaderamente buscan la verdad para sus vidas. Nos vemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: